¿Son todos los hombres infieles?

  • Mark Souder, Representante de la Cámara por Indiana, renuncia tras infidelidad con una de sus empleadas.
  • Jesse James pide perdón en medio de informes de problemas maritales.
  • Tiger Woods admite: «tuve relaciones extra maritales. Fui infiel.»

Estos titulares son recientes, pero la infidelidad masculina no es noticia nueva. Durante muchos años, luché con un miedo profundo de que mi esposo me fuera infiel. Ese miedo fue afirmado por un padre que fue infiel y por historias de infidelidad entre mis hermanos en Cristo.

El miedo descontrolado puede provocar todo tipo de estragos en nuestras vidas. En mi caso, el temor de que mi esposo estuviera destinado a descarriarse me llevó a ser apegada, acusadora, ansiosa y preocupada.

Durante esa temporada, me encontré constantemente con versículos como Romanos 8:15 donde dice: «Pues no habéis recibido un espíritu de esclavitud para volver otra vez al temor, sino que habéis recibido un espíritu de adopción» y 2 Timoteo 1:7 que dice: «Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio». Estos versículos me hicieron querer lidiar con el miedo que se apoderaba de mi corazón (y de mi matrimonio), pero no sabía cómo. El temor de que mi esposo me fuera infiel no era algo que simplemente pudiera sacar de mi mente; de hecho, no desapareció hasta que Dios comenzó a exponer las mentiras arraigadas en ese temor.

Así, me di cuenta de que mi miedo se basaba, en parte, en la mentira de que todos los hombres son infieles. Los medios de comunicación retratan a los hombres como incapaces de controlar su apetito sexual. Por eso, simplemente asumí que si tuviera la oportunidad, mi esposo me engañaría debido a la incapacidad de controlarse. Esta mentira tiene ramificaciones peligrosas que van mucho más allá de un corazón temeroso.

La verdad es que los hombres no son más carnales que nosotras. 

Tit. 2: 11- 13 dice «Porque la gracia de Dios se ha manifestado, trayendo salvación a todos los hombres, enseñándonos, que negando la impiedad y los deseos mundanos, vivamos en este mundo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación de la gloria de nuestro gran Dios y Salvador Cristo Jesús». Amigas, nosotras no tenemos un doctorado en dominio propio. El mismo Espíritu que está obrando en nuestros corazones, obra en las vidas de los hombres creyentes que nos rodean. Ten presente que los hombres no son los animales que la televisión y Hollywood nos han querido vender. Sin embargo, no son perfectos, pero eso no significa que todo el género masculino esté destinado a abandonar sus votos matrimoniales.

El mismo Espíritu que está obrando en nuestros corazones está obrando en las vidas de los hombres creyentes que nos rodean. Los hombres no son los animales que la televisión y Hollywood nos han querido vender. No son perfectos, pero eso no significa que todo hombre esté destinado a abandonar sus votos matrimoniales.

Algunas veces creo que nos vemos a nosotras mismas más espirituales que nuestra contraparte masculina. La verdad es que el Espíritu Santo vive fervientemente tanto en los corazones de los hombres, como en los nuestros. Ellos no tienen una dosis extra de naturaleza pecaminosa, así como nosotras no tenemos ayuda extra en el dominio propio. ¿Está tu esposo haciendo todo lo posible para vivir su fe en Jesús? ¿Su amor por ti y su compromiso con el pacto matrimonial lo han mantenido fiel? No esperes con anticipación el momento de su fracaso. Dale gracias por servir a Dios, mientras te ama fielmente.

Del equipo del Blog Mujer Verdadera: 

¿Permanece tu corazón en un estado continuo de ansiedad por el temor a una infidelidad? Te animamos a que te presentes delante de Dios en oración y le pidas que te conceda el arrepentimiento por dejarte arrastrar por el temor. Pídele que te muestre si en lugar de poner toda tu esperanza en Dios, la estás poniendo en el comportamiento de tu marido. Ora por tu esposo y comprométete a orar por él de forma intencional y constante. 

Aquí te dejamos algunos recursos que pueden ayudarte:

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Erin Davis

Erin Davis

Erin ama a las mujeres jóvenes. Fundó Ministerios Graffiti en respuesta a su exposición a las niñas adolescentes que luchan en las áreas de la identidad, la autoestima, y la verdadera belleza. Erin es la autora de varios libros que aplican la verdad de Dios a grandes temas como la belleza, la pureza y la maternidad. Erin y Jason son padres de dos niños adorables, Eli and Noble.

Únete a la discusión