Verdadera felicidad

“Mi papá murió cuando yo tenía 14 años, y luego me casé a los 16.  Al mirar atrás puedo ver cuánto deseaba que mi esposo fuera mi seguridad.  Creía que no podría seguir viviendo si mi esposo me dejara, y en realidad, lo único que estaba haciendo era sofocarlo”.

Nancy DeMoss Wolgemuth: Muchas mujeres piensan igual.

"Algunas amigas me mostraron que necesitaba soltar y buscar mi felicidad en Dios.  Una vez que hice eso, me sentí liberada.  Estamos por celebrar quince años de matrimonio”.

Nancy: La verdad es que, fuera de Dios nadie puede hacernos verdaderamente felices. Si estás intentando que tus necesidades sean satisfechas por alguien más, probablemente termines alejándoles.  Pero si tu gozo viene de tu relación con el Señor, Él te dará la fortaleza para servir y amar a tu esposo.

¿Estás buscando a Dios para satisfacer tus necesidades más profundas, o lo estás buscando en alguien más?

En Busca de Dios, con Nancy DeMoss Wolgemuth.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth ha tocado las vidas de millones de mujeres a través del ministerio de Aviva Nuestros Corazones y del Movimiento de Mujer Verdadera, llamando a las mujeres a un avivamiento espiritual y a la feminidad bíblica. Su amor por Cristo y por Su Palabra es infeccioso y permea todos sus alcances, desde sus conferencias, y sus programas de radio (Aviva Nuestros Corazones, Revive Our Hearts y Seeking Him).

Ha escrito diecinueve libros, incluyendo Mentiras que las mujeres creen y la Verdad que las hace libres, En busca de Dios (junto a Tim Grissom), y Adorned: Living Out the Beauty of the Gospel Together. Sus libros han vendido más de tres millones de copias y están llegando a los corazones de las mujeres alrededor del mundo. Nancy y su esposo, Robert, radican en Michigan.

Únete a la discusión