Y si en mi iglesia no hay ancianas… ¿De quién aprendo?

Tito 2:3-5 Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; que enseñen a las mujeres jóvenes….

Hace más de un año, Dios en Su infinito amor, permitió que en mi ciudad, un grupo de jóvenes corriéramos hacia Su sana doctrina, lo cual produjo, casi inmediatamente, que todos los argumentos no bíblicos que traíamos como herencia se derrumbaran en cada uno de nosotros. Dios puso en nuestras manos recursos valiosos, que luego de un tiempo de 3 meses de oración, estudio de la Palabra y ayuno, edificaron nuestras vidas. Entre esos recursos puedo citar: "Nueve marcas de una iglesia saludable" de Mark E. Dever y "El único Dios verdadero" de Paul Washer, los cuales recomiendo abiertamente a todos aquellos que hoy se encuentran corriendo por su vida de las iglesias en donde no se está compartiendo el Evangelio de Jesucristo y no se está predicando expositivamente la Palabra de Dios.

Ahora, entre esos jóvenes, nos encontrábamos un pequeño grupo de mujeres que iniciábamos a entender el diseño de Dios para nuestras vidas. Nos quedó claro que no existe bíblicamente el ministerio pastoral para la mujer en la iglesia, y el Espíritu Santo hacía la obra en nuestro corazón para asimilar esta verdad: 1 Timoteo 2:11-12 " la mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio".
No podría pasar por alto que junto a la Palabra, han sido un regalo de Dios para cada una de las mujeres de la Iglesia Cristiana Vida en Su Palabra, todos los recursos que Aviva Nuestros Corazones ha dispuesto, entre ellos, programas, publicaciones en el blog, lecturas, videos, y en especial el programa " El hermoso diseño de Dios para la mujer - Viviendo Tito 2:1-5 ", que ha permitido que hoy podamos, aunque suene extraño, enseñar y motivar con ayuda de Dios, a las mujeres adultas de la iglesia que inician su vida de fe, a que ellas, bajo la instrucción de la Palabra y sus propias vidas, se conviertan en esas mujeres ancianas y maestras del bien que necesitamos.
Oramos para que Dios por Su gracia, levante un ejército de mujeres ancianas, no solo en nuestra iglesia local, sino en toda la Iglesia de Cristo. ¿Te unes a nuestra oración?

Inevitablemente surgieron muchas interrogantes: ¿y ahora qué? ¿Cuál es, entonces, el papel que desempeña la mujer en la iglesia local? ¿Guardamos silencio y dejamos que los hombres de la iglesia realicen todo? A esta interrogante final, indudablemente la respuesta es un NO.

En ese proceso de renovación de nuestro entendimiento, fuimos conociendo la voluntad de Dios para nosotras: Vestirnos de BUENAS OBRAS (1 Timoteo 2:10), ser honestas, no calumniadoras, sobrias, fieles en todo (1 Timoteo 3:11).

Además de estos preciosos pasajes, la Palabra de Dios nos señalaba el texto de Tito 2:3-5,y al entender que las ancianas mencionadas en el pasaje son aquellas mujeres piadosas mayores en edad, nos percatamos que lamentablemente no contábamos con ese tipo mujeres en nuestra iglesia. Entonces se hizo evidente la interrogante: y si en mi iglesia no hay ancianas… ¿de quién aprendo? La respuesta no se hizo esperar.

Y esta era: ¡de las Sagradas Escrituras! Estas son suficientes para instruirnos y contienen todo lo que una hija de Dios necesita saber para poder vivir y glorificar Su Santo Nombre. En2 Timoteo 3:16-17 dice que "toda la Escritura es útil para enseñar, para redargüir, PARA CORREGIR, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda BUENA OBRA."

----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Yuliana Fragozo Bermúdez

Yuliana Fragozo Bermúdez

Por gracia, hija de Dios. Esposa de Andrés Aguilar, pastor en la Iglesia Cristiana Vida en Su Palabra en Riohacha, La Guajira Colombia. Como un precioso regalo inmerecido tiene un hijo llamado Samuel.  Posee el deseo de vivir siempre en su Palabra y servir al Señor compartiendo el Evangelio y el hermoso diseño de Dios a todas aquellas que Dios coloque en su camino.

Actualmente sirve como maestra en el ministerio de mujeres de su iglesia local y apoya a su esposo en la plantación de la iglesia cristiana Su Palabra es Verdad en la Ciudad de Valledupar, Cesar, Colombia.

Recursos relacionados

Únete a la conversación