Aviva Nuestros Corazones Podcast

Contrarrestando las mentiras que las jóvenes creen

Annamarie Sauter: No tienes que ir a un seminario bíblico para enseñar a las jóvenes que te rodean.

Erin Davis: Estas chicas dicen, «nunca he visto un matrimonio bíblico. No me puedo imaginar que eso funcione». «Nunca he visto a alguien que guarde su cuerpo y su corazón puros. Eso no puede ser real...» «Me encantaría tener a alguien con quien hablar sobre este patrón de pecado en el que me encuentro, pero no puedo hablar con nadie».

Tú que nos escuchas, esa puedes ser tú. Tú puedes estar disponible para estas jóvenes, ser un ejemplo para ellas de que estas cosas son posibles, porque hay grupos de jóvenes que están deseosas de vivir vidas de acuerdo a los estándares de Dios, pero no saben cómo es eso en realidad, así que tú lo puedes vivir delante de ellas.

Annamarie: Estás escuchando Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth, en la voz de Patricia de Saladín.

Hoy continuamos en la serie titulada, «Graffiti». Aquí está Nancy.

Nancy DeMoss Wolgemuth: Ya han pasado veinte años desde que escribí el libro, Mentiras que las mujeres creen, y recientemente se publicó la versión editada, la versión nueva. No tenía idea en ese momento de cómo Dios, en su providencia, usaría ese libro para ser de tanta ayuda a cientos de miles de mujeres para que pudieran identificar las mentiras que tenemos la inclinación a creer, y ayudarlas a ser libertadas por el poder de la verdad de Dios.

Una de las cosas que he escuchado una y otra vez de mujeres que han leído el libro a lo largo de los años es, «desearía haber conocido estas verdades cuando era una mujer más jóven». Ese tipo de respuesta nos motivó, tanto a Dannah Gresh como a mí, hace unos años, a escribir el libro, «Mentiras que las jóvenes creen».

Como herramienta de acompañamiento para este libro, hemos producido una guía de estudio, de la que Erin Davis es coautora. Erin está aquí con nosotras hoy. Erin, bienvenida a Aviva Nuestros Corazones.

Erin Davis: Gracias Nancy, por permitirme estar aquí contigo en Aviva Nuestros Corazones.

Nancy: Gracias, y gracias de manera especial por tu corazón para las adolescentes. Tú eres esposa y mamá de 4 chicos. Sabemos de tu pasión por los adolescentes. Estoy tan agradecida por ese corazón que Dios te ha dado.

Erin: Gracias. Hay mucho trabajo para hacer con ese grupo, eso es seguro. Pero es nuestro gozo.

Nancy: Dios ha trabajado mucho en nuestros corazones. Yo sé que tú has compartido tu testimonio en Aviva Nuestros Corazones, acerca de cómo Dios te rescató y te redimió de algunas mentiras que habías creído cuando eras una adolescente, y cómo Él transformó tu vida. Estoy tan emocionada por la forma en que ahora, en tus treinta, estás compartiendo el mensaje de tu vida con las adolescentes, tu testimonio.

No solo a través de la guía de estudio de Mentiras que las jóvenes creenambos recursos (el libro y la guía) disponibles en nuestra tienda en línea– sino también a través de los blogs en nuestra página. Quisiera que las madres –particularmente las que nos escuchan hoy o aquellas que están involucradas en el ministerio de jóvenes en la iglesia, o aquellas que conocen jóvenes– reciban instrucción de estos temas que estamos escuchando de las adolescentes.

Mientras leía algunas de las entradas del blog, pensaba, «yo no creo que el adulto promedio realmente tenga alguna idea de con lo que algunas de estas jóvenes, estas jóvenes cristianas de hogares cristianos y de iglesias evangélicas, están lidiando». Pero necesitamos saber con qué están lidiando y estar preparadas para sumarnos a la batalla por el corazón y el alma de estas jóvenes.

Así que quisiéramos tomarnos un par de días para simplemente dialogar acerca de lo que hemos escuchado de las jóvenes. Acompañándome junto a Erin Davis en el estudio, está mi amiga, Kim Wagner, a quien has escuchado muchas veces en Aviva Nuestros Corazones. Kim, gracias por acompañarnos en esta conversación.

Kim Wagner: Gracias Nancy.

Nancy: Y Kim, tú eres madre de dos jóvenes adultos y has tenido un corazón para ministrar a los adolescentes por años. He visto a Dios usarte con jóvenes de la secundaria y de la universidad. Esas jóvenes siempre te están enviando mensajes de texto. Tú has estado involucrada en su discipulado, has acompañado a algunas a través del libro Mentiras que las jóvenes creen, y también has escrito algunas entradas en nuestros blogs. Así que tú estás viendo de primera mano algunas de las cosas que estamos escuchando de estas jóvenes.

Así que déjame comenzar contigo Erin. Mientras estás día tras día cerca de estas jóvenes, estas mujeres jóvenes en el blog, ¿cuáles son algunos de los temas, algunos grandes temas que encuentras que son recurrentes? No solo como una excepción, sino cosas que ves surgir una y otra vez.

Erin: Déjame contarte sobre nuestra audiencia. Estas son primeramente jóvenes cristianas. Muchas veces están sirviendo en sus ministerios. Pero tienen áreas de luchas recurrentes y esos son los temas recurrentes. El internet parece ser un lugar seguro donde ellas pueden hablar abiertamente de estas cosas.

Y uno de los más importantes son los chicos. Nada de qué sorprendernos. Parece haber una generación de mujeres que desean hacer la voluntad de Dios en esa área, pero no tienen idea de lo que eso significa. Así que tenemos muchas preguntas acerca de:

  • ¿Está bien salir con un chico?
  • ¿Es el noviazgo una mejor opción?
  • Si vas a salir con alguien, ¿cómo es eso?
  • ¿Qué límites debes establecer para aquellos con los que vas a salir?
  • ¿Con quién eliges salir?

Nunca dejo de asombrarme con el número de jóvenes cristianas, en hogares cristianos, que no creen que haya ningún problema con salir con jóvenes no cristianos. Así que hablamos de eso con frecuencia. 

Nancy: Tengo en mi mano algunas de las respuestas que hemos recibido de algunas de estas jóvenes mujeres, por el email o por el blog. Aquí hay una jóven que escribió y dijo:

«Acabo de terminar de leer el capítulo de chicos en Mentiras que las mujeres jóvenes creen, y creo que los chicos me vuelven loca y siento que tengo que tener un novio. Y me mata porque me gusta un joven, pero mi mejor amiga no es así, a ella no le gusta ninguno. Y ella siempre me está diciendo, «no tienes que tener un novio». Y yo le creo, pero es tan difícil ¡AYUDENME!

Erin: No juzgamos por la gramática o los signos de puntuación en el blog. Para aquellas de nosotras que ya pasamos esa etapa de la vida, eso puede parecer trivial. Pero te puedo asegurar que para esas jóvenes no es trivial. Especialmente para aquellas jóvenes que quieren tomar decisiones correctas. Pero viene un chico, generalmente es un jóven de su grupo de jóvenes que ama al Señor y está llamado al campo misionero y que trabaja en la enfermería. Están locas por él, pero el tiempo es inadecuado. Están tratando de ver qué hacen con sus emociones, qué hacen con su comportamiento, qué hacen cuando se acerca y qué hacen cuando no se acerca.

Y entonces recibimos muchos comentarios parecidos a aquel en el que hay una jóven en una lucha por cómo se siente acerca de cierto chico.

Nancy: Sé que tenemos algunas madres escuchando que están preocupadas porque eso describe a sus hijas. Así que, ¿algunas sugerencias de cómo una mamá puede animar a su hija a pensar bíblicamente acerca de sus relaciones? ¿O cómo las jóvenes pueden desarrollar actitudes y relaciones saludables con los jóvenes?

Kim: Bueno, yo creo que tanto el libro Mentiras que las jóvenes creen, el libro de acompañamiento y el blog, son herramientas geniales para que las madres comiencen a tener conversaciones con sus hijas, que abrirán la oportunidad para que ellas hablen acerca de estas cosas.

Quisiera decirles a las mamás que están escuchando. Si tú no has estado conectada al mundo adolescente de hoy, probablemente te encontrarás sorprendida frente a algunas de las cosas que tus hijas cristianas o sus amigas se preguntan, o cosas en las que están involucradas, preguntándose acerca de esas cosas.

Solo como ejemplo, cuando primero se publicó el libro, Mentiras que las jóvenes creen, yo reuní un pequeño grupo de jóvenes en la secundaria y un par de jóvenes de la universidad que pudieran servir de modelo para ellas. Las reuní y nos encontrábamos en una pizzería semanalmente. Quiero animar a las madres, esto es algo que pueden hacer ustedes, o las líderes de jóvenes pueden formar un grupo como este.

Comenzamos a leer el libro y a conversar sobre ciertas cosas y los temas salían a la superficie sin que yo tuviera que escribir una lista detallada de preguntas para animar la comunicación. Ellas estaban trayendo preguntas a la conversación que yo ni hubiera pensado en preguntar.

Una de mis jóvenes adolescentes, que solo tenía 15 años en ese momento, me trajo la pregunta, «¿cómo le hablo a mi amiga acerca del hecho de que ella está teniendo conversaciones sexualmente explícitas con un hombre jóven en el teléfono?» Y este chico con el que hablaba no era su novio. Esta es una actividad típica entre los adolescentes.

Así que allí estaba yo, sentada en la mesa en la pizzería con mi boca abierta, porque eso no era ni siquiera un tema cuando yo estaba en la secundaria. Pero las chicas hoy, están lidiando con cosas que no imaginamos; con celulares y mensajes de texto y disponibilidad del internet. Hay más puertas abiertas y oportunidades para el pecado y para la adicción que las que nosotras nunca tuvimos que enfrentar.

Así que, madres, lo que estoy tratando de hacer es animarlas a entrar en este blog para que descubran algunas de las luchas que sus hijas pueden estar enfrentando ahora mismo, y que tú estás ignorando.

Erin: Madres, déjenme darles permiso para curiosear. Quiero decir, el blog joven verdadera, es un excelente lugar para que tú pongas el dedo y midas el pulso de lo que está pasando en la vida de tu hija. Tú puedes no estar leyendo lo que ella ha dicho específicamente –de hecho, tú puedes– pero es un lugar donde puedes tener una imágen real de lo que le está pasando.

No tengas temor de hablar. Tal como dijo Kim, toma algunas jóvenes de tu iglesia llévalas a una pizzería, a una cafetería y mantén estas conversaciones. Entiendo que puede ser intimidante y dar miedo. Pero habla acerca de esto, porque ellas están hablando,y los temas son importantes y el riesgo grande.

Kim: Para comenzar, tú puedes no querer comenzar con un grupo. Pero te animo a que solo te sientes con tu hija. Tu hija puede no saber acerca de nuestra página de internet. Siéntate con ella en la computadora, abre el blog, y lee una entrada. Erin ha escrito muchos artículos buenos ahí. Ella escribe de una manera en que las jóvenes se sienten conectadas. Habla acerca de las afirmaciones que ella hace ahí y pregúntale a tu hija: «¿Qué crees de lo que ella está diciendo ahí? ¿Cómo te sientes acerca de esto?»

Luego lee los comentarios al final de la entrada, al escuchar a las mujeres jóvenes dialogando acerca de si están de acuerdo con lo que Erin dijo o si tienen un verdadero problema con eso.

Nancy: Erin, sé que otra área en la que has desafiado a las jóvenes es en relación al uso de los medios. Estos blogs, ¿reciben mucha respuesta?

Erin: Sin duda lo hacen. De hecho, para poner un ejemplo, hicimos una serie sobre la película,Crepúsculo, que son una serie de libros y películas. Fue en su momento un fenómeno cultural y lo seguirá siendo por muchos años.

Nosotros usamos temas como estos como un trampolín para hablar sobre el discernimiento y tomar decisiones sabias al elegir lo que leemos, lo que miramos y lo que escuchamos. Debo decirte, no todas estaban de acuerdo conmigo en el blog. Sin embargo, hubo muchas jóvenes que inicialmente dijeron, «esto es ridículo», quizás no lo dijeron tan amablemente, pero regresaron unos meses más tarde, unas semanas más tarde y dijeron, «he estado orando acerca de esto», o «esto realmente ha estado molestándome. He pensado acerca de esto. No he dejado de pensar. Llevé toda mi colección de los libros de Crepúsculo a una librería de usados», o «me niego a ir a ver la película con un grupo de amigas».

Así que el tema de los medios es una especie de conversación continua. Hablamos acerca de los mensajes de texto, acerca de la música, de diversos temas.

Nancy: Déjame solo insertar aquí una nota hablando de Crepúsculo. Sé que tenemos madres escuchando hoy, que cuando salió la primera película de Crepúsculo, llevaron a sus hijas a verla. Conozco algunas madres cristianas sólidas, que creo que son mujeres de Dios, mujeres con discernimiento, que tomaron esa decisión y aparentemente, no tenían suficiente conocimiento o entendimiento para saber por qué esta no era una decisión sabia.

Ese es el tipo de temas que si una mamá se está preguntando, ella puede ir a jovenverdadera.com e interactuar contigo, Erin, y con algunas otras escritoras –Kim, Betsy y otras– y tener una perspectiva bíblica de algunas mujeres que están activamente involucradas con la gente jóven y con la cultura desde un punto de vista bíblico.

Erin: Esa es probablemente mi parte favorita acerca del blog porquees una conversación. Es una conversación continua muy, muy fluida. No soy solamente yo o las otras mujeres que escriben enseñando un conjunto de reglas o las cosas que debes o no debes hacer.

En primer lugar, lo llevamos todo de regreso a la Palabra de Dios. Usamos el libro de Mentiras, tan frecuentemente como es posible. Pero estamos hablando acerca de estas cosas entre nosotras, con las jóvenes, de ida y vuelta. Y ellas han cambiado mi manera de pensar en algunos temas recientemente, nuestras lectoras lo han hecho.

Así que madres, eso es absolutamente cierto. Si tú tienes una pregunta, escríbenos. Lo buscaremos y te responderemos. Si tienes una llamada de alerta que ronda en tu cabeza pensando, «creo que mi hija puede estar luchando con este tema», escríbenos y dinos que quieres que escribamos acerca de eso. Haremos nuestra investigación, oraremos acerca de eso, nos meteremos en la Palabra, y haremos lo mejor para equiparte de una manera positiva.

Nancy: Sé que otro tema que ha generado mucha controversia tiene que ver con toda el área de ser una mujer bíblica. Estamos tratando de plantar semillas en el corazón de estas adolescentes, que son contraculturales. Lo que Dios enseña sobre el matrimonio y la familia; y yo sé Kim, yo no llego a leer todas las entradas, pero tú me has dicho varias veces que no puedes creer el poco entendimiento que tiene esta generación jóven de la Palabra de Dios cuando se refiere a estos temas.

Kim: Sí. Veo dos extremos cuando mencionamos la palabra sumisión. Sé que aún en mujeres adultas surgen estos dos extremos. Pero las jóvenes tienen realmente una visión inadecuada de lo que esto significa. Al tratar de que se relacionen con lo que la Palabra de Dios dice acerca de la sumisión, muchas veces ni siquiera importa lo que Dios dice. «Esto simplemente no se ve como algo que yo quiera hacer». Recibimos mucha reacción negativa.

Ahora, lo que me encanta de este blog, como dijo Erin, es que es un diálogo. Así que fui realmente motivada por algunas jóvenes que se pusieron en pie y han escrito algunos comentarios geniales diciendo, «esto es lo que dice la Biblia, y yo creo que tu visión de que la sumisión es un hombre dominando a una mujer y una mujer siendo tratada como una alfombra es incorrecta. Esa no es la visión bíblica».

Así que algunas jóvenes, aún están viniendo al blog y dialogando y poniéndose, yo creo, como modelos, para las otras jóvenes mientras hablan entre ellas.

Erin: Hemos estado hablando mucho acerca de, «¿cómo se ve la versión de Dios de la feminidad?» Primero que todo, para esas chicas eso es como una manta negra. No tienen ni idea de cómo se ve la visión de Dios de la feminidad.

Nancy: Porque han crecido en una cultura que ha eliminado las distinciones.

Erin: Eso es correcto. A la primera mención de que Dios puede tener un plan para ellas, eso de por sí ya es contracultural, su primer instinto ha sido molestarse genuinamente. Ha habido mucha frustración y enojo.

Nancy: Déjame decir, por cierto, que todas hemos estado ahí. Hemos tenido esas mismas reacciones como mujeres en nuestro propio corazón.

Erin: Así es. Estas son jóvenes pensantes, y están dispuestas a pensarlo, a orar acerca de eso frecuentemente. He visto mucho progreso en ese tema. Pero siguen haciendo preguntas como, «bien, pero ¿puedo trabajar?, ¿puedo ir a la universidad? Siempre he querido ser una enfermera. Ahora siento que debo tirar todo eso por la ventana».

Así que es muy difícil llevarlas al punto en el que entiendan cómo se ve eso en sus vidas de manera práctica, porque es extraño para ellas. Pero lo que es motivador, es que están dispuestas a escucharte hablar acerca del tema. Eso es un gran progreso.

Yo tengo una gran esperanza de que habrá una generación de mujeres bíblicas que van a abrazar ese llamado si seguimos teniendo esas conversaciones.

Kim: Amén. Creo que muchas necesitan ser nutridas con el amor de una madre. Ellas necesitan mujeres en sus vidas que se estén comunicando con ellas y les digan, «me importas. No estoy tratando de entregarte un libro de reglas y normas. Me importas. Le importas a Dios. Él tiene un plan hermoso para tu vida que está ordenado y diseñado de una manera que le traiga gloria y también te bendiga».

Yo conozco muchas mujeres mayores que dicen, «ni siquiera sé cómo relacionarme con esta generación. No sé cómo servir como una mujer de Tito 2 en la vida de estas jóvenes mujeres». Por eso te quiero animar hoy; Aviva Nuestros Corazones tiene este gran recurso para ti con este blog.

Una cosa que creo que las mujeres mayores pueden hacer para involucrarse con estas jóvenes, es usar este recurso. Tú puedes imprimir una serie de entradas, artículos que han sido escritos ahí que tienen que ver con mujeres bíblicas, o mentiras acerca de novios, desórdenes alimenticios. Tú puedes bajar de la página algunos de estos artículos, algunos de los comentarios; hacer copias y repartirlas en la iglesia. O usarlos para un retiro de fin de semana. Trata de enseñar a través de estas cosas con base en lo que has leído en los artículos. No tienes que ir al seminario y tener un título para pasar estas verdades bíblicas a las mujeres jóvenes. Tenemos muchos artículos para que revises.

Erin: Yo creo que el curso de acción para las mujeres que eligen usar este blog es darse cuenta de la necesidad. Estas chicas dicen:

  • Nunca he visto un matrimonio bíblico. No puedo imaginar que realmente eso funcione.
  • Nunca he visto a alguien que guarde su cuerpo y su corazón puros. Eso no es real.
  • Me encantaría tener alguien con quien conversar sobre este patrón de pecado en el que estoy, pero no puedo hablar con nadie.

Tú que nos escuchas, esa puedes ser tú. Tú puedes estar disponible para estas jóvenes, para ser un ejemplo para ellas de que estas cosas sí son posibles, porque hay grupos de jóvenes que están deseosas de vivir vidas de acuerdo a los estándares de Dios, pero no saben cómo es eso en realidad. Tú lo puedes vivir delante de ellas.

Nancy: Estoy viendo un email que nos llegó de una joven que leyó el libro. Ella escribió, 

Quiero decirte que este libro ha sido asombroso. Siento que ha sido escrito justo para mí, y quiero darles las gracias por dejar a Dios escribir este libro a través de ustedes. Estoy pasando un tiempo realmente difícil ahora con todas las mentiras de Satanás como, «tienes que ser flaca», o «está bien ser como los demás y estar con no cristianos que toman y hacen otras cosas», mientras que yo no lo hago. Últimamente me ha pegado duro, y solo quiero que todas sepan que este libro me está ayudando tanto.

¿Tú crees que eso refleja el lugar donde están muchas jóvenes cuando leen el libro o cuando entran al blog?

Erin: Absolutamente. Yo creo que muchas de ellas aún no se dan cuenta del patrón que tú y Dannah describen con tanta hermosura en el libro, dándose cuenta de lo que es una mentira cuando las expones a la verdad de Dios, y empiezan a reemplazar esa mentira con la verdad. Una vez que captan esa tendencia, ese patrón, pueden comenzar a sacar de raíz las mentiras de su propia vida. Y eso las lleva a la libertad, cuando están en esclavitud.

Lo que realmente me impresiona acerca de las chicas en el sitio web es que están en una búsqueda, pero no están buscando cualquier versión de la verdad. Saben que la verdad de Dios lo es. Ellas saben que Él es con quien pueden alinear sus vidas. Pero no están del todo seguras de cómo vivir eso en la práctica, y quieren hablar con otras personas acerca de eso. Y el blog es un lugar genial para que hagan eso.

Kim: Una cosa que me encanta del blog, una cosa positiva, es que yo creo que las mujeres pueden encontrarse con otras mujeres jóvenes que están tratando de seguir la verdad, y que están haciendo cambios prácticos en sus vidas basándose en la verdad que están aprendiendo mientras leen el libro, o mientras leen las entradas en el blog. Y se dan cuenta de que «no soy la única aquí». Hay otras mujeres jóvenes que también están dispuestas a tomar decisiones difíciles para honrar a Dios en sus vidas.

Erin: Eso es algo que escuchamos frecuentemente: «Oh, yo pensé que era la única que se había comprometido con no salir hasta estar lista para casarme», por poner un ejemplo. Han desarrollado esta dulce y pequeña comunidad entre ellas donde oran unas por otras y se preguntan acerca de unas y otras. Preguntan acerca de mis hijos, y son muy dulces unas con otras.

Es una comunidad.

Kim: Yo pienso que es gracioso. Una vez había tanto intercambio y tanta conversación en unos de mis artículos sobre la feminidad y acerca de la visión de las mujeres, y justo en el medio de eso, mientras hablábamos acerca de, «¿qué significa la sumisión? ¿Cómo se ve?»; de golpe hay una chica que dice, «¿cómo puedo tener pelo lacio?»

Erin: Eso es muy de mujeres.

Nancy: Quiero animar a nuestras oyentes a visitar nuestro blog para jóvenes, Joven Verdadera.Creo que muchas madres con hijas adolescentes ni saben que existe. Me gustaría animarlas a visitar ese blog y leer las publicaciones que les traemos cada semana.

Y si no tienes una copia del libro, Mentiras que las jóvenes creen, y la guía de estudio que Erin nos ayudó a escribir a Dannah Gresh y a mí, estos son dos recursos que necesitas adquirir si estás invirtiendo en la vida de jóvenes en tu círculo de influencia.

Verdades como las que contiene este libro, y aquellas de las que hemos estado hablando, son un poderoso recordatorio de por qué Aviva Nuestros Corazones produce estos programas, libros y blogs. Y también, son un recordatorio de por qué organizamos las conferencias Mujer Verdadera. Cuando nos reunimos y la Palabra de Dios es proclamada, Él puede hacer cosas poderosas en las vidas de las personas que están allí. 

Estamos orando para que lo haga en los próximos meses en la medida en que nos preparamos y nos acercamos a Mujer Verdadera 2020. Si no te has registrado aún, te animo a considerar unirte a nosotras para este evento y animar a otras a unirse también, y ser animadas juntas, a permanecer sobre la Roca que es Jesucristo. Y cuando te registres, ¡asegúrate de descargar la aplicación de la conferencia!

Organizar conferencias como esta requiere mucho trabajo y también una importante inversión financiera, y podemos continuar con estos alcances gracias a colaboradores mensuales y personas que ofrendan para hacer posible Aviva Nuestros Corazones. Son personas como tú, que apoyan nuestra misión y se unen a nosotros.

Tu apoyo nos permitirá mantener las operaciones actuales sin interrupción y avanzar en nuevas oportunidades de ministerio. Si así Dios lo pone en tu corazón, de manera especial este mes de diciembre, haz tu donación a través de nuestro sitio web, AvivaNuestrosCorazones.com. Allí podrás ver qué recurso te estaremos enviando como agradecimiento por tu participación en nuestro ministerio.

¡Muchas gracias por ayudar a Aviva Nuestros Corazones a llevar alrededor del mundo la verdad que nos hace libres!

Bueno, y mañana, asegúrate de regresar con nosotras. Erin Davis y Kim Wagner regresarán para continuar con nuestra conversación y seguir conociendo más acerca lo que hemos escuchado y aprendido de algunas jóvenes. Te esperamos aquí en Aviva Nuestros Corazones.

Annamarie: Adornando el evangelio juntas, Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth es un ministerio de alcance de Life Action Ministries.

Todas las Escrituras fueron tomadas de la Biblia de las Américas a menos que se indique otra fuente.

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Únete a la conversación