Aviva Nuestros Corazones Podcast

Rescatando a las jóvenes de conductas destructivas

Annamarie Sauter: Una vida transformada. ¿Es tu vida –con errores y debilidades– un reflejo del obrar de Dios para las jóvenes que te rodean?

Kim Wagner: Yo espero, estoy pidiéndole a Dios y estoy orando, porque esta generación tenga algunos guerreros que se levanten y comiencen a proclamar que Dios es real, que Él ha transformado sus vidas…y comiencen a marcar la diferencia en esta generación.

Annamarie: Estás escuchando Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth, en la voz de Patricia de Saladín. 

Nancy DeMoss de Wolgemuth: Cuando hago mención del libro, Mentiras que las jóvenes creen, creo que nadie esperaría que una mujer de 75 años tuviese interés en ese libro. Pero aquí tenemos un correo electrónico que recibimos y que trajo mucho gozo a mi corazón. Esta mujer dijo: 

«Tengo 75 años de edad. Llevo muchos años enseñando escuela dominical a las jovencitas. Tengo una nieta adoptada de 20 años y una nuera. Estoy usando lo que escribiste para transmitirles algo que me parece importante. Recientemente ordené dos copias del libro Mentiras que las jóvenes creen, le presté uno a mi nieta y el otro se lo di a la esposa de mi pastor que tiene dos hijos jóvenes. Ella me dijo que era la mejor información que había leído sobre este tema. Se lo prestó a la esposa de otro pastor, y ambas están interesadas en adquirir más copias». 

Bueno, este es un buen ejemplo de cómo Dios puede usar mujeres mayores para ser de influencia en la vida de jovencitas, las mujeres de la siguiente generación. Hoy estamos hablando del libro, Mentiras que las jóvenes creen, de su mensaje y del blog joven verdadera.

En el estudio el día de hoy están conmigo Kim Wagner y Erin Davis, dos mujeres con un corazón sincero para con nuestras jóvenes. Mientras he estado conversando con ustedes acerca de algunas de las cosas que han estado viendo y oyendo de las jóvenes que están respondiendo a lo que se publica en este blog, siento como si yo misma hubiera estado recibiendo instrucción.

Quería que nuestras oyentes escucharan algo de lo que ustedes han estado percibiendo, lo que han experimentado. Pero antes de que entremos de lleno en esto, permítanme decir que algunas de las cosas que recibimos en este blog son bastante crudas, y son expresadas de manera muy explícita. Por tanto, si estás escuchando este programa y tienes un niño pequeño o un menor en el mismo lugar que tú, quizás quieras asegurarte de que se entretenga, o se ocupe en otra cosa, o quizás debas escuchar este programa en otro momento.

Erin, entiendo que al estar en comunicación con jóvenes, escuchas un clamor verdaderamente desesperado, cosas que creo que una mamá promedio en la iglesia pudiera sentirse verdaderamente sorprendida al saber lo que hay en la mente de las jóvenes hoy.

Erin Davis: Creo que las personas que te escuchan deben de saber que el tipo de jóvenes que entran a nuestro blog, muchas son cristianas y están involucradas en sus iglesias. Algunas veces vienen de un hogar cristiano sólido, sin embargo están luchando con asuntos muy serios. La homosexualidad es un tema muy común.

Dos cosas que oímos con frecuencia son, «estoy batallando con sentimientos homosexuales y no sé qué hacer al respecto» o «no sé cómo responder a este asunto de la homosexualidad. Dios no habría hecho a las personas de esa manera si hay algo malo en ello. La gente nace homosexual». Constantemente oímos eso, y no sé cómo responder a ello.

Otra cosa que recibimos mucho son preguntas y opiniones respecto a la autogratificación. Las jóvenes a menudo entran a nuestro blog y dicen que están batallando con esa conducta o que están envueltas en esa conducta, y con frecuencia la defienden. «Es una manera de relajarme. Es normal». Incluso algunas veces dicen, «así es como puedo mantener mi compromiso de mantenerme en pureza». Así que nosotras constantemente debemos defender la pureza usando la Palabra de Dios.

Nancy: Y déjenme decir que este no es un asunto que únicamente atañe a las adolescentes. Aconsejamos a muchas mamás, mujeres mayores, maduras, de edad avanzada, mujeres que están lidiando con este tipo de temas, y con hábitos personales de índole moral, a los que se sienten muy esclavizadas. Mujeres casadas, no solamente solteras.

Esta es una situación que podemos ignorar y pensar que no existe, o podemos abordar la situación y tratar de ayudar a algunas de estas mujeres, jóvenes o mayores, a encontrar libertad a través de Cristo.

Erin: De hecho, debido a que es un tema tan delicado, aquellas de nosotras que decidimos qué aparece en el blog y qué no, pasamos varios meses orando, y discerniendo al respecto. Pero como los comentarios continuaban llegando con frecuencia, finalmente decidimos que necesitábamos prestarles atención.

Así que, otro tema sobre el que recibimos muchos comentarios y solicitudes es cortarse. Cortarse es común. Las jóvenes nos escriben que ahora han llevado a otro nivel el cortase, es decir, ha evolucionado el cortarse. Se están enterrando agujas debajo de su piel. Están introduciendo lápices debajo de su piel. Es como si dijéramos que es una especie de autoincrustación.

Eso es parte de la cultura adolescente que aquellos que no somos adolescentes pensamos que es grotesco, y no lo entendemos. Pero es parte de su cultura y como se dan cuenta que es doloroso físicamente, pero también existe esa parte en ellas que se da cuenta que «eso no está bien». Joven Verdadera es un lugar al que entran y dicen, «muéstrame en la Biblia, dame una razón para no hacerlo porque mis amigas lo están haciendo».

Kim: Aquí déjame decir también, que parte de lo maravilloso de este lugar en la red es que las muchachas pueden venir y hablar de cosas que fuera de Dios, nadie más sabe. Ellas no se sienten seguras tratando estos temas en ningún otro lugar. Aquí pueden venir, hablar con confianza y compartir, y luego obtener una respuesta que es una respuesta verdadera, y tener a alguien conectándose con ellas, alguien que se preocupa y las va a dirigir hacia la verdad.

Erin: Hemos tenido varias jóvenes suicidas en la red, y siempre las dirigimos hacia algún recurso de consejería y tratamos de conectarlas con alguien de su iglesia local. Pero tienes razón, hay algo respecto a escribir en el internet que las hace sentir seguras. Hay algo liberador (si pudiéramos decirlo así), en poder decirlo por primera vez, aunque solo sea en el internet, en donde pueden sentirse anónimas.

De manera que me siento muy responsable cuando suceden este tipo de cosas, y oramos mucho al respecto. Siempre es bueno saber de alguna manera, pero lo están diciendo en línea por primera vez en línea. Casi siempre que han tomado ese paso, están dispuestas a hablar con alguien más al respecto.

Así que tenemos muchas cosas sucediendo en el blog, y también muchas cosas maravillosas.

Nancy: Solo un recordatorio de que muchas veces esa esclavitud se lleva en secreto. Seamos jóvenes o mayores, la voluntad de hablar y abrirse, y dejar que la luz de la verdad de Dios alumbre en nuestra vida, sobre esos patrones de hábitos vergonzosos y pecaminosos, puede ser el primer paso hacia la libertad. Esa es una de las cosas que Dios está haciendo en este blog, está ayudando a las jóvenes a salir de la oscuridad hacia la luz, y luego a tener la verdad de la Palabra de Dios alumbrando en sus corazones, en su situación, en su problema. Eso es lo que las lleva a la libertad. 

Kim: Así es, y también les da la oportunidad de escuchar a otras jóvenes que se incorporan a la corriente de comentarios y dicen, «oye, yo también estuve ahí alguna vez, pero esto es lo que Dios ha hecho en mi vida. Estuve practicando el mismo pecado, pero ahora soy libre».Y ahí se construye una pequeña comunidad de creyentes que se están animando unas a otras.

Erin: Ahí es donde algunas de tus oyentes pueden hacer algo. Muchas veces las chicas entran en el blog y dicen, «estoy batallando con esto, y no se lo puedo decir a nadie más».

Nancy: Erin, me decías que has sabido de esto incluso de hijas de pastores.

Erin: Así es. Apenas hace una semana, la hija de un pastor entra y dice, «no puedo decirle esto a nadie porque soy la hija del pastor. Las consecuencias son muy complicadas. La imagen de mi familia está en peligro». Fui esposa de pastor y hasta cierto punto la entiendo, pero debo animarles a encontrar alguien con quien puedan hablar. Estas cosas de las que estamos hablando conmocionan. En verdad, si una joven en tu congregación se te acerca y te confiesa algo así, esto puede sacudirte. Por eso es que este lugar en nuestra página es bueno. Puede prepararte un poco más para lo que viene. Sin embargo animaría a todas las mujeres que nos están escuchando, a convertirse en ese lugar seguro donde jóvenes como estas puedan venir y hablar de aquello con lo que están lidiando.

Ellas no van a venir a ti cuando los riesgos son altos y ya están en pecado. Primero vas a tener que trabajar en desarrollar una relación. Una mañana llévalas a tomar un café. Quizás tengas que llevarlas a tomar 20 cafés antes de que se sientan con libertad de decirte algo significativo, pero ellas necesitan un lugar a donde ir que no sea el internet, o además del internet, o un blog, donde puedan hablar de estas cosas. Y tienes razón en el decirlo, se llega a la libertad porque se saca de la oscuridad y se lleva a la luz.

Kim: También puedo decir a las mujeres que están escuchando y que nunca han estado involucradas en interacción con jóvenes o mujeres de esta generación, y quizás hasta hoy nunca han sentido siquiera un llamado para hacerlo. 

Si pudiéramos levantar un cuerpo de mujeres mayores que estuviesen orando por las Lauras, las Jennys, las Marías que nos escriben y que están clamando por ayuda, y a su vez, que estas pudieran saber que hay un grupo de mujeres mayores orando e intercediendo por esta generación más joven, oh, lo que Dios podría hacer.

Quizás estás ahí sentada pensando, «bueno, nunca a entraré a un blog. Nunca escribiré un comentario a una de estas chicas. Nunca podré…estoy confinada a mi casa. No puedo ni siquiera salir para llevar a cabo el llamado de Tito 2 de interactuar con las mujeres más jóvenes». Déjame decirte que puedes estar orando e intercediendo por estas jóvenes.

Erin: Creo que ese sería uno de los beneficios inesperados de este blog. Vean lo que están atravesando estas muchachas. Vean lo alto de los riesgos en todo esto. Vean su necesidad y su deseo por la verdad, pero su incapacidad para verdaderamente poder discernirlo por sí solas, y tú puedes apasionarte por esta generación aún si no tienes hijas o nietas que encajen en el perfil de las jóvenes en este blog.

Ellas necesitan portadoras de la verdad. Necesitan portadoras de esperanza. Necesitan mujeres que les hablen la verdad y tú puedes ser una de ellas. Creo que este blog puede encender la pasión en ti.

Nancy: Entra a nuestra página AvivaNuestrosCorazones.com, y en la pestaña «Blogs» encuentra Joven Verdadera. Te recuerdo que otro recurso –además de este blog– que va a ser de mucha bendición para ti, es el libro «Mentiras que las jóvenes creen», y la guía de estudio que lo acompaña.

Ahora, de regreso al blog, entiendo que uno de los tópicos que ha provocado bastante interacción es la modestia. El asunto de la modestia y la manera de vestir. ¿Cómo van en esos temas, Erin?

Erin: Bueno, pueden dividirse en dos frentes. Están aquellas jóvenes que desean ser recatadas, pero a juzgar por lo que tienen en sus closets, no están seguras de cómo llevarlo a cabo. Y luego está el otro frente de jovencitas que no entiende por qué ese tema importa tanto, pero tienen la disposición de hablar de ello, y escuchar el punto de vista del otro frente.

Recientemente tuvimos una acalorada discusión sobre los vestidos de graduación. Lo que es un estilo conservador o poco conservador. Hubo opiniones muy diferentes aún entre aquellas que deseaban ser modestas. ¿Aunque no tengan tirantes se considera discreto o no? ¿Si los tirantes son tan delgados como un espagueti aún es discreto?

Encuentran complicado discernir lo que es y lo que no es modesto, y tratamos de proveerles lo necesario. Existe esta opinión de que mientras yo me vista más discreta que la mayoría de las mujeres que son tenidas en alta estima en nuestra cultura de íconos pop, entonces soy recatada. Y así, siempre estamos tratando de llevarlas al asunto del corazón.

Hablamos de los trajes de baño. Hablamos de los vestidos de graduación. Siempre estamos tratando de ayudarles.

Nancy: Recuerdo a una joven que escribió, «¿estás diciendo que siempre debemos usar cuellos tortuga?»

Erin: ¡Así es! Aquella ocasión se puso intenso. Ella pensó que ese era mi punto de vista, que todas las mujeres tenían que usar cuellos tortuga, lo cual por supuesto, no es mi punto de vista. Pero lo maravilloso de los blogs es que podemos continuar hablando de estas cosas. Si no se enojan, ni nos bloquean, entonces creo que podemos probarles que somos razonables y que lo que más nos importa es beneficiarls.

La modestia es un tema muy controversial.

Nancy: Nuestra meta no solo es darles una lista de reglas o una lista de qué hacer y qué no hacer, sino enseñarles a pensar bíblicamente, a tener una visión del mundo con una perspectiva cristiana, a juzgar con discernimiento, y a lidiar con los asuntos del corazón, porque al final, la modestia es primeramente un asunto del corazón. Queremos jovencitas que amen a Cristo, que sientan una pasión por Él, cuya vida esté siendo conformada por el evangelio de Cristo. ¿Qué significa? ¿Cómo se ve eso? El librito, La apariencia: ¿A Dios realmente le importa lo que me pongo? Ese es uno de los recursos que recomendamos. Queremos que las chicas lo abracen. Sí, a Dios le importa lo que usas. Pero de lo que primero se preocupa Él, es de la condición de tu corazón y de tu relación con Él

Creo que algunas de las jóvenes que han crecido en una cultura cristiana, o han estado en un ambiente donde no se hablaba mucho a este respecto, y donde las personas no pensaban que era algo importante; o tal vez crecieron en el otro extremo donde han escuchado muchas reglas, se les han dado muchas listas, pero no se les ha dado el corazón. De manera que probablemente reaccionan a ello, o lo han abrazado, pero no por las razones correctas, y no con el corazón correcto. Así es que eso es lo que tratamos de perseguir con estas jóvenes.

Kim: Estoy tan agradecida de que tengamos la oportunidad de hacer eso a través del blog. Podemos presentar la verdad con gracia, de una manera agradable, y podemos comunicarnos con estas chicas personalmente. Una joven que jamás conocería –quizás, en Zambia, África, o donde sea– podemos comunicarnos personalmente con ella y hacerle saber que ella nos importa, podemos presentarle un panorama más amplio, y darle una visión de lo que Dios desea hacer en su vida, que es más hermoso de lo que ella jamás hubiera imaginado.

Erin: Te digo algo, recientemente tuve una conversación con una de las autoras que escriben en el blog, y le dije: «Cuando comencé, no estaba segura de que un ministerio pudiera ocurrir en línea». Tenía verdaderas dudas de que un auténtico ministerio pudiese suceder ahí. Pero está sucediendo, y creo que nuestro primer objetivo es prepararlas. Así es que siempre les estamos dando recursos divertidos y retos.

Pero tienes razón. No es una lista de lo que se debe y lo que no se debe hacer. No les estamos entregando interminables listas de reglas o hasta de condenas por cosas que sentimos que están haciendo mal. Me parece que la mejor manera de describir a nuestras lectoras es que muchas son cristianas, y quieren hacer la voluntad de Dios, pero no saben cómo hacerlo. Desconocen cómo aplicar a cada rincón de su vida lo que están aprendiendo de la Palabra de Dios. 

Kim: Muchas de ellas nunca han visto este ejemplo en otras mujeres. Por lo que podemos compartir nuestras propias experiencias, nuestra historia de vida, u otras jóvenes entran en la conversación y dicen, esto es lo que me pasó, y así es como he aplicado la verdad de Dios en mi vida.

Erin: Así es, siento como si fueran mi manada pequeña. Ciertamente se está llevando a cabo un auténtico ministerio, y les estamos proveyendo, y les estamos enseñando. Kim es un gran ejemplo. Ella les escribió acerca de la verdadera feminidad de una manera tan amable, que ellas han respondido a eso.

Es divertido. Nos divertimos mucho; pero siempre con la esperanza de estarlas entrenando para vivir los principios de Dios en cada área de su vida. Esa es la meta.

Nancy: Una de las cosas que encuentro muy fascinante es poder ver a algunas de esas jóvenes realmente abrazar la fe en Cristo Jesús.

Erin: Sí, hemos tenido varias historias de salvación. Una de las mentiras en el libro es, «por supuesto que soy cristiana porque yo…», llena el espacio. Cualquier cosa: crecí en un hogar cristiano, fui voluntaria en mi iglesia, mi mamá dice que cuando yo tenía cuatro años pasé al frente. Cualquier cosa. Es de lo que aparece en el blog con bastante frecuencia.

«Mi mamá dice que soy cristiana porque… (lo que sea), pero yo no siento que lo sea». Así que tengo el gran privilegio de presentar el evangelio a esas jóvenes en el fluir de la conversación. Hemos tenido varias chicas que comentan en el blog, «he tomado la decisión de aceptar a Cristo. Voy a decírselo a mi pastor. Voy a contarle a mi pastor de jóvenes. Voy a contarles a mis papás». 

Puedo acordarme de una joven que tomó esa decisión en línea. Nos lo compartió, se bautizó y regresó a compartir acerca de eso. En verdad cosas maravillosas están sucediendo, e insisto, ellas sienten que el blog es un lugar seguro donde pueden decir «realmente no entiendo esto de la gracia» o «no entiendo esto del pecado». O una joven que hace poco nos escribió, «no entiendo lo del infierno. ¿Existe realmente ese lugar? ¿Realmente hay gente que va para allá? ¿O es solamente una idea, un lugar ficticio del que se habla?»

Entonces usamos la Palabra de Dios y decimos, «no, es un lugar real, y aquí las razones por las que lo sabemos» y presentamos el evangelio de esa manera. Es realmente fascinante cuando las jóvenes llegan a conocer a Cristo y desarrollan una relación personal con Él y se unen a una iglesia como resultado de las conversaciones que estamos teniendo.

Nancy: Kim, Sé que durante años has tenido una carga por las jóvenes. Por favor toma unos momentos y comparte tu carga, tu pasión. Por qué es importante. Por qué nosotras, como mujeres mayores, necesitamos preocuparnos por alcanzar esta generación más joven.

Kim: Recientemente escribí un artículo acerca del número de jóvenes de esta generación que se está alejando de la fe. Sé que muchas personas están conscientes de las estadísticas. En la Convención Bautista del Sur, el 88% de los estudiantes que antes de terminar la secundaria asistían a los servicios del domingo en la noche, del domingo en la mañana, del miércoles en la noche, un año después de la graduación ya no asisten a la iglesia. Dependiendo de la denominación varía un poco.

Pero estamos viendo esta generación, a la que con frecuencia hacemos referencia como la generación posmoderna, apartándose de creer en verdades absolutas, de creer en la realidad de Dios, la confiabilidad de las Escrituras, y estos son estudiantes que crecieron en nuestras iglesias.

Tengo una gran carga por la próxima generación. Necesitan que alguien les apunte hacia la verdad y a darse cuenta que existe la verdad. Que hay algo mayor que ellos en lo cual creer. Sin embargo, la manera en que esta generación apunta hacia la verdad es a través de la experiencia, no a través de entregarles algo en blanco y negro y decirles: esto es la verdad, créela. Pero cuando ven vidas transformadas, no pueden refutar eso.

Yo espero, estoy pidiéndole a Dios, estoy orando porque esta generación tenga algunos guerreros que se levanten y comiencen a proclamar que Dios es real. Que Él ha transformado su vida… y que comiencen a marcar la diferencia en esta generación.

Veo Mentiras que las jóvenes creen, como un vehículo para que eso suceda. Cuando leo algunas de las respuestas de las mujeres, cuando veo a mujeres como María u otras que vienen al blog y están entendiendo; esas son las jóvenes por las que estoy orando, «Dios, captura su corazón. Permíteles tener una visión de quién Tú eres, de lo que puedes hacer, de lo que deseas hacer. Levántalas para esta próxima generación para que sean una generación de creyentes».

Nancy: Kim, mientras compartes esto, mi mente se va al Salmo 78. Lo hemos citado con frecuencia en este programa. Es un pasaje acerca del legado, acerca de preocuparse por la siguiente generación. No solo conocer a Cristo, sino que Él y sus caminos sean conocidos por la siguiente generación. La Escritura dice,

«En parábolas abriré mi boca; hablaré enigmas de la antigüedad,que hemos oído y conocido, y que nuestros padres nos han contado.No lo ocultaremos a sus hijos, sino que contaremos a la generación venidera las alabanzas del Señor, su poder y las maravillas que hizo.Porque Él estableció un testimonio en Jacob, y puso una ley en Israel, la cual ordenó a nuestros padres que enseñaran a sus hijos; para que la generación venidera lo supiera, aun los hijos que habían de nacer; y estos se levantaran y lo contaran a sus hijos,para que ellos pusieran su confianza en Dios, y no se olvidaran de las obras de Dios, sino que guardaran sus mandamientos» (Sal. 78:2-7).

Solo deseo preguntarte sobre lo que estás haciendo para pasar la verdad de Dios a la siguiente generación. Tú puedes ser esa mujer de 75 años a la que hicimos referencia al principio de esta transmisión. Y puede que seas una nieta o una mamá con adolescentes. Pero quiero animarte a que busques y obtengas estos recursos, «Mentiras que las jóvenes creen» y la guía de estudio que va con él.

Obtén estos recursos, compártelos con más mujeres y ora por las jóvenes a tu alrededor. Pídele a Dios que te muestre con quién puedes entablar un diálogo o a quién puedes dirigir hacia el blog joven verdadera. Ora por Erin, Kim, Betsy y Dannah, y las mujeres que contribuyen a este blog y por las mujeres en tu iglesia y en tu comunidad que tienen un corazón por las jóvenes.

Que Dios levante y cree esas relaciones de Tito 2 entre mujeres mayores y mujeres jóvenes. Erin y Kim, quiero agradecerles por el corazón que tienen para esta generación. Me gustaría tomar un momento y orar que Dios bendiga el trabajo de sus manos y que Dios levante un ejército de intercesoras que se unan a ustedes en ese esfuerzo. 

Oh Dios, cuánto te agradezco por el privilegio de haber recibido la verdad nosotras mismas, y el que queramos aceptar Tu mandato, la responsabilidad que pones sobre nosotras, como mujeres mayores, de enseñar y guiar a las jóvenes en Tus caminos. Oro por las jóvenes con las que interactuamos en los blogs y en Joven Verdadera. Por aquellas que tenemos que responder a asuntos difíciles, y contestar preguntas difíciles, algunas que yo misma a veces no me siento equipada para responder. 

Oro por las mujeres mayores que interactuamos con jóvenes, para que podamos responder a sus inquietudes con la Palabra de Dios. Señor, ayúdanos a guiarlas hacia ti, te lo rogamos. Ruego que Tú nos des sabiduría, discernimiento, gracia, y un enfoque bíblico. Capacítanos Señor, para hablar a los corazones y a las vidas de estas jovencitas. Te ruego Señor que levantes un ejército de hombres y mujeres que oren, creyentes mayores que tengan una carga por dejar un legado de fe a la siguiente generación.

Te ruego que rescates y redimas esta generación de las garras del maligno, de las mentiras con las que él engaña, y que puedan recibir la verdad; que podamos llamarlas a libertad, a plenitud y abundancia, y que la luz de Tu verdad brille en sus corazones.

¿Las salvarás, Señor? ¿Las rescatarás de sí mismas? ¿Les darás un corazón y una pasión para ser jóvenes piadosas, que conozcan y amen a Cristo y pasen la verdad, la única verdad, a la generación que viene tras ellas? Te lo rogamos en el nombre de Jesús, amén.

Annamarie: Cuando no sabes cómo lidiar con situaciones difíciles en tu vida, la Biblia siempre tiene consejo y palabras de esperanza.

Elba: La Biblia tiene palabra para todo. Tiene promesas, tiene consejos, la Biblia nos alienta, nos corrige. Tiene palabras para el deprimido, tiene promesas para la espera. La Biblia tiene consejo para todo.

Annamarie: Escucha más en la próxima serie de Aviva Nuestros Corazones.

Adornando el evangelio juntas, Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth es un ministerio de alcance de Life Action Ministries.

Todas las Escrituras fueron tomadas de la Biblia de las Américas a menos que se indique otra fuente.

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Únete a la conversación