Podcast Aviva Nuestros Corazones

El ciclo de la locura

Temporada: Amor y respeto

Annamarie Sauter: Las palabras que usas son solo una parte de tu comunicación. Aquí está el doctor Emerson Eggerichs.

Dr. Emerson Eggerichs: Ella dice, “No tengo nada que ponerme”. Lo que ella quiere decir realmente es que no tiene nada nuevo. Él dice, “No tengo nada que ponerme”. Lo que él quiere decir es que no tiene nada limpio que ponerse. Dicen las mismas palabras– las palabras exactas. “No tengo nada que ponerme”. Pero se refieren a cosas totalmente distintas.

Annamarie: Estás escuchando Aviva Nuestros Corazones con Nancy Leigh DeMoss en la voz de Patricia de Saladín.

Hemos escuchado programas sobre la crianza, la soltería, y la belleza interna. En Aviva Nuestros Corazones nuestro deseo es enfocarnos en temas prácticos de la vida. Hoy estaremos charlando acerca del matrimonio.

Pero antes de comenzar con esta entrevista, ya estamos a días de nuestra primera conferencia Mujer Verdadera a celebrarse en la República Dominicana. Espero hayas podido registrarte y participar en este evento. Visita AvivaNuestrosCorazones.com para que te informes acerca de cómo puedes ser parte de esta conferencia.

Aquí está Nancy para introducir el programa de hoy.

Nancy Leigh DeMoss: Como se pueden imaginar, recibimos una gran cantidad de cartas y correos aquí en Aviva Nuestros Corazones. Me encanta leerlos. Leo la mayor cantidad que puedo. Día tras día estoy leyendo las historias de mujeres que están compartiendo sus corazones sobre asuntos y situaciones en sus matrimonios que encuentran frustrantes, perturbadoras y extrañas.

Mi corazón late con esas mujeres. Como ministerio nosotros oramos por nuestras oyentes. Oramos por esas situaciones, y buscamos día tras día traer material de la Palabra de Dios que nos ayudará a ser mujeres de Dios en cualquier situación o en cualquier etapa de la vida en que Él nos haya colocado.

Y hoy estoy encantada de tener un hombre aquí en el programa. No hacemos esto muy a menudo. Probablemente deberíamos hacerlo con más frecuencia porque hay mucho que podemos aprender como mujeres de los hombres que son piadosos y orientados a la Biblia.

Dr. Eggerichs, muchas gracias por estar hoy con nosotros en Aviva Nuestros Corazones. Sé que lo que usted va a compartir será una tremenda ayuda y estímulo para nuestras oyentes.

Dr. Eggerichs: Gracias, Nancy. Esperamos ser de estímulo. He estado anticipando este tiempo.

Nancy: Qué bueno, dice usted en su libro algo que creo que sería suficiente motivación, si es verdad, para que cada mujer que nos está escuchando quiera ir a comprar su libro. Ahora permítanme decir que este libro, Amor & Respeto no es solo para mujeres. Es para hombres y mujeres. Pero hoy les estaremos hablando primariamente a las mujeres. Usted dice Dr. Eggerichs que el principio del libro – el principio de amor y respeto – es la clave para cualquier problema en el matrimonio.

Dr. Eggerichs: Así es Nancy.

Nancy: Eso es una gran declaración.

Dr. Eggerichs: Sí, y lo creo porque está basado en Efesios 5:33 donde se puede decir que están las últimas palabras de Dios a la iglesia. Es Su susurro para nosotros. Es como si dijera. “Escúchenme, hijos. Escúchenme sobre cómo hacer que su matrimonio tenga éxito”. Aquí está el apóstol Pablo que establece el hecho de que él nos está revelando viene del corazón del Padre Celestial. Es algo muy poderoso que en lo que debemos meditar.

Él dice, “Maridos deben amar a sus esposas y esposas deben respetar a sus maridos”. Yo creo, Nancy, que una esposa tiene una necesidad dominante y es la de sentirse amada por quien ella es. Cuando esa necesidad es llenada, ella se siente satisfecha . Ella tiene un tanque de amor conectado por una manguera y ella necesita respirar en ese amor así como ella respira el aire. Ella se siente tan plena cuando se siente amada. Pero cuando él llega y pisa esa manguera de aire y obstruye el flujo del aire, ella reacciona negativamente.

Nancy: Es por eso que Dios manda a los esposo, a “Amar a sus esposas”.

Dr. Eggerichs: Eso es correcto. Es amor ágape lo que él necesita darle a ella. La segunda parte de ese versículo está diciendo que la esposa necesita mostrar respeto a su esposo. Al parecer, él necesita sentirse respetado por quien él es, independientemente de su desempeño, igual que necesita aire para respirar. Él tiene un tanque de respeto conectado por una manguera de aire; y cuando ella pisa esa manguera de aire, y obstruye el flujo de respeto, él no está particularmente satisfecho.

Así que el secreto – existe un código, por así decirlo, que hemos descubierto. Existe lo que yo llamo una conexión entre el amor y el respeto. Cuando una esposa no se siente amada, ella le quita el aire a su marido. Pero lo que ella no sabe es que ella está pisando esa manguera en ese momento.

Nancy: Así que cuando ella no se siente amada, ella dice o hace cosas que lo hacen a él sentirse…

Dr. Eggerichs: . . . irrespetado. Suponte por un instante, que es el 15 de enero y ella dice, “¡No lo puedo creer! ¡No lo puedo creer! Subí 13 libras de peso. Todas esas cenas de Acción de Gracias, las fiestas de Navidad, la celebración de Año Nuevo. No lo puedo creer. Me siento gorda. Me siento fea. No puedo hacer nada con mi cabello. No tengo nada que ponerme”.

Bueno, si su esposo es un hombre sensible, y la escucha. Al día siguiente está en una librería cristiana y el libro que se está promoviendo es “ Dieta para la mujer cristiana”.

Nancy: Oh, oh, oh, lo escucho venir.

Dr. Eggerichs: Todo hombre comete este error alguna vez, ¿cierto?

Nancy: Sí, pero solo una vez.

Dr. Eggerichs: Eso es correcto. El subtítulo del libro es “Menús Pos-Festividades”. Así que él compra este libro y regresa a la casa.

Nancy: Y piensa que a su esposa le va a encantar.

Dr. Eggerichs: Sí, pero ahora él piensa que ha llegado a Cabo Cañaveral. Ella se enfurece. ¡Increíble! Ves, Jesús dice, “¿No habéis leído que el que Él los hizo al principio varón y hembra los hizo?” Lo comparó con el hecho de que Dios diseñó a las mujeres para que vieran el mundo a través de gafas rosados, ellas usan audífonos rosados, y hablan a través de un megáfono rosado. Él diseñó a los hombres para usar gafas azules, audífonos azules, y hablar a través de un megáfono azul.

Nancy: Así que vemos al mundo de manera muy diferente.

Dr. Eggerichs: Sí. Ella dice, “No tengo nada que ponerme”. Lo que ella quiere decir es que no tiene nada nuevo que ponerse. El esposo dice, “No tengo nada que ponerme”. Lo que él quiere decir es que no tiene nada limpio. Dices las mismas palabras – las palabras exactas. “No tengo nada que ponerme”. Pero se refieren a cosas totalmente distintas.

O una esposa puede decir, “Esa es la peor comida que he hecho”. Él dice, “No, no lo es, cariño.” Ella dice, “¿Qué estás diciendo? ¿Estás diciendo que he hecho miles de comidas peores que esta?” Bueno, no, él solo está tratando de consolarla. “Nunca has hecho una mala…” caemos en esos malos entendidos.

Bueno, volviendo al libro de dieta. Cuando él le lleva ese libro de dieta a ella, él está transmitiendo un mensaje a través de su megáfono azul. “Esto es algo que te podría ayudar”. Pero esto pasa por sus audífonos rosados de ella, y empieza a crear disonancia. Le está gritando, y ella escucha este mensaje a través del libro de dieta que para ella de parte de él, es, “Yo no te acepto. Yo no te apruebo”.

Así que cuando ella se aíra con él, ella grita, “Ustedes los hombres tienen dos cerebros –dos cerebros! Uno está perdido y el otro salió a buscarlo”. Así que aquí está el punto. Cuando ella no se siente amada, y todo el que está escuchando lo sabe, “No puedo creer que él iba a comprar un libro de dietas. Yo nunca haría eso.” Así que ella reacciona y esa reacción es natural para ella, está enviando un mensaje. Este mensaje es, “No puedo creer que seas tan poco amoroso . Necesito la seguridad de que tú me amas por lo que soy y que no tengo que verme como una porrista de un equipo de futbol”.

Así que una de las razones por la que decimos que este es el secreto, en cierto sentido, que responde a muchos de los problemas… Esto es lo que decimos. Cuando estás en un conflicto con tu conyugue sobre un tema, eso es real. Pudiera ser de dinero. Puede ser sobre el sexo. Puede ser sobre la familia política. Puede ser sobre los hijos. Pero cuando ves que el espíritu de tu esposa se desinfla, creo que en ese momento, ella no se está sintiendo amada. Él piensa que ella solo está molesta por su peso. Pero en realidad no es el peso. Eso se convierte en un símbolo para ella. Ese asunto fue real, pero de repente ella se siente, pensando “¿Realmente me ama por lo que soy?” Ella se siente amenazada en el mismo centro de su ser.

Por eso decimos que este mensaje de amor y respeto sobre el cual hemos escrito explica casi todas las situaciones cuando vemos– cuando vemos que el espíritu de nuestro cónyuge se desinfla o se retira o es herido o se cierra. Así que lo que hago es que llamo a esto “el ciclo de la locura.” Porque cuando ella no se siente amada, reacciona en formas que él percibe como falta de respeto hacia él. Cuando él se siente irrespetado, continúa el ciclo, él reacciona en formas que ella percibe como poco amorosa . Esto puede volverse una locura porque una causa la otra. Sin amor, ella reacciona sin respeto. Sin respeto, él reacciona sin amor. Sin amor, ella reacciona sin respeto. Sin respeto, él reacciona sin amor. Este asunto empieza a tomar fuerza.

Nancy: Ahora tenemos un círculo vicioso.

Dr. Eggerichs: Y esto se convierte en algo grande Nancy , su espíritu se puede desinflar. Pero vamos a suponer que ella está en esa librería 3 semanas después y ve el libro que se promociona en ese momento, “La clave para la felicidad matrimonial – La comunicación”. Así que ella lo toma, lo empieza a leer, “O, esto somos nosotros.” Ella lo compra. Este es el tercer libro que ella ha comprado este año sobre matrimonio para leerlo junto a su esposo. Ella lo lleva a la casa, y lo lee de principio a fin.

Nancy: Y lo subraya y lo resalta.

Dr. Eggerichs: Bueno Nancy, no te me adelantes con eso. Ella está pensando para sí, “Él necesita leer esto pero está muy ocupado, así que voy a resaltar las partes más importantes con un resaltador amarillo”. Tú te adelantaste con eso porque eso es lo que las mujeres harían. “Solo estoy tratando de ser útil a mi esposo”.

Nancy: Tengo un audífono rosado aquí.

Dr. Eggerichs: Exacto. Así que ella pone el libro al lado de él donde él se sienta cuando ve la TV. De pronto él ve el libro ahí y sus audífonos azules entran en disonancia porque él piensa que ella está diciéndole algo a través de su megáfono rosado. Ese mensaje es el siguiente: “No te acepto. No te apruebo. No te respeto, amigo, a menos que cambies ahora mismo”.

Eso es lo que él oye. Eso no es lo que ella intenta decir. Pero si este es el tercer libro en este año sobre matrimonio, él está sentado allí pensando, “Los primeros dos libros que ella trajo a la casa sobre matrimonio los discutimos, pero provocaron una gran discusión entre nosotros. Si digo algo, estoy en problemas. Si no digo algo, estoy en problemas de todas maneras”.

Nancy: Solo estas en problemas.

Dr. Eggerichs: Pero si no digo nada, estoy en menos problemas. Así que él pone muros de piedra. Él se encierra. Cuando te encierras y pones muros de piedra y te alejas de la intimidad con tu mujer, cuando ella lo que quiere es incrementar esos sentimientos de amor y relación, solo para ver que descuidas el libro o que ni siquiera quieres hablar sobre el libro, eso le grita, “No te amo”.

Pero ese no es el mensaje que él está tratando de enviar. Lo que él está tratando de decir es, “Tu solías admirarme cuando salíamos en citas. Tenías ese brillo en tu rostro el día de nuestra boda. Pero durante ese primer año de matrimonio, eso parece que fue intercambiado por una amarga, oscura mirada. Sabes que, yo sé que me amas, pero por alguna razón creo que ya no te gusto. De hecho, hasta me dijiste que no me respetas. Esto es solo otro ejemplo de que no soy aceptable para ti, de que no me apruebas. No respetas lo que soy.”

Él valora algo de una forma muy especial. De la misma manera que ella necesita ser amada por quien es aparte de su desempeño—esto es lo novedoso acerca de lo que estamos diciendo—un esposo necesita sentir que tú lo respetas independientemente de su desempeño. Recuerda, Jesús dijo, “El espíritu está dispuesto, pero la carne es débil.” Hoy en día por causa del feminismo reinante y otros factores, a pesar de que estas mujeres están motivadas por la buena voluntad, ellas son evolucionistas en su visión del mundo. Ellas creen que pueden mostrar desprecio hacia un hombre si él no es quien ellas quieren que sea o quienes ellas piensan que él debe ser.

Lo que estamos diciendo es que ningún hombre tiene sentimientos profundos de amor y afecto en su corazón hacia una mujer que él piensa que desprecia lo que él es como ser humano. Entonces él se encierra .

Nancy: Entonces ella está causando esto, ella es la que está obstaculizando conseguir lo que precisamente ella desea.

Dr. Eggerichs: Ella sin saberlo lo está saboteando.

Nancy: Dr. Emerson, ¿cuántos años ha estado usted casado?

Dr. Eggerichs: Desde el año 1973 con mi amada y maravillosa esposa que conocí cuando estaba estudiando en la Universidad de Wheaton – llamada Sarah.

Nancy: Con su esposa, Sarah.

Dr. Eggerichs: Princesa significa ese nombre en hebreo.

Nancy: ¿ Y usted y Sarah tienen algún mensaje de vida sobre todo este tema? ¿Alguna vez han estado ustedes en este ciclo de la locura?

Dr. Eggerichs: No, no para nada, somos perfectos. Yo camino sobre el agua

Nancy: Nunca. Es por eso que usted tiene este ministerio.

Dr. Eggerichs: Practico en la bañera. A veces camino para atrás y para adelante. Y ella también. Así que no, no, no podemos relacionarnos con esa pregunta. (risas)

Nancy: Al principio de su matrimonio, ¿alguna vez entraron en el ciclo de la locura?

Dr. Eggerichs: Nancy entramos en el ciclo de la locura cada semana porque ella ve el mundo a través del color rosado y yo lo veo a través del color azul. Pero el otro día, yo estaba escribiendo el libro, “ Amor & Respeto y le dije, “¿Estás escuchando ese programa de radio?” porque la radio estaba encendida y me estaba molestando. Entonces tú sabes que pasó ella no me respondió.

Le pregunté de nuevo, “¿Estás escuchando ese programa de radio?” Aún no hubo respuesta, y yo sé que ella está en el otro cuarto. Le dije, “Sarah, ¿estás escuchando el programa de radio?”

“Si estuvieras en silencio,” ella dijo, “podría escucharlo”. Ella pensó que le estaba pidiendo que prestara atención, cuando yo solo estaba tratando de hacerle ver que si no lo estaba escuchando que hiciera el favor de apagarlo.

Ves, así es que te metes en estos líos… y en ese momento casi nos… Vaya, esto casi se salió de control por una cosa sencilla, una cosa pequeña. Así que nosotros entramos al ciclo de la locura como todos los demás. Como decimos, practicamos lo que predicamos.

Descubrí algo en Efesios 5:33, lo que en parte va a explicar eso. Allí Dios nos dice, como su última palabra, “Esposos deben amar a sus esposas y esposas deben respetar a sus esposos”. Ella tiene una necesidad – sentirse amada por lo que ella es. Él tiene una necesidad la de sentirse respetado por lo que él es aparte de su desempeño. Lo que descubrimos es que ningún esposo tiene sentimientos profundos de amor y afecto en su corazón hacia una mujer que él piensa que desprecia quien él es como ser humano .

Nancy: ¿Puedo pedirle por favor que repita esa afirmación una vez más y ahora por favor un poco más despacio? Porque quiero que eso se asimile. Creo que eso es un punto muy importante

Dr. Eggerichs: Claro Nancy con mucho gusto, ningún esposo tiene sentimientos profundos de amor y afecto en su corazón hacia una mujer que él piensa que desprecia quien él es como ser humano. Podemos decir todo el día que tú no lo desprecias, pero si él siente que tú lo desprecias, entonces existe en él una tendencia a encerrarse. Igualmente, un hombre quizás no tenga la intención de ser duro e iracundo con su esposa, pero ninguna mujer responde sexualmente a un esposo que es duro y está enojado, hasta que él, de alguna manera, se reconcilie con ella.

Así que a pesar de que él no haya tenido la intención de estar enojado, eso no sirve de nada, porque su naturaleza como mujer se encierra. Así también sucede cuando una mujer no ha tenido la intención de ser irrespetuosa, pero algo sucede en el espíritu masculino. Él es demasiado vulnerable al nivel de la intimidad sobre eso.

Por lo tanto descubrimos a través de una conexión entre amor y respeto que cuando una esposa no se siente amada, ella reacciona en maneras que se perciben por él como irrespetuosas, y ella no ve eso. Cuando él se siente irrespetado, él reacciona en maneras que se sienten como carentes de amor hacia ella, pero él no ve esto . Eso es lo que llamamos el ciclo de la locura.

Sin amor, ella reacciona con falta de respeto. Sin respeto, él reacciona con falta de amor. Eso sigue y sigue y sigue y sigue entre personas de buena voluntad que se están divorciando en tasas epidémicas. Creemos que es porque están en el ciclo de la locura y no lo saben y/o no saben cómo salir del mismo.

Nancy: Ahora, habrá algunas de nuestras oyentes, como usualmente ocurre en este programa, que van a responder diciendo, “Siempre le estás hablando a las mujeres sobre sus problemas. Desearía que alguien le dijera algo a los hombres”. Permítanme decirles que no es mi llamado y no es el llamado de este ministerio hablarles a los hombres. Dios me ha llamado a mí, y por lo tanto a Aviva Nuestros Corazones, a ministrar a las mujeres.

Así que esta semana el programa podrá parecer un poco unilateral. Es unilateral. Pero quiero aclarar, y agradecer, al Dr. Eggerichs, que en su libro él se dirige a ambos, tanto a hombres como a las mujeres. De hecho, hay toda una sección del libro que ni siquiera leí. Les aconsejaría a las mujeres que compren este libro que pasen por alto la sección que está dirigida hacia los esposos, ya que solo puede crear toda una clase de expectativas que no necesitamos tener.

Así que, hombres, el Dr. Eggerich también le habla a los hombres y los desafía acerca de cómo comunicar amor a sus esposas. Pero de lo que estamos hablando esta semana y lo que necesitamos escuchar como mujeres es qué significa respetar, que la esposa respete a su esposo, que le muestre respeto, y ayudarnos a entender como mujeres algunas de las cosas que quizás no tienen la intención de comunicar irrespeto, pero si lo comunican.

Dr. Eggerichs: Desde un punto de vista histórico, la queja número uno que los hombres tienen es “estoy cansado de que hablen mal de mí”. Así que supongo que tenemos que ser un poco justos con los hombres por ese lado. Pero aquí hay otra razón por la que menciono esto. La clave para conseguir que un hombre preste atención no es viniendo a él en formas que él perciba como irrespetuosas. “No estás a la altura. Tienes que cambiar. Tienes que”. Todo eso envía el mensaje equivocado. Porque sabotea lo mismo que estamos tratando de lograr.

No puedes motivar a un hombre a ser amoroso a través de maneras que son irrespetuosas más de lo que se puede motivar a una mujer a ser respetuosa haciendo una serie de cosas con falta de amor. El hombre dice, “No voy a amar a esa mujer hasta que ella comience a respetarme”. No va a funcionar. Sabemos eso. Y tú como mujer, sabes eso también.

Tú también necesitas entender algo. “No hay manera de que yo lo pueda respetar hasta que él empiece a amarme”. No va a funcionar. Simplemente no va a funcionar. No podemos continuar enviando el mensaje, “Tú tienes que cambiar”. Además, la razón por la que las mujeres hacen eso, es porque saben que si él hace algunos pequeños ajustes, ella va a amarlo. “Él no tiene idea de lo que yo haría por él si él tan solo hiciera este pequeño cambio”.

El punto es que ella tiene un anhelo de que él sepa y sienta como ella siente; las heridas, y si él tan solo hiciera algunas cosas diferentes… Pero lo que pasa en ese proceso, en el ciclo de la locura, es que cuando ella no se siente amada, y vuelvo a esa idea, ella tiende a reaccionar en maneras o formas que son muy irrespetuosas pero no se da cuenta.

Una de las cosas que aliento a las esposas a hacer luego de haber tenido una pelea con su esposo, es que por un instante, vaya al baño, cierre la puerta, esté allí con ella misma y que se mire en el espejo y que recree lo mejor que pueda el conflicto que acaba de tener con su esposo. Debe buscar las señales, esa mirada oscura en los ojos, la mirada amarga, el dedo acusador. Recréalo. Vuelve a verte a ti misma en el espejo de la manera en que viniste. Entonces pregúntate, “¿Hay algún hombre o cualquier otra persona en este mundo que le hable a él de esa forma?”

Entonces ¿qué está pasando? Esta es una de las cosas que le decimos a las mujeres sobre cómo ellas pueden empezar a introducir algunas cosas. Es necesario que comprendas que él usualmente no se encierra por lo que dices, los hombres bromean y discuten unos con otros todo el día. Pero debemos hacerlo con un buen semblante con una buena cara. No se debe hacer con una mirada amarga, oscura, con una mirada que pudiera ser interpretada como, “Desprecio lo que eres porque lo que ha ocurrido aquí”. Los hombres inmediatamente se retiran cuando esto ocurre.

Una de las cosas que nosotros alentamos a las mujeres a hacer es a decir, “Ok, ¿cómo puedo acercarme de una manera que se sienta más respetuosa para él, aunque no lo merezca?” Permíteme repetir esto, Nancy, para todas nuestras oyentes. Él no se lo merece. Él no se lo ha ganado. No es una cuestión de que él sea superior a ti. No es una cuestión de que tú seas inferior a él. Él no te va a tratar como una alfombra. Créeme. A pesar de que se puede sentir que el resultado va a ser tú difiriendo hacia él y cediendo a cualquier cosa. No, no, no. No es así.

Estamos hablando acerca de cómo confrontar, quizás pudiera ser un comportamiento poco amoroso. Debes confrontarlo lo más respetuosamente que puedas. Debes confrontar los comportamientos en los que él te ha demostrado ser poco amoroso.

Cuando hablas la lengua materna del respeto, él se comprometerá contigo, que es lo que tú quieres . Pero el movimiento feminista le ha dado a la mujer la licencia para ser irrespetuosas cuando no se siente amada, y eso no funciona. No funciona.

Así que están en una encrucijada. Sé que las mujeres que están escuchando y que nunca antes han oído esto están asombradas. Es tan extraño. Suena cierto y sin embargo tienen miedo. Están repitiéndolo en su mente, “Oh, lo he arruinado. Lo he arruinado. Lo he arruinado”. Puedes recuperarlo muy rápido, pero tendrás que tomar una decisión.

“¿Voy a continuar haciendo lo que he estado haciendo, siendo irrespetuosa y desmotivándolo a ser amoroso, o podría yo ciertamente hacer algo respetuoso en respuesta a su fracaso de ser amoroso? Eso no me parece sabio”. Bueno, ¿alguna vez lo has intentado sobre una base constante? Realmente estás en una encrucijada. Tal vez es una crisis. Pero es una…

Nancy: Es una crisis de fe.

Dr. Eggerichs: Lo es, pero podría ser emocionante, ¿no?

Nancy: Vamos a estar hablando sobre este tema esta semana y espero que nuestros oyentes adquieran una copia del libro, “ Amor & Respeto , porque hay mucho mas ahí de lo que seremos capaces de cubrir en el programa esta semana. Contiene algunos principios que realmente podrían transformar tu matrimonio radicalmente.

Annamarie: Todas necesitamos la fuerza de Dios si vamos a librarnos del ciclo de la locura que nuestro invitado, Emerson Eggerichs, nos ha descrito hoy. Aquí está Nancy.

Nancy: Puedes estar pensando que no hay esperanza para tu matrimonio, que no hay esperanza para este hombre, que no hay esperanza para esta relación. Antes de que llegues a esa conclusión quiero solo apelar a que escuches, a que oigas el corazón de este hombre esta semana quien nos va a ayudar a entender como algunas de las maneras como respondemos y reaccionamos pueden afectar a los hombres en nuestra vida y qué podemos hacer al respecto para ser la mujer que Dios quiere que seamos y construir el tipo de matrimonio que Dios quiere que tengamos.

Aviva Nuestros Corazones con Nancy Leigh DeMoss es un ministerio de alcance de Life Action Ministries.

Todas las Escrituras fueron tomadas de la Biblia de Las Américas a menos que se cite otra fuente.

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Únete a la discusión