Podcast Aviva Nuestros Corazones

El poder de la verdad

Annamarie Sauter: Nancy DeMoss de Wolgemuth recibió una carta de una mujer cuyo esposo —un pastor— se quitó la vida. ¡Pero esta mujer ha encontrado esperanza en Jesucristo! Nancy te lee una porción de la carta que recibió.

Nancy DeMoss de Wolgemuth: «Me encantaría gritar desde las cimas de las montañas que: ¡Sí, la verdad nos hace libres! He vivido una vida fructífera desde ese día, ¡pero no me puedo atribuir absolutamente ningún mérito! Todo ha sido la obra de Dios y de cómo Él me enseñó a dejar de creer en las mentiras de Satanás, y en cambio, a creer en la verdad bíblica incluso frente a esta gran tragedia y pérdida».

Annamarie: Estás escuchando Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth, autora del libro, Mentiras que las mujeres creen y la verdad que las hace libres, en la voz de Patricia de Saladín.

Nancy: ¡Aquí en Aviva Nuestros Corazones estamos anticipando el «nacimiento» de un «nuevo bebé»!

Estamos entusiasmadas de anunciar el lanzamiento oficial, en español, del nuevo y ampliado, Mentiras que las mujeres creen que salió originalmente en el 2001. Estará disponible para las que estén presentes en nuestra conferencia, en Indianápolis, la próxima semana, en el centro de recursos. ¡El libro original salió hace diecisiete años! Algunas de ustedes quizás ni siquiera habían nacido en ese entonces. Estamos muy contentas con esta versión ampliada y actualizada.

Iremos hablando mucho más sobre eso a lo largo de esta semana. Tendremos una semana donde iremos anticipando la celebración del lanzamiento, que será el próximo fin de semana y te informaremos más sobre lo que puedes esperar de ese mensaje.

También tenemos una guía de estudio actualizada que acompaña a Mentiras que las mujeres creen. Esta guía de estudio es un gran recurso por si deseas profundizar en el mensaje del libro o si deseas hacerlo con un grupo pequeño, un grupo más grande o en la clase de la escuela dominical. Para más información visítanos en AvivaNuestrosCorazones.com.

Desde que mi primer libro fue publicado en el año 2000 . . . (¿Alguna recuerda cómo se llamaba ese libro? En la quietud de Su presencia). Desde el momento en que escribimos ese primer libro, hemos tomado un tiempo después del lanzamiento de cada libro (lo hemos hecho de diferentes maneras), para dedicar el libro al Señor pidiéndole que lo use.

Esta versión ampliada de Mentiras que las mujeres creen, representa mi vigésimo libro. Y cuando salió en inglés tomamos un tiempo esa semana para dedicarlo oficialmente al Señor. Espero que te unas a nosotras pidiéndole al Señor que multiplique este mensaje para alcanzar a toda una nueva generación de mujeres, y que lo use para los propósitos de Su reino en los corazones y los hogares de las mujeres de todo el mundo.

A lo largo de esta semana, quiero darles información sobre este nuevo recurso, y estaremos viendo algunas áreas específicas donde las mentiras que creemos impactan nuestras vidas. . . y ¡cómo el creer la verdad puede hacernos libres!

También quiero decir —y voy a compartir algo de esto durante la semana— lo agradecida que estoy por la increíble manera en que el Señor ha usado la versión original de Mentiras que las mujeres creen. Estaremos compartiendo algunos testimonios e historias que hemos recibido de mujeres cuyas vidas han sido profundamente transformadas por esa versión original.

De hecho, vi en Facebook o en alguna otra de las redes sociales, un nuevo grupo de mujeres de una iglesia que decía: «Estamos comenzando Mentiras que las mujeres creen». Y no estoy hablando de la nueva versión, están usando la de hace diecisiete años.

Espero que si están escuchando este programa, y tal vez quieran adquirir una copia de la nueva versión para enriquecer su estudio. Pero las mujeres todavía están usando el libro original —con muchas de sus cosas pasadas de moda— pero aún así están siendo bendecidas. ¡Eso es gracias al hecho de que el mensaje, la verdad de la Palabra de Dios es eterna!

Ahora, desde una perspectiva del mercadeo y la promoción, probablemente habría un título mejor para este libro. Es un poco incómodo entregarle a una mujer un libro que diga: Mentiras que las mujeres creen en letra grande en la portada y decirle: «Realmente necesitas leer esto».

Pero el Señor se ha complacido en darle a este mensaje una acogida cálida y amplia, más de lo que hubiéramos soñado alguna vez cuando lo escribí en. . . se lanzó en 2001 aunque lo escribí en el año 2000.

¡El libro original ya ha vendido más de un millón de copias! ¡Eso significa que esas copias están en manos de mujeres! Ha sido traducido como a una docena de idiomas, incluyendo: africano, albanés, árabe, acerbayano, bosnio, búlgaro, chino, francés, alemán, húngaro, indonesio, japonés, karakalpak (¿Sabías que ese era un idioma? No sé dónde lo hablan... tal vez en Karakalpak, no sé), kazajo, coreano, mongol, polaco, portugués, rumano, ruso, serbio, español, tadzhik, turco, etc.

Esto no es un testimonio de lo gran escritora que soy. Es un testimonio del anhelo en los corazones de las mujeres en todo el mundo de experimentar la libertad de caminar en la verdad.

Una mujer nos escribió y nos dijo:

«Creo que este es el único libro cristiano que hay para mujeres en Bosnia. Porque las personas son de escasos recursos, ¡cada libro vendido se lee muchas veces!»

¡Qué hermoso es eso!

Otra mujer dijo:

«Vivo y trabajo en un país que se considera cerrado al evangelio. Esta semana, el país organizó una feria internacional del libro, y por primera vez en muchos años, se venden libros cristianos. Uno de los libros a la venta es una traducción en el idioma local de Mentiras que las mujeres creen. Estoy tan emocionada de que este libro esté disponible. Estoy planeando comprar muchas copias para las damas de nuestra iglesia».

Otra mujer que es maestra de escuela, jubilada, compartió el mensaje de Mentiras que las mujeres creen con un grupo de esposas de pastores en Egipto. Ella dijo:

«Alrededor de doscientas mujeres egipcias, paradas una al lado de la otra, asistieron al taller sobre Mentiras que las mujeres creen. Estas mujeres regresarán a sus hogares y compartirán estas verdades con las mujeres a las que están discipulando».

Y este libro, el original de Mentiras que las mujeres creen, ha llegado a todo tipo de mujeres, en todo tipo de circunstancias en la vida, con todo tipo de necesidades. Y muchas de nosotras podemos decir que ese es nuestro testimonio.

Recibimos una carta manuscrita de una mujer que dijo:

«Me encontré con Mentiras que las mujeres creen en la prisión. Todas las noches leía este libro a las otras tres mujeres en mi celda. ¡Gracias por avivar mi corazón!»

Otra mujer dijo:

«Enseño Mentiras que las mujeres creen y uso la guía de estudio. La respuesta ha sido excelente. Las ideas en este libro son revolucionarias para las mujeres cristianas de hoy, ¡incluida yo!»

En realidad, ella escribió una larga carta en la que compartía muchas áreas de su vida que habían sido impactadas, pero permíteme extraer solo esta breve parte. Ella dijo:

«Mi relación con mi esposo está mejor que nunca, principalmente por un cambio en mi actitud y porque estoy aprendiendo a cerrar la boca en lugar de quejarme o criticar».

Ahora, no creo haber escrito en el libro, «¡cierra la boca en lugar de quejarte o criticar!» Pero de alguna manera, así fue como el Señor aplicó parte del libro a ella. Ella dijo, «estoy esperando ver cómo el Señor llevará a cabo su plan para mis hijos, uno de los cuales es discapacitado».

«Mi adicción a la comida —llámala por su nombre, glotonería— está bajo el control del Señor, y estoy experimentando la libertad mediante la obediencia a Su Palabra».

¿Te das cuenta? Ella no está experimentando libertad porque leyó mi libro. Ella está experimentando libertad a través de la obediencia a Su Libro (la Biblia), al que tratamos de llevar a las mujeres a través de este libro.

Otra mujer, la esposa de un pastor, nos escribió sobre un estudio de Mentiras que las mujeres creen que está listo para comenzar en su iglesia. Ella dijo:

«Después de darle el libro a una de nuestras mujeres hace dos semanas, Dios ha puesto a una joven inconversa en su vida, una madre soltera con una hija de cinco años. La mujer le dijo a esta joven madre que necesitaba leer Mentiras que las mujeres creen. Compró el libro y se lo dio, la joven lo leyó en un día y dijo que ¡estaba escrito para ella! Ella aún no es salva, ¡pero Dios está realmente trabajando! Esta chica es una stripper en un club nocturno».

Ahora, ¿quién hubiera pensado que Mentiras que las mujeres creen, un libro con ese título, podría entrar en el corazón de esa mujer? No sé cómo terminará esta historia. Dios todavía está escribiendo historias en las vidas de muchas mujeres.

Así que, déjame decirte solo un poco sobre el nuevo Mentiras que las mujeres creen. Al principio pensamos que esto sería solo una simple revisión con una ligera actualización, un retoque. Bueno, pues ¡se convirtió en un proyecto mucho más grande de lo que alguna vez pensamos! Mi querido esposo, Robert, y yo pasamos todo el verano sentados en nuestra terraza, en el suroeste de Michigan, ¡escribiendo mentiras!

Estábamos escribiendo mentiras. Yo estaba escribiendo Mentiras que las mujeres creen y Robert estaba escribiendo Mentiras que los hombres creen, que si Dios quiere estará disponible próximamente. ¡Estamos muy emocionados por eso!

Ahora, ¿cuántas en nuestra audiencia habrán leído el libro original de Mentiras que las mujeres creen? Me imagino que si les pidiera que levantaran sus manos serían muchas manos. Quizás te preguntes, si ya has leído ese libro, ¿por qué querrías leer esta nueva versión?

Déjame decirte que aproximadamente un tercio del nuevo Mentiras que las mujeres creen es nuevo contenido. Es el equivalente a un libro completamente nuevo dentro de este libro original. Y el resto del libro —todo el resto del libro— ha sido editado.

Utilizo ilustraciones e ideas frescas y actualizadas, y es por eso que pensamos que vale la pena que obtengas la nueva versión y la leas desde que tengas la oportunidad. Tengo que contarte esta pequeña y divertida interioridad. . .

Estábamos en el proceso (fue un proceso largo y loco) de diseñar la portada, y las palabras «actualizado y ampliado» estaban en la parte inferior de la portada en uno de los diseños originales que vimos.

Lo que vi cuando miré fue: «Nancy DeMoss Wolgemuth, ¡actualizada y ampliada!» Dije, «está bien, mi nombre ha sido actualizado. . . pero. . . ¡Vamos a mover esas palabras hacia arriba en la portada!» Por lo tanto, está en la parte superior: «actualizado y ampliado».

Así que, ¿por qué esta nueva edición? Déjame darte varias razones:

  • En primer lugar, nuestro mundo ha experimentado enormes cambios culturales desde que Mentiras se lanzó por primera vez en el 2001. Por ejemplo, las redes sociales, tal como las conocemos hoy, no existían en 2001.
  • Y luego, hubo ciertos asuntos y temas sexuales que no eran tan relevantes y centrales hace veinte años que ahora tocan la mayoría de nuestras vidas de maneras muy personales.

Hemos agregado un capítulo completamente nuevo a este libro sobre Mentiras que las mujeres creen, acerca de la sexualidad. Escrito por mi buena amiga, Dannah Gresh, que es coautora de Mentiras que las jóvenes creen. Dannah y su esposo, Bob, tienen un poderoso ministerio de enseñanza bíblica acerca de la sexualidad.

Fui donde Dannah y le dije: «Has sido parte de este mensaje, una parte que ha ayudado a compartir esta verdad sobre las mentiras que las mujeres creen. ¿Me ayudarías con este capítulo?» Es un capítulo nuevo sobre las mentiras que las mujeres creen acerca de la sexualidad. Es un capítulo importante, ¡y estoy muy contenta de que hayamos podido agregarlo!

Y luego, cuando escribí Mentiras por primera vez, tenía unos cuarenta años. Ahora, acabo de cumplir sesenta. Estoy experimentando la belleza y el poder de la verdad de algunas formas nuevas y frescas. Así que en esta nueva edición, he añadido ideas desde mi punto de vista de mujer mayor.

También era soltera cuando escribí el Mentiras que las mujeres creen original, y ahora (¡maravilla de maravillas!) estoy en mi tercer año de matrimonio. He agregado algunas ilustraciones y pensamientos desde mi perspectiva de mujer casada. . . aunque quiero decir que no he olvidado a mis hermanas solteras. Fui soltera durante cincuenta y siete años, y todavía tengo en mi corazón lo que están experimentando mis hermanas solteras. Así que hay mucho en Mentiras que las mujeres creen que encontrarán práctico y útil.

Y luego, en estos últimos diecisiete, dieciocho años, por la gracia de Dios, ¡he crecido, he madurado! He crecido en mi caminar con el Señor, como espero que lo hagas tú, y en mi comprensión de Su Palabra. Y esto es realmente importante: he crecido en mi apreciación, mi comprensión de cómo el evangelio es central en toda la vida. Y así, mientras revisaba el Mentiras que las mujeres creen original, sentí que había algunas cosas que quería decir de otra manera, o que tenía que decir de manera diferente de como las dije en 2001.

También, cientos (tal vez miles) de mujeres me han dado su opinión sobre el mensaje del libro original. Muchas de esas opiniones han sido realmente alentadoras. He tenido conversaciones con esas mujeres a través de correos electrónicos, cartas y reseñas en línea.

También ha habido algunas (permítanme decirlo, algunas en el camino) que han expresado su preocupación o desacuerdo sobre puntos particulares del libro. Algunas de ellas lo han expresado de manera realmente gentil y afable, y algunas otras no tanto. ¡He escuchado probablemente más de una vez que una copia del libro se arrojó al otro lado de la sala! ¿Pero sabes qué? ¡Esa contribución también ha sido muy valiosa!

En realidad, tuvimos un grupo de nuestro equipo editorial que examinó todas las críticas que pudimos encontrar a la hora de revisar para este nuevo libro. Las resumieron para mí y me dijeron: «Esto es lo que hace tropezar a la gente. ¿Realmente crees lo que dijiste sobre eso? ¿Lo dijiste de la manera que querías decirlo? ¿Necesita ser aclarado?»

Así que estoy muy agradecida incluso por las críticas más duras. Intenté escuchar con atención y responder con humildad. No soy Dios, y lo que escribo no es la Palabra de Dios inspirada, así que incluso las críticas me ayudaron a aclarar y afinar mi mensaje, y creo que lo verán reflejado. Eso no significa que todos estén de acuerdo con el nuevo libro. Si todos estuvieran de acuerdo con todo esto, ¡probablemente el libro no sería necesario!

Estamos tratando de desafiar nuestro pensamiento, y hay cosas que no son «políticamente correctas». Hay cosas que son diferentes de la manera en que va la cultura, pero al menos espero que algunas de estas cosas hayan sido dichas de una manera más cuidadosa, que sean consistentes con la Palabra de Dios y que sean sensibles a las vidas y las realidades que enfrentan tantas mujeres que tienen trasfondos, tal vez diferentes al mío.

Y luego, he tenido la alegría de conocer a muchas mujeres que leyeron este libro hace años, y han compartido cómo este mensaje —los conceptos en este libro— les abrió los ojos y los dulces frutos de los que gozan ahora, años más tarde, como resultado de aprender a construir sus vidas sobre la base de la verdad.

Y ahora, a mis sesenta años, ¡no puedo pensar en una mejor manera de invertir mi vida que en alentar a una nueva generación de mujeres a experimentar por sí mismas el poder de la verdad que las hará libres!

Me he sentido motivada, en lo que se convirtió en un año largo, arduo y laborioso. . . probablemente haya otras palabras que pudiera usar para describir este año. Mi esposo puede describir cómo fue eso. Fue como, «¡oh, qué difícil! ¡Pero quiero hacerlo de la mejor forma que pueda!»

Me han motivado y estimulado muchas de las historias que he escuchado de mujeres que descubrieron, al leer el libro original, que estaban creyendo cosas que no eran ciertas.

Han compartido sobre las consecuencias que han experimentado producto de la esclavitud, relaciones rotas, culpa, miedo, ira, resentimiento. Sus historias han demostrado el poder que tiene el abrazar la verdad para liberarlas de esas áreas de esclavitud, de hábitos y pecados que no podían vencer.

Solo la verdad, no mi libro, sino este Libro, la Biblia, la verdad de la Palabra de Dios y Cristo Jesús, quien es la verdad, ¡tiene el poder de liberarnos!

Una mujer dijo, por ejemplo,

«Decir que este libro ha sido revelador, me ha abierto los ojos, es quedarme corta. Hay tantas mentiras que me han controlado y mantenido en cautiverio toda mi vida. Ahora, con la ayuda de mi precioso Jesús, ¡estoy rompiendo los lazos que me atan y buscando la libertad en la verdad!»

Esa historia podría repetirse una y otra y otra vez, ¡gracias a Dios! Dijo otra mujer,

«Creo que Dios me tenía en mente cuando escribiste Mentiras que las mujeres creen. Él usó ese libro para construir una base sólida para mi vida ya que mi esposo (un pastor) pasó por temporadas recurrentes de depresión. Y Él soberanamente lo usó para prepararme para ese día cuando mi esposo terminó quitándose la vida dentro del edificio de nuestra iglesia, y me convertí en viuda y madre soltera de cuatro. En los días subsiguientes, la Palabra de Dios me sostenía y me daba la confianza de poder creer completamente en lo que Él estaba haciendo. Cada vez que Satanás me arrojaba una mentira (y había muchas), recitaba las Escrituras. Me encantaría gritar desde las cimas de las montañas que ¡sí, la verdad nos hace libres! He vivido una vida fructífera desde ese día, pero no puedo atribuirme absolutamente ningún crédito. Todo ha sido obra de Dios y Él me enseñó a dejar de creer en las mentiras de Satanás y en cambio, creer en la verdad bíblica, incluso frente a una gran tragedia y pérdida».

Pienso en otra mujer que tenía un trasfondo horrendo (compartió gran parte de él conmigo). Pecados que se habían cometido contra ella, y luego sus propias decisiones pecaminosas. Todo esto combinado casi destruyó su vida durante un periodo muy largo.

Ella terminó diciendo, como ella había leído este libro,

«Gracias por tu disposición de dar un paso e incomodarme para que yo pudiese escuchar la verdad que Dios quería que escuchara. Mi matrimonio se salvó y mi hijo pequeño se criará junto a su mamá y a su papá».

¡Qué precioso es eso!

Y nuevamente, toda la gloria y el crédito van al Señor, quien es la verdad y nos ha dado Su verdad y Su Palabra.

Ahora, ella dijo: «Estuviste dispuesta a dar un paso e incomodarme», y eso es solo un recordatorio de que la verdad no siempre es popular o fácil. Definitivamente no es popular ni fácil confrontar a las personas en nuestras vidas, quizás a tus hijos, a un amigo, quizás a un colega, confrontar a los demás por sus formas de pensar o vivir que sean contrarias a la verdad.

No es fácil desafiarlas a arrepentirse y regresar a la verdad. ¡Eso es difícil! Se necesita coraje, se necesita fe de que Dios hará el trabajo en sus vidas. Se necesita compasión. ¡Tenemos que tener cuidado de cómo lo hacemos!

De hecho, Gálatas 6:1 dice que cuando veas a alguien en alguna falta, que le hables al respecto, la enfrentes, pero que lo hagas con un espíritu de mansedumbre, de humildad, para que tú no seas tentada ni arrastrada, también. Entonces debemos hacer esto con cuidado, con humildad, y es lo que he intentado hacer con este libro.

Quiero compartir con ustedes un par de versículos del último capítulo del libro de Santiago, capítulo 5, versículos 19 y 20. Mientras daba los últimos toques al libro original Mentiras que las mujeres creen, salí a caminar un día, había estado memorizando una porción de Santiago 5.

Estaba recitando y meditando sobre estos versículos, y de repente me di cuenta: ¡Por eso escribí este libro! Los versículos volvieron a mí cuando pensé en el lanzamiento de esta versión actualizada y ampliada de Mentiras que las mujeres creen.

Esto es lo que Santiago 5 dice:

«Hermanos míos (podríamos agregar “hermanas mías” allí), si alguno de entre vosotros se extravía de la verdad y alguno le hace volver,sepa que el que hace volver a un pecador del error de su camino salvará su alma de muerte, y cubrirá multitud de pecados».

¡Tenemos un enemigo que odia al pueblo de Dios! Odia a los hombres y a las mujeres hechos a imagen de Dios. Él es un engañador, destructor y calumniador. Él quiere matar, destruir, pero Dios nos ha dado la verdad que nos libera de esas mentiras.

Mi oración es que Dios use este libro, como lo ha hecho con el original, para desenmascarar al engañador y las mentiras que nos dice, para quitarle esa máscara, para quitar la cobertura de algunas de estas mentiras que se ven tan bien, se sienten tan bien, parecen tan correctas. . . así como esa fruta le pareció a Eva allí en el Jardín del Edén.

Se ven tan atractivas, pero son mentiras; son cosas que no son verdad, ¡y terminan conduciéndonos a caminos de muerte!

Pero no quiero simplemente descubrir las mentiras. ¡Lo que realmente quiero hacer es levantar, exaltar la verdad, dirigir a las mujeres a Jesús y a Su Palabra para que puedan abandonar esos errores, de creer esas mentiras, para que puedan regresar a la verdad y puedan ser libres!

Y te invito a que nos visites en AvivaNuestrosCorazones.com, para que veas en la transcripción de este programa la disponibilidad del nuevo «Mentiras que las mujeres creen y la verdad que las hace libres».

Annamarie: Esa es Nancy DeMoss de Wolgemuth invitándote a explorar la verdad que te hace libre. Como ella lo mencionó, puedes obtener más información sobre la disponibilidad del libro hoy, a través de nuestro sitio web, AvivaNuestrosCorazones.com.

Ha sido de bendición para mí escuchar lo que Nancy nos ha estado compartiendo, lo que algunas mujeres que han sido impactadas con este libro han escrito. Recursos como este, que te ayudan a enfocar tus ojos en la verdad de Dios son los que estamos comprometidos a producir para ti. En nuestra página web, puedes conocer otros recursos, y acceder a todos los programas que hemos producido (tanto la transcripción como el audio). Recuerda también que puedes buscar todos estos recursos por tema, Escritura, o por autor.

Escuchamos muchas voces, muchas ideologías… ¿cómo saber qué es verdad y qué no? La semana próxima nos expondremos juntas a la verdad de la Palabra de Dios en la conferencia True Woman '18. Esta se llevará a cabo en Indianápolis, y si eres de las que no podrá participar presencialmente, ¡tenemos muy buenas noticias para ti! Puedes ser parte a través de la transmisión en vivo, sin costo. Reúne a un grupo de hermanas y amigas y juntas participen de este evento especial, en el que celebraremos 10 años de las conferencias True Woman, juntas.

Esperamos tu sintonía, viernes y sábado de la semana próxima. Para más detalles visítanos en AvivaNuestrosCorazones.com.

Para concluir este programa, Patricia está aquí para orar por el lanzamiento del libro, «Mentiras que las mujeres creen y la verdad que las hace libres».

Patricia: Oh Señor, cuántas gracias te damos por Tu verdad. Es cierto Señor que los tiempos cambian, que las circunstancias son distintas, que hoy hay mentiras relevantes que quizás no estuvieron hace años; pero que bueno que la verdad es inamovible. Gracias Señor por haber puesto en el corazón de Nancy el escribir este libro; y gracias por ahora, años después revisarlo Señor, ampliarlo y ponerlo en este nuevo contexto para que esta nueva generación pueda tomar este libro y no solamente entender las mentiras, como ella dice, sino conocer la verdad. Oh Señor, Tú dices en Tu Palabra que Tú eres la verdad, Cristo es la verdad y Su Palabra es la verdad. Nosotras queremos exaltar esa verdad que es la única, la única que nos puede hacer libres, libres de nuestro pecado, libres de todas las ataduras en las que el maligno nos tiene cautivas, para poder, de todo corazón, Señor, amarte, servirte y vivir para ti y para tu gloria. Te oramos, oh Padre, que así como has usado el libro original de Mentiras que las mujeres creen en estos años, utilices esta nueva edición para que muchas, muchas mujeres de esta generación y de otras generaciones, sean libres y podamos escuchar de ellas los testimonios de cómo Tú has obrado a través de Tu verdad revelada en Tu Hijo y en Tu Palabra. En el nombre de Jesús, amén

Annamarie: ¿Estás creyendo alguna mentira acerca de Dios? Algo como: «Dios es igual a mi padre». Nancy te ayudará a abrazar la verdad acerca de Dios mañana, aquí en Aviva Nuestros Corazones.

Conociendo la verdad que nos hace libres, juntas, Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth es un ministerio de alcance de Life Action Ministries.

Todas las Escrituras son tomadas de La Biblia de las Américas a menos que se indique lo contrario.

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.