Podcast Aviva Nuestros Corazones

Mentiras que las mujeres creen acerca de Dios

Annamarie Sauter: Hay una poderosa verdad que afectará el resto de tu vida.

Nancy DeMoss de Wolgemuth: Independientemente de lo que puedas sentir en un momento dado, Dios es bueno. Y sin importar si lo sientes o no, Dios te ama y quiere lo mejor para ti. Estas son verdades acerca de Dios con las que debemos aconsejar nuestro corazón.

Annamarie: Estás escuchando Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth, autora del libro, Mentiras que las mujeres creen y la verdad que las hace libres, en la voz de Patricia de Saladín.

Nancy: Bueno, como ya les dije ayer, esta semana estamos celebrando el lanzamiento de la versión actualizada y ampliada, en español, de Mentiras que las mujeres creen. Este libro se publicó por primera vez en el año 2001, hace diecisiete años. Eso significa que lo escribí hace casi veinte años. Se lanzó en el 2001, y ahora tenemos una versión actualizada y ampliada.

Hemos trabajado durante un par de años, y tiene aproximadamente un tercio de contenido nuevo. Por lo tanto, incluso si has leído el libro original, sentirás que este es un libro diferente. Hay una gran cantidad de contenido nuevo en él. Hay muchas actualizaciones y revisiones basadas en los cambios ocurridos en nuestro mundo, los cambios en nuestra cultura durante los últimos diecisiete años desde que se lanzó el libro original.

Para más información sobre la disponibilidad de la nueva versión, actualizada y ampliada, visítanos en AvivaNuestrosCorazones.com.

En el libro, Mentiras que las mujeres creen y la verdad que las hace libres, hablamos sobre las mentiras que las mujeres creen sobre sí mismas, sobre el pecado, sobre las prioridades y sobre la sexualidad. Este último es un capítulo completamente nuevo escrito por mi amiga, Dannah Gresh, quien tiene un ministerio excelente que ayuda a las mujeres a tratar de manera bíblica con temas sobre la sexualidad, la sanidad sexual, entre otros.

Hay un capítulo sobre las mentiras que creemos sobre el matrimonio, otro sobre las mentiras que las mujeres creen sobre los hijos.

Dirás: «Bueno, yo no estoy casada. No tengo hijos». Tú necesitas conocer lo que hay en esos capítulos. En primer lugar, en caso de que alguna vez te cases y tengas hijos. Y en segundo lugar, en caso de que conozcas a alguien que esté casado o tenga hijos. Estos son temas importantes para entender por qué debemos nadar contra la corriente de nuestra cultura. Necesitamos recalibrar nuestro pensamiento con la verdad de la Palabra de Dios en estas áreas básicas.

También hay mentiras que las mujeres creen sobre las emociones, sobre las circunstancias.

Encontrarás capítulos sobre todos estos temas. Y el fundamento de todos esos temas es el capítulo de este libro sobre las mentiras acerca de Dios, mentiras que las mujeres creen acerca de Dios. Y digo que es fundamental porque lo que pensamos y creemos acerca de Dios es fundamental para cualquier otra área de nuestras vidas. Lo que creemos sobre Dios impacta todo en nuestras vidas y nuestras relaciones, ya sea que nos demos cuenta o no.

Entonces, en ese capítulo hablamos de mentiras como por ejemplo:

  • La mentira de que Dios no es realmente bueno.

Ahora bien, probablemente estas no son mentiras que diríamos en voz alta, pero son cosas que en el fondo nos preguntamos, cuestionamos o sospechamos.

  • La mentira de que Dios no me ama. Él ama a todos los demás, pero Él realmente a mí, no me ama.
  • La mentira de que Dios es como mi padre. Hablaremos acerca de eso en el programa de hoy.
  • La mentira de que Dios no es realmente suficiente.
  • La mentira de que los caminos de Dios son restrictivos, muy restrictivos.
  • La mentira de que Dios debería resolver todos mis problemas y hacerlos desaparecer.

Una mujer dijo, y estaré compartiendo algunas de estas historias del libro original a lo largo de esta serie en esta semana. Ella dijo,

«Recuerdo haber pensado después de leer el índice que no necesitaba leer este libro. Wow, cuán equivocada estaba. Tú me mostraste cómo estaba creyendo mentiras, cosas que no encajaban con lo que sabía que era verdad acerca de Dios. Así que en mi cabeza sabía lo que era correcto, pero estaba viviendo de una manera funcionalmente atea. No estaba viviendo de una manera consistente con la verdad acerca de Dios».

Esto es muy importante. No puedo exagerar demasiado cómo lo que creemos acerca de Dios impacta cada área de nuestras vidas.

Empecé recientemente a leer de nuevo el Antiguo Testamento. Lo amo, me encanta. Y este es el lugar de partida para toda la gran historia de la redención. «En el principio, Dios... en el principio, Dios...».

Génesis 1:1, comienza asumiendo que Dios es. Eso es algo que mucha gente cuestiona hoy en día. Pero las Escrituras comienzan con esta premisa fundamental, con esta verdad de que Dios es. Y luego nos dice una página tras otra, quién es ese Dios, cómo es Él. Desde la primera página, a través de toda la Escritura, Dios se está revelando a Sí mismo, revelando Su carácter, revelando Sus caminos.

Primero, se les reveló a Adán y Eva, antes de que pecaran y después de que pecaron.

Luego, se le reveló a Caín después de haber asesinado a su hermano.

Y más tarde, se le reveló a Noé. Ahora, voy a resaltar algunas cosas que he estado leyendo y viendo durante las últimas semanas. ¿Qué le reveló Dios acerca de Sí mismo a Noé? ¿Quién se salva con su familia cuando todo el resto del mundo perece en un diluvio?

Dios se reveló a Sí mismo a Abraham y a Sara cuando fueron llamados a abandonar su tierra donde se adoraban ídolos para seguir a Dios a una nueva tierra. Y luego, años más tarde, cuando eran viejos y estériles, y parecía que la promesa de Dios de que les daría tantos descendientes como la arena del mar nunca se haría realidad, Dios se les revela a Abraham y a Sara.

Dios se reveló a Sí mismo a Lot y a su esposa, quienes vacilaban entre su amor por Dios y su afecto por este mundo.

Dios se reveló a Sí mismo a Agar, una madre soltera, y su hijo adolescente, Ismael, quien había sido expulsado de la familia.

Él se reveló a Sí mismo a Isaac y a Rebeca, mientras lidiaban con las rivalidades entre sus hijos gemelos, rivalidades entre hermanos.

Él se reveló a Sí mismo a Isaac y al hijo menor de Rebeca, Jacob, quien engañó y manipuló para obtener el derecho de primogenitura de su hermano mayor, Esaú; y luego huyó a otro país para escapar de la ira de su hermano.

Dios se reveló a Sí mismo a Raquel y a Lea, la esposa no amada. Hablaremos más sobre esas dos hermanas y algunas mentiras que ellas creyeron aquí en Aviva Nuestros Corazones.

Dios se reveló a Sí mismo a José y a sus hermanos traidores.

Dios se reveló a Sí mismo a los hijos de Israel que fueron esclavos en Egipto y sufrieron una opresión brutal.

Él se reveló a Sí mismo a aquellas madres judías que soportaron el horror indescriptible del faraón que extinguió las vidas de sus bebés varones: el genocidio.

Dios se reveló a Sí mismo a Moisés, quien se sentía completamente inadecuado cuando Dios lo llamó a liberar a Su pueblo de la esclavitud.

Y Dios se reveló a Sí mismo a Faraón, que pensaba que él era dios.

Y así sucesivamente. Verás, la Biblia no es una colección de historias interesantes e inspiradoras. Es la revelación de quién es Dios, y por qué eso importa, y qué diferencia hace esto en nuestras vidas.

Él se reveló a Sí mismo a estos hombres y mujeres, y a otros que podría haber nombrado, a lo largo de las Escrituras como un Dios:

  • Santo
  • Soberano
  • Bueno
  • Clemente, perdonador
  • Misericordioso
  • Bondadoso
  • Sabio
  • Poderoso
  • Eterno
  • Siempre presente

Este es un estribillo recurrente en toda la Escritura: «Yo estoy contigo. Estoy contigo. Ven aquí, estaré contigo. Si vas allí, estaré contigo. Sí, estás experimentando esto pero yo estoy contigo». YO SOY está contigo, Jehová, el SEÑOR, el Señor soberano que se ha dado a conocer.

Todo esto realmente les importaba a estas personas, ya fuera que ellos creyeran que Dios era quien Él decía que era, o que creyeran cosas acerca de Él que no eran ciertas. Esto determinó el curso y el resultado de sus vidas.

Y lo que hoy, tú y yo creemos sobre Dios, realmente importa. Si creemos en lo que Él ha revelado acerca de Sí mismo o si creemos en cosas que no son ciertas acerca de Él, esto es lo que determina el curso y el resultado de nuestras vidas. Esto es algo que muchas mujeres han descubierto a lo largo de los años al leer el libro original.

Una mujer enseñó este libro en su clase de escuela dominical, dijo:

«Después de la tercera clase, cuando hablamos de las mentiras sobre Dios, una mujer me confesó en privado algo que ella había ocultado a todos durante dieciocho años. Ella se había practicado un aborto, y me dijo que se dio cuenta de que había creído la mentira de que Dios era «como su padre». Él nunca la había perdonado por quedar embarazada y practicarse el aborto, por lo que ella asumió que su Padre celestial tampoco lo haría».

Y luego, escucha este conmovedor relato de un padre que escribió y dijo:

«El novio de mi hija acaba de echarla de la casa, después de que su madre y yo estuvimos orando durante dos años para que ella volviera a Cristo. Se está quedando con mi madre ahora y estaba caminando sin rumbo fijo por la casa, llorando, cuando encontró una copia de Mentiras que las mujeres creen. Esto fue literalmente hace una hora, así que esta es una obra en proceso, pero ella está devorando el libro, llorando como una niña herida, y diciendo: «¡Papá, hay esperanza! Nunca esperé sentir este nivel de amor y consuelo de parte de Dios y este libro. Sé que no puedo apoyarme en los demás; tengo que apoyarme en Dios». Su papá dice que ella está siendo sostenida y consolada por el Señor en este momento. Estoy llorando mientras escribo esto. La verdad sobre quién es Dios está liberando a esta mujer».

Entonces, ¿qué diferencia hace conocer a Dios por quien Él realmente es?

Quiero compartir con ustedes algo bastante extenso, pero creo que es muy valioso, un testimonio que leí hace poco, titulado: «No podía llamar a Dios “Padre”: El camino a la fe de una mujer iraní». Esto es lo que ella escribió:

«En el Islam hay noventa y nueve nombres para Alá, y ninguno de ellos es «Padre». Soy de una familia de seis hijos. Mi padre nunca nos mostró nada de amor. Cada vez que oía hablar a las personas sobre el amor y el apoyo de sus padres, no tenía idea de lo que querían decir. Mi padre era un hombre iracundo. Él abusó de nosotros, especialmente de mi madre, emocional y físicamente. Ella fue golpeada varias veces por él hasta casi quitarle la vida. Sin embargo, aguantó esto para proteger a sus hijos. También recuerdo el día en que mi padre trató de matar a mi hermano, obligándolo a huir descalzo a la calle. Cuando tuve la edad suficiente, dejé Irán para poder liberarme de mi padre y tener una vida mejor. Terminé en el Reino Unido. Siempre tuve una visión negativa de los hombres. Cuestionaba por qué Dios les había dado a los hombres ese poder. Traté de ser fuerte, pero estaba deprimida y cansada de la vida. Un día, sola en mi habitación, hablé por primera vez al Dios de la creación. Había renunciado a mi religión, lo cual siempre me había hecho sentir débil y asustada. Ahora oré al Dios que no conocía, pero cuya presencia percibí de una manera real. Quería morir, pero no quería suicidarme, ya que avergonzaría a mi madre. Entonces le pedí a Dios que me matara. Pero él no me mató. Él me dio vida. Déjame decirte cómo».

Ahora, ella continúa contando cómo Dios usó a un no creyente para presentarle a alguien más que la llevó a Jesús. Y entonces ella dice:

«Pero luego, había un gran desafío esperándome. Tuve que aceptar a Dios como mi Padre. En mi mente, «padre» no era una palabra honorable para el Dios que había llegado a conocer, «madre» se habría sentido una palabra mucho mejor. Pero Dios quería revelarse a Sí mismo. Y lo hizo con total paciencia y dulzura. Mientras estudiaba la Biblia, (ahí es donde se obtiene una visión correcta de Dios), vi la gracia y el amor del Padre. Mientras oraba, sentí la atención del Padre. Mientras adoraba sentí el abrazo del Padre. Él sanó mi pasado, mi presente y mi futuro. Él me ha transformado. Incluso me capacitó para perdonar verdaderamente a mi padre terrenal. Solía odiar la palabra «padre», pero hoy adoro a Dios el Padre con gran amor y pasión».

Y ese no es el final, debido a lo que Dios hizo en la vida de esta mujer presentándole al Dios que Él es, como realmente Él es, otros comenzaron a ser impactados por ese mismo Dios. Esto es lo que ella cuenta:

«Fui la primera en mi familia en ser cristiana. Cuando compartí el evangelio con mi madre, ella dijo que a la edad de sesenta años no podía cambiar. Pero con el tiempo, el amor soberano de Dios atrajo y ganó su corazón, y hoy adora a Jesús. Compartí a Jesús con mi sobrino. Hoy él adora a Jesús. Cuando mi cuñada tuvo un problema, oré por ella y compartí un versículo de la Biblia. Hoy ella adora a Jesús. Mi hermana vio el cambio en mi vida. Hoy ella adora a Jesús. Uno de mis hermanos era ateo. Pero hoy él adora a Jesús. Vi a once personas venir a Cristo. Pero no a mi padre. Él había dejado a mi madre por una mujer de mi edad. Infligió mucho dolor a la familia y durante mucho tiempo nadie habló con él. Pero Dios puso en mi corazón llamarlo y hablarle. Un día, al teléfono, mi padre me dijo que tenía cáncer. Su joven esposa lo había dejado. Mi madre que había crecido en su fe, valientemente decidió ir a cuidarlo en su lecho de muerte. Tres días antes de que mi padre muriera, llamé y le hablé por última vez. Le conté sobre el ladrón moribundo junto a Jesús en la cruz. «Como el ladrón», le dije, «todavía puedes ser perdonado». Mi madre estaba allí y ella le tomó la mano mientras él sonreía y le pedía a Jesús que lo perdonara y lo redimiera».

El poder de la verdad acerca de Dios, que es Él y quién es Él, cambiará tu vida y cambiará la vida de otras personas a través de ti.

Leí un tweet el otro día, mientras pensaba en este tema, y quiero compartirlo contigo. Decía: «Cuando estamos ansiosas, deprimidas o irritables, es probable que sea porque creemos una mentira sobre nosotras mismas o sobre Dios».

Ahora, piensa en eso. Cuando estamos ansiosas, cuando estamos deprimidas, cuando estamos irritables, ¿quién no ha estado así en la última semana, o en las últimas veinticuatro horas, tal vez en la última hora? Ansiosa, deprimida, algunas de ustedes viven de esta manera, ansiosas, deprimidas, irritables.

Este escritor dijo: «Cuando estamos ansiosos, deprimidos o irritables, es probable que sea porque creemos en algo que no es verdad acerca de nosotros mismos o de Dios».

No queremos solo enfocarnos en las mentiras. Queremos llevarnos a nosotras mismas y a los demás a la verdad.

Susana Spurgeon, la esposa de mi amigo, Charles Spurgeon, dijo que en tiempos de aflicción el alma es grandemente ayudada al pensar grandes pensamientos acerca de Dios. Tienes que detenerte y limpiar todos esos pensamientos y ruidos que llenan tu mente, y en quietud llenarla de las verdades acerca de Dios en Su Palabra.

La razón por la que escribí el libro Mentiras que las mujeres creen y la verdad que las hace libres, y la razón por la que pasamos el último año o dos actualizando y ampliando ese libro, por lo que ahora tenemos el nuevo Mentiras que las mujeres creen, es para alentarte a atesorar grandes pensamientos acerca de Dios. Ese es el propósito.

Entonces, a lo largo de este libro, no solo en el capítulo sobre Dios, sino en todos, hablamos sobre la verdad de que Dios es bueno. Independientemente de lo que te pueda parecer en un momento dado, Dios es bueno. Y sin importar si lo sientes o no, Dios te ama y quiere lo mejor para ti. Estas son verdades acerca de Dios con las que debemos aconsejar nuestro corazón.

Aquí hay otra verdad: Dios es suficiente. Si lo tenemos a Él, tenemos todo lo que necesitamos para nuestra paz y gozo presentes, y no solo nuestra paz y gozo presentes, sino también nuestra paz y gozo eterno. Dios es suficiente. «El Señor es mi pastor», dijo el salmista, «tengo todo lo que necesito». Esa es la verdad acerca de Dios.

Aquí hay otra verdad: Se puede confiar en Dios, se puede confiar en Dios.

Mi esposo y yo vamos a escribir un libro este año para lanzarlo el año que viene, si el Señor así lo quiere, lo llamaremos, Puedes confiar en que Dios escribe tu historia. Ya sea tu historia de amor, tu historia financiera, tu historia dolorosa o la historia de tus hijos, cualquiera que sea tu historia, puedes confiar en que Dios la escribirá.

Dios cumple Sus promesas. Él ha prometido nunca dejarnos, nunca abandonarnos. Él ha prometido que aquellos que confían en Él nunca serán perturbados ni avergonzados. (Isa. 28:16).

Y a veces tengo que recordarme a mí misma, y puede que necesites recordarte lo mismo: «Escucha, alma, ¿alguna vez Dios te ha abandonado?»

«Bueno, no. Hubo momentos en que pensé que Él podría».

«Pero, ¿alguna vez lo ha hecho?»

"Bueno, no. Dios nunca me ha abandonado. ¡Y no va a comenzar ahora!»

Necesitamos recordarnos estas verdades acerca de Dios.

Una mujer escribió después de leer el libro original,

«Por primera vez, creo que Dios puede ser totalmente confiable. Estoy libre de la necesidad de encontrar el significado de este mundo y mi lugar en él. Puedo descansar, puedo descansar en Aquel que posee el mundo y puedo confiar en Él para guiarme, protegerme, consolarme y darme gozo».

Puedo confiar en Dios.

Otra verdad sobre Dios: Dios no comete errores. Él nunca comete errores. Él nunca ha cometido uno y nunca lo hará. Ahora, otras personas pueden cometer errores graves, todos lo hacemos. Y otras personas pueden cometer errores graves que afectan nuestras vidas de manera significativa. Pero Dios siempre está cumpliendo Sus propósitos eternos para nosotros, para todo este mundo, todo el tiempo y la eternidad, y esos propósitos no pueden ser frustrados por ningún pecado humano o fracaso.

Si estamos en Cristo, nuestras vidas están en Sus manos, y nada, nada, nada puede tocarnos que no haya sido filtrado primero a través de Sus dedos de amor. Dios determina la intensidad y la duración del dolor. Hablaré de eso más adelante esta semana. Y cuando estemos en la eternidad, muy pronto en términos relativos, cuando estemos en la eternidad mirando hacia atrás a esta existencia terrenal, entonces sabremos por vista lo que ahora solo podemos ver por fe: Él ha hecho bien todas las cosas.

Uno de los libros devocionales que he estado usando desde el año pasado lo dice de esta manera: «Cuando Dios es tu valor supremo, tu bien supremo, sin importar qué dolor se apodere de tu vida, tus más profundos gozos no pueden ser amenazados».

¿Por qué es eso? Porque Dios es tu mayor y más profundo gozo. Puedes confiar en Él, descansar en Él, apoyarte en Él. Entonces, cuando Él es tu valor supremo, tu bien supremo, cuando Él te importa más que cualquier cosa o que cualquier otra persona en la faz de la tierra, entonces no importa qué dolor pueda invadir tu vida y por cuánto tiempo pueda durar, tu más profundo gozo estará seguro, nunca se verá amenazado.

Annamarie: Nancy DeMoss de Wolgemuth te ha estado explicando por qué tus creencias sobre Dios afectarán tanto todo lo demás en tu vida.

¿Quieres atesorar pensamientos grandes acerca de Dios? En el libro, Mentiras que las mujeres creen y la verdad que las hace libres, Nancy te ayuda a hacer eso. Este libro con más de un millón de copias vendidas, apareció por primera vez hace diecisiete años, y Dios lo ha usado en la vida de innumerables mujeres.

Pero muchas cosas han cambiado en los diecisiete años que han transcurrido desde entonces, y Nancy ha actualizado el libro para esta generación. De hecho, en esta versión, aproximadamente el treinta por ciento del material es nuevo o actualizado. Visítanos hoy en AvivaNuestrosCorazones.com y conoce más acerca de la disponibilidad de este libro.

El libro de Génesis nos cuenta una historia que se desarrolla como una especie de telenovela. Se trata de dos hermanas compitiendo por la atención del mismo hombre. Nancy dice que estas hermanas estaban creyendo una serie de mentiras sobre ellas mismas. Ella identificará esas mentiras y nos ayudará a apartarnos de estas y aferrarnos a la verdad. Eso será mañana, aquí en Aviva Nuestros Corazones.

Aquí está Patricia para cerrar nuestro tiempo juntas, y orar por el lanzamiento de la nueva versión del libro Mentiras que las mujeres creen y la verdad que las hace libres.

Patricia: Quiero invitarlas a orar con nosotras para que Dios use esta versión nueva, actualizada y ampliada de Mentiras que las mujeres creen y la verdad que las hace libres. Que Dios ayude a muchas mujeres; mujeres en circunstancias difíciles, mujeres en situaciones dolorosas, mujeres cargadas por años de cosas pecaminosas que han hecho o cosas pecaminosas que les han hecho durante muchos años. Oremos para que Dios use este libro para ayudar a que estas mujeres lo conozcan a Él, y quién es Él en realidad, que Él las ama y está elaborando planes para este mundo que las incluye, y que se puede confiar en Él sin importar nada.

Señor, quiero orar para que la verdad en este libro penetre profundamente en el corazón de cada mujer que lo lea. Es mi oración que la diferencia que haga en las vidas de las mujeres que lo lean, apunte a Ti y a Tu poder.

Padre, toma las palabras de este libro y llévalas a los lugares donde las mujeres están siendo oprimidas, donde nunca se ha oído Tu verdad, donde todo lo que el maligno ha dicho como verdad es tinieblas y está matando, robando y destruyendo todo lo que Jesús vino a dar.

Oh, Señor, Tú viniste a darnos vida y vida en abundancia, trae esa verdad a través de las páginas de este libro, a estas mujeres. Y oramos Padre que en las partes más remotas de la tierra, uses Tu Palabra como es presentada en este libro; que la uses para liberar a las mujeres; que uses este libro como un puente para el evangelio; que muchas mujeres al leer este material sean atraídas a Ti; que sus ojos sean iluminados y el velo que ciega sus ojos y las tiene cautivas de las mentiras de Satanás sea quitado y que resplandezca la luz del evangelio de Cristo en muchos corazones alrededor del mundo, y que toda la gloria y toda la alabanza sean dadas a tí, oh, Señor, el único que la mereces. En el nombre de Jesús, amén.

Annamarie: Conociendo la verdad que nos hace libres, juntas, Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth es un ministerio de alcance de Life Action Ministries.

Todas las Escrituras son tomadas de La Biblia de las Américas a menos que se indique lo contrario.

Me Rindo a Ti, Jonathan & Sarah Jerez ℗ 2016 Aviva Nuestros Corazones. 

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Únete a la discusión