Aviva Nuestros Corazones Podcast

— Reproducción de audio —

El poder de las palabras, día 7

María: (Televisor sonando). No debes ver ese programa de TV.

Annamarie: Esta es María.

María: (Una música sonando). No debes escuchar esa música.

Annamarie: Ella está recordando la forma en que le hablaba su esposo.

María: (Ruido de carretera). No debes conducir tan rápido. Bien, ahora puedes cambiar de carril.

Annamarie: ¿Te suena familiar?

María: Realmente debes hacer tu estudio bíblico. Es interminable.

Annamarie: Estás escuchando Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth, en la voz de Patricia de Saladín.

En este punto de nuestra serie actual creo que ya sabes de qué te estamos hablando cuando mencionamos el «Reto de 30 días para esposas». Una mujer que lo hizo nos escribió,

«Terminé el reto de 30 días para esposas. No fui la mejor y me costó mucho trabajo especialmente la última semana. Entendí que el objetivo es animarlo con el amor que solo Dios pone …

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Colabora con nosotras

Tenemos el privilegio de proporcionar las transcripciones de estos mensajes vivificantes. Si el Señor ha usado Aviva Nuestros Corazones para bendecir tu vida, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expander el mensaje?

Donar $5

Sobre el maestro

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth ha tocado las vidas de millones de mujeres a través del ministerio de Aviva Nuestros Corazones y del Movimiento de Mujer Verdadera, llamando a las mujeres a un avivamiento espiritual y a la feminidad bíblica. Su amor por Cristo y por Su Palabra es contagioso y permea todos sus alcances, desde sus conferencias hasta sus programas de radio.

Ha escrito veintidós libros, incluyendo Mentiras que las mujeres creen y la Verdad que las hace libres, En busca de Dios (junto a Tim Grissom), y Adornadas. Sus libros han vendido más de cuatro millones de copias y están llegando a los corazones de las mujeres alrededor del mundo. Nancy y su esposo, Robert, radican en Michigan.

Únete a la conversación