Podcast Aviva Nuestros Corazones

En recuperación de un terremoto de géneros

Recursos del Episodio

«PDF con las declaraciónes del Manifiesto»

Carmen Espaillat: La masculinidad y la feminidad son parte del diseño de Dios en la creación.

Nancy DeMoss de Wolgemuth: El hombre es creado a imagen de Dios; la mujer es creada a imagen de Dios. Pero cuando ellos funcionan en estas maneras complementarias y distintas, como hombre y mujer juntos, hay un reflejo de la imagen de Dios que sobrepasa lo que es posible para uno hacer aparte del otro.

Carmen: Estás escuchando Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth, en la voz de Patricia de Saladín.

Nos encontramos en la serie, «El Manifiesto de la Mujer Verdadera, Fundamento».

Nancy: Billy Tipton era un músico de Jazz. Él era un pianista talentoso y también tocaba el saxofón. Comenzó su carrera durante la era del Big Band durante los años 30. Según la revista Time, Billy era excéntrico. Por ejemplo, rehusaba darle su número del seguro social a su agente. Sus tres hijos adoptivos nunca recuerdan ir a nadar con su padre. Nunca iba al médico, y rehusaba recibir tratamiento médico aunque estuviera gravemente enfermo.

Cuanto Tipton murió en 1989 a la edad de 74 años, la familia supo por qué.

El director de la funeraria le dijo a uno de sus hijos adoptivos que Billy Tipton era una mujer. Durante la era del Big Band a las mujeres se les permitía cantar pero no se les permitía tocar en la banda. Por lo tanto desde los 26 años, Tipton, él o ella, vivió su vida como hombre, creyendo que era la única manera de realizar sus sueños. 1

Ahora, lo que prácticamente no se escuchaba en esos días, hoy es solamente una de las tantas aberraciones relacionadas al género y a la sexualidad que tristemente ya no son poco comunes, y que son aceptadas dentro de nuestra cultura.

Si conoces el show de Oprah, quizás habrás visto a Oprah hablar sobre la fluidez sexual. Es un concepto que fue explorado a fondo en un artículo de Mary Fisher en la revista, «O», titulado, «Por qué las mujeres están dejando a los hombres por otras mujeres». Fluidez Sexual.

Déjenme leerles algunas citas de ese artículo. Mary Fisher dice:

Ciertamente no hay nada nuevo acerca de las mujeres teniendo sexo con otras mujeres, pero hemos llegado a un momento en la cultura popular cuando de repente pareciera como si fuera una moda, o por lo menos, aceptable.

En 1949 la filósofa Simone De Beauvoir publica su libro innovador, El Segundo Sexo, con su frase famosa, «uno no nace, pero se convierte en una mujer», sugiriendo que las características clásicas femeninas como la pasividad, la timidez, y el cuidado, no son solamente biológicas, sino que han sido impuestas por los padres y la cultura. Hoy, después de la cruzada del movimiento de la liberación femenina por la igualdad entre los sexos, (algunos) pensadores… están (y oigan esto), retando la definición de los roles del género.2

Fluidez Sexual.

Ahora, siempre ha habido desde que podemos recordar, una línea de distinción que divide a los dos géneros. Numerosos libros han sido escritos basados en las diferencias entre los hombres y las mujeres. Probablemente el más famoso es el libro de John Gray, Los hombres son de marte, las mujeres son de venus. Hombres y mujeres. Dos géneros. Varón, hembra.

Hemos visto en las últimas décadas un vocabulario completamente nuevo que se ha desarrollado para lidiar con las muchas variaciones y permutaciones de género en nuestra cultura. Y lo que estoy a punto de compartir en los próximos momentos, y en realidad quiero ser sensible; y tengo presente que tenemos algunas mujeres jóvenes que nos escuchan.

Estoy agradecida de que muchas de las cosas que estoy a punto de decir, son cosas que yo nunca había escuchado hasta que fui una persona adulta, de hecho, mi deseo hubiera sido, hasta este día, nunca haberlas escuchado. Siento mucho que tú lo tengas que oír, pero somos asaltadas con estos conceptos en las noticias día tras día, y quiero explorar estas cosas dentro de un contexto bíblico. ¿Cómo respondemos y pensamos acerca de lo que escuchamos en la cultura en lo que se relaciona a este asunto del género?

Déjame, de la manera más discreta posible, familiarizarte con algunas de estas palabras del nuevo vocabulario que ha surgido. A principios de los años 90 comenzamos a escuchar el término LGBT (lesbiana, homosexual, bisexual y transgénero). Transgénero significando que algunas personas sienten que su sexo anatómico, su cuerpo fisiológico, no hace juego con su identidad de género.

Les digo que, he tenido que ir a la internet para buscar algunas de estas cosas y para poder comprender lo que se está diciendo y qué significa todo esto. El concepto aquí es que las personas transgénero pueden identificarse como heterosexuales, homosexuales, bisexuales, pansexuales, polysexuales o asexuales, y probablemente algunos otros que todavía no he escuchado.

Y aquí está otra palabra que hemos escuchado en las décadas recientes, andróginos, que significa tener los rasgos de ambos géneros. Encontré una página acerca de la sexualidad humana que es mantenida por estudiantes en la Universidad de California en Santa Bárbara. Esta página dice:

Muchos no creen en el género como binario (eso es, dos tipos, varón y hembra) pero ven una gama de posibilidades entre los extremos de la masculinidad tradicional y la feminidad tradicional.

Hay esta gama completa de posibilidades. Tú no eres hombre o mujer, varón o hembra. Hay este continuo completo, y te puedes ubicar en cualquier parte de ese espectro. En los años recientes, los titulares han sido capturados por personas que se identifican como transexuales, estas son personas que pretenden vivir como un género aparte del que les fue asignado a ellos en su nacimiento, basados en la apariencia de sus órganos sexuales al nacer. Esta categoría incluye las reinas de draga, las ella machos, él, ellas, y los shims.

Otro término, está en inglés, y es el término gender bender. Los del gender bender sienten que el género asignado a ellos al nacer, no es una descripción correcta ni completa de ellos. Algunos de estos gender bender son transexuales y desean hacer un cambio físico de su sexo por medio de terapias hormonales o de cirugía de reasignación de sexo, mientras que otros nacieron intersexuales. 4

Gender bender; este concepto tiene que ver con un derrocamiento y empuje de los límites de las perspectivas tradicionales sobre la masculinidad y la feminidad. Ahora, esta expansión del vocabulario, no representa un cambio pequeño en nuestra cultura. Esto ha sido un terremoto de proporciones enormes.

Hay una observación que Elisabeth Elliot hizo hace más de veinte años y lo que dijo en ese tiempo hubiera sido aún más cierto al día de hoy. Ella dijo:

Durante el milenio de la historia humana, hasta las dos décadas pasadas o algo parecido, la gente dio por sentado que las diferencias entre los hombres y las mujeres eran tan obvias que no necesitaban ningún comentario. Las personas aceptaban las cosas tal y como eran. Lo que suponíamos que era fácil ha sido atacado y confundido, hemos perdido nuestra dirección, nuestro rumbo en una niebla retórica sobre algo llamado igualdad, de manera que me encuentro en una posición incómoda de tener que trabajar con intensidad con personas educadas, en lo que antes era perfectamente obvio para los simples campesinos.

Y estaba estudiando todo esto y mi cabeza estaba dando vueltas con algunas de estas cosas que estaba aprendiendo que no conocía. Tuve una conversación con una amiga que me visitó, y le dije, ¿podrías tú imaginar todo esto 15 años atrás? El cambio está ocurriendo rápidamente.

Aquellos que tomen nuestra posición, en el mejor de los casos serán considerados como que están fuera de contacto con la realidad o como extraños, y en el peor de los casos como peligrosos o una amenaza a la sociedad. La realidad es que cuando salgamos al aire con un programa como este, tarde o temprano, el caso será que probablemente terminemos con un problema legal, por promover la posición bíblica en estas cuestiones.

Ahora, para muchos de nosotros como cristianos que hemos sido educados en la Palabra de Dios, muchos de los conceptos de los cuales estoy hablando, algunas de estas palabras que tienes que investigar para saber realmente qué significan, son en su mayoría extrañas o incomprensibles. Nosotros diríamos de manera inmediata que estas, no son consistentes con las Escrituras, que son incorrectas. Pero la pregunta es, ¿por qué? ¿Qué las hace incorrectas y por qué es importante?

¿Acaso no son solamente asuntos donde cada uno tiene derecho a su propia opinión? Así que creemos en la masculinidad y la feminidad, pero otras personas creen en ese espectro continuo, ese transgénero transexual, esta tierra de nadie. Tal vez tú eres de ambos sexos. Tal vez no eres ninguno de esos sexos. ¿No es correcto que todo el mundo piense lo que quiera pensar acerca de este tema?

Hay una presión enorme hoy en la iglesia a acomodarse al punto de vista de la cultura acerca de la masculinidad y la feminidad. Esto no sucede de una manera extrema en el primer intento. Hay denominaciones completas que en un tiempo eran fieles a la Palabra de Dios y que ahora niegan la enseñanza de la Biblia acerca del género y la sexualidad, y que ahora consideran esa enseñanza; estoy hablando dentro de la iglesia. Algunas de esas enseñanzas son consideradas por muchos como atrasadas o represivas.

¿Así que, dónde vamos a buscar la verdad? La buscamos en la Palabra de Dios. Es ahí donde descubrimos nuestra identidad y nuestro propósito, y solamente por medio de Cristo y Su verdad podemos encontrar la plenitud y vivir de una manera digna de aquellos que han sido creados a imagen y para la gloria de Dios.

¿Qué afirman las Escrituras sobre el género? Es ahí donde debe ir cada pregunta en nuestra cultura al interactuar con ella y querer ser una mujer verdadera de Dios. No solamente lo que tú piensas de esto, no lo que la psicología dice de esto, sino regresar a la Palabra de Dios. Ese es exactamente nuestro punto.

Es tan simple. Las Escrituras dicen que hasta un niño que tiene la ayuda del Espíritu de Dios puede entender las cosas que eluden las personas que tienen un doctorado, y que tienden a creer que son muy sabios.

¿Qué afirman las Escrituras sobre el género? Este tema es tratado claramente en el primer capítulo de la Biblia, todo en la Biblia es importante. Todo en la Biblia es verdad, pero esas cosas que han sido plantadas en los primeros capítulos del Génesis son particularmente cruciales y nos sirven de fundamento al construir un sistema completo de pensamiento sobre el mundo, y sobre nuestra cultura.

En Génesis 1: 27 dice: «Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó».

Y en Génesis 5:2 dice: «Varón y hembra los creó; y los bendijo, y llamó el nombre de ellos Adán, el día en que fueron creados». Así que tenemos a la humanidad dividida en dos géneros, varón y hembra, creados por Dios y bendecidos por Dios.

El nuevo testamento afirma lo que leemos en el libro del Génesis.

Dice: «Él (Jesús) respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo...?» (Mateo 19:4).

Y aquí es donde llegamos a este segundo principio, a esta declaración fundamental en el Manifiesto de la Mujer Verdadera:

Nosotros creemos que la creación de la humanidad como varón y hembra fue una parte intencional y maravillosa del sabio plan de Dios y que los hombres y las mujeres fueron creados para reflejar la imagen de Dios en formas complementarias pero distintas.

Ahora, quiero que desglosemos esto, y podríamos hacer toda una serie completa de este tema, de hecho ya hemos mencionado en el pasado algunas cosas acerca del complementarismo. Pero en esta serie solo trato de darte una visión compacta, concisa de lo que hay detrás de cada declaración en el Manifiesto de la Mujer Verdadera.

Así que vemos que las Escrituras afirman la división de la humanidad en dos géneros: masculino y femenino. Y tú dices: «Mmmm eso es obvio». Tu hijo de 3 años entiende esto. Pero esto no es un tema «obvio» en el día de hoy. Hay mucha gente hoy en el planeta que no comprende eso. Es por esta razón que debemos regresar a lo básico.

Dios dividió a la humanidad en varón y hembra. Hay similitudes entre los hombres y las mujeres, y hay diferencias. Hay diferencias fisiológicas obvias, pero esas diferencias fisiológicas son reflejo de otras diferencias mucho más profundas entre los hombres y las mujeres.

Déjame darte algunas observaciones, y quizás, esto te parecerá muy obvio, pero en realidad hoy, no es obvio para todos, así que quiero ir adelante y declararlo. En primer lugar, este asunto de varón y hembra, la división de la humanidad en dos géneros, fue idea de Dios. Dios creó al hombre y a la mujer. Este concepto no fue una invención de nuestros abuelos o de sus abuelos ni de otra persona.

Estas diferencias de género no son el resultado de la socialización. Hoy hay un mayor debate acerca de que si el género es construido socialmente o si es genético o innato. Ahora, no hay ninguna duda de que el ambiente cultural y social tiene una influencia en cómo la gente percibe y vive su masculinidad y su feminidad, su género y su sexualidad.

Pero los ambientes y factores culturales y sociales no determinan la identidad sexual. Nuestra composición genética básica, hombre o mujer, fue creada por Dios. Dios hizo dos categorías de personas, varón y hembra. Él los llamó a ambos hombre pero debajo de ese hombre: varón y mujer. La idea de Dios.

Entonces pienso que debemos recordar que esto fue una decisión intencional y con un propósito de parte de Dios. Esto no fue una ocurrencia tardía. No fue un accidente. No fue algo al azar que Dios hizo en la creación. Fue intencional y con un propósito. Y hay una razón para esto. Ahora, es probable que nunca entendamos todos los motivos por los que Dios creó al hombre y a la mujer, pero tenemos que creer que hubo un motivo. Hay un motivo, hay un propósito, Dios fue intencional en esto.

Y es importante para nosotros recordar que esto fue una parte buena del plan de Dios. Como afirma el Manifiesto de la Mujer Verdadera, esto es una parte magnífica, maravillosa del sabio plan de Dios. Podemos tratar. Pero no podemos mejorar el plan de Dios. Podemos tratar de hacerlo a nuestra manera y la sociedad está tratando de hacer eso, pero la sociedad nunca podrá mejorar sobre lo hermoso de lo que Dios ya ha hecho.

Una de las cosas importantes al tratar hoy de persuadir a la gente en medio de la arena pública, es que tratamos de explicar y defender las posiciones que tomamos, y es importante que no tratemos solamente de pegarles a las personas sobre sus cabezas con la verdad, ni tampoco que los bombardeemos con esto, ni seamos argumentativas sobre el tema. Lo hacemos más bien ganándonos sus corazones, a través de la belleza y la bondad de esta posición.

Y aquí es donde está la bendición de ponernos debajo del dominio soberano de nuestro Dios creador y estar de acuerdo con lo que Él ha creado. Es ahí donde encontramos la paz, el gozo y el contentamiento. Poniéndonos en la medida y dentro de lo que Él ha diseñado, porque es magnífico, sabio y un buen plan.

Este asunto del género no es incidental. Es significativo. Es de suma importancia que haya varón y hembra. Es básico. Es fundamental. ¿Y por qué eso? Pues bien, tenemos un indicio en el Génesis 1, donde vemos que el hombre y la mujer fueron creados a imagen de Dios. Fueron creados para representar a Dios, para reflejar Su imagen juntos por medio de sus identidades dadas por Dios como varón y mujer, de una manera que ninguno de ellos podría ser completo aparte del otro.

El hombre es creado a imagen de Dios. La mujer es creada a imagen de Dios. Pero cuando funcionan en formas complementarias y distintas, en el cumplimiento de sus identidades dadas por Dios como como varón y mujer juntos, hay un reflejo de la imagen de Dios que sobrepasa lo que es posible para que cada uno pueda reflejar estando aparte del otro.

¿Cómo el hombre y la mujer reflejan la imagen de Dios? Tenemos solo un poco de tiempo para tocar esto, pero permítanme hacer algunos comentarios sobre el tema en los momentos que nos restan.

  • Los hombres y las mujeres reflejan el hecho que hay pluralidad dentro de la Trinidad. Hay relaciones dentro de la Trinidad.
  • El hecho de que el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo tienen una relación interpersonal e íntima, por lo tanto los hombres y las mujeres cuando se unen tienen la capacidad para relacionarse, para amarse, para comunicarse, para honrarse uno al otro como se lleva a cabo en la Trinidad.
  • El hecho de que la Trinidad, Padre, Hijo, y Espíritu Santo son personas distintas, pero iguales como personas e importancia, ninguno más valioso o más necesario que el otro, pero con funciones distintas y es así como los hombres y las mujeres reflejan la imagen o la semejanza de Dios.
  • Y otra razón importante por la cual Dios creó a los hombres y a las mujeres es que esas diferencias de género están destinadas a hacer un retrato terrenal de la historia de la redención, el amor de Cristo por Su Esposa. Cómo sale en busca de ella, gana su corazón y ella le responde gozosa con reverencia y sumisión. Cristo y Su esposa, la iglesia. Los hombres y las mujeres deben de ser un retrato en la tierra del retrato divino, eterno, de la historia redentora.

Y al descubrir y vivir nuestro diseño único como hombres y mujeres, glorificamos a Dios y exhibimos ese plan redentor. Cuando nublamos o eliminamos esas distinciones, desfiguramos esa reflexión. La imagen queda incompleta. El retrato de la redención del amor de Cristo está desfigurado. Y es por esta razón que esto no es un problema pequeño, donde los niños crecen y se hacen hombres y las niñas crecen y se hacen mujeres.

Si nos deshacemos de estas distinciones, habrá otras consecuencias. No solamente la gloria de Dios es afectada. La historia de la redención desfigurada, sino que entre los hombres y las mujeres terminamos en confusión, dolor y disfunción. Hay tanta confusión de género hoy, mientras las dudas están siendo implantadas en las mentes y en los corazones de muchos niños y jóvenes, hombres y mujeres que no saben qué son. Necesitamos una clara enseñanza bíblica y modelos de mujeres verdaderas y hombres verdaderos para que los que vengan detrás de nosotros tengan una comprensión bíblica saludable sobre su diseño como hombres y mujeres.

Ahora, no hay ninguno de nosotros que tenga todas las respuestas sobre este tema. Estamos hablando de algo que es un misterio profundo, varón y hembra, y no podemos comprender plenamente todas las implicaciones con nuestra mente finita. Por lo tanto, tenemos que tener cuidado de no llegar a conclusiones o caer en estereotipos que no estén basados en las Escrituras.

Pero hay mucho que está claro en las Escrituras sobre la masculinidad y la feminidad. Tenemos que mantener esto cerca de nuestros corazones y proclamarlo sin ninguna disculpa, independientemente de lo que dice la cultura. Ves, cuando Dios vio lo que había hecho, varón y hembra, ¿qué dijo Él? «Que era bueno en gran manera» (Génesis 1:31). Dios dijo que era bueno.

Satanás dijo que no era bueno. Yo tengo algo mejor. Desde un principio Satanás ha tratado de desmantelar lo que Dios ha establecido, para proveer otras opciones. Pero cuando te dejas convencer por sus mentiras en lo que se refiere al género, participamos en un ataque al carácter y a la imagen de Dios, un ataque a la historia redentora, la que fuimos destinados a reflejar por medio de nuestros complementos masculinos y femeninos.

Resistir el orden y el diseño creado por Dios es resistir a Dios mismo. El resistir al Creador, es resistirse a Su soberanía, y es perder la belleza y la maravilla de cómo Él te hizo.

Carmen: Nancy DeMoss de Wolgemuth te ha estado mostrando por qué el diseño de Dios es tan hermoso.

Enseñanzas como esta son cruciales en un mundo muy confundido sobre lo que significa ser hombre o mujer. Y es nuestra oración que cada mujer que escuche este programa pueda reflejar la belleza del diseño de Dios y del evangelio.

Este mes nos has escuchado decir que cada una de estas transmisiones es posible gracias a tu participación en este ministerio. Y queremos que sepas que realmente es así. Confiamos en que a través de tu apoyo, Dios hace posible que miles de mujeres puedan escuchar enseñanzas bíblicas como esta.

Y Nancy, esta semana es crucial para definir los alcances que podremos desarrollar para el próximo año.

Nancy: Quiero darle las gracias de una forma especial a cada persona que apoya Aviva Nuestros Corazones a través de sus oraciones y de sus donaciones. Quiero que sepas que no simplemente estás orando o dando para apoyar personas que no conoces o personas sin nombre. Estoy muy agradecida por tu colaboración a Aviva Nuestros Corazones en especial este mes de mayo.

Y estoy aún más agradecida por el fruto espiritual que Dios está produciendo en el corazón de muchas mujeres como resultado de ese apoyo. Confiamos en la provisión de Dios durante esta temporada, en la que cierra nuestro año fiscal. Dios es nuestro Donante primario, con «D» mayúscula.

Él es el dueño de todo, ¿no es cierto? Y Él obra por medio de su pueblo para suplir las necesidades de un ministerio como Aviva Nuestros Corazones. Así que sabemos que cualquier suma que Dios nos dé al cierre de este mes, ese será el plan de Él para nosotros.

Estamos confiadas en que Dios obre por medio de personas como tú para proveer exáctamente lo que Él sabe que necesitamos.

Para hacer una donación visítanos en AvivaNuestrosCorazones.com, y una vez más muchas gracias por apoyarnos en este ministerio, en la medida en que continuamos ayudando a mujeres a experimentar el gozo y el poder de la verdad de Dios en sus vidas.

Carmen: El pecado siempre trae dolor. Vemos esto desde el Jardín del Edén, y mañana, Nancy nos llevará allí. Únete a nosotras, para este próximo programa de Aviva Nuestros Corazones.

Agradecidos por tu participación en este ministerio, Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth es un ministerio de alcance de Life Action Ministries.

Todas las Escrituras son tomadas de La Biblia de las Américas a menos que se indique lo contrario.

2 Craig Brian Larson: Diario de Liderazgo para Predicadores, Maestros y Escritores. Grand Rapids, Mi.: Baker Book House, 2 2.p.3. 2O. “Porque las Mujeres Están Dejando a los Hombres por Otras Mujeres.”

3 http:soc.ucsb.edu se info article transgender

4 Wikipedia

5 Recobrando la Masculinidad y Feminidad Bíblica. “La Esencia de la Feminidad: Una Perspectiva Personal.” Elisabeth Elliot. Capítulo 25

Si quieres conocer más del manifiesto o del movimiento Mujer Verdadera visita nuestro sitio web: AvivaNuestrosCorazones.com.

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.