Aviva Nuestros Corazones Podcast

Lo que tu conducta sexual dice acerca del evangelio

Recursos del Episodio

Serie «Conviértete en una mujer discreta»

Club de lectura «Chicas sabias» (para jovenes)

​​​​​​Carmen Espaillat: Es importante que una mujer casada tenga ciertos límites, pero Mary Kassian sugiere que una mujer soltera también necesita tenerlos.

Mary Kassian: Debemos preguntarnos si la conducta que sería inapropiada entre una mujer casada y un hombre que no es su esposo, si esa conducta sería apropiada entre una mujer soltera y un hombre que no es su esposo.

Ya sea que estemos casadas o solteras, el Señor quiere redimir nuestra forma de pensar acerca del sexo y la sexualidad, para que tengamos una mentalidad cada vez más pura y santa acerca del sexo, para que nuestra conducta sea cada vez más santa.

Carmen: Estás escuchando Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth, en la voz de Patricia de Saladín.

El programa de hoy puede no ser apropiado para niños pequeños. Así que tal vez desees desviar su atención antes de escuchar la continuación de la conversación a la que dimos inicio la semana pasada. Esta serie se titula, «Chicas sabias en un mundo salvaje». Aquí está Nancy con nosotras.

Nancy DeMoss de Wolgemuth: Mi amiga, Mary Kassian escribió un libro sobre cual hemos estado hablando en esta serie. Es un libro que todas nuestras oyentes en Aviva Nuestros Corazones, ciertamente cada mujer que nos escucha, necesita obtener, leer, personalizar y compartir sus conceptos con las demás. Este libro se titula Chicas sabias en un mundo salvaje.

Mary, muchas gracias por estar aquí con nosotras el día de hoy, de nuevo en Aviva Nuestros Corazones para hablarnos acerca de estos conceptos.

Mary: Gracias, Nancy. Estoy muy contenta de estar aquí.

Nancy: Por cierto, estoy haciendo planes para enseñar tu libro a un grupo pequeño de mujeres jóvenes. Tú has proporcionado muchos recursos excelentes que acompañan al libro, una guía de estudio, preguntas para discutir, una guía para el alumno, recursos en línea, un blog de vídeos del libro, PDFs, todo tipo de recursos complementarios que hacen realmente sencillo el compartir el libro al estudiarlo. Estoy organizando un grupo de mujeres menores de 35 años, y como mujer mayor pienso que va a ser un recurso excelente para invertir en las vidas de estas mujeres jóvenes.

Mary: Creo que eso es lo que debemos estar haciendo. Esa es una de las razones por las que he puesto tantos recursos adicionales a la disposición, porque pienso que estas ideas acerca la feminidad son cruciales para conversarlas, para que las mujeres ancianas enseñen a las mujeres jóvenes. Así que las ideas y los conceptos en Chicas sabias en un mundo salvaje tratan realmente con muchos aspectos diferentes de lo que la feminidad significa.

Nancy: Puedo decir honestamente que no conozco ningún otro recurso que sea más completo que este libro, un enfoque integral de la feminidad bíblica en una forma práctica. Tiene 20 capítulos que muestran el contraste entre la mujer salvaje, que se encuentra en todas partes a nuestro alrededor, lo que vemos en nuestra cultura, y la mujer sabia, la que vemos en la Palabra de Dios y la que, como mujeres cristianas queremos ser.

Pienso que has hecho un gran trabajo, Mary, al darnos los fundamentos teológicos de por qué todo esto es importante, también por mostrarnos cómo se ve, cómo se vive y por qué es hermoso, y por qué es deseable. Es un tema que manejas con mucha sabiduría, la mujer sabia y la mujer salvaje, todo este tema de la conducta sexual, del comportamiento sexual de la mujer.

Una de las frases que llamó mucho mi atención en uno de los capítulos fue cuando dijiste que pensabas que no estábamos teniendo suficiente sexo. Y yo pensé, «¿cómo puedes decir eso? El sexo está por todas partes». Está en todas partes, y aún así dices que hay una forma en la cual no estamos teniendo suficiente sexo.

Mary: No estamos teniendo suficiente sexo como deberíamos. Ciertamente vivimos en una cultura saturada de sexo, pero no honramos ni valoramos el sexo como Dios lo creó para que fuera. No lo valoramos como algo santo y no lo tratamos con el mismo respeto que Dios quiere que lo hagamos. Así que pienso que no tenemos mucho de eso. Si lo valoráramos más, si lo estimáramos más por las razones y los propósitos por los que Dios lo creó, ciertamente tendríamos más cuidado acerca nuestra conducta sexual.

Nancy: Una de las cosas que haces antes de ir a los aspectos prácticos, a los detalles de la conducta, es especificar lo importante que es entender lo que es tener buen sexo. ¿Qué quieres decir con esto?

Mary: Bueno, necesitamos entender por qué Dios creó el sexo, porque muchas veces pensamos que el sexo se trata de nosotros, que es para nuestro placer, como hombres y mujeres, para disfrutar nuestros matrimonios, para procrear niños. Pero en realidad el sexo tiene un significado más profundo, cósmico, así como lo tienen la masculinidad y la feminidad. El sexo está en la misma categoría. Tiene un significado mucho más grande que nosotros.

La masculinidad y la feminidad, el matrimonio y la sexualidad fueron realmente creados por Dios para contar una historia. En realidad, es una parábola para contar la historia del evangelio, para contar la historia de un Esposo que amó a Su esposa tanto que Él dio Su vida por Su esposa. Es la historia de Jesús y la iglesia, la historia de qué tan maravillosa, qué tan prometedora y qué tan emocionante será la unión cuando la iglesia y Cristo se unan.

Así que el sexo existe para contar esa historia y el matrimonio existe para contar esa historia, y si nosotras no entendemos de qué se trata esta historia, no entenderemos el significado del sexo, entonces nuestra conducta sexual no será la correcta.

Nancy: Eso es importante que lo entiendan tanto las mujeres solteras como las casadas.

Mary: Lo es porque los principios de la Biblia acerca de la conducta sexual llevan el tema del sexo mucho más allá de solo una lista escrita de lo que se puede hacer y de lo que no se puede hacer para casados y solteros. La enseñanza de la Biblia acerca del sexo realmente emana del corazón de Dios. Él quiere que atesoremos y valoremos nuestra sexualidad, y que seamos testigos de la verdad del evangelio en la forma en que nos conducimos sexualmente dentro y fuera del matrimonio.

Nancy: Así que una mujer soltera, ¿cómo puede su abstinencia o castidad reflejar el evangelio?

Mary: Saber de qué se trata el sexo motiva a la mujer soltera a ser pura y a ser santa en su conducta sexual. Al ser pura, santa y fiel antes del matrimonio, o a través de toda su vida si es que no se casa, esa conducta cuenta la historia de la fidelidad de Dios, y cuenta la historia de la fidelidad de la iglesia de Cristo a Cristo hasta que lo veamos y estemos unidas con Él.

Así que una mujer soltera cuenta la misma historia del evangelio pero desde un ángulo diferente. Ella cuenta la historia de una novia que está esperando a su Novio y le está siendo fiel durante el tiempo que todavía no están juntos. Así que ella cuenta esa parte de la historia, y una mujer que está casada cuenta la parte de la historia de la unión, la comunión y la intimidad que experimentarán cuando los dos sean uno.

Nancy: Y pienso que ya sea casada o soltera, tendemos a querer tener una lista de lo que se puede o no hacer, pero bíblicamente el reto es cultivar actitudes que enfaticen cómo vemos nuestra sexualidad y que gobiernen la forma como la vivimos.

Mary: Bueno, las actitudes son importantes y necesitamos cultivar una actitud piadosa acerca del sexo y la sexualidad. Pienso que algunas veces los cristianos han errado en el pasado al ver el sexo como algo inmencionable o algo que es sucio o profano o algo que es de poca importancia, pero en realidad el sexo es parte del plan de Dios. Es una parte hermosa del plan de Dios y nos enseña verdades de lo que es el evangelio.

  • Nos enseña cómo dos pueden ser uno.
  • Nos enseña cómo puedes tener dos individuos y a la vez tener unión.
  • Nos enseña cómo puede haber una intimidad que es tan profunda y tan maravillosa.
  • Nos enseña cosas como el compromiso, y acerca de la familia, acerca de los niños.

Creo que todas estas ilustraciones, Dios las creó. Él usó todas estas imágenes para que tuviéramos las palabras y el lenguaje para entender quién es Dios y qué es el evangelio, porque si no tuviéramos estos conceptos e imágenes humanas y ejemplos humanos e ilustraciones, batallaríamos para entender las verdades acerca del Señor.

Nancy: Y todo se relaciona con el tema del pacto, ¿no es así? Se relaciona con la relación de pacto con nuestro Amado.

Mary: Realmente es así, y esa es la historia que se cuenta a través de la masculinidad y la feminidad, y el matrimonio y el sexo, toda la historia, una historia del pacto. La Biblia nos dice que Dios hizo un pacto con nosotros y que hay un nuevo pacto a través de la sangre de Jesucristo. El nuevo pacto es la historia del Esposo que da Su vida por su esposa, y la esposa siendo fiel a su Esposo. Cuenta lo maravillosa que será su unión. Esa es la historia que contamos en nuestros matrimonios, esa es la historia que contamos como mujeres solteras esperando el matrimonio.

Si nos casamos, o si no lo hacemos, esto es algo tan increíblemente hermoso porque una mujer soltera participa en la historia tanto como la mujer casada lo hace. Ella cuenta la historia tan plenamente en su vida como lo hace la mujer casada, una historia de una mujer que es fiel esperando, pura y santa. Es la historia, la historia del pacto, que Dios nos quiere comunicar.

Nancy: Hemos estado viendo a la mujer de Proverbios capítulo 7 en esta serie, quien es un ejemplo de una mujer salvaje, no de una mujer sabia. Su conducta sexual es impura, es deshonrosa. Ella va más allá de su relación con su pareja, no está satisfecha con lo que Dios le ha dado en su matrimonio o de satisfacer su sexualidad dentro de su matrimonio. Ella va más allá y muestra tener una necesidad insaciable; «necesito algo más de lo que Dios ha provisto en mi matrimonio».

Mary: Vemos el ejemplo de la mujer en Proverbios capítulo 7, quien realmente tiene esta necesidad en su vida. El texto dice que ella le dice a un joven, «por eso he salido a encontrarte, buscándote ansiosamente». Así que ella está buscando ansiosamente satisfacer sus necesidades, pero ella está buscando a un hombre para satisfacer esas necesidades.

Nancy: Otro hombre en lugar del esposo que ya Dios le había dado.

Mary: Otro hombre en vez de su esposo, pero aún nuestros esposos no pueden satisfacer todas las necesidades profundas de nuestros corazones. Necesitamos al Señor Jesucristo para eso.

Nancy: Entonces ella actúa basada en ese sentimiento de necesidad, buscando formas para llenar esos lugares vacíos de su vida en vez de buscar a Dios quien es el que realmente puede satisfacerla plenamente.

Mary: Las mujeres tienen la tendencia de hacer eso. Tenemos la tendencia de ir a nuestras relaciones, ir con los hombres y esperar que ellos satisfagan las necesidades más profundas de nuestros corazones. Ciertamente hay mucha satisfacción en las relaciones personales, hay mucho gozo en el matrimonio, pero aún los mejores matrimonios y los mejores matrimonios cristianos no van a satisfacer los deseos más profundos del corazón de una mujer. Para eso, ella necesita tener sus pies bien cimentados en una relación con el Señor Jesucristo. Ella necesita estar buscando esa relación y esperar en Cristo para darle significado, y esperar en Cristo para satisfacer sus necesidades.

Nancy: Mientras hace eso, ella aún podrá tener satisfacción sexual como Dios quiere que se disfrute en el contexto del matrimonio.

Mary: El sexo dentro del matrimonio, aún estadísticamente, es el mejor tipo de sexo que hay. El sexo en el contexto de una relación comprometida entre un esposo y una esposa es el más pleno y el más deleitoso tipo de sexo que hay. Está comprobado estadísticamente, la Palabra de Dios da testimonio de eso.

Necesitamos como mujeres cristianas darle al sexo un lugar importante en nuestros matrimonios porque contamos la historia del evangelio. La sexualidad es una parte importante de lo que somos, y en realidad es una parte importante para entender el evangelio y contar la historia en el contexto de la relación matrimonial.

Nancy: Hay algo más que vemos en la mujer de Proverbios capítulo 7, es una actitud que afecta su conducta sexual; es su insistencia en obtener gratificación inmediata.

Mary: Ella dice, «vamos, llenémonos de amor, deleitémonos de amor» (v. 18, parafraseado). Ella realmente quiere satisfacer sus necesidades inmediatamente.

Este sentido de «yo merezco» es otro punto crucial de contraste entre la mujer salvaje y la mujer sabia. La mujer sabia está dispuesta a dejar pasar la gratificación por un bien mejor y de mayor valor. Ella está dispuesta a hacerlo si Jesús le dice que es necesario.

Mientras que la mujer salvaje solo busca gratificación y busca que su necesidad sea satisfecha de cualquier manera, aún en formas ilegítimas como ir y tener un amorío o un amorío emocional o complacerse en cosas o conductas que no debería, todo porque tiene una necesidad insaciable.

  • Ella insiste en que esta necesidad se debe satisfacer, que ella tiene el derecho de ser feliz.
  • Ella tiene derecho de que su vida sexual sea como ella quiere que sea.
  • Ella tiene el derecho de ser amada en la forma que ella quiere ser amada.
  • Ella tiene derecho a todas estas cosas, y en vez de encomendarle esto a Dios, ella sale y las satisface por sí misma.

Nancy: Así que en Proverbios capítulo 7 tenemos este retrato de la mujer salvaje en muchas áreas, incluyendo su conducta sexual. Pero en el Nuevo Testamento tenemos un pasaje clásico de una perspectiva y actitud sabia de la conducta sexual. Por supuesto estoy hablando de 1 Tesalonicenses 4.

Si estás en un lugar donde tienes una Biblia cerca, y puedes parar lo que estás haciendo y unirte a nosotras, quiero animarte a que abras tu Biblia en este pasaje. Es uno de esos pasajes que es familiar para muchas de nosotras, pero necesitamos detenernos y verlo de nuevo y mantener este estándar en nuestras vidas y decir, «ya sea que esté casada o soltera, ¿estoy viviendo de acuerdo con esta ilustración de sabiduría?» Pablo les dice a los Tesalonicenses,

«Por lo demás, hermanos, os rogamos, pues, y os exhortamos en el Señor Jesús, que como habéis recibido de nosotros instrucciones acerca de la manera en que debéis andar y agradar a Dios (como de hecho ya andáis), así abundéis en ello más y más. Pues sabéis qué preceptos os dimos por autoridad del Señor Jesús. Porque esta es la voluntad de Dios: vuestra santificación (que sean santos); es decir, que os abstengáis de inmoralidad sexual; que cada uno de vosotros sepa cómo poseer su propio vaso en santificación y honor, no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios» (v. 1-5).

Así que toda esta área de nuestra conducta sexual realmente dice mucho de cómo vemos a Dios y aún si lo conocemos o no.

Mary: Es cierto. Pablo dice que el nivel de referencia para los cristianos en cuestión de su sexualidad es que ellos se abstengan de la inmoralidad sexual. En otras palabras, que ellos se abstengan de cualquier sexo fuera de la relación matrimonial. Esa es la marca del cristiano. Él dice, «necesitan tener esto claro, esto es lo que hacen los cristianos».

Esto es fundamental en el cristianismo. Necesitas que tu conducta sexual esté en el lugar correcto para que te abstengas de la inmoralidad.

Nancy: Entonces, ¿cómo ponemos los límites? Todas queremos saber, «¿dónde pones limites?» Tienes novio; tienes una relación de trabajo con un hombre, ¿qué tan lejos es muy lejos?¿Cuándo se convierte en inmoralidad sexual? Sé que no nos vas a dar una lista, ¿pero cómo podemos pensar bíblicamente acerca de estas cosas?

Mary: Al pensar en estas cosas debemos volver al contexto del pacto, la conducta que sería inapropiada entre una mujer casada y un hombre que no es su esposo, debemos preguntarnos si esa misma conducta sería apropiada entre una mujer soltera con un hombre que no es su esposo.

Ahora, la Biblia no nos da una lista, como tú dijiste, Nancy. Nos da el principio fundamental. No tener relaciones con personas distintas. No tener relaciones con alguien con quien no estés casada.

Pero también este pasaje nos anima a que debemos enfocarnos en una pureza sexual más elevada. Entonces, ya sea que estemos casadas o seamos solteras, el Señor quiere redimir nuestra forma de pensar acerca del sexo y la sexualidad, para que tengamos una mentalidad cada vez más pura y santa acerca del sexo, para que nuestra conducta sea cada vez más santa.

Este es un reto para que aquellas son solteras consideren cuando estén en una relación. La pregunta no es «¿qué tan lejos es demasiado lejos?» sino, «¿estoy demostrando mi devoción a Dios con la santidad y el compromiso, estoy reflejando la belleza y la gloria del evangelio en la manera en que me relaciono sexualmente con la otra persona?»

También en la relación matrimonial una mujer casada puede preguntarse: «¿Estoy reflejando la verdad del evangelio en mi conducta sexual en mi matrimonio?» El deleite de la esposa de Cristo en su Esposo, la unión, el deseo de estar juntos, «como mujer casada, ¿estoy viviendo esto de una forma que honre a Dios?»

Nancy: Hoy en día este es un enorme problema entre creyentes, casados y solteros. Lo encontramos, aún dentro de las iglesias. Al leer lo que nos escriben a nuestro ministerio, y ver los padres que están lidiando con jóvenes que están tratando con estos problemas, el estándar ha caído muy bajo en términos de la pureza sexual.

Actualmente, si una pareja comprometida vive junta, en realidad no sorprende a muchos. No es inusual para ellos decir, «bueno, no estamos sexualmente involucrados. Solo estamos compartiendo el mismo departamento hasta que nos casemos».

¿Cómo debemos pensar de estas cosas? ¿Y cómo deberían los cristianos verse y ser diferentes y distintos del mundo en estos temas?

Mary: Si estás pensando en el ejemplo de parejas comprometidas que están viviendo juntas y teniendo relaciones, el problema con este comportamiento es que ellos están contando una mentira. Ellos están mostrando con sus cuerpos que hubo un pacto cuando en realidad esto no pasó. No ha habido una unión. No ha habido una unión de parte de Dios, y el sexo es la marca de la unión. Así que ellos no están contando la verdad del evangelio. No habrá unión si no hay un pacto primero, si no hay una unión con un compromiso.

Nuestra conducta sexual debe ser muy diferente que la del mundo. En el pasaje que leíste dice que debemos mantener nuestro cuerpo en santidad y en honor. Esto es muy, muy diferente de la conducta que vemos hoy, donde nada importa, no hay límites, o el tipo de conducta que ve al sexo meramente para el placer. Porque ciertamente se disfruta y hay mucho placer y deleite en el acto sexual, y aún así no se trata solo de mí. Estamos contando la historia del evangelio en la manera que nos comportamos sexualmente.

Nancy: Y ¿qué tal la mentalidad de que no es sexo en realidad, que no hay coito, por lo tanto no es sexo en verdad? ¿Cómo nos ayuda 1 Tesalonicenses y las Escrituras para afrontar esta forma de pensar?

Mary: Efesios 5:3 dice: «Pero la inmoralidad, y toda impureza o avaricia, ni siquiera se mencionen entre vosotros, como corresponde a los santos».

Otra traducción dice que no debe haber ni una insinuación, ni una pista, no debe de haber ni siquiera esto, esa impureza o inmoralidad. Ni siquiera puedes estar bromeando acerca de ello, mucho menos hacerlo.

Esto va dirigido a nuestra conducta. El estándar es muy alto cuando se refiere a la conducta sexual y a la forma en que Dios quiere que expresemos nuestra sexualidad. El estándar es muy alto. Él quiere que seamos puras, quiere que sigamos creciendo en pureza, y Él quiere que nuestra conducta sea tal que ni siquiera haya una insinuación, una pista, ni siquiera ir en dirección hacia la impureza y la inmoralidad.

Nancy: Y después en 1 Tesalonicenses 4, lo resume diciendo: «Dios no nos ha llamado a la inmundicia, sino a santificación. Así que, el que desecha esto, no desecha al hombre, sino a Dios, que también nos dio su Espíritu Santo» (v. 7-8).

Así que regresamos a que no se trata de mí. No es acerca de si está bien que haga esto o aquello; se trata de «¿cómo está mi vida reflejando el Espíritu de Dios, la santidad de Dios, el llamado puro y santo de Dios, y la imagen exquisita que nos ha dado de Su relación de pacto, el pacto entre Cristo y Su iglesia?, ¿cómo estoy manifestando esto? ¿Le estoy dando a la gente una imagen errada de lo que es el pacto?»

Mary: Así es. También lo vemos en 1 Corintios capítulo 6 donde se nos dice: «Pues por precio habéis sido comprados; por tanto, glorificad a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios» (v. 20).

Esto incluye nuestra pureza sexual, que glorificamos a Dios con nuestros cuerpos cuando nuestra conducta sexual es consistente con lo que Dios pide de nosotras como hijas suyas.

Nancy: Entonces, ya seas salvaje o sabia... esto afecta cada área de nuestras vidas como mujeres, aún el área de la conducta sexual. Mary, nos has provisto una herramienta excelente para pensar acerca de estas cosas: Chicas sabias en un mundo salvaje.

Mi esperanza es que no solo estos programas sino también el libro sean usados por el Señor para motivar a muchas mujeres a decir, «quiero ser una mujer sabia de Dios. Este mundo puede que se haya vuelto salvaje, pero por la gracia de Dios y el poder de Su Espíritu Santo, quiero que mi vida cuente la historia del evangelio, que atraiga a otros como resultado de haberle dejado a Él convertirme en una mujer pura y sabia».

Carmen: Has estado escuchando una conversación entre Mary Kassian y Nancy DeMoss de Wolgemuth. Nuestra invitada, Mary Kassian, escribió un libro que te muestra 20 puntos de contraste entre una mujer necia y una mujer sabia. Como hemos estado escuchando a lo largo de esta serie, el libro «Chicas sabias en un mundo salvaje» te muestra cómo incorporar sabiduría bíblica a cada área de tu vida.

Conoce cómo puedes adquirir una copia de este libro en la transcripción de este programa, en AvivaNuestrosCorazones.com. También lo puedes buscar en tu librería cristiana favorita.

Y si pensaste en alguna amiga o joven que se pudiera beneficiar de este contenido, puedes compartirle estos programas fácilmente a través de nuestro sitio web, AvivaNuestrosCorazones.com. Allí encontrarás tanto el audio de los programas como las transcripciones y los recursos relacionados.

¿Has visto el valor de tener límites en tu vida? ¿Has pensado en cómo debes conducirte con un hombre que no es tu esposo? Nancy y Mary hablarán acerca de esto en la continuación de su conversación.

Mary Kassian: Hay una erosión que se va llevando a cabo y va socavando esos límites. Estos límites son empujados a diferentes niveles y diferentes lugares, y traspasas más y más límites hasta que cada uno de los límites es violado.

Carmen: Te esperamos aquí para un próximo programa de Aviva Nuestros Corazones.

Viviendo juntas la belleza del evangelio, Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth es un ministerio de alcance de Life Action Ministries.

Todas las Escrituras son tomadas de La Biblia de las Américas a menos que se indique lo contrario.

Viviré Para Adorarte, Iglesia Cristiana Oasis, El Misterio de Tu Amor, ℗ 2015 Iglesia Cristiana Oasis.

*Offers available only during the broadcast of the podcast season.

Únete a la discusión