Aviva Nuestros Corazones Podcast

Mejor que una resolución de Año Nuevo

Carmen Espaiallat: ¿Hacia dónde te diriges en tu vida? Hay cosas importantes a largo plazo que podemos perder de vista al enfocarnos solamente en las tareas diarias.

Estás escuchando Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth, en la voz de Patricia de Saladín.

Nancy: Y esto no es algo que simplemente sucede, no solo ocurre metiendo tu Biblia debajo de tu almohada y esperando a que suceda.

Del: Sí, intencionalidad es algo que encontramos entretejido a través de toda la Escritura. La Escritura viene a nosotros y nos dice que es Dios quien está obrando en nosotros a través de Su poder. Dependemos del Espíritu y también en las Escrituras tienes algo más que te dice: Debes pelear la buena batalla.

Nancy: Nosotros tendemos a organizar nuestras vidas alrededor de las cosas a corto plazo...o que no son tan importantes, porque hay cantidad de asuntos triviales en la vida diaria. Debes llevar los niños a la escuela, las madres preparar las comidas e ir al trabajo...

Carmen: Con nosotras Nancy, en conversación con Del Fehsenfeld.

Nancy DeMoss de Wolgemuth: Bueno, en la medida en que llegamos al final del año, yo sé que muchas de nosotras estamos pensando acerca de nuevas metas y resoluciones de fin de año. Este es un tiempo donde nosotras podemos tener un nuevo comienzo. Volteamos la página a un nuevo mes del calendario, a un nuevo año, a un tiempo en el que estamos motivadas a pensar acerca de nuestras vidas y hacia dónde vamos, dónde hemos estado, y  hacia dónde vamos como seguidoras de Cristo, y cómo podemos crecer en nuestra relación con Él durante el año que tenemos por delante.

He invitado a un amigo de muchos años a que se una a nosotros en eI estudio por los próximos días, para hablar todo lo relacionado con este aspecto de la vitalidad espiritual y personal y cómo nosotros podemos saber si estamos en el camino correcto para un crecimiento espiritual. Del Fehsenfeld III está con nosotros. Del, muchas gracias por estar con nosotros aquí hoy en Aviva Nuestros Corazones.

Del: Gracias, Nancy. Es maravilloso estar contigo.

Nancy: Del, sirve como director del área pastoral de nuestro personal y provee dirección espiritual y pastoral al equipo de los ministerios Life Action y Aviva Nuestros Corazones. Él es también nuestro director de comunicaciones, director de edición. Del, tú editas la revista trimestral llamada Revival (Avivamiento).  

Esta conversación se originó por algo que escuché en una sección de capilla, que tú diste unos meses atrás. Yo no estuve presente, pero las personas salían diciendo, «¡Wao! Esto es de mucha ayuda!» Luego pude escucharla y fue de mucha ayuda y motivación para mí.  Así que te pedí que vinieras y la compartieras con nuestros oyentes.

Ya por algún tiempo nos has estado alentando a todos en el personal a tomar tiempos regulares de reflexión, como un tiempo fuera, una pausa en la vida que va tan rápido, para que de alguna manera podamos examinarnos y preguntarnos, «¿Dónde estoy en mi viaje espiritual? ¿Hacia dónde me dirijo, y cómo puedo llegar allí?» Yo sé que en la medida en que ministras a otras personas y a nuestro personal todos estos años, has notado que es un ejercicio realmente importante, pero uno que muy a menudo descuidamos.

Del: Así es.  Es muy fácil ir por la vida tan rápido que perdemos la visión de las cosas más importantes. Yo pienso que la mayoría de las personas están bien ocupadas. Nuestras vidas están llenas de muchas cosas en la medida en que estamos tratando de sobrevivir. ¿Verdad?

Así que la mayor imagen de hacia dónde nos dirigimos, la trayectoria de nuestras vidas, cómo queremos vivir intencionalmente y con propósito, puede perderse en medio de muchas grandes cosas. Es verdaderamente de ayuda que las personas de tiempo en tiempo e intencionalmente programen tiempos libres, por así decirlo, para pensar un poco más ampliamente acerca de sus vidas.

Muchos de nosotros estamos acostumbrados a establecer nuevas metas para el nuevo año. Algunas personas tienen toda clase de emociones mezcladas acerca de esto. 

Nancy: Algunos de nosotros lo hicimos hace un año y no podemos ni recordar cuáles fueron esas metas.

Del:  Eso es correcto. Tú le preguntas a las personas dos o tres semanas después. . . 

Nancy: Yo siento que me bajé del riel...

Del: Tú sientes un poco de culpa acerca de esto.  Pero la otra parte de esto es que si nunca estableces un indicador, si nunca estableces intencionalmente un punto de referencia, nunca llegarás a ningún lugar. Así que el concepto de tener algunos periodos de tiempo en los que puedas detenerte y pensar acerca de hacia dónde quieres dirigirte, las mejores intenciones de Jesús para nosotros es realmente, realmente importante y de ayuda para las personas.

Nancy: Hemos desarrollado una herramienta. Una herramienta que tenemos en nuestra página web para que puedan descargarla. Es algo que en la medida en que vas adentrándote en el nuevo año, puede ser de ayuda para ir dándote seguimiento a través del proceso. Es algo que puedes mantener contigo durante todo el año y que puede ser un punto de referencia para revisarlo periódicamente.

De tal manera que el próximo año para esta misma fecha, yo creo de verdad, si tú eres una oyente, que puedes tomar ventaja de este concepto, de este acercamiento y usar esta herramienta o algo parecido; dentro de un año todos podremos mirar hacia atrás y decir, «Wao. Ha habido crecimiento en mi vida.  No he llegado pero ha habido progreso en cosas que realmente importan en mi relación con Jesús».

Yo creo que ayuda recordar que Cristo tiene una visión para nuestras vidas que es mucho más que solo sobrevivir y llegar hasta la medianoche; es lograr progreso en nuestra fe y en nuestra relación con Él.

Del:  Así es.  Este es realmente el corazón del ejercicio, Nancy. Jesús dijo algunas cosas que realmente son asombrosas. Él dijo, «Yo he venido a dar vida y vida en abundancia.» Él dijo, «de dentro de ti saldrán ríos de agua viva.» Así que obviamente Él tenía algo en su mente para nosotros que estaba disponible, que Él pensó que estaba presente.

Nancy: Esto es mucho más de lo que muchas de nosotras ha experimentado.

Del: Así es. Cuando nos recostamos a ver por el lente de estas palabras y tomamos las palabras de Jesús, nos damos cuenta de que Su intención para nosotros es que prosperemos, no que sobrevivamos. Es algo que motiva a aquellos de nosotros que le conocemos a presionar más en esto, para lograr entender lo que Jesús tenía en mente cuando hizo estas promesas. Por los últimos años aquí con el personal hemos estado tratando de presionar sobre esto. La herramienta a la cual hemos hecho referencia hace un minuto, el plan de vitalidad personal, es solo una manera de insistir sobre esto como individuo, pero luego lo puedes compartir con amigos cercanos quienes también están siguiendo a Jesús contigo.

Nancy: Mientras más años tengo, ha sido más como un ejercicio anual y algo que yo hago alrededor del nuevo año generalmente, pero también en cumpleaños o cumpleaños espirituales, estos son tiempos de reflexionar y decir, ¿dónde estoy?  ¿Hacia dónde me dirijo?  ¿Qué quiere Dios hacer en mi vida?»

Mientras más maduro, más me interesa esto porque estoy pensando en correr la carrera bien todo el tiempo hasta el final. Quiero mirar hacia atrás, no solo mi año sino mi vida y poder decir, «ha sido fructífera. Ha sido lo que Dios tenía destinado». Porque yo pienso que si no nos detenemos y tenemos estos momentos intencionales de buscar al Señor y le permitimos que nos hable a esas áreas de nuestra vida, nosotros terminaríamos al final de la semana o del mes o del año o de una vida entera y nos daríamos cuenta de que nos fuimos a la deriva. Nosotros no fuimos intencionales sobre el proceso, así que el resultado es muy inferior a lo que pudo haber sido.

Del: Hay mucho en juego. Uno de los peligros de las resoluciones de año nuevo es que se reducen a algo mucho más pequeño de lo que pudiera ser realmente.  ¿Porque, qué es lo que está en juego en nuestras vidas cuando nos detenemos y pensamos acerca de eso?  Son las cosas que le dan sentido a nuestras vidas—nuestras familias, nuestras relaciones con nuestro cónyuge, con nuestros hijos, el impacto que nosotros estamos teniendo en las personas de nuestro vecindario  mientras somos testigos de la vida de Cristo. Esto realmente se relaciona con nuestra misión.

Así que hay cosas aquí que cuando nos detenemos y pensamos acerca de ellas vemos que vale la pena ponerlas a un lado por un tiempo para pensar sobre ellas de manera significativa. Las Escrituras en realidad hablan acerca de esto porque las Escrituras vienen a nosotros como por ejemplo, cuando el apóstol Pedro nos dice que nosotros tenemos que hacer todo el esfuerzo para añadir a nuestra fe y luego él hace una lista de virtudes en proceso que necesitan convertirse progresivamente en realidad, mientras hacemos esfuerzos para verlas añadidas a nuestra vida.

Nancy: Esto no es algo que simplemente sucede. No solo ocurre metiendo tu Biblia debajo de tu almohada y esperando a que suceda.

Del: Sí.  Intencionalidad es algo que encontramos entretejido a través de toda la Escritura. La Escritura viene a nosotros y nos dice: Es Dios quien está obrando en nosotros a través de Su Poder, de tal manera que nosotros dependemos del Espíritu y también en las Escrituras tienes algo más que te dice:

  • Debes pelear la buena batalla. 
  • Debes poner tu corazón en las cosas de arriba. 
  • Debes poner tu mente en una dirección específica. 
  • Debes mirar hacia algunas cosas en tu vida y decir, «Estas cosas no van a permanecer porque ellas necesitan morir en mi vida. Necesitan ser sacadas». 

Y luego hay algunas cosas que mientras ponemos nuestro corazón y mente necesitamos realmente enfocarnos para lograrlas.

Así que encontramos este ritmo en la Escritura, de tal manera que debes pensar en eso como las dos cosas: como dependencia del Espíritu —abriendo los recursos que solo Jesús puede traer a través de la oración y esta clase de cosas— pero también, por el otro lado trayendo todo nuestro ser, todo nuestro esfuerzo para influir en cómo nuestras vidas se desarrollan.

El gran peligro para nuestra vida espiritual no son las pequeñas y malas cosas que a veces imaginamos, como las ruinas del tren. Es el diario proceso de ir sin rumbo. Si no somos intencionales en chequear el rumbo de nuestras vidas en todas sus formas, entonces terminaremos como tú estuviste mencionando, solo viendo nuestras vidas pasar sin obtener de ellas lo mejor.

Nancy: Yo pienso que la tendencia es a la inercia. Nosotros tendemos a organizar nuestras vidas alrededor de las cosas a corto plazo o que no son tan importantes porque hay cantidad de asuntos triviales en la vida diaria. Debes llevar los niños a Ia escuela, las madres preparar las comidas e ir al trabajo. O sea que tenemos esos «tengo que» hacer cosas en la vida que son santificadas por la presencia de Dios y Su Gracia. Pero es tan fácil, pienso yo, ignorar o pasar por encima las cosas, que si fueran una parte del ritmo de nuestras vidas, tendrían un mayor valor a largo plazo.

Del: Yo sé que tú estás hablando sobre esto porque tú sabes que tengo cuatro hijos. El mayor tiene trece y el menor cinco. Un buen día en nuestro hogar muchas veces es solo pasarlo.  Mi esposa y yo al final del día compartimos el agotamiento que tienen los padres en todas partes y algunos días solo sobrevivir hace que sea un muy buen día.

Pero cuando esos días de sobrevivir se convierten en uno detrás de otro, es cuando tú regresas a ese sentir de, «¿Tendrá Jesús más para nosotros como individuos, como familias? ¿Qué es esto? ¿Cómo podemos escapar de la tiranía de lo urgente para poder realmente hacer progresos hacia las metas que tienen que ver con el panorama mayor, que están más cerca de nuestros corazones?»

Nancy: Lo que nos trae de vuelta al propósito completo de esta serie y a esta herramienta que estamos animando a nuestros oyentes a considerar este fin de año.

Estamos alentándolas a tomar algunos tiempos—y una vez al año ciertamente sería bueno hacerlo, para mirar el panorama general, establecer algunas metas, mirar la vida de una manera holística y evaluar.

Quiero decir, nosotros hacemos esto con los chequeos físicos completos periódicamente.  Nosotros decimos que necesitamos a alguien que revise los análisis de laboratorio. Necesitamos chequear y estar seguros de que nada sea pasado por alto… ¿Sabes? Si te rompes un brazo, eso es algo muy obvio.  Vas a la sala de emergencias por eso. Pero puede que haya situaciones orgánicas internas que no hayan sido chequeadas o que quizás ni siquiera estamos conscientes de ellas.

Del:  Tú usas el ejemplo de ir al doctor cada año para un chequeo. Nosotros tenemos algunas cosas en nuestras vidas en las cuales reconocemos la importancia de chequeos anuales y las diferentes clases de intervenciones intencionales para ver las cosas como realmente son. Las personas hacen eso en sus profesiones, también.  Muchas veces tienes un plan con respecto a su trabajo o metas financieras que se proponen obtener a largo plazo para su retiro.

Pero nosotros estamos menos acostumbrados a pensar de esta manera en cuanto a establecer intencionalmente nuestras metas en áreas de nuestra vida que de alguna manera pensamos que solo suceden. De manera que cuando se trata de nuestras familias o con nuestras relaciones cercanas, aun algunas veces en nuestra relación con Dios, pensamos que vamos a crecer quizás por ósmosis, que las cosas simplemente van a ser diferentes.

Lo que nosotros encontramos aquí como comunidad espiritual es que esas cosas simplemente no ocurren. Por mucho que  quisiéramos que así fuera, no despiertas mañana y descubres que tus problemas se han evaporado o que de alguna manera eres más como Jesús porque has vivido otro día.

Es lo que creo que la sabiduría de las Escrituras nos dicen. Jesús tiene el propósito de que seamos intencionales y estemos atentos y enfocados en la manera en que le seguimos. Igual que una visita anual a nuestro médico para una revisión física, yo pienso que hay algunas cosas que podemos hacer para hacer una revisión. Por decirlo de alguna manera, para nosotros holísticamente, incluiría nuestras emociones, nuestro cuerpo y nuestro espíritu.

Nancy: En estos próximos días vamos a hablar de cómo hacer esto. No hay una manera correcta, pero tú puedes desarrollar tu propia herramienta. Tenemos una disponible en nuestro sitio web AvivaNuestrosCorazones.com. Es un archivo PDF. Puedes descargarlo e imprimirlo. Puedes modificarlo y usarlo de la manera que te resulte más provechosa.

Solo quiero retar a nuestros oyentes a que tomen un tiempo antes de entrar al nuevo año o en la medida en que entran al nuevo año, para que sean intencionales y dispongan de un tiempo específico. Yo misma lo he estado haciendo estos últimos días. He estado sacando un tiempo de mi tiempo devocional. Tú quizás estés en una posición en la que puedes tomar medio día para retirarte y hacerlo. Mi tiempo para esto ha sido fraccionando.

Mirar de manera intencional estas diferentes áreas de mi vida realmente ha abierto mis ojos. Ha sido de aliento y a veces un poco desalentador también, ha habido momentos en los que he dicho, «oh, hay cosas que no van tan bien aquí en las que no he pensado recientemente y necesito pensar». Pero también ha sido de aliento ver áreas de crecimiento y áreas donde la gracia de Dios está obrando en mi vida y que tampoco he pensado mucho en ellas.

Así que el punto es: aparta algún tiempo. En las festividades donde el ritmo de vida disminuye de todas maneras, solo puedo motivar a cada oyente a preguntarse, ¿hay un tiempo que pueda apartar?  Quizás sea un buen (largo) tiempo.  Quizás sea una hora aquí y otra hora allá, pero donde en realidad puedas revisar esta clase de ejercicio antes de entrar al ritmo del año. Yo pienso que la intencionalidad es lo que hará la gran diferencia.

Carmen: Intencionalidad. Bueno, en lugar de llegar a tu casa y poner tu Biblia debajo de tu almohada como para «leerla» por ósmosis, te animamos a tomarla en tus manos, apartar unos minutos y leerla en oración. Nancy y Del estarán de regreso en breve.

Durante la conversación les escuchaste mencionar el recurso, «Plan de vitalidad personal». Asegúrate de visitarnos en AvivaNuestrosCorazones.com y hacer uso de esta herramienta. Es un PDF gratuito que puedes descargar para seguir el consejo de Del para el inicio de este nuevo año. Esta herramienta te ayudará a lograr progreso en tu fe y en tu relación con Cristo.

En nuestra página web, AvivaNuestrosCorazones.com, también tenemos diferentes planes de lectura disponibles para ti. Escoge uno y empieza a leer tu Biblia hoy mismo.

Del nos ha estado hablando acerca del área de «buscar a Dios», pero esta no es la única área en nuestras vidas, así que continuemos escuchando la conversación entre Nancy DeMoss de Wolgemuth y Del Fehsenfeld.

Nancy: Del, usaste un término hace un momento que quiero que lo desgloses para nosotras. Hablaste de ser holístico en la manera en que  hacemos la revisión. ¿Qué has querido decir cuando dijiste eso?

Del: Es solo el reconocimiento que nuestras vidas han se componen de diferentes aspectos. Algunas veces cuando pensamos en la salud, particularmente los cristianos, definimos la salud espiritual de una manera más estrecha de lo que debemos.

Por ejemplo la mayoría de nosotros. Si has estado en la iglesia o no has estado en absoluto, de cualquier manera has escuchado de la importancia de leer tu Biblia y orar cada día—ritmos fundamentales en la vida espiritual para crecer, porque no hay crecimiento sin oración y la Palabra.  Así que hacer estas cosas es esencial.

Pero hay también diferentes dimensiones de nuestras vidas que también nos impactan espiritualmente. Jesús nos creó para ser cuerpo, alma y espíritu.  Él vino y se encarnó, camino en nuestros zapatos, nos enseñó a qué se parece una vida con Dios a todo color.  Las Escrituras nos dicen que Él conoce nuestras aflicciones. Él se cansó; Él sintió hambre.

Nancy:  Él tuvo relaciones interpersonales.

Del:  Él hizo horarios. Tuvo que determinar sus prioridades. Cuando nosotros miramos la vida de Cristo, vemos una imagen de cómo se vería vivir en comunión con Dios en cada aspecto de nuestra vida.

Nancy: No solo en mi tiempo devocional.

Del: No solo en tu tiempo devocional. Por ejemplo, yo conozco personas que han mantenido la disciplina de orar y leer la Biblia fielmente y han sido inmensamente beneficiados por esto. Pero al mismo tiempo han sido negligentes en otra áreas de sus vidas y han sido perjudicados por esto.

Nancy: Entonces ellos se preguntan por qué las cosas no están en sintonía.

Del: Por ejemplo si nosotros no estamos siguiendo a Jesús en la esfera de nuestras relaciones fundamentales, si no sabemos cómo amar a nuestro cónyuge o interactuar con nuestros hijos y no estamos escuchando a Jesús de esta manera y tomando de su sabiduría… O descuidamos nuestro bienestar ignorando nuestras horas de sueño, nuestra alimentación, con el tiempo esto va a afectar nuestra vida espiritual.

Nancy: Porque no lo puedes separar.

Del: Correcto, así que cuando uso este término, «holístico», lo que quiero decir es que ya que Jesús nos está redimiendo y reclamando todo, cuerpo, alma, espíritu y aún el mundo en el que vivimos; nosotros podemos decir que en ese sentido todo es espiritual. Cuando pensamos en un plan de vitalidad espiritual o un plan personal de vitalidad, cuando pensamos en prosperar en los caminos de Jesús, de lo que estamos hablando es de toda nuestra vida. Nosotros queremos que nuestras vidas estén orientadas en Jesús, saturadas por Jesús, empoderadas por Jesús, como Jesús en toda dimensión.

Cuando venimos a Él como a la persona más sabia en el universo— quiero decir, nosotros sabemos que Jesús conoce cómo funciona la vida.  Cuando vamos a Él, no solo necesitamos ampliar la naturaleza de nuestra inquietud más allá de las cosas que consideramos espirituales por tradición, sino que debemos preguntarle a Él acerca de cada la dimensión de nuestra vida.

Nancy: Lo que me gusta acerca de esta hoja de trabajo que nos has ayudado a desarrollar es que tiene una docena de esas diferentes áreas. Tú puedes agregar más; yo le he agregado algunas a mi propia lista.  Pero hay áreas como buscar a Dios: ¿Cómo está esa dimensión de mi vida que tiene que ver con la oración, la lectura de la Biblia y la adoración, el matrimonio para aquellos a quienes aplica. La familia, las relaciones interpersonales, la vida emocional, la salud física, el descanso y la recreación, la pureza moral, el servicio, las finanzas, el trabajo y después hay un espacio para «otros».

Esta herramienta nos ayuda a tener todas esas áreas en un solo espacio para ir a través de ellas, repasarlas y decir, «¿Qué está pasando en esta área de mi vida? Es un ejercicio que debemos hacer en oración. He encontrado que he estado presentando mi vida delante del Señor y tomando tiempo para pensar con Él y pedirle, «Señor, muéstrame. ¿Qué está bien en esta área? ¿Qué  estoy relegando en esta otra área?» Pero la meta que debe haber en cada una de esas áreas de mi vida debe ser, ser transformada para parecerme más a Cristo.

Del: Lo que es verdaderamente de ayuda en un ejercicio como este es que deja ver múltiples dimensiones de nuestras vidas. Nos ayuda en un solo lugar sin obviar cosas porque todos nosotros estamos orientados a prestar atención quizás a algunas cosas y descuidar otras.

Esta es la manera en la que hemos sido programados. Nosotros tenemos diferentes dones y diferentes experiencias. Lo que está en nuestro radar, por decirlo así, es diferente. Pero a menudo las cosas que descuidamos completamente o aquellas que nunca descubrimos ante Jesús pueden ser las cosas que nos hunden.

Nancy: Y muchas veces demuestran ser la perdición de nuestras vidas.

Del: De nuestras vidas a largo plazo, no a corto plazo. De nuevo, estamos hablando de esta idea de movernos debajo del simple manejo de crisis—sobrevivir a corto plazo—hasta que Jesús nos lleve a la prosperidad que Él tiene en mente.

Nancy: Bueno y fructificar es lo que queremos para nuestras vidas; y para nuestros oyentes, yo creo que eso es lo que Dios tiene para este año, pero tendrá que ser intencional. Va a ser una mirada a nuestras vidas con Cristo holísticamente y decir, «Tú sabes lo que Dios está haciendo en mi vida en esta área? Y dónde necesito ser más sensible y estar atenta y sintonizada con lo que Él está diciendo?»

Así que estoy tan agradecida por este plan. Vamos a estar hablando más sobre esto.  Pero me gustaría motivar a nuestros oyentes a que inicien el suyo. Visita AvivaNuestrosCorazones.com e imprime el archivo de PDF. Lo puedes imprimir.  Lo puedes poner en la pantalla o en tu portátil o donde quieras, y adaptarlo, usarlo de la manera que mejor funcione para ti.

Solo toma la resolución de que en esta semana o en la medida en que entras a este nuevo año, vas a tomar un tiempo con el Señor y le vas a permitir que Él te muestre lo que quiere hacer en algunas áreas en tu vida de una manera más importante en los días por venir. Espero que nos acompañes mañana en Aviva Nuestros Corazones mientras continuamos esta conversación con  Del Fehsenfeld.

Carmen: Esta es Nancy DeMoss de Wolgemuth en conversación con Del Fehsenfeld, invitándote a fructificar en Cristo.

Obtén el recurso titulado, «Plan de vitalidad personal» a través de nuestra página, AvivaNuestrosCorazones.com. Imprímelo y tenlo a la mano para el programa de mañana. Escucharemos más de cómo usarlo, pero sobre todo—como nos lo recuerda Nancy— ora para que Dios te muestre aquella área de tu vida en la que Él está trabajando de manera especial.

Gracias por sintonizarnos e iniciar junto a nosotras este año 2018. Le damos gracias a Dios por las diferentes maneras en las que nos ha permitido ver el fruto de Su obra en el corazón de muchas mujeres a lo largo de los años, y anticipamos verle hacer grandes cosas este año también.

Una oyente  nos compartió un poco de la obra de Dios en su vida. Ella nos escribió,

«Son una bendición en mi vida. Llevo escuchando su programa desde hace varias semanas y es de gran ayuda; va despertando en mí cómo tengo que ser como mujer y hace que quiera depender del Señor, pero sobre todo ha puesto el deseo de que vea en mí, no a la súpermamá, sino a una mujer temerosa de Dios.

Esto quiero que sea mi legado, al igual que para mi hijo que es un adulto ya y no conoce de mi Señor.

Que mi papá Dios bendiga cada una de sus vidas con amor, sabiduría, salud y alegría.»

Bendiciones para ti también hermana.

Si nos escuchas hoy y quieres compartir con más mujeres aquello que Dios está haciendo en tu vida, visítanos en AvivaNuestrosCorazones.com y deja tu comentario al final de la transcripción del programa de hoy. Más importante aun, te animamos a compartir con otras mujeres en tu círculo de influencia aquello que Dios ha estado haciendo en ti.

Del Fehsenfeld nos estará acompañando nuevamente mañana. Él nos hablará sobre aspectos prácticos de cómo empezar a glorificar a Dios en cada área de nuestra vida.

Comenzando un nuevo año juntas, Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth es un ministerio de alcance de Life Action Ministries.

Todas las Escrituras son tomadas de La Biblia de las Américas a menos que se indique lo contrario.

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Acerca de los orador

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth ha tocado las vidas de millones de mujeres a través del ministerio de Aviva Nuestros Corazones y del Movimiento de Mujer Verdadera, llamando a las mujeres a …

Lee más

Únete a la conversación