Aviva Nuestros Corazones Podcast

— Reproducción de audio —

Patricia de Saladín: ¿Te suena esto familiar?  Necesitas ir al supermercado pero no te queda presupuesto, no tienes fondos para esto.

Hola soy Patricia de Saladín.  En ese tipo de situaciones solo  hay dos cosas que puedes hacer: tratar de ganar más dinero de alguna forma, o tratar de recortar tus gastos  para tener más dinero para ir al supermercado. O incrementas tus ingresos o reduces tus gastos. ¿Sabías que lo  mismo sucede con ministerios como Aviva Nuestros Corazones?  Con la diferencia  de que nuestros ingresos provienen de nuestros oyentes.

En Aviva Nuestros Corazones,  nuestro año fiscal cierra en el mes de mayo. Y al  igual que el escenario que acabo de describir  necesitamos hacer planes para el año que tenemos por delante, pero nuestras finanzas están cortas en un 20% de lo que necesitamos. Estamos comprometidos a utilizar con sabiduría los recursos que Dios nos ha provisto. …

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Colabora con nosotras

Tenemos el privilegio de proporcionar las transcripciones de estos mensajes vivificantes. Si el Señor ha usado Aviva Nuestros Corazones para bendecir tu vida, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expander el mensaje?

Donar $5

Por una ofrenda de cualquier cantidad

Sobre el maestro

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth ha tocado las vidas de millones de mujeres a través del ministerio de Aviva Nuestros Corazones y del Movimiento de Mujer Verdadera, llamando a las mujeres a un avivamiento espiritual y a la feminidad bíblica. Su amor por Cristo y por Su Palabra es contagioso y permea todos sus alcances, desde sus conferencias hasta sus programas de radio.

Ha escrito veintidós libros, incluyendo Mentiras que las mujeres creen y la Verdad que las hace libres, En busca de Dios (junto a Tim Grissom), y Adornadas. Sus libros han vendido más de cuatro millones de copias y están llegando a los corazones de las mujeres alrededor del mundo. Nancy y su esposo, Robert, radican en Michigan.

Únete a la conversación