Aviva Nuestros Corazones Podcast

— Reproducción de audio —

El Padre Nuestro, día 25

Temporada:  El Padre Nuestro | 0

Annamarie Sauter: La culpa puede ser buena si nos lleva al arrepentimiento.

Nancy DeMoss de Wolgemuth: La culpa es algo que Dios nos ha dado como, una pequeña luz que se enciende en el panel de control de nuestro corazón...como cuando algo va mal con el motor. ¿Hay algo malo en tu corazón? ¿Hay alguna manera en particular en que le respondiste a una persona, o a las circunstancias o a una situación que te hizo sentir culpable?

Ahora bien, esto no quiere decir que nosotras tomemos responsabilidad por lo que otros nos han hecho, por eso no somos responsables. Pero si queremos recibir perdón, y tener una conciencia limpia, nosotras sí tenemos que asumir responsabilidad por nuestros pecados. Perdónanos nuestros pecados.

Annamarie: Estás escuchando Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth, en la voz de Patricia de Saladín.

Nos sentimos tentadas a tomar la culpa a la ligera, …

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Colabora con nosotras

Tenemos el privilegio de proporcionar las transcripciones de estos mensajes vivificantes. Si el Señor ha usado Aviva Nuestros Corazones para bendecir tu vida, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expander el mensaje?

Donar $5

Sobre el maestro

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth ha tocado las vidas de millones de mujeres a través del ministerio de Aviva Nuestros Corazones y del Movimiento de Mujer Verdadera, llamando a las mujeres a un avivamiento espiritual y a la feminidad bíblica. Su amor por Cristo y por Su Palabra es contagioso y permea todos sus alcances, desde sus conferencias hasta sus programas de radio.

Ha escrito veintidós libros, incluyendo Mentiras que las mujeres creen y la Verdad que las hace libres, En busca de Dios (junto a Tim Grissom), y Adornadas. Sus libros han vendido más de cuatro millones de copias y están llegando a los corazones de las mujeres alrededor del mundo. Nancy y su esposo, Robert, radican en Michigan.

Únete a la conversación