Podcast Aviva Nuestros Corazones

Carmen Espaillat: ¿Qué significa el nombre de Dios "YO SOY" para tu vida diaria? Aquí está Nancy DeMoss de Wolgemuth.

Nancy DeMoss de Wolgemuth: Todo lo que necesitas, lo que te haga falta, eso es Él para ti y para mí.

Carmen: Estás escuchando Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth en la voz de Patricia de Saladín.

Nancy continúa con la serie "La maravilla de Su Nombre: 32 nombres de Jesús que cambian la vida."

Nancy: Una de las cosas que me encanta de estos nombres de Jesús a medida que los estudio en esta serie sobre "La maravilla de Su Nombre," es la forma en que muchos de estos nombres conectan el Antiguo y el Nuevo Testamento, que es la forma, por supuesto, cómo debemos leer la Palabra de Dios, como un gran, gran todo. Muchos de estos nombres demuestran la deidad de Cristo, el hecho de que Él es Dios. Y a medida que Jesús se va mostrando en el Nuevo Testamento, vemos que Él es el mismo Dios del Antiguo Testamento.

Esta semana quiero que veamos un conjunto de nombres de Jesús que se destacan en el Evangelio de Juan.  Para entender esos nombres, y antes de que vayamos al evangelio de Juan, quiero que vayamos al libro del Éxodo, en donde vemos primero a Dios  revelando Su nombre de pacto.

Así que si tienes tu Biblia contigo, te animo a que vayas a Éxodo capítulo 3. Sé que es posible que algunas veces, mientras escuchas Aviva Nuestros Corazones, estés en un lugar donde puedes parar, detenerte y tomar notas, abrir tu Biblia, pero  otras veces no puedes yo entiendo. Pero si puedes esta vez, permíteme animarte a que me sigas a lo largo de la Biblia, porque así es cómo vas a obtener el máximo provecho de estas sesiones.

Éxodo capítulo 3, y estoy empezando en el versículo 10. Dios le dice a Moisés:

"Ven, por tanto, ahora, y te enviaré a Faraón, para que saques de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel.  Entonces Moisés respondió a Dios: ¿Quién soy yo para que vaya a Faraón, y saque de Egipto a los hijos de Israel? versículo 12 Y él respondió: Ve, porque yo estaré contigo... "(vv. 10-12). Así que Moisés le dice: Pero "¿Quién soy yo?"

Y Dios le contesta, "No importa quién  tú eres. Lo que importa es quién Soy Yo. Yo estaré contigo" entonces Moisés le hace la pregunta obvia:" Bueno, y ¿quién eres tú? "Versículo 13:

Moisés le dijo  a Dios: "Si voy a los hijos de Israel, y les digo:" El Dios de vuestros padres me ha enviado a ustedes”, y ellos me preguntan, “¿Cuál es Su nombre?”¿Qué voy a decirles? ", dijo Dios a Moisés: [y es muy, muy importante este versículo aquí]" YO SOY EL QUE SOY. "[Moisés le preguntó:" ¿Cuál es tu nombre? "Y aquí está su respuesta:" YO SOY EL QUE SOY ".]

Y él dijo: “Así dirás a los hijos de Israel: Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac, y el Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Este es mi nombre para siempre, y por lo tanto voy a ser recordado por todas las generaciones "(vv. 13-15).

Ahora, podríamos hacer todo una serie sólo con este párrafo. Pero en el día de hoy solo vamos a tomar  ese nombre "YO SOY", y tenemos que profundizar un poquito aquí. Así es que ¿listas para trabajar, y  para estudiar un poco, vamos a hacer un poco de estudio de lenguaje aquí?

En el versículo 15 tenemos esta revelación del nombre de Dios, El SEÑOR. Ese nombre, en el versículo 15 se basa en un verbo que se encuentra en el versículo 14. En el idioma hebreo, el verbo es la palabra "YO SOY", que significa "ser o existir."

YHWH es la palabra hebrea. Es un verbo. Ese verbo significa, "ser o existir." Entonces el nombre El "SEÑOR" se deriva de ese verbo en el hebreo y El "SEÑOR" significa "el existente," el que existe, Aquel que es. Es el nombre más importante para Dios en la Biblia. Se encuentra casi 7,000 veces en el Antiguo Testamento. El SEÑOR.

De hecho para los judíos en el hebreo este nombre se llama el tetragrámaton. Puede que  no estés familiarizada con ese término, pero es una palabra que simplemente significa "cuatro letras." Tetra-cuatro, gramma-letras. Cuatro letras, el tetragrámaton. Son las cuatro consonantes hebreas YHWH.

En realidad no sabemos  cómo se pronuncia. A veces se pronuncia Yahweh o Yehovah o Jehová si le agregamos vocales a esas cuatro consonantes. Este nombre es tan venerado por los judíos que ellos no estaban autorizados para escribirlo o decirlo en voz alta. Y la mayoría de las traducciones en español, traducen este nombre, YHWH, este tetragrámaton, como SEÑOR todo con mayúsculas. ¿Es así como aparece en tu Biblia?

Este nombre EL SEÑOR o Jehová es el nombre propio personal de Dios. Y esto nos recuerda que YO SOY, Jehová, Dios, es una persona. No es un producto de nuestra imaginación. No es una fuerza cósmica. Él es un Dios personal que se revela a sí mismo y se da a conocer. Y ¿no te alegras de que Él mismo se haya dado a conocer a la humanidad?

Ahora, hay algunas cosas que sabemos acerca de Dios por medio de este nombre, de YO SOY, el existente. En primer lugar nos damos cuenta de que:

  • Él es auto-existente, existe por si mismo
  • Él es autónomo
  • Él es autosuficiente.
  • Él es el Creador no creado.
  • Él es el sustentador de todo lo que existe.
  • Él existe por sí mismo y para sí mismo.
  • Es totalmente independiente.
  • No depende de nada ni de nadie.

Él es auto-existente. El YO SOY, el que es. Y eso nos dice, ante todo que hay un Dios. Él es. Y si hay un Dios, y lo hay, entonces Él  importa de manera suprema. Este Dios importa.

John Piper lo ha dicho de la siguiente  manera. Él dice que es un ultraje cósmico e indignante, cómo miles de millones de veces ese Dios es ignorado, es tratado como insignificante, es cuestionado, criticado, tratado como prácticamente nada, y se le ha dado menos importancia que a una alfombra en las casas de las personas.

Si hay un Dios, y lo hay, entonces Él importa. Él es el auto-existente. Y porque Él es auto-existente y autosuficiente, eso significa para nosotras que Él es todo-suficiente para satisfacer todas nuestras necesidades.

El Dios YO SOY, Aquel que existe, que es todo en sí mismo, un paquete que tiene todo lo que alguna vez se pudiera necesitar, eso significa cualquier cosa que necesitemos,  Él es todo lo que nos pudiera hacer falta. Él es el Dios YO SOY que significa: llena el espacio en blanco. Cualquier cosa que necesites, que te haga falta, Él es eso para ti y para mí. El Dios YO SOY es todo-suficiente para nosotras. Y vamos a ver esto a medida que nos adentremos en este nombre de Jesús "YO SOY".

Ahora, El SEÑOR, Jehová no sólo es, auto-existente, Él también es invariable e inalterable. El término teológico para eso es que Él es inmutable. Él dice: "Yo, el Señor [Yahwé, Jehová] no cambio" Mal.3: 6).

Dios nunca se ve alterado por las circunstancias fuera de sí mismo. Ahora, ¿tú eres de esa manera? De ninguna manera.  Nosotras somos muy alteradas por las circunstancias fuera de nosotras. El frío, los días de lluvia nos desaniman y son días muy sombríos aquí en el oeste de Michigan, lo que hace que nos desanimemos un poco. Pero Dios nunca se desanima. Él nunca se desanima. Él nunca se ve alterado por circunstancias fuera de sí mismo.

A Él nunca le pasan cosas que Él no pensó o que Él no planeó. Nunca se ve atrapado  fuera de guardia. Él es el mismo ayer, hoy y para siempre, por los siglos. El Dios del Antiguo Testamento es el mismo que el Dios del Nuevo Testamento.

Eso es lo que lo diferencia tanto de nosotras, como criaturas. Nosotras nos estamos adaptando continuamente, cambiando constantemente. Yo no tenía el cabello gris, hace veinticinco años. Estamos cambiando. Pero Dios nunca cambia. Es por eso que Él a menudo es llamado "la Roca" en la Escritura. Él es inmutable. Él es un Dios fiel, constante. Que cumple sus promesas. Él es confiable. Puedes depender de Él. Él es el Dios YO SOY que guarda el pacto. Él es inmutable.

Y también, Él es eterno. Él no tiene principio, ni fin. Él siempre fue. Él siempre será. "YO SOY EL QUE SOY" esa frase hebrea incluye el tiempo pasado de ser o existir, el tiempo presente y el tiempo futuro de ese verbo "ser". Él es el eterno YO SOY.

Leemos en Apocalipsis, capítulo 1 en el versículo 4 sobre "el que es y que era y que ha de venir." El eterno YO SOY. Él dice: "Lo que soy hoy es lo que siempre he sido y lo que siempre seré." Y este Dios personal, auto-suficiente, inmutable y eterno, Yahweh, Jehová, el YO SOY, se dio a conocer a Moisés y a su pueblo, y  prometió estar con ellos.

De hecho, vamos a ir atrás unas pocas páginas a Éxodo capítulo 6.  Donde vemos todos los antecedentes del nombre YO SOY de Jesús. Éxodo capitulo 6, versículo 6: "Di, por tanto, al pueblo de Israel:" Yo soy el Señor" Yahweh / Jehová. Ahora, sobre la base de  quien Él es, Dios hace siete promesas a su pueblo en ese párrafo. "Yo soy el Señor... yo os sacaré de debajo de las cargas de Egipto,  os libraré de su esclavitud,  os redimiré con brazo extendido y con grandes actos de juicio."

Yahweh, el gran YO SOY dice: "Yo soy un Dios salvador." Él promete rescatar a Su pueblo,  liberarlo, redimirlo de la esclavitud. Él promete traer la salvación a su pueblo así como Él lo liberó en la Pascua y por el Mar Rojo. Pero Él también promete traer juicio a aquellos que se oponen a Él como Él lo hizo con los egipcios en el éxodo.

Y luego en el versículo 7 dice: "Y os tomaré por pueblo mío, y yo seré vuestro Dios; y sabréis que yo soy el Señor vuestro Dios, que os sacó de debajo de las cargas de los egipcios."

Aquí Dios hace una promesa de que el hará de estos judíos su propio pueblo; que Él hará que ellos tengan  una relación con Él. Lo que Él está diciendo es, "Ustedes  no pertenecen a Faraón; Ustedes son  mi pueblo. Ustedes me pertenecen, a mí-el gran YO SOY”.

Y luego dice en el versículo 8: "Yo os traeré a la tierra que juré dar a Abraham, a Isaac y a Jacob. Yo os la daré por heredad." Él promete traer a su pueblo a la tierra que Él ha preparado para ellos, que Él ha reservado para ellos. Y Él dice que Él va a derrotar a sus enemigos, y les dará una herencia.

Y luego dice: "Yo soy el Señor." Él comienza este párrafo de esta manera. Lo dice en el centro. Y Lo dice al final. Todo lo que Dios hace en Su poder salvador, en Su poder redentor fluye del hecho de que Él es el gran YO SOY. Yo soy el Señor, Jehová, Yahweh.

Ahora, cuando Jesús vino a esta tierra, miles de años más tarde,  asombró a las personas diciendo que Él era el gran YO SOY, Jehová. El mismo Dios que se reveló a Moisés en el desierto y a los Israelitas en Egipto, el mismo Dios que liberó a su pueblo de la cautividad en Egipto todavía estaba vivo. Él todavía estaba trabajando en la historia de la humanidad, todavía redimiendo a su pueblo.

Vemos esta conexión entre Yahweh, el YO SOY del Antiguo Testamento y Jesús que entra en la escena de la historia humana en el Nuevo Testamento. Vemos la conexión más claramente en el Evangelio de Juan. Así que déjame pedirte ahora que vayas al Evangelio de Juan.

Veinticuatro veces en este evangelio, Jesús dice: "YO SOY." Y siete de esas declaraciones están conectadas a una metáfora o a una analogía. YO SOY el pan de vida; Yo soy la luz del mundo; Yo soy la puerta; Yo soy el buen pastor; Yo soy la resurrección y la vida; YO SOY el Camino, la Verdad y la Vida; Yo soy la vid verdadera.

Vamos a echar un vistazo a varios de esos "YO SOY" nombres de Jesús en los próximos días. Pero hay también una serie de  circunstancias en el Evangelio de Juan, donde Jesús se identifica simplemente como YO SOY. Y a menudo se traduce en nuestras Biblias como "Yo Soy" o "Soy Yo", pero los pronombres "yo" o "él" no se encuentran realmente en el texto en griego. Lo que Jesús está diciendo en estos casos es: "YO SOY. Yo soy el gran YO SOY”.

Permíteme darte algunas ilustraciones. Y puede que no quieras ir a cada una de estas referencias, pero en el capítulo 4 del evangelio de Juan con la mujer samaritana, ella dice: "Yo sé que el Mesías viene. . . . Cuando él venga, nos declarará todas las cosas. Jesús le dijo: Yo soy, el que habla contigo. . ."

En el capítulo 6, versículo 20, Jesús camina sobre el agua hacia sus discípulos, y les dice en el versículo 20: "Yo soy; no temáis." Literalmente, eso es, "YO SOY no tengan miedo." Él se está revelando como el gran YO SOY que los judíos conocían en el Antiguo Testamento.

Pero busca ahora en Juan capítulo 8. Ves esto tres veces en este capítulo. Juan capitulo  8 versículo 24, Jesús está hablando a los judíos en Jerusalén durante la Fiesta de los Tabernáculos. Y Él les dice: "porque si no creéis que Yo Soy, moriréis en vuestros pecados." Versículo 28: "Cuando levantéis al Hijo del Hombre, entonces sabréis que Yo Soy y que no hago nada por mi cuenta, sino que hablo estas cosas como el Padre me enseñó”.

Mira el versículo 56. El contexto aquí es que los fariseos acusaron a Jesús de tener un demonio, mientras afirmaban ser descendientes legítimos de Abraham, el padre de los judíos. Y en el versículo 56 Jesús les dice: "Vuestro padre Abraham se regocijó esperando ver mi día; y lo vio y se alegró. Por esto los judíos le dijeron: Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham? Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo: antes que Abraham naciera, Yo Soy "(vv. 56-58). Una afirmación sorprendente.

Ahora, esperarías que Jesús dijera -si Él iba a decir esto que sonaba como algo absurdo- esperarías que Él dijera, "Antes de que Abraham fuese, Yo era." Tiempo pasado. Pero en lugar de eso el dijo, "Antes que Abraham fuese, Yo Soy." Gramaticalmente esto no tiene sentido en lo absoluto. Pero teológicamente, es muy importante.

Los judíos entendieron exactamente lo que Jesús quiso decir. Ellos entendieron que Él estaba afirmando ser Yahweh. El Dios que se había revelado a Moisés en Éxodo capitulo  3 en la zarza ardiente "Yo soy el que soy", ellos entendieron que Jesús estaba afirmando ser Dios, el gran YO SOY. Así que en el versículo 59 dice: "Ellos tomaron piedras para apedrearle." Porque si esto no era cierto, entonces lo que  Él había dicho era una blasfemia, y Él era merecedor de la muerte.

Ahora bien, hay otros casos en los que puedes ver esto en el Evangelio de Juan. Te animo a buscarlos la próxima vez que leas el Evangelio de Juan, donde dice: "Yo soy El", o " soy Yo".  Él está diciendo literalmente "YO SOY. Yo soy Jehová”.

El punto de todo esto es que Jesús es Yahweh. Él es "El Señor" del Antiguo Testamento, el gran "YO SOY" del Éxodo, que ha venido a llevarse a su pueblo y a ponerlo en libertad. Ahora, esto no es sólo una trivia teológica. Esto es crucial para nuestra fe cristiana, por varias razones. Permíteme destacar algunas de ellas.

En primer lugar, si Jesús no es Yahweh, si Él no es Jehová Dios, entonces sus otras afirmaciones tampoco son ciertas. Pero si Él es Yahweh, si Él es Jehová Dios, entonces Él es el Señor, entonces todo lo que Él afirmó es absolutamente cierto. Rechazar a Jesús, como muchos en el mundo lo hacen hoy en día, es rechazar a Dios. La gente dice: "Yo creo en Dios." Muchas religiones dicen esto. "Pero no a este Jesús como Dios." No, si Jesús es Yahweh, entonces rechazar a Jesús es rechazar a Dios.

Nos damos cuenta también de que todo lo que es verdad de Dios es también verdad de Jesús. Jesús tiene todos los atributos de Dios. Él es auto-existente, auto-suficiente, inmutable, eterno. Él siempre fue.  Siempre será. Jesús vino a revelarnos a Dios. Él es el gran YO SOY en carne y hueso. Por medio de Él podemos conocer a Yahweh, el gran YO SOY. Y en la persona de Jesucristo, Jehová, el gran YO SOY inaccesible se ha acercado a nosotros.

No sólo es que Jesús tiene todos los atributos de Dios, sino que Él hace las obras de Dios. Así que cuando Jesús vino a esta tierra, los judíos no podían dejar de pensar en aquellos pasajes que acabamos de leer en Éxodo 3 y en Éxodo 6, ya que Jesús dijo e hizo cosas que solo pueden atribuirse a Yahweh.

Como Jehová el liberó a su pueblo de la esclavitud en Egipto, Jesús es el Dios que salva y libera a los cautivos. Él nos ha rescatado de la esclavitud del último faraón-Satanás y del pecado. Y Él continúa rescatándonos de nosotras mismas y del poder del pecado y de nuestra carne y de los enredos de este mundo y del pecado y del diablo. Él es el que, un día, nos rescatará de la misma presencia del pecado. Aleluya. Yo estoy lista para eso.

Y así como Jehová en el Antiguo Testamento juzgó y destruyó el ejército egipcio, así Jesús ha venido a destruir a cada enemigo-la enfermedad, a Satanás, los demonios y la muerte. Ahora bien, no vemos el cumplimiento de todo esto aún, pero tenemos la promesa de que YO SOY, el Señor, YO SOY, YO SOY El que Soy, nos librará de todas esas cosas y va a juzgar y a destruir a todos los enemigos incluyendo el enemigo final, que es la muerte.

Y así como Jehová en el Antiguo Testamento condujo a su pueblo a la Tierra Prometida, así como Él los llevó con una nube de día y una columna de fuego de noche, así Jesús vino a llevar a muchos hijos a la gloria. Él nos guía hoy por Su Espíritu que vive en nosotras. Jehová. Yahweh. El YO SOY cuyo nombre los judíos ni siquiera decían, Él vive en nosotras. ¡Cuán asombroso es eso! Y Él ha preparado una tierra prometida para nosotras, un cielo nuevo, y una  tierra nueva donde viviremos eternamente con Él.

Cuando Jehová Dios envió a Moisés a Egipto para liderar a Su  pueblo de su cautividad. Él dijo: "YO ESTOY con ustedes, YO ESTOY con vosotros." Eso cubre el pasado, el presente y el futuro. YO SOY, YO he estado, y YO estaré. Dios nunca  abandono a su pueblo durante  esos cuatrocientos años de cautiverio.

Y Dios le estaba diciendo a Moisés, a Moisés, quien se sintió tan insuficiente, tan inadecuado. Le dijo "No puedo hablar. Señor, envía a alguien más. ¿Cómo voy. . .? "Tú conoces todas esas objeciones. Dios le dijo: "YO SOY. Yo soy todo lo que tú necesitas. Yo estaré contigo, supliré todo lo que necesites”.

Bueno, Jesús es el mismo, el mismo YO SOY, Jehová con nosotras. Hoy. Mientras Él te envía como madre o como abuela o en el lugar de trabajo o en cualquier tipo de ministerio en el que estés involucrada, o a amar cuando   es difícil de amar y alcanzar a aquellos que no conocen a Jesús. Y nos sentimos tan inadecuadas, tan mal preparadas tan incapaces. ¿No te sientes así como Moisés  muchas  veces? "Señor no puedo hacer esto." Yo me siento de esa manera todo el tiempo.

Una y otra vez, me recuerdo a mi misma que Jesús el gran Jehová YO SOY está conmigo y en mí, y obra a través de mí. Y Él es todo lo que necesito. Él es el todo-suficiente. Él se nos da, el mismo, para llenar cualquier necesidad o escasez. Así que, tienes un alma sedienta? Él te dice: "Yo soy el agua viva". Tienes un corazón hambriento? Él dice: "Yo soy el pan de vida." Sientes el peso y la maldición del pecado y de la muerte? Él dice: "Yo soy la Resurrección y la Vida." Te sientes perdida muchos días? Cada día? Él dice: "Yo soy el camino." ¿Qué necesitas? ¿Qué es lo que te hace falta? Jesús dice: "Yo soy, todo lo que tú necesitas. Yo soy el gran YO SOY ".

Carmen: Muchas de nosotras hemos crecido con una imagen de Moisés frente a una zarza ardiendo, encontrándose con Dios como el gran YO SOY. Nancy DeMoss de Wolgemuth nos ha estado mostrando por qué Jesús usó ese nombre para sí mismo tan a menudo.

YO SOY es uno de los treinta y dos nombres de Jesús que estamos viendo durante esta serie de enseñanzas de Nancy llamada "La maravilla de Su Nombre."

Estamos transmitiendo esta serie a lo largo de estas semanas para ayudarte a enfocar tu mirada en Jesús en la medida en que anticipamos el Viernes santo y el Domingo de resurrección.

Este es también nuestro propósito en las conferencias Mujer Verdadera, ayudarte a ver a Cristo y abrazar las enseñanzas de Su Palabra.

Nancy: Estamos emocionadas por lo que Dios va a hacer esta semana en Querétaro, México, mientras nos reunimos miles de mujeres a buscar al Señor.

Y le hemos orado al Señor que nos visite que se acerque a nosotras, que venga y se mueva poderosamente a través de Su Espíritu en los corazones de miles de mujeres a las que El les ha dado cita.

Esperamos ver una manifestación poderosa de Su Espíritu en medio nuestro. Únete a nosotros!

Carmen: Escucha lo que unas radioescuchas que asistieron a una de nuestras conferencias dijeron,

Testimonio 1: Realmente lo más hermoso ha sido ver la oración. Como la podemos desarrollar y la gran necesidad que hay.

Testimonio 2: Mi experiencia en esta conferencia ha sido ver como un pueblo clama al Señor y el Señor le da respuesta aquí hay más de veinte naciones, clamando todas unánimes a una sola voz a un Dios verdadero y fiel.

Testimonio 3:  Fue una experiencia asombrosa ver como El Señor se sigue moviendo en nuestros corazones porque tu escuchas de mucha gente que no es su primer True Woman y no es la primera vez que escuchaba el mensaje de Nancy por ejemplo el del quebrantamiento.

incluso con mi propia vida yo pude ver como El Señor sigue siempre encargándose de confrontarnos y de ir limpiando nuestros  corazones.

y me gusto también mucho el momento de oración cuando pudimos ser abiertas unas con otras y presentar nuestras cargas no solo al Señor que ya las conoce aunque no se las digamos, sino poderlas externar entre nosotras en un ambiente seguro sentirnos seguras, eso creo que es con lo que más me voy, la comunión y el vivir el mismo sentir del que habla la escritura, como aun que no nos conozcamos, aunque no hayamos compartido nada, compartimos lo  más importante que es a Cristo y eso nos hace estar enfocadas en lo correcto, ser compasivas  unas con otras, es El es El moviéndose y eso es hermoso.

 

Testimonio 4: Maravilloso excelente me encanto con una nueva visión lo que es la oración tratando de ser intencional en lo que es una vida realmente de oración, no tan sólo yo, los que me rodean no me van a soportar cuando yo llegue, la salvación no se pierde definitivamente pero el tiempo de asegurar que somos verdaderamente creyentes si tenemos que convertirnos nos convirtamos de nuevo es aquí y ahora.

Testimonio 5: De la conferencia me ha fascinado tengo mucha energía, me siento con ganas de brincar y de llevar a cabo todo lo que he escuchado espero que Dios me ayude y me de la gracia me de también el recordar  que esto es un movimiento no sólo un tiempo aquí de conferencia.

y quiero resaltar de manera especial el que oremos siempre pensando primero en Dios en todo lo que pedimos y  siempre orando a El primero antes  que tomar nuestras decisiones y luego cuando no sale bien entonces orar.

Testimonio 6: Ha sido un regalo del Señor y una bendición oren para que El Señor  les conceda poder asistir a México y estoy segura que E  va a ser de mucha bendición.

Carmen: Estamos expectantes de lo que Dios va a hacer este viernes en  “En busca de Dios”, la conferencia Mujer Verdadera 2017 para Latinoamérica. Aún puedes ser parte de este importante evento. Entérate de los detalles en MujerVerdadera17.com. ¡Únete al movimiento!


¿Quieres escuchar una afirmación extravagante? “¡Come mi pan y vive para siempre!”

Mañana, Nancy te explicará por qué esta afirmación no es tan extravagante después de todo. Por favor regresa a Aviva Nuestros Corazones.

 

Canciones utilizadas:  Gran Yo Soy, Jairo Puello, Me quedo contigo ℗ 2001 Jairo Puello

 

Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth es un ministerio de alcance de Life Action Ministries.

Todas las Escrituras fueron tomadas de la Biblia de las Américas a menos que se indique otra fuente.

Dawn Wilson, Lindsay Swartz, y Darla Wilkinson proporcionaron gran asistencia en la investigación para esta serie.

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Únete a la discusión