Joven Verdadera Podcast

— Reproducción de audio —

Corriendo cada paso con propósito

¿Cómo ha estado tu caminar con Cristo en estos últimos días? Muchas veces la vida cristiana se puede volver monótona junto con nuestras actividades del día a día, por eso hoy queremos refrescar nuestra memoria y recordar contigo cómo podemos correr la carrera de la fe. ¡Acompáñanos!

Aquí te compartimos algunas frases y versículos de episodio de hoy:

«¿No se dan cuenta de que en una carrera todos corren, pero solo una persona se lleva el premio? ¡Así que corran para ganar! Todos los atletas se entrenan con disciplina. Lo hacen para ganar un premio que se desvanecerá, pero nosotros lo hacemos por un premio eterno. 

 Por eso yo corro cada paso con propósito. No solo doy golpes al aire. Disciplino mi cuerpo como lo hace un atleta, lo entreno para que haga lo que debe hacer. De lo contrario, temo que, después de predicarles a otros, yo mismo quede descalificado». – 1 Corintios 9:24-27

4 puntos específicos que nos muestran la Palabra de Dios para ayudarnos a vivir la vida a la que Él nos ha llamado:

  1. Siendo no tan solo oidoras o lectoras de Su Palabra sino también hacedoras eficaces, siendo intencionales y perseverantes en llevar a la práctica aquello que el Señor nos instruye a hacer (Santiago 1:22).
  2. Buscando genuinamente conocer a nuestro Padre cada día más de manera profunda e íntima. Busquémosle constantemente, no ocasionalmente. 
    • «Así dice el Señor: “No se gloríe el sabio de su sabiduría, ni se gloríe el poderoso de su poder, ni el rico se gloríe de su riqueza; Pero si alguien se gloría, gloríese de esto: de que me entiende y me conoce”».  –Jeremías 9:23-24
  3. Trayendo gloria al Padre, produciendo y dando frutos del Espíritu.
  4. Siendo y procurando ser fieles en administrar y usar para Su gloria todo lo que Dios ha puesto en nuestras manos (Mateo 25:21).

¿Cómo podemos correr la carrera de la fe?

  1. ¡Meditando en Su Palabra de día y de noche! (Salmos 1). La única manera en que los cristianos alcanzan la victoria en la vida cristiana es conociendo los principios de la Palabra de Dios. 
  2. Absteniéndonos «de los deseos carnales que batallan contra el alma». –1 Pedro 2:11
  3. Examinando cada día lo que vemos y oímos de tal forma que no andemos en el consejo de los impíos ni nos detengamos en el camino de los pecadores (Salmo 1).
  4. «Despojándonos de todo peso y del pecado que tan fácilmente nos envuelve». –Hebreos 12:1. Examinemos nuestro corazón, reconozcamos nuestras debilidades, heridas, asuntos sin tratar y confesemos nuestros pecados diariamente porque Él es fiel y justo para perdonarnos y restaurarnos.
  5. Perseverando en la oración «en todo momento y en toda ocasión manténganse alerta y sean persistentes en sus oraciones... el espíritu está dispuesto, pero la carne es débil». –Efesios 6:18 y Mateo 26:41.
  6. Resistamos la tentación tomando la vía de escape cuando somos tentadas (1 Corintios 10:13).
  7. Pongamos nuestros ojos en lo eterno, «…puestos los ojos en Jesús, y la indescriptible salvación que nos ha regalado». –Hebreos 12:2
  • Cuando cumplimos con el propósito para el cual fuimos creadas, nuestras vidas serán llenas de gozo, sentido y verdadera vida en abundancia.
  • Es por Cristo que somos nueva creación y por el Espíritu somos capaces de hacer aquello que Dios requiere de nosotras como hijas suyas, Él nos ha dado un espíritu de poder, amor y dominio propio.

Preguntas de reflexión:

  • ¿La forma en la que inviertes tu tiempo diariamente corresponde con lo que Dios te ha llamado a ser y hacer?
  • ¿Qué te están enseñando esas series de Netflix que ves a diario? ¿O las letras de esas canciones que estás escuchando? ¿Están edificando tu alma? ¿O están fortaleciendo tu carne?

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Sobre el maestro

Ana Nin de Olivo

Ana Nin de Olivo

Ana, rescatada del hoyo de la destrucción y asentada sobre la Roca Eterna, su gracia y el poder de su palabra la sostienen cada día. Reside en Santo Domingo junto a su esposo José Olivo y su hijo José Alejandro. Son miembros de la Iglesia Bautista Internacional donde ambos sirven como parte del liderazgo de grupos pequeños. Ama ayudar a las mujeres a sumergirse en la palabra para que puedan experimentar la verdadera libertad. Actualmente sirve como Office Manager en Aviva Nuestros Corazones.

Únete a la conversación