Mujer Verdadera 365 Podcast

— Reproducción de audio —

Día 114 | 2 Reyes 18 – 19

Día 114 – abril 24

 Reyes 18 – 19

Hermana, en nuestros días, las voces del mundo y de su príncipe han aumentado su volumen e intensidad desafiando abiertamente a Dios, a su Palabra y a su pueblo. Sin embargo, no debes temer, porque los enemigos del único y verdadero Dios jamás prevalecerán.

Ellos desafían a Dios y a su iglesia con sus mentiras acerca de la sexualidad, el género, el origen y propósito de nuestra existencia, la identidad y la vida; actúan agresivamente ante todo aquel que les confronta con la suficiente e inerrante Palabra de Dios; y buscan borrar de nuestras conciencias todo vestigio de Dios. 

En 2º Reyes 18 y 19 la Palabra de Dios nos da el ejemplo del rey Ezequías. Este comenzó a reinar en Judá e hizo lo recto ante los ojos de Dios: derribó los lugares altos, hizo pedazos la serpiente de bronce, confió en el Señor y también se rebeló contra el rey de Asiria. Este rey al ver su rebelión, lo desafió cuestionando la base de su confianza y vociferó por medio de sus siervos que él, el rey de Asiria, lo conquistaría, lo derrotaría y que nada ni nadie lo libraría de sus manos. 

Ezequías recurre al Señor su Dios y en oración, reconociendo primero el Señorío de Dios, le expone cada palabra dicha por este rey; pero miren qué hermosa y poderosa respuesta le da nuestro Dios: «Por tanto, así dice el Señor acerca del rey de Asiria: “Él no entrará en esta ciudad, ni lanzará allí flecha alguna; tampoco vendrá delante de ella con escudo, ni levantará terraplén contra ella (...). Porque defenderé esta ciudad para salvarla por amor a mí mismo y por amor a mi siervo David”». –2 Reyes 19:32, 34.

Oh hermanas, no temamos a las voces que se levanten en contra nuestra, ni al mismo príncipe de este mundo. Recordemos que nuestro Dios es el Señor, y que no hay ningún otro Dios fuera de Él. Vengamos delante de su presencia reconociendo su señorío, su poder, su fidelidad, recordando sus promesas y presentando de manera específica las mentiras que hoy en día se proclaman en las escuelas, en las universidades y en los diferentes medios de comunicación. Oremos juntas para que todos los reinos de la tierra sepan que solo nuestro Señor es Dios.

¡El Dios verdadero, el Rey de Reyes, el Señor de Señores es nuestro defensor y guardador!

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Compartir el Amor

Nuestro equipo ama hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si el podcast y devocional de hoy te ha ayudado o motivado, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expandir el mensaje?

Donar $5

Sobre el maestro

Ana Nin de Olivo

Ana Nin de Olivo

Ana, rescatada del hoyo de la destrucción y asentada sobre la Roca Eterna, su gracia y el poder de su palabra la sostienen cada día. Reside en Santo Domingo junto a su esposo José Olivo y su hijo José Alejandro. Son miembros de la Iglesia Bautista Internacional donde ambos sirven como parte del liderazgo de grupos pequeños. Ama ayudar a las mujeres a sumergirse en la palabra para que puedan experimentar la verdadera libertad. Actualmente sirve como Office Manager en Aviva Nuestros Corazones.

Regístrate para recibir recordatorios por correo electrónico

Únete a la conversación