Mujer Verdadera 365 Podcast

— Reproducción de audio —

Día 173 | Salmos 86 – 90

Temporada:  Esdras a Salmos | 0

Día 173 – junio 22

Salmos 86 – 90 

¿Notaste todos los atributos del Señor (Adonai) que destaca el Salmo 86?

Bueno, Perdonador, Grande, Hacedor de maravillas, abundante y grande en misericordia, compasivo, lleno de piedad, lento para la ira, fiel, ayudador y consolador. En medio de su dolor, David oró al Dios que oye y responde, pero hay más: todo lo que Él es, tiene y nos otorga de gracia, es grande, pleno y abundante. Esto debe producir en nosotras una santa alegría y una firme confianza. ¿No lo crees?

Ciudadanía, significa ser miembro de una comunidad. Indica pertenencia. Como hijas de Dios, pertenecemos a la ciudad Celestial, en la cual Él nos tiene inscritas desde la eternidad. Por la perfecta obra de Jesucristo somos parte de la misma, y como Su Presencia mora allí, encontramos la fuente del gozo. ¿Vives a la luz de esta ciudadanía?

El Salmo 88 es conocido como el más desconsolador de todos. Vemos el sentir de uno al borde de la muerte. Se cree abandonado por Dios y por los suyos. Pero como muestra de que había un indicio de esperanza él ora al «Señor, Dios de mi salvación», ante quien derrama todas sus perplejidades. A veces también nosotras nos sentimos así. Pero hubo Uno que experimentó el abandono total, a fin de que los Suyos jamás lo experimentaran. ¿No es esto consolador?

«Por siempre» y «para siempre» se mencionan 9 veces en el Salmo 89. Significan algo perpetuo, de duración indefinida. La palabra original es «Olam» usada para nombrar a Dios como el «eterno», Quien hizo pacto eterno con David, jurando por Su santidad. Somos hijas del pacto, así que, «desde ahora» y «para siempre» gozamos y gozaremos de Sus bendiciones. ¿Lo agradeces?

Escrito por Moisés, el Salmo 90 es el más antiguo. Contrasta la eternidad de Dios y la fugacidad del hombre. Quizás fue escrito en el desierto, donde vio morir a toda una generación incrédula, pidió:

  • Aprender a contar sus días con sabiduría.
  • Ser saciado de Su misericordia.
  • Recibir alegría conforme a los días de aflicción.
  • Que la obra de sus manos fuera confirmada.

¿Cómo vives y qué pides en tu corta vida?

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Compartir el Amor

Nuestro equipo ama hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si el podcast y devocional de hoy te ha ayudado o motivado, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expandir el mensaje?

Donar $5

Sobre el maestro

Margarita de Michelén

Margarita de Michelén

Mejor conocida por Maggie, recibió por la gracia de Dios a Jesucristo como su Señor y Salvador en el año 1980. Está casada con Eric Michelén desde 1981. Ambos desde su juventud han servido en Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo. Eric fungió como Diácono por mas de 35 años. Fue maestro de Escuela Dominical y Líder de grupo de parejas. Desde el 2017 forma parte del Cuerpo de Pastores de la Iglesia.

Maggie sirve en cuidado de cuna, como maestra de escuela Dominical, en estudios para damas, y parte del Ministerio de Mujeres. Está apasionada por el estudio y la enseñanza de las Escrituras, y de literatura cristiana. Sirve como voluntaria en el Ministerio de Aviva Nuestros Corazones y está comprometida de todo corazón con proclamar la libertad, plenitud y abundancia en Cristo y la Feminidad Bíblica.

Ambos son padres de cuatro hijos: Patricia, Elisa, Eric Yamil y Yamil Elías. Tres de ellos les han coronado con 7 nietos: Gianmarco, Rodrigo, Gianluca, Kalil, Gianpiero, Andrés y Lucía Amalia.

Regístrate para recibir recordatorios por correo electrónico

Únete a la conversación