Mujer Verdadera 365 Podcast

— Reproducción de audio —

Día 192 | Eclesiastés 1 – 4

Día 192 – julio 11

Eclesiastés 1 – 4

El libro de Eclesiastés era leído anualmente en la fiesta de los tabernáculos. 

Dios quiso que un libro lleno de paradojas, perplejidades, desilusión, hastío, pesimismo e incongruencias estuviera en Su Palabra, la fuente de esperanza, pues ella es la única que puede dar las respuestas a todas las cosas antes expuestas.

Se cree que Salomón lo escribió en su vejez, poco antes de morir. Este hijo de David, y el Rey más sabio de Israel, tuvo una vida intensa y de variadas experiencias; unas de esplendor, y otras de muchas insensateces. 

Inicia su discurso como un predicador que llama a una «Asamblea», en hebreo «Qohelet». De esta se deriva la palabra griega «Ekklesia» designada para «Iglesia». 

Las palabras con las cuales inicia su discurso son: 

«Vanidad de vanidades, dice el Predicador, todo es vanidad». –1:2

La palabra «vanidad» aparece 37 veces. Significa: vaciedad, algo transitorio, insatisfactorio, inconsecuente, vacío. Otra expresión que se repite 29 veces es: «bajo el sol», que significa, «en el mundo o tierra». Estas dos frases lo que transmiten es: «la vida en este mundo es transitoria, inconsecuente e insatisfactoria». ¿Por qué? Porque vivimos en un mundo caído.

Salomón procuró hallar sentido y satisfacción en la naturaleza, el saber, los placeres, sus edificaciones y sus riquezas. Con espíritu fatalista observa los tiempos de la experiencia humana, la cual es común a toda generación, y las injusticias que suceden continuamente producto del egoísmo, codicia y rivalidad del hombre.

Sin embargo, reconoce que la vida presente va más allá, pues Él hace todo perpetuo, y a Su obra nadie puede añadirle o quitarle. También «ha puesto ETERNIDAD en nuestros corazones». –3:11, 14

Todas tenemos un vacío tan grande que solo un Dios grande puede llenar. A causa del pecado tendemos a llenarlo con otras cosas, que al final son perecederas y nunca logran satisfacernos del todo. ¿Con qué llenas tú los vacíos de tu alma?

Todo ser humano, creyente o no, sabe que hay Alguien y algo que lo trasciende, y procura hallar significado al porqué de su existencia.

  • ¿Conoces el por qué de tu vida? ¿Vives a la luz del mismo? ¿Es lo eterno lo que consume tu vida y corazón?

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Compartir el Amor

Nuestro equipo ama hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si el podcast y devocional de hoy te ha ayudado o motivado, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expandir el mensaje?

Donar $5

Sobre el maestro

Margarita de Michelén

Margarita de Michelén

Mejor conocida por Maggie, recibió por la gracia de Dios a Jesucristo como su Señor y Salvador en el año 1980. Está casada con Eric Michelén desde 1981. Ambos desde su juventud han servido en Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo. Eric fungió como Diácono por mas de 35 años. Fue maestro de Escuela Dominical y Líder de grupo de parejas. Desde el 2017 forma parte del Cuerpo de Pastores de la Iglesia.

Maggie sirve en cuidado de cuna, como maestra de escuela Dominical, en estudios para damas, y parte del Ministerio de Mujeres. Está apasionada por el estudio y la enseñanza de las Escrituras, y de literatura cristiana. Sirve como voluntaria en el Ministerio de Aviva Nuestros Corazones y está comprometida de todo corazón con proclamar la libertad, plenitud y abundancia en Cristo y la Feminidad Bíblica.

Ambos son padres de cuatro hijos: Patricia, Elisa, Eric Yamil y Yamil Elías. Tres de ellos les han coronado con 7 nietos: Gianmarco, Rodrigo, Gianluca, Kalil, Gianpiero, Andrés y Lucía Amalia.

Regístrate para recibir recordatorios por correo electrónico

Únete a la conversación