Mujer Verdadera 365 Podcast

— Reproducción de audio —

Día 37 | Números 5 – 6

Esta pequeña publicación diaria servirá para que podamos compartir las cosas que vamos aprendiendo y cómo las podemos aplicar a nuestra vida. Recuerda: no leemos la Palabra solo para adquirir conocimiento intelectual, sino para conocer más íntimamente a Jesús, el personaje central de la Biblia, y para que ese conocimiento se vea reflejado en nuestra vida práctica, informe nuestros afectos, prioridades, relaciones, decisiones, y todas las áreas de nuestra vida.

Día 37 – febrero 6

Números 5 – 6

Adulterio. Hoy vemos una forma extraña de revelar este pecado (vv. 5:11-31), pero como sabemos, es un pecado oculto que, aunque no sale a la luz en ocasiones, el Señor si lo sabe y lo pone en evidencia. 

Este capítulo se enfoca en la mujer atrapada en adulterio, pero también sabemos que había leyes para el hombre que era adúltero que se menciona en otras partes de las Escrituras (ej. Lev. 20:10). 

El enfoque se centra en los celos y en revelar si son verdaderos o falsos.

De nuevo vemos a Dios protegiendo a la mujer. 

  1. Cuando los celos y la sospecha no pueden demostrarse, tenemos una prueba clara del asunto.
  2. El esposo no podía acusar injustamente a su esposa solo por su palabra.
  3. Si se demuestra su culpabilidad por este método, no habría lugar para la duda.

En los casos de infidelidad, el juez determinaría si había pruebas o no. De no quedar claro, esto causaría tensión en el matrimonio y provocaría que los vecinos y amigos murmuraran y desconfiaran. Este proceso no dejaría lugar a dudas en la mente de nadie y traería la paz al matrimonio y a las relaciones.

¿Quién es la primera persona en la escritura en la que piensas cuando lees el capítulo seis sobre el voto nazareo?

Sanson ¿verdad?

«Y el Ángel del Señor se le apareció a la mujer y le dijo: De hecho, ahora eres estéril y no has tenido hijos, pero concebirás y tendrás un hijo. Ahora, por lo tanto, ten cuidado de no beber vino o algo similar. bebe, y no comas nada inmundo. Porque he aquí, concebirás y darás a luz un hijo. Y ninguna navaja de afeitar vendrá sobre su cabeza, porque el niño será nazareo para Dios desde el vientre» –Jueces 13: 4-5

Vemos el voto nazareo en dos formas en la escritura,

  1. Un voto para toda la vida (Sansón, Samuel, Juan el Bautista);
  2. Aquellos que hicieron un voto por un cierto período de tiempo (este fue el uso general del voto).

Cualquier hombre o mujer podría hacer este voto. El voto sería un deber voluntario especial para el Señor que lo apartaba. Habría ciertas restricciones, como no comer ni beber nada de la vid, no acercarse a un cadáver, no cortarse el pelo. Cuando terminara el voto, debía haber una ofrenda de sacrificio.

  • Si hoy hacemos un voto al Señor, no es necesario que cumplamos con las normas nazaritas. Pero hay un principio aquí que podemos aprender: diferenciarnos de los demás y practicar la disciplina de negar la carne y cultivar una mente espiritual.
  • ¿Has hecho un voto al Señor? 

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Compartir el Amor

Nuestro equipo ama hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si el podcast y devocional de hoy te ha ayudado o motivado, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expandir el mensaje?

Donar $5

Sobre el maestro

Nicole Njoroge

Nicole Njoroge

Nicole reside en el norte de Indiana con su esposo Sam. Ella ama la aventura, especialmente la aventura infinita de conocer a Dios a través de Cristo en Su Palabra. Actualmente es la Gerente de contenido digital en español y Coordinadora de eventos para Aviva Nuestros Corazones. También es miembro de Young Life, un programa de alcance para adolescentes y estudiantes universitarios, a través de campamentos, clubes y desarrollo de relaciones. Disfruta de las aventuras en el medio ambiente, tomar café y tener conversaciones con otros. 

Regístrate para recibir recordatorios por correo electrónico

Únete a la conversación