Mujer Verdadera 365 Podcast

— Reproducción de audio —

Día 69 | Josué 22 – 24

Día 69 – marzo 10

Josué 22 – 24

1. Luego de ayudar a sus hermanos de las demás tribus, Josué despide a las tribus de Gad, Rubén y la media tribu de Manasés. Ahora podrían regresar a su heredad en la tierra de Galaad, al oriente del Jordán. Habían dejado atrás a sus familias por varios años ya para fielmente cumplir con la encomienda de ayudar a las demás tribus a conquistar y distribuir la tierra del lado occidental. 

  • ¿Qué ejemplo podemos imitar aquí? 

2. Inmediatamente cruzan el Jordán, estas tres tribus levantan un altar con el objetivo de que sus hijos aprendiesen a temer al Señor. El altar no era para sacrificios y holocaustos, ya que ese altar estaba localizado al otro lado del Jordán, sino para que sirviera como testimonio para las siguientes generaciones.

Sin embargo, cuando «los israelitas oyeron esto, toda la congregación de los israelitas se reunió en Silo para subir a pelear contra ellos» (v. 22:12). 

  • ¿Qué lección podemos aprender de este relato?

«El que responde antes de escuchar, cosecha necedad y vergüenza». –Proverbios 28:23 (NBLA)

3. El Señor cumplió todas sus promesas hacia el pueblo de Israel (v. 21:45). Nada quedó sin cumplirse.

  • ¿Cómo te alienta leer esto? 

4. «...yo y mi casa, serviremos al Señor» (Josué 24:15). No hay término medio. Dios es un Dios celoso (Éxodo 34:14)

Josué no solo era un buen líder militar, sino que tenía sus prioridades claras. Él sabía a quién servía su familia.

  • Lee Génesis 18:19. ¿Puedes ver esto en la vida de Josué?
  • ¿Es esta la determinación de tu propio corazón? 
  • ¿Es esa determinación evidente en tu familia (decisiones, elecciones y estilo de vida)? Por qué sí o por qué no.

5. Conociendo que ya estaba llegando al final de su vida, al igual que hizo Moisés, Josué se dirige al pueblo. Le recuerda lo que Dios ha hecho por ellos, comenzando desde Génesis hasta ese momento, y los anima a seguir a Dios «con integridad y con fidelidad» (v. 24:14). La única posibilidad de sobrevivir dependería de que ellos siempre recuerden el hecho de que no eran nada sin la ayuda de Dios. Dios había demostrado ser un Dios soberano que debía ser amado, temido y obedecido.

  • ¿Vives de esta forma, reconociendo genuinamente que separadas de Cristo nada puedes hacer? (Juan 15:5).

Josué también les exhortó a esforzarse en ser diligentes en erradicar a las naciones delante de ellos, porque si no lo hacían ellas le serán de lazo y tropiezo (v. 23:12-13). 

  • Lee y medita en el texto de 2 Corintios 6:14-18 a la luz de esta exhortación y examina tu propia vida. 
  • Además de evitar yugos con no creyentes, ¿qué podemos aprender de este principio para nuestra lucha contra el pecado remanente?

5. Josué les deja saber a los Israelitas que ellos no serían capaces de obedecer a Dios (v. 24:19). A la luz de todo lo que hemos visto hasta aquí, ¿en que se basó Josué para tal pronóstico?

6. El libro concluye con tres entierros (Josué, José, y Eleazar, el hijo de Aarón). Todos ellos cumplieron la encomienda que Dios les dio y le sirvieron en su generación. 

Pero la historia que Dios está escribiendo no se detiene… 

Y, ¡así concluimos otro libro más! Al igual que con Moisés y con Josué, Dios ha prometido estar con nosotras cada día hasta el fin (ver Mateo 28:20). Cristo venció a todos nuestros enemigos en la cruz (ver Colosenses 2:14-15). Mientras tanto, en esta peregrinación hasta la ciudad celestial, donde anticipamos recibir una preciosa herencia, tenemos «preciosas y maravillosas promesas» (ver 2 Pedro 1:4) que nos ayudan a crecer, madurar y llevar frutos para la gloria y honra de Su nombre.

Deja un comentario debajo y comparte qué te ha parecido la lectura hasta hoy y lo que has aprendido acerca de Dios y acerca de ti misma.

¡Sigue adelante con el reto!

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Compartir el Amor

Nuestro equipo ama hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si el podcast y devocional de hoy te ha ayudado o motivado, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expandir el mensaje?

Donar $5

Sobre el maestro

Laura González de Chávez

Laura González de Chávez

Laura vive en Illinios, Estados Unidos. Es esposa de Fausto. Su pasión es discipular a las mujeres de todas las edades con el fundamento sólido de la Palabra de Dios y ayudarlas a vivir de acuerdo a la fe que han abrazado. Laura es consejera bíblica y mentora de muchas mujeres jóvenes. Actualmente dirige el ministerio de Aviva Nuestros Corazones, una labor que le ha ayudado a alcanzar a las mujeres de su generación con el mensaje del Evangelio y de la feminidad bíblica. También produce, junto a su esposo, el programa radial semanal "Un Hogar Sobre la Roca", que busca contribuir a redimir el diseño de Dios para la familia. Laura tiene una hija, Sarah, casada con Jonathan, y cuatro hermosos nietos, Zoë, Noah, Joy y Levi. 

Regístrate para recibir recordatorios por correo electrónico

Únete a la conversación