Mujer Verdadera 365 Podcast

— Reproducción de audio —

Día 89 | 1 Samuel 30 – 31

Día 89 – marzo 30

1 Samuel 30 – 31

1. Cuando David y sus hombres regresan de Siclag encuentran que los amalecitas habían quemado la ciudad y se habían llevado cautivos a sus mujeres e hijos. Ellos estaban desconsolados y los hombres de David lo culpan y hasta hablan de apedrearlo (v. 30:6) debido a su amargura.

  • Cuando pasas por crisis o situaciones difíciles, ¿tiendes a culpar a otros o vez la mano de Dios en todo?

2. David se fortaleció en el Señor (v. 30:6).

David inmediatamente buscó la voluntad de Dios en el asunto (vv. 30:7-8), quien le aseguró la victoria. David dependía del Señor en todo tiempo.

  • En tiempos de dificultad, ¿te fortaleces en el Señor? ¿A quién acudes primero, a los hombres o a Dios?

3. Dios ayudó a los israelitas a encontrar a sus enemigos por medio de un siervo egipcio de los amalecitas. Allí estaban ellos celebrando su botín, bebiendo y bailando, y fueron sorprendidos por David y sus hombres. Tal como le había prometido a David (v.30:8), Dios les ayudó a recuperar todos sus familiares y el botín.

4. Algunos hombres se habían quedado rezagados debido a la fatiga, y los hombre de David se rehusaron a darle del botín ya que no había ido a la batalla. Pero a David el éxito no se le había ido a la cabeza. Humilde y sabiamente, David les recuerda Quien fue que batalló por ellos: El Señor los había entregado en sus manos y los que se habían quedado atrás también podrían disfrutar del botín.

Cuando misioneros son llamados a ir a la línea de batalla a compartir el evangelio, los que quedan atrás «cuidando el equipaje», apoyándolos en oración y financieramente, también disfrutan de los frutos de la obra de Dios a través de estos siervos fieles. 

La victoria es de todos porque la victoria es de Cristo.

«Se prepara al caballo para el día de la batalla, pero la victoria es del Señor». –Proverbios 21:31

5. Mientras David obtenía la victoria contra los amalecitas, Saúl y sus hijos mueren en manos de los filisteos. Dios juzgó la desobediencia de Saúl (ver 1 Crónicas 10:13-14). El escudero de Saúl no quiso matarlo por temor, pero estuvo dispuesto a quitarse la vida y morir con él. Al quitarse su propia vida luego de que Saúl se quitara la suya el escudero mostró más fidelidad a Saúl que al dueño de Su vida; que a Su Creador.

  • ¿Y tú? ¿Temes más a los hombre que a Dios? 

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Compartir el Amor

Nuestro equipo ama hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si el podcast y devocional de hoy te ha ayudado o motivado, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expandir el mensaje?

Donar $5

Sobre el maestro

Laura González de Chávez

Laura González de Chávez

Laura vive en Illinios, Estados Unidos. Es esposa de Fausto. Su pasión es discipular a las mujeres de todas las edades con el fundamento sólido de la Palabra de Dios y ayudarlas a vivir de acuerdo a la fe que han abrazado. Laura es consejera bíblica y mentora de muchas mujeres jóvenes. Actualmente dirige el ministerio de Aviva Nuestros Corazones, una labor que le ha ayudado a alcanzar a las mujeres de su generación con el mensaje del Evangelio y de la feminidad bíblica. También produce, junto a su esposo, el programa radial semanal "Un Hogar Sobre la Roca", que busca contribuir a redimir el diseño de Dios para la familia. Laura tiene una hija, Sarah, casada con Jonathan, y cuatro hermosos nietos, Zoë, Noah, Joy y Levi. 

Regístrate para recibir recordatorios por correo electrónico

Únete a la conversación