Aviva Nuestros Corazones Radio

¿De qué se trata la relevancia?

Annamarie Sauter: ¿Cómo mides tu influencia con relación al evangelio? El Dr. Eric Mason dice:

Dr. Eric Mason: Mientras Dios te exalta y te da oportunidades, no permitas que el impacto de la oportunidad, sean solo los me gusta y los comentarios que obtienes en las redes sociales. Si esa es la profundidad de tu impacto, no has tenido ninguno.

Annamarie: Estás escuchando Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth, en la voz de Patricia de Saladín.

Nancy DeMoss de Wolgemuth: La palabra relevancia a menudo hace referencia a algo que está de moda o a algo cool. Hoy escucharemos una definición de relevancia que creo que es mucho más profunda y significativa.

Escucharemos la segunda parte de un mensaje del Dr. Eric Mason, titulado, «Abriendo tu vida para bendecir a otros». Él es el pastor de la Iglesia Epiphany Fellowship en Filadelfia. El Dr. Mason estará con nosotras en nuestra conferencia de este año, True Woman o Mujer Verdadera '18 titulada: «La verdad que te hace libre».

Si no pudiste escuchar el programa de ayer, visitanos en AvivaNuestrosCorazones.com. Y a propósito de bendecir a otras, si has sido bendecida con estos mensajes, ¡compártelos con otras mujeres!

Antes de pasar a la continuación de este mensaje del Dr. Eric Mason, leamos la porción de la Escritura que estamos estudiando. Levítico 19: 9-18.

«Cuando siegues la mies de tu tierra, no segarás hasta los últimos rincones de tu campo, ni espigarás el sobrante de tu mies. Tampoco rebuscarás tu viña, ni recogerás el fruto caído de tu viña; lo dejarás para el pobre y para el forastero. Yo soy el Señor vuestro Dios.

No hurtaréis, ni engañaréis, ni os mentiréis unos a otros. Y no juraréis en falso por mi nombre, profanando así el nombre de tu Dios; yo soy el Señor.

No oprimirás a tu prójimo, ni le robarás. El salario de un jornalero no ha de quedar contigo toda la noche hasta la mañana. No maldecirás al sordo, ni pondrás tropiezo delante del ciego, sino que tendrás temor de tu Dios; yo soy el Señor.

No harás injusticia en el juicio; no favorecerás al pobre ni complacerás al rico, sino que con justicia juzgarás a tu prójimo. No andarás de calumniador entre tu pueblo; no harás nada contra la vida de tu prójimo; yo soy el Señor.

No odiarás a tu compatriota en tu corazón; podrás ciertamente reprender a tu prójimo, pero no incurrirás en pecado a causa de él. No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino que amarás a tu prójimo como a ti mismo; yo soy el Señor».

Dr. Mason: Tienes personas de otras naciones mirando los holocaustos que van al cielo, mirando al sacerdote entrar, y están aprendiendo sobre el Dios de la gloria.

Ellos están escuchando cómo leen el Tanaj; están escuchando cómo leen los Neviim; ellos están leyendo los Ketuvim (la ley, los profetas y los escritos). Están aprendiendo acerca de la unicidad de Dios; están aprendiendo acerca del Mesías, y están ahí y todo porque se sintieron atraídos por la generosidad del pueblo de Dios.

Solo déjame decirte, tienes que reconocer tu vida. Cuando Dios te bendice, no es solo para ti.

Están aprendiendo acerca de la unicidad de Dios. Están aprendiendo acerca del Mesías. Y están ahí porque fueron atraídos por la generosidad del pueblo de Dios.

Si tan solo te pudiera decir, tú tienes que reconocer en tu vida que cuando Dios te bendice, no es solo para ti. Cuando Dios te da recursos. . . algunas de ustedes dicen: «Bueno, yo estoy recibiendo ayuda del gobierno». Pues bien, utiliza lo que Dios ha puesto en tu esfera como terreno común.

Tienes que maximizar lo que Él te da, no solo para ti misma, sino para los demás, para la iglesia y para el pueblo de Dios. Este es nuestro legado. Nuestro legado es para representar el reino de Cristo de modo que cuando personas vengan de las naciones aquí y luego regresen a las naciones, digan: «Si alguna vez quieres ir en un viaje, tienes que pasar por Israel».

Él dice: «¿Estás hablando de Israel?»

«Amigo, tienes que ir por toda la tierra de Judá, ve por el mes de abril»

El otro dice: «¿De verdad?»

«Lleva  a tu familia de vacaciones allí amigo y no lleves nada de comida. Solo camina por ahí y ellos te bendicen. Tienen esta cosa que hacen. Solo tienes que pasar por su pequeño servicio de la iglesia, y entras allí. Yo conocí a su Dios, amigo»

«¿De verdad?»

«¡Boom! Tienes que pasar por ahí. Anda amigo»

Corre la voz de que Dios tiene un pueblo generoso; que aman a las personas que no son como ellos; que no se parecen a ellos, y que no son del mismo lugar. Pero debido a que Dios es tan grande, ellos van a extender sus brazos amorosos a la extensión de la grandeza de los brazos amorosos de Dios para amar a la gente fuera de su esfera de influencia.

Mira, tú como creyente tienes que empezar a aprender cómo amar a personas que no se parecen a ti. Aprender a amar a personas que no provienen de donde tú vienes. A amar a personas que no tienen el mismo acento que el tuyo. A amar a personas que no fueron a la  misma escuela que la tuya. Amar a la gente que no se viste como tú. Amar a las personas que no se peinan como tú. ¡Tienes que amar a alguien más!

Así que Él nos guía a no solo cómo relacionarnos con los incrédulos, es cristocéntrico y evangelístico para la gente el poder ver cómo lidiar uno con el otro. Estamos en el texto. Mira lo que dice.

Levítico 19, versículo 11. Él replantea algunos de los mandamientos, el mandamiento ocho, nueve, y diez. Él dice: «No hurtaréis, ni engañaréis, ni os mentiréis unos a otros».

Estos son los «unos a los otros» en el Antiguo Testamento. Les está diciendo cómo nos relacionamos unos con otros. Mientras el peregrino viene a nuestro alrededor, ellos no solo son bendecidos por nuestro dar, sino que son bendecidos también por la forma en que nos relacionamos unos con otros. Verás, nosotros podemos apagar a la gente de la iglesia en la manera en que lidiamos unos con otros.

Mira lo que dice en el texto: «Y no juraréis en falso por mi nombre» (v. 12). (Ustedes saben, hacer todo tipo de falsas transacciones en el nombre del Señor)

Él dice: «Yo soy el Señor» (v. 12). Dios dice esto varias veces. Él está diciendo, «Tómame en serio. No estoy jugando». Mira lo que dice a continuación:

«No oprimirás a tu prójimo, ni le robarás» (v. 13). Así que Él está diciendo que no puedes cometer ningún crimen, no puedes estarles haciendo travesuras a miembros de la familia. Mira lo que dice:

«Los salarios de un jornalero no han de quedar contigo toda la noche hasta la mañana» (v. 13). Está hablando de darle a la gente su dinero.

Él es práctico. Él dice que si alguien se acerca y te construye una pared con yeso antes de que tu la pintes, debes darle su dinero. No digas, «Oh no, se me olvidó. Tengo que ir al cajero automático» o «voy a darte este cheque, pero no lo deposites hasta el 30 del próximo mes». Tú sabes de qué estoy hablando.

Estas son cosas verdaderamente prácticas. ¿Cierto? Ustedes saben cómo lo hacemos. Nosotros hacemos que gente haga el trabajo, y luego seguimos posponiendo el pago. La Biblia habla sobre muchas de cosas. Mira lo que dice aquí:

«No maldecirás al sordo» (v. 14). No hagas burla así como: «Mira esto. Él no me puede oír». Y él empieza a maldecir al sordo. La Biblia dice que no actúes de manera loca contra las personas que tienen discapacidades. ¿Qué se supone que debes hacer? Ayudarles; ayudar a los pobres, versículos 9 y 10. Mira lo que Él dice en el versículo 10, y mira lo que dice en el versículo 14.

«...ni pondrás tropiezo delante del ciego, sino que tendrás temor de tu Dios; yo soy el Señor» (v. 14). Esto es lo bueno.

Versículo 15: «No harás injusticia en en el juicio». Eso significa que los creyentes deben ser las personas más justas en el mundo y que deberíamos luchar por la justicia en el mundo.

Eso significa que incluso en la atmósfera que tenemos ahora de justicia e injusticia, debemos ser las voces más fuertes que avanzan contra la injusticia y siguen hacia la justicia. Amén, luces y paredes. Así que, nosotros deberíamos ser eso.

Mira lo que dice. Dice: «No favorecerás al pobre» (v. 15). Así que, Dios dice que incluso en una situación injusta, no asumas que el pobre fue al que se le hizo la injusticia. Pero luego también Él dice que no te hagas del lado de la gente de la que puedes obtener algún beneficio.

Pero, ¿qué dice Dios que debes hacer? «Sino que con justicia juzgarás a tu prójimo» (v. 15). Tú no dices: «basado en tu experiencia, juzga según como la gente te parezca según tus experiencias». Juzga en base a lo que la Biblia dice que es justo.

Él dice: «No andarás de calumniador entre tu pueblo» (v. 16). En otras palabras, no andes de chismoso ni hablando acerca de personas, prendiendo fuegos y siendo un creyente desordenado entre los creyentes. Él dice que no calumniemos.

La calumnia es la razón por la que Satanás fue expulsado del cielo. Es por eso que Dios aborrece la lengua mentirosa porque él calumnió el trono de Dios y Dios lo echó.

Él dice: «No harás nada contra la vida de tu prójimo: Yo soy el Señor» (v. 16). En otras palabras, no le estés mintiendo a tu vecino en la corte para obtener dinero.

Él dice: «No odiarás a tu compatriota en tu corazón; (¡oh!) podrás ciertamente reprender a tu prójimo, pero no incurrirás en pecado a causa de él». (v. 17). Acaso no saben, el odio proviene de la ira y la falta de perdón que se ha fermentado y ha causado que estés amargada y ahora estás actuando con necedad y pecando porque no sabes que el amor ya no es tu distintivo, sino el odio.

Por lo que dice, no odies a tu hermano en tu corazón para que no peques. ¿Por qué pecarías? Debido a que estás nutriendo eso. Así como dice Hebreos 3:13–15. El pecado puede causar un efecto de endurecimiento que producirá más pecado de ese pecado.

Echa un vistazo a lo que dice en el versículo 18: «No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo». En otras palabras, no pueden andar con rencores unas con otras. Él dice que no debe haber resentimiento entre unas y otras. Él dice: «Sino que amarás a tu prójimo como a ti mismo; yo soy el Señor».

Esto me señala hermosamente al Señor Jesucristo. A Jesús se le preguntó: «¿Cuál es el mandamiento más grande?» Jesús va y cita Deuteronomio capítulo 6, versículo 5. El dice: «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu fuerza».

Y añade: «El segundo es el mismo que el primero». Y cita Levítico capítulo 19, versículo 18, y dice: «Amarás a tu prójimo (como) a tí mismo».

Lo que eso nos muestra es la gloria del evangelio porque cuando Jesucristo dijo: «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu fuerza y amarás a tu prójimo como a ti mismo», esa es la cruz.

¿Cómo es la cruz? Él amaba a Dios con todas sus fuerzas al subir a la cruz, y horizontal y verticalmente cargar con nuestros pecados. En primer lugar Él señala a Dios. Él ama a Dios con cada parte de Él al dar su vida en la cruz, al amar al Señor Dios con todo Su corazón, toda Su mente, con toda Su alma, con toda Su fuerza contra su carne.

Dios podía haber dejado que pasara la copa, pero no lo hizo. Eso quiere decir que Él estaba dispuesto a morir a sí mismo en su impecabilidad de glorificar a Dios en su deseo de dejar pasar la copa. Pero luego dijo, «Ama a tu prójimo como a ti mismo», y así amó a Su prójimo, como a Él mismo, porque lo que Él hizo por Dios nos conectó automáticamente a Él, por lo tanto, se hizo el cumplimiento de que Dios cumplía la ley, y con todo nos amó a nosotros así como a Él le gusta que le amen, al dar su vida por nosotros.

Él lo cumple, y eso es lo que Él nos pide que hagamos, no para ganarnos su amor, sino porque ya nos ganamos su amor por medio de Jesucristo. Y ahora amamos y abrimos nuestras vidas a los demás en un nivel muy, muy práctico debido a lo que Él ha hecho por nosotros.

(Voy a cerrar después de esto). Yo entreno a todos los plantadores de iglesias que vienen a Epiphany Fellowship, a medida que se van y también unos años después de que se establecen. Todavía estoy entrenando al Pastor Doug; él me llama mucho y platicamos, y me encanta.

Me llamó la semana pasada y me dijo: «Pastor, necesito platicar contigo acerca de algo»

Le dije: «¿Sobre qué?»

Él me dijo: «Una mujer acaba de perder a su hijo. Lo acaban de matar. ¿Lo haz visto en las noticias?»

Le dije: «No»

«Lo asesinaron en Camden. Es una situación desesperada»

Le dije: «Amigo, ¿que necesitas de mí?»

Él dijo: «Bueno, la cuestión es que este es su segundo hijo que ha muerto en los últimos dos años»

Yo le dije: Así que estamos hablando sobre esto y pasando por esto, y él dice: «Pero eso no es todo»

Le dije: «¿Eso no es todo?»

Él dice: «Ella no pudo pagar el funeral del primer hijo. Así que ella está haciendo pagos para el funeral del primer hijo. Y ahora quiere abrir una cuenta con la misma funeraria para poner el funeral de su segundo hijo en un plan de pago»

Y yo le dije: «Así que la muerte de su hijo está siendo pagada, y ella recibe una factura todos los meses, ¿verdad? Así que ella nunca ha tenido el cierre de su primer hijo. ¿Quieres decir que cada mes durante tres años, ella tiene un recordatorio mensual de la muerte de su hijo una y otra y otra vez?»

Él me dijo: «Sí, y ahora estamos en la misma situación. Tenemos cinco mil dólares, pero estamos tratando de reinir otro dinero»

Así que le dije: «Amigo, ustedes salgan y asegurense de encontrar lo que puedan...  y luego háganos saber lo que necesitan. Tenemos que ocuparnos de estos dos funerales y que ya no sean un asunto de preocupación para ella»

Así que lo que ocurrió fue que esta mujer que perdió a sus hijos dijo que la abuela le dijo: «No hay iglesia que esté ayudando a alguien. La iglesia no va a ayudar a nadie. ¿Qué quieres? ¿Ir a la iglesia? ¿Qué quieren ahí? Sacarte dinero»

Pero, Doug pregunto: «¿Cómo vamos a querer quitarle dinero cuando estamos tratando de reunir como quince mil dólares para ayudarla con el funeral?»

Ella respondió: «Bueno, no creo que ustedes sean sinceros»

Así que hay gente hablando con la familia, quejándose y todo eso. ¿Ven? De repente, el dinero sale. Dios bendice. El alcalde se entera. El jefe de la policía se entera. Luego, la cuadra empieza a hablar. El barrio se interesa en esta iglesia que no está pidiendo una ofrenda, sino que está dando una ofrenda por algo en el barrio y no está pidiendo nada a cambio.

Y así lo que está sucediendo en Camden ahora es que el nombre de Jesucristo está siendo elevado, y la iglesia está siendo elevada porque la iglesia no está pidiendo por una membresía. No está simplemente pidiendo una ofrenda, sino que está tratando de ayudar a alguien.

¿Y adivinen lo que va a pasar? La credibilidad de la iglesia va a aumentar. ¿Y adivinen qué va a pasar en el nombre de Jesús? El terreno común va a ser desarrollado, y la gente va a querer cosechar hasta los bordes y recoger de allí.

Y mientras cosechan los bordes, si conocen a Cristo, ustedes saben que no podemos evitar hablar de él. La gente va a conocer a Jesús y vidas van a ser cambiadas.

¿Por qué estoy diciendo todo esto? Es por eso que estamos aquí. Por eso es que estamos aquí. Estamos aquí para abrir nuestras vidas para llenar una necesidad cuando la vemos.

¿Cuál es el núcleo de la relevancia? Amar a Dios, amar al pueblo de Dios, y amar a los perdidos en Sus términos. Eso es lo que es la relevancia. No es un sitio web muy interesante. No es una marca. No es un logotipo. No es una página de Facebook. No es nada de eso.

Tú puedes tener todas esas cosas. Puedes tener folletos, tarjetas para repartir, tratados, puedes tener todo esto. Pero si no estás alcanzando a alguien y tocando a alguien en sus necesidades, no eres relevante.

Voy a decirles una cosa. La verdadera relevancia no es bonita. La verdadera relevancia no es un diseño. La verdadera relevancia se ensucia. La verdadera relevancia es ser incomodado. La verdadera relevancia no sale en la televisión. La relevancia real. . . no hacemos relevancia para tomar selfies. Queremos tener credibilidad a nivel del suelo.

Mientras Dios te exalta, nunca (solo voy a decir esto y termino), mientras Dios te exalta y te da oportunidades, no permitas que el impacto de la oportunidad, sean solo los me gusta y los comentarios que obtienes en las redes sociales. Si esa es la profundidad de tu impacto, no has tenido ninguno.

Pero yo quiero que pienses del impacto desde este punto de vista: Si les dieran un micrófono a todas las personas a las que tu vida ha tocado después de que murieras, ¿qué dirían ellos de ti? ¿Habría una persona llorando porque la lastimaste?

¿Habría una persona que diría: «No sé de alguien más, pero yo conocí a este hombre o a esta señorita y yo no conocía a Dios, pero ellos me abrieron su corazón. Y la obra de Dios que hizo a través de ellos al ser amables, me atrajo a la gran sabiduría de Dios, y ahora soy un creyente, y por lo tanto un gran impacto yace en mí a causa de una decisión de sacrificio y de dar de esta persona»?

¿Acaso alguien lloraría en tu funeral, debido al impacto que hiciste en su vida? No vivimos vidas para construir tesoros aquí, sino en la vida eterna.

Annamarie: Wao ¡qué mensaje! El doctor Eric Mason estará de regreso para orar con nosotras. ¿Qué impacto tiene tu vida? ¿Estás haciendo tesoros en el cielo o tesoros en la tierra? El Dr. Eric Mason te ha recordado que tu influencia en las personas puede ser poderosa, ¡no esperes a mañana, comienza hoy!

¡Qué Dios obre en nosotras y abra nuestros corazones por Su Palabra, para ayudar y bendecir a otros!

Nancy: ¡Así es Anna! Me encanta el corazón de Eric Mason hacia las personas, y me encanta la forma en que nos anima a involucrarnos en las vidas de otros a nuestro alrededor, mostrándoles a Jesús a través de una conexión personal de vida a vida. ¡Y esa es precisamente la misión de nuestra próxima conferencia True Woman’18! que se llevará a cabo los días 27, 28 y 29 de septiembre, y se titula, «La verdad que te hace libre». Ciertamente el asistir a esta conferencia no te hace una mejor o peor cristiana, pero es una oportunidad para exponernos a la verdad de la Palabra de Dios juntas, y unirnos en un mismo propósito de reflejar la belleza del evangelio al mundo.

Déjame explicarte un poco el porqué de mi emoción:

En el 2008, el Señor juntó a un grupo de mujeres en Shaumburg, Illinois para la primera conferencia True Woman 08. Allí nació el movimiento Mujer Verdadera que ha seguido creciendo en miles de corazones y hogares alrededor del mundo.

Ahora, diez años después, venimos a celebrar todo lo que Dios ha hecho, ya que, definitivamente, esta conferencia marcó un antes y un después en las vidas de muchas mujeres que asistieron ese fin de semana, y que han podido bendecir a otras mujeres y sus familias, con la bendición con que han sido bendecidas; como nos cuenta Laura González, una de las mujeres que asistió a la primera conferencia True Woman en el 2008.

Laura: En el 2008 yo estaba en República Dominicana, y recuerdo que estaba buscando en el internet, algunos estudios para mujeres, para poder darlos en la iglesia a la que pertenecía  en Santo Domingo. Encontré unos programas de Nancy Leigh DeMoss y así fue como yo fui introducida a Revive Our Hearts. Esos programas, me acuerdo que el que estaba en ese momento era Proverbios 31. En el medio de escuchar los programas, un día escuché sobre un libro que se llamaba Seeking Him, que hoy conocemos en español como, En busca de Dios, y yo lo ordené pensando que era un libro para yo leerlo sola; pero al recibirlo, me di cuenta que era para hacerlo en grupos. Entonces invité a Patricia de Saladín y a otras hermanas y empezamos a hacer el estudio entre nosotras, y Dios avivó nuestros corazones y nos llevó bien profundo con el Señor en ese estudio. En ese proceso también, empezó a anunciarse la conferencia True Woman’08 en Chicago y quisimos hacer planes para ir. Pensamos que íbamos a ser ese grupito que hicimos el estudio de En busca de Dios, pero el Señor fue añadiendo y finalmente asistimos cien mujeres a esa conferencia. Y no hay palabras para describir lo que Dios hizo en nosotras en ese tiempo, porque nos enseñó tantas cosas nuevas que no habíamos visto. Fue un evento catalítico en la vida de todas nosotras. Yo puedo decir que no hay una mujer que fue a ese evento, que su vida no haya cambiado y que no esté dando hoy frutos. En mi caso personal, me dio una visión de ministerio porque, yo creo que a muchas de nosotras nos pasaba: teníamos el evangelio y sabíamos que teníamos que evangelizar y que predicar el evangelio, pero no habíamos entendido nuestro rol en la iglesia, nuestro diseño como mujeres, para qué Dios nos creó. Eso fue como abrir nuestros ojos. Entonces al llegar a Santo Domingo, quisimos empezar a hablar de esto y empezar a traducir material, porque queríamos que las mujeres de la iglesia que no pudieron asistir fueran beneficiadas también. Todo eso, nos fue llevando, eventualmente, al ministerio Aviva Nuestros Corazones. Entonces ahora al ver que vamos a celebrar Mujer Verdadera’18 en Indianápolis, diez años después, es algo tan dulce, que yo anticipo ver; porque ahora ver todo el fruto de esos años y lo podemos ver en alguien como Betsy Gómez. Betsy no fue a Mujer Verdadera 2008 porque ella no estaba alrededor nuestro en ese tiempo, ella fue expuesta a ese material por internet y fue lo que la trajo entonces a Aviva Nuestros Corazones y a hacer cambios radicales en su vida y en su familia. Entonces ahora ver a Betsy, un fruto del ministerio, siendo una de las charlistas diez años después, es una gran satisfacción en nuestro corazón ver la obra de Dios en medio nuestro y Su poder de redención y Su poder que va mucho más allá de nuestras expectativas o lo que nosotras podamos hacer. Él tiene planes que nosotras no podemos ni imaginarnos. Mirando atrás y pensando diez años adelante, lo que estamos viendo, nunca lo habríamos podido imaginar. Entonces estamos anticipando mucho poder llegar a ese día, en septiembre, a unirnos todas en Mujer Verdadera’18. Una hermana nuestra, Myrna, en México, está soñando con llevar quinientas mexicanas a este evento para celebrar eso, pero yo pido al Señor que sean aún más de muchos países que el Señor pueda llevar. Como no tenemos un evento Mujer Verdadera todavía agendado, pues esta será una oportunidad maravillosa para todas juntas, unidas, múltiples naciones, para adorar al Señor y deleitarnos viendo y haciendo memoria de todo lo que el Señor ha hecho en estos diez años.

Nancy: Así es Laura, recordar lo que Dios ha hecho y a la vez tener grandes expectativas de ver lo que Dios hará en los años por venir.

Visítanos en AvivaNuestrosCorazones.com e infórmate de los detalles de la conferencia Mujer Verdadera o True Woman '18, y no olvides abrazar las oportunidades que Dios te da en tu iglesia local, tu vecindario, tu familia; oportunidades de bendecir a otros, así como tú has sido bendecida por Dios.

Ahora, el Dr. Eric Mason regresa para orar con nosotras,

Dr. Mason:  Padre, te damos gracias. Te honramos. Fuimos hechos y creados para honrarte y glorificarte. Eso no significa que no somos bendecidos, pero la bendición y el favor siempre tienen un propósito que es más grande que nosotros. Así que, Dios poderoso, ¿podrías colisionar con nuestra voluntad? ¿Podrías colisionar con nuestra conveniencia y desafiar nuestras vidas para ser más grande que nosotros? Hay tantas grandes oportunidades para ver vidas cambiadas y ver a la gente ser ministrada, y todo es simple: es la filosofía de como vayamos avanzando. Esta es la filosofía de hacer mientras caminas.

Dios, ayúdanos a amarte, a amar a tu pueblo, y a amar a los perdidos en maneras muy prácticas, y al mismo tiempo, claras y que puedas desarrollar en nosotros la capacidad por tu gracia de crear una base común para la puerta abierta para la Palabra.

Annamarie: El Dr. Russell Moore tiene un mensaje de vida con respecto a la adopción. Él ha adoptado hijos que considera suyos. Mañana él compartirá con nosotras una profunda percepción de lo que significa ser adoptadas como hijas, por Dios, por medio de Jesucristo. No dejes de acompañarnos aquí en Aviva Nuestros Corazones.

Bendecidas para bendecir juntas, Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth es un ministerio de alcance de Life Action Ministries.

Todas las Escrituras son tomadas de La Biblia de las Américas a menos que se indique lo contrario.

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la serie de radio.

Únete a la discusión