10 razones para leer más

Cuando era niña, los libros eran mis cosas favoritas en el mundo. Como preadolescente, se convirtieron en mi obsesión. Uno de los peores castigos de mi vida fue cuando mi madre se llevó mis libros por un día. Era una lectora ávida y voraz, mi Kindle conectado a la cadera.

Pero luego entré a la escuela secundaria. Luego la universidad. Luego me gradué. Y todavía adoraba los libros. Pero de repente descubrí que tenía menos tiempo que nunca para leer. Mi agenda fue absorbida por una serie de abrumadoras y serias responsabilidades: escuela, trabajo, tiempo familiar, iglesia, amistades.

Y me di cuenta de que estaba leyendo menos libros que nunca. (¿Alguien se siente identificado?)

Pero fue también ahí cuando me di cuenta. . . eso necesitaba cambiar

Aquí está el asunto: la lectura no siempre es fácil y no siempre es especialmente divertida. Cuando estás cansado, ocupado o aburrido, Netflix parece ser la mejor opción.

Pero la lectura es vital para la joven cristiana que piensa, crece y madura. La Biblia siempre debe ser nuestra base firme (nuestro libro favorito, más leído y amado). Sin embargo, leer otros libros también es necesario. Nos ayudan a aplicar la Palabra de Dios y ver su verdad en las historias. Son una excelente herramienta y regalo que Dios nos ha dado para participar en su mundo y crecer en sabiduría.

Entonces, para todas las otras chicas que necesitan motivación para leer más libros en 2018, aquí hay diez razones para desconectarse de Netflix, dejar de dar excusas y comenzar a leer (algo) hoy.

Por qué deberías comenzar a leer más

  1. La lectura te introduce a nuevas ideas. Tanto la ficción como la no ficción transmiten cosmovisiones e ideas de campeones. Todos los libros que existen son sobre ideas. Algunos son encantadores, algunos alucinantes, algunos amargamente falsos, otros malvados, algunos dan vida. Pero nunca lo sabrás y crecerás si no lees.

  1. La Lectura te presenta a nuevos amigos. Ya sea el autor o los personajes, existe un vínculo parasocial único que se crea a través de los libros. Sientes que conoces a estas personas. Como las imaginarias existen y, como las reales, ahora son tus amigos. Hay una gran alegría en leer acerca de las personas que te importan.
  1. Los libros te hacen más inteligente que Netflix. Los libros no son más fáciles que Netflix. Debes pensar para leer, necesitas estirar tu mente y vigorizar esas células cerebrales. Netflix solo requiere un par de clics. Simplemente puedes "apagar tu cerebro". ¿Pero es eso lo que realmente queremos? ¿Nos está haciendo seres más inteligentes y reflexivos? Claro, Netflix con moderación está bien (¡de hecho soy una gran fanática!), Pero ¿estás sacrificando un tiempo de lectura significativa para eso?
  1. Los libros solo te hacen más inteligente en general. En una gran escala, los libros aumentan tu inteligencia. Amplían tu vocabulario, te invitan a comprender nuevos conceptos, cambiar tus paradigmas y ayudarte a convertirte en un individuo generalmente mejor educado.
  1. La lectura te convierte en una pensadora más crítica. Si lees, inevitablemente encontrarás ideas y cosmovisiones con las que no estés de acuerdo. Comprométete con ese conflicto. Piensa más profundamente sobre lo que crees y por qué lo crees. Analiza el razonamiento. Ten discernimiento (1 Juan 4: 1). 
  2. Leer te hace sentir cosas. Las emociones no son inherentemente malas. Sentir dolor, alegría, humor o placer a través de los libros no es nada de qué avergonzarse. Es un bello efecto secundario de invertir en literatura.
  3. Leer te hace más empático. Los libros actúan como un puente entre tú y las personas que son diferentes a ti. Te ayudan a abrazar la empatía en lugar del miedo o la hostilidad. Es por el trabajo de Dios a través de los libros que me volví más empática con las personas que enfrentan diferentes luchas y circunstancias que yo.
  1. La lectura aumenta tu asombro. Dios ha hecho un mundo espectacular. Se mueve y se arrastra con un trillón de maravillas, grandes y pequeñas. Y los libros abren nuestros ojos a estas misericordias y magia. Dios es un Creador maravilloso y un buen Donante. A medida que nuestra maravilla aumenta, también nuestra gratitud (1 Tesalonicenses 5:18).
  1. La lectura te hace descansar. En un mundo tan frenético, siempre nos estamos moviendo, yendo, haciendo. Vivimos a hiper velocidad. Los libros nos recuerdan nuestras limitaciones finitas y nos obligan a reducir la velocidad y detenernos. No puedes leer un libro y escribir un ensayo o practicar el piano al mismo tiempo. Debes dedicar toda tu atención a la lectura. Debes pausar y descansar.
  1. La lectura te hace una mejor cristiana. Incluso si no estás leyendo la Biblia, estás aplicando tu cosmovisión cristiana -tu creencia en el pecado, la redención y la restauración- a lo que lees. Estás desarrollando músculos espirituales. Estás leyendo libros que te hacen una persona más reflexiva, una persona más consciente del mundo que Dios ha creado. Todo lo que hacemos para la gloria de Dios nos hace mejores cristianos (1 Corintios 10:31), incluida la lectura.

Entonces, ¿qué hay en tu lista de lectura para este año?

Compartir el Amor

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Jaquelle Crowe

Jaquelle Crowe

Jaquelle Crowe tiene 18 años de edad, es una escritora del este de Canadá y es editora en jefe de “The Rebelution”. Su primer libro será lanzado en el 2017 por Crossway.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión