8 formas de luchar por la pureza

Quiero luchar por la pureza, y oro para que todas y cada una de ustedes también lo hagan. Pero seamos realistas: mantener la pureza no es fácil. A menos que estemos vigilantes en la lucha por la pureza desde adentro hacia afuera, fracasaremos. Vamos a ceder a la tentación. Vamos a sucumbir a nuestros corazones pecaminosos. Necesitamos desesperadamente a Jesús para ayudarnos a concentrarnos en la verdad y resistir la tentación.

Con nuestra necesidad de Jesús en mente, aquí hay ocho consejos para ayudarte a luchar por la pureza.

1. Estar en la Palabra

`` Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que cualquier espada de dos filos; penetra hasta la división del alma y del espíritu, de las coyunturas y los tuétanos, y es poderosapara discernir los pensamientos y las intenciones del corazón. ´´ (Heb. 4:12) .

¡La Palabra de Dios tiene poder! Tenemos que abrir nuestras Biblias y llenar nuestra mente con las Escrituras a diario. Esta es el arma más importante de nuestro arsenal en la lucha por la pureza.

2. Orar por la fuerza

Dios es el gobernante de toda la creación. Tenemos que clamar a Él por medio de la oración y pedir protección, fuerza y ​​coraje para seguir siendo fuertes. Él nos ha dado acceso a él a través del Espíritu Santo, y tenemos que aprovechar esto.

Isaías 40:28 nos da un recordatorio de cuán grande es Él.

¿Acaso no lo sabes? ¿Es que no lo has oído?
El Dios eterno, el Señor, el creador de los confines de la tierra
no se fatiga ni se cansa.
Su entendimiento es inescrutable.

¡Qué increíble es tener el privilegio de orar para ese Dios! Vamos a hacer de la oración una parte de la lucha diaria por la pureza.

3. Toma tu escudo de la fe

En todo, tomando el escudo de la fe con el que podréis apagar todos los dardos encendidos del maligno. (Ef. 6:16).

¡Estamos en una batalla, chicas! Necesitamos la armadura de Dios, incluyendo el escudo de la fe.

Me encanta esta perspectiva: "cedemos a la tentación cuando creemos que lo que tiene que ofrecer es mejor que lo que Dios ha prometido. La fe nos recuerda que, aunque el cumplimiento de la promesa de Dios no puede ser fácilmente visible para nosotros, Dios es fiel a Su Palabra. Cuando Satanás intenta atormentarnos con la duda o tentarnos con la gratificación instantánea, la fe reconoce el engaño de sus tácticas y extingue rápidamente las flechas ".

4. Confiesa cuando falles

Cuando falles, clama a Jesús y pide por su perdón. No lo metas debajo de la alfombra y sigas adelante, o no te revuelques en la vergüenza. Reconoce tu pecado ante Dios, y humildemente pide su perdón.

Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonarnos los pecados y para limpiarnos de toda maldad (1 Juan 1: 9).

Si confiesas, Él te perdonará. Encuentra la comodidad, la fuerza y ​​la paz en esa verdad.

5. Olvídate de lo malo

Cuando era más joven, fui desafiada a deshacerme de lo malo en mi vida. Lo "malo" era todo lo que me estaba tentando a caer o a ceder a la tentación. En varias ocasiones, iba a través de mi habitación y tiraba los libros, películas, revistas, etc., que no estaban ayudando en mi lucha por la pureza.

Yo te animo a que hagas lo mismo. Piensa en todo en tu vida (la gente que sigues en las redes sociales, películas, revistas, amigos, programas de televisión), y elimina cualquier cosa que te esté poniendo de nuevo en tu lucha por la pureza.

6. Llena tu mente con el bien

Sé intencional al llenar tu mente con cosas que promuevan la pureza en tu vida. Aquí hay algunas ideas:

Pon en tus manos recursos llenos de la verdad, y llena tu mente con el bien.

7. Encuentra un grupo de chicas sólido

Amistades piadosas son una gran bendición en mi vida. Mi grupo más cercano de amigas me han retado, me han animado, y continuamente me señalan a Cristo. Encuentra una chica piadosa, o dos, que puedan ser de estímulo para ti.

La Biblia lo dice de esta manera:

Más valen dos que uno solo,
pues tienen mejor remuneración por su trabajo.
Porque si uno de ellos cae, el otro levantará a su compañero;
pero ¡ay del que cae cuando no hay otro que lo levante!
Además, si dos se acuestan juntos se mantienen calientes,
pero uno solo ¿cómo se calentará?
Y si alguien puede prevalecer contra el que está solo,
dos lo resistirán.
Un cordel de tres hilos no se rompe fácilmente.

(Ecl. 4: 9-12).

8. Obtener la rendición de cuentas.

Por favor, por favor, por favor no trates de luchar tus batallas por tu cuenta. Encuentra una mujer mayor a ti que sea piadosa, que te pueda ofrecer sabiduría, consejo, y rendición de cuentas en tu lucha por la pureza.

El que anda con sabios será sabio,
mas el compañero de los necios sufrirá daño. (Prov. 13:20).

¿Qué te ayuda a medida que luchas por la pureza? Añade tus consejos a la lista en un comentario más abajo.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Bethany Beal

Bethany Beal

Después de una breve experiencia en la industria del modelaje, los ojos de Bethany se abrieron a cómo su generación esta perdiéndose. Ella y su hermana mayor se inspiraron para comenzar un blog (www.GirlDefined.com) y están en el proceso de escribir un libro titulado "Se buscan modelos": La belleza física no es necesaria. Su pasión es ayudar a las niñas a encontrar la verdad de Dios sobre la belleza y la feminidad y la libertad que viene de vivir una vida radicalmente diferente para Cristo.

Recursos relacionados

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la conversación