¿Cómo amar a tu futura familia?

Desde niña he tenido el ejemplo de las mujeres de mi familia, siendo amas de casas, trabajadoras y dedicadas a sus hogares.  También las he observado servir en sus comunidades e iglesias de forma piadosa. Ellas despertaron en mí un gran interés por el servicio a otros. Mi casa fue el escenario que Dios escogió para formar la mujer que soy hoy, y doy tantas gracias.

Aprender a cocinar, planchar, limpiar los platos y el orden no eran para nada apasionante cuando era una jovencita, ¿a quién no le gusta levantarse bien tarde o estar en pijamas todo el día? ¡Levanten la mano!  Aunque parezca tentadora la idea, tú hogar, donde te encuentras ahora es tu campo de entrenamiento para cuando tengas a tu propia familia.

Entonces, ¿cómo respondemos la pregunta?: ¿Cómo amar tu futura familia?

Comienza orando  

Pídele a Dios en oración por tu futuro esposo, que sea guardado en santidad y pureza. Un siervo de Dios. Que en tu familia los roles no se vean invertidos y sus anhelos sean conforme al plan de Dios para con sus vidas. Ora por tus hijos, que seas capaz con la sabiduría que viene de lo alto para dirigirlos y entrenarlos en el camino hacia Cristo. Ruega que tengas un espíritu dócil, de contentamiento, amor y entrega hacia los tuyos.

Sirve, sirve y luego sirve

Empieza en casa, con tu papá y tu mamá, tus hermanos, tus vecinos si haces del servicio una norma en tu diario vivir, será más fácil servir a tu futura familia.

Cuando llegué a mi matrimonio me propuse a hacer las labores domésticas para así servir a mi esposo e hijos. Sí, he tenido ayuda en ocasiones, pero mi familia siempre ha sido mi prioridad, ¿que vivo cansada gran parte de las veces? sí, es verdad, pero soy feliz cuando les sorprendo con una comida especial o cuando llegan a casa y está limpia, organizada.

Cuando sirves a tu familia, les estás mostrando cuánto les amas y cuan especiales que son para ti.

Te animo a que busques una receta y le prepares a los tuyos una cena, o un postre sorpréndelos y tengan un tiempo extraordinario, siendo tú la anfitriona. ¿O por qué no? limpia la casa, lava la ropa. ¡Sirve!

Obedece

Obedecer a Dios quien es tu máxima autoridad, a tus padres y líderes espirituales, pues al momento de casarte tendrás un líder que amar y obedecer en sumisión: Tu esposo, y cultivar una vida de sumisión te ayudará a someterte a él si lo has hecho en el orden establecido por Dios desde tu juventud.

porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. Efesios 5:23

a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.  Tito 2:5

Aprende

Todo lo que esté a tu alcance, apréndelo ¡ahora! Se ha perdido tanto la costumbre de ver jovencitas bordar, tejer, coser. Conozco a esposas, madres que aprendieron en su juventud ciertos oficios y hoy sirve de ayuda económica a sus esposos desde sus hogares mientras cuidan de sus hijos. ¿No es esto maravilloso? Es como una pequeña empresa desde casa.

Si puedes investigar alguna institución que puedas inscribirte o acércate a una hermana que pueda enseñarte. Te aseguro que lo hará con gusto.

Tenemos el ejemplo de la mujer virtuosa, en Proverbios 31: 13,22,24 (Lee el capítulo completo para el contexto).

13.Busca lana y lino, y con voluntad trabaja con sus manos.

  1. Ella se hace tapices; De lino fino y púrpura es su vestido.      
  2. Hace telas, y vende, y da cintas al mercader.

Amada joven verdadera, no desprecies estos años en casa, míralos como la oportunidad ideal para trabajar esas áreas en tu vida que aún debes rendir al Señorío de Cristo, para prepararte como esposa, madre y ama de casa sabiendo que no importa en la etapa que te encuentres fuiste creadas para ser ayuda idónea. ¡Comienza a amar a tu futura familia desde hoy!

Aquí mencionamos sólo algunas formas , sigue tú la lista. ¿Dinos como te beneficiaría amar a tu futura familia? Déjanos tus comentarios.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Yanoret Genao

Yanoret Genao

Hija redimida, sierva por amor. Esposa y madre de tres tesoros hermosos. Con una pasión por enseñar y guiar a las adolescentes y jóvenes a atender el llamado de Dios para el cual fueron creadas.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión