Cómo crecer en humildad

“La humildad es la tierra fértil en la cual la gracia de Dios toma raíz y florece”. Andrew Murray

¡Finalmente es viernes! Me alegra tanto que podamos volver a encontrarnos por esta vía. Permíteme hacer una pregunta; ¿te consideras humilde u orgullosa? Esta semana en el club de lectura de En Busca de Dios Betsy hizo la misma pregunta y quizás (tanto como si viste el vlog como si no) el orgullo es una de las áreas de pecado con las que luchas.  Quieres ser más humilde pero no tienes idea de por dónde comenzar… Deja que te cuente una historia...

Desde muy temprano en mi adolescencia la humildad se convirtió en uno de mis valores más añorados. Quería ser humilde, anhelaba con todo mi corazón que la humildad fuera algo que caracterizara mi vida. De todas las cualidades en los demás, nada me parecía tan digno de admiración como ésta. Así que intenté convertirme a mí misma en una persona humilde. Como resultado solo obtuve frustración tras frustración. Conocer a Cristo cambió por completo todo, desde mi concepto de humildad hasta la forma en la que “lucho” por ella. Andrew Murray, quien escribió mi libro favorito acerca de este tema, dijo lo siguiente:

“La humildad no consiste en pensar que eres poca cosa, sino en no pensar en ti.”

Eso puede sonar bien en teoría pero … ¿cómo se ve en la práctica? Para responder esta pregunta hemos de correr a Aquel que es el ejemplo perfecto de humildad; nuestro Señor Jesucristo. Este pasaje puede ilustrarnos un poco:

3 Nada hagáis por egoísmo o por vanagloria, sino que con actitud humilde cada uno de vosotros considere al otro como más importante que a sí mismo, 4 no buscando cada uno sus propios intereses, sino más bien los intereses de los demás. 5 Haya, pues, en vosotros esta actitud que hubo también en Cristo Jesús, 6 el cual, aunque existía en forma de Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse, 7 sino que se despojó a sí mismo tomando forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres. 8 Y hallándose en forma de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Filipenses 2:3-8

Al prestar atención cuidadosamente notaremos que hay ciertas cosas que evitar en el camino de la humildad y otras que poner en práctica. Veamos algunas de las que podemos sacar a simple vista.

A evitar:

Egoísmo

Vanagloria

Buscar los propios intereses

Aferrarse a posiciones o títulos

A poner en práctica:

Actitud humildad

Considerar a los demás como más importantes

Buscar los intereses de los demás

Humillarse a uno mismo

Obediencia

Podríamos seguir con la lista pero sería lo mismo que construir un edificio y olvidarnos de la zapata (la estructura sobre la que el edificio se sostiene). Los frutos en nuestra vida, como la humildad deben desprenderse de nuestra relación con el Señor. Es al contemplarlo a Él que reconocemos que somos polvo y que separados de Él nada podemos hacer. Si quieres crecer en humildad el primer paso es pedirle a Dios que te de un corazón como el de Su Hijo y gracias a sacrificio de Cristo en la cruz, en Él la respuesta a esta oración es Sí y Amén.

Finalmente deja que la Palabra de Dios te informe de tu realidad y que a través del Espíritu Santo te transforme. Vive en dependencia absoluta de la Palabra y dispón tu corazón a escuchar y obedecer.
¿También necesitas crecer en humildad? Déjanos saber de ti y por qué quisieras crecer en esta área este nuevo año.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie vive en Santo Domingo, República Dominicana, por la gracia del Señor le sirve a tiempo completo. Trabaja en Aviva Nuestros Corazones como editora, analista de contenido y administradora de la página web. Sirve al Señor enseñado a mujeres a usar su creatividad a la hora de estudiar la Palabra en un ministerio llamado Diario Bíblico. Es parte del ministerio de Escuela Dominical en su iglesia. 

 

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.