¿Cuáles son las consecuencias del pecado?

Si has seguido el blog por algún tiempo, sabes que juntas hemos llegado a la conclusión que el pecado tiene consecuencias. Esto es cierto aun en situaciones donde sentimos que pecamos y no somos sorprendidas en el acto. Estoy tan emocionada de que muchas de ustedes están de acuerdo con nosotras de que aun en esas acciones que consideramos como “pequeños pecados” impactan nuestra relación con Dios y nuestro testimonio.

La Biblia deja claro que el pecado es algo muy serio. Pero ¿acaso muestra las consecuencias específicas de nuestro pecado? ¡Claro que si!

De hecho, entender el costo exacto de nuestro pecado nos puede motivar a movernos en dirección contraria de las acciones pecaminosas. Nancy y Dannah ofrecieron una lista de consecuencias en la página 140 del libro Mentiras que las jóvenes creen. Me encanta como ellas apoyaron casa cosa en esa lista con la verdad extraída directamente de la Palabra de Dios. Échale un vistazo.

1. El pecado nos roba el gozo

“Restitúyeme el gozo de tu salvación, sostenme con un espíritu de poder” (Salmos 51:12).

2. El pecado nos roba la confianza

“En esto sabremos que somos de la verdad, y aseguraremos nuestros corazones delante de Él. En cualquier cosa en que nuestro corazón nos condene; porque Dios es mayor que nuestro corazón y sabe todas las cosas. Amados, si nuestro corazón no nos condena confianza tenemos delante de Dios” (1 Juan 3:19-21).

3. El pecado trae culpa

“Porque yo reconozco mis transgresiones, y mi pecado está siempre delante de mí” (Salmos 51:3).

4. El pecado apaga el Espíritu de Dios

“No apaguéis el Espíritu” (1 Tesalonicenses 5:19).

5. El pecado trae daño físico

“Señor, no me reprendas en tu enojo, ni me castigues en tu furor. Porque tus saetas se han clavado delante de mí, y sobre mí ha descendido tu mano. Nada hay sano en mi carne a causa de tu indignación; en mis huesos no hay salud a causa de mi pecado”

(Salmos 38:1-3).

“Pues mi vida se gasta en tristeza, y mis años en suspiros; mis fuerzas se agotan a causa de mi iniquidad” (Salmos 31:10).

6. El pecado causa dolor en el alma

“Mientras callé mi pecado, mi cuerpo se consumió con mi gemir durante todo el día. Porque día y noche tu mano pesaba sobre mí; mi vitalidad se desvanecía con el calor del verano. Te manifesté mi pecado, y no encubrí mi iniquidad” (Salmos 32:3-5).

7. El pecado rompe el corazón de Dios

“Y no entristezcáis al Espíritu Santo de Dios, por el cual fuisteis sellados para el día de la redención” (Efesios 4:30).

8. El pecado abre la puerta a otros pecados

“¡Ay de los hijos rebeldes declara el Señor que ejecutan planes, pero no los míos, y hacen alianza, pero no según mi Espíritu, para añadir pecado sobre pecado! (Isaías 30:1)

9. El pecado rompe la comunión con Dios

“He aquí, no se ha acortado la mano del Señor para salvar; ni se ha endurecido su oído para oír. Pero vuestras iniquidades han hecho separación entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados le han hecho esconder su rostro de vosotros para no escucharos”  (Isaías 59:1-2).

10. El pecado produce temor

“El impío huye sin que nadie lo persiga, mas los justos están confiados como un león” (Proverbios 28:1).

11. El pecado desea controlar mi vida

“Jesús les respondió: En verdad, en verdad os digo que todo el que comete pecado es esclavo del pecado” (Juan 8:34).

“¿No sabéis que cuando os presentáis a alguno como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, ya sea del pecado para muerte, o de la obediencia para la justicia?” (Romanos 6:16)

Usualmente pecamos porque pensamos que obtendremos placer o beneficio de ello. Pero estos pasajes muestran claramente que escoger hacerlo acarrea un alto precio. Y esto ni siquiera es una lista exhaustiva. Hay muchas, muchas consecuencias potenciales que vienen por nuestros pecados. Basada en mi experiencia personal yo añadiría a esa lista relaciones tensas, ansiedad y depresión.

¿Qué consecuencias añadirías tú? ¿Has experimentado consecuencias en tu propia vida? ¿Cómo crees que reflexionar en estas consecuencias marca alguna diferencia a la hora de enfrentar una tentación?

¿Estas atrapada en el pecado y no sabes cómo deshacerte de él? No te pierdas la publicación de mañana

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Erin Davis

Erin Davis

Erin Davis es una autora, bloguera y oradora popular a la que le encanta ver a mujeres de todas las edades correr hacia el pozo profundo de la Palabra de Dios. Es autora de muchos libros y estudios bíblicos, incluidos Connected, Beautiful Encounters y la serie My Name Is Erin. Ella sirve en el equipo del ministerio de Aviva Nuestros Corazones. Cuando no está escribiendo, puedes encontrar a Erin persiguiendo pollos y niños en su pequeña granja en el Medio Oeste.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión