Cuando el día del padre no es un "día feliz"

El Día del Padre está justo a la vuelta de la esquina, y si tu papá ya no está, se fue o te lastimo, pudiera sentirse como que no es una ocasión que valga la pena celebrar. Si este Día del Padre la relación con tu papá es tensa (o inexistente), aquí hay tres cosas que debes recordar.

1. Todos los papás son pecadores y necesitan gracia.

Solo ha habido un único Padre perfecto, y Él no está sentado en la mesa del desayuno. Dios el Padre es el único papá capaz de ofrecer amor perfecto y sin pecado (hablaremos más de esto en un minuto). Todos los demás papás son pecadores quienes necesitan desesperadamente la gracia de Dios.

por cuanto todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios  (Rom. 3:23).

Por más que él pudiera quererte, tu papá no puede ser perfecto. La realidad de la vida en un mundo caído es que nuestro pecado pone metrallas en los corazones de otras personas y sus pecados ponen metrallas en nuestros corazones. Cada miembro de tu familia, incluyendo tu papá, necesita la ayuda y gracia de Dios para ser más como Cristo.

En lugar de responder al pecado con pecado (amargura, rebelión, desprecio), responde con la misma medida de gracia que quieres que se extienda a ti cuando te equivoques. Aun si tu papá no tiene una relación contigo o con Jesús, ora por él. Aquí hay algunas cosas específicas por las que puedes orar:

Ora que él pueda conocer la altura y profundidad del amor de Dios para él (Ef. 3:18-19).
Ora que él pueda abrazar su diseño dado por Dios como líder espiritual del hogar (Ef. 5:22-23)
Ora que él pueda huir del pecado, especialmente inmoralidad sexual (1 Cor. 6:18).
Ora que él no peque en su enojo (Ef. 4:26).
Ora que él puede tener más del fruto del Espíritu Santo (Gal. 5:22-23).

(Para más ideas sobre cómo orar por alguien que amas y que está en pecado, puedes leer esta publicación.)

2. No importa que, sí es posible honrar a tu papá.

Si vas a la iglesia este Día del Padre (¡espero que sí vayas!), es muy probable que escuches este versículo:

Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días sean prolongados en la tierra que el Señor tu Dios te da” (Ex. 20:12).

El mandamiento claro de Dios en la Escritura es que debemos honrar a nuestros papás. Esto es lo que no quiere decir:

No quiere decir que estés de acuerdo con todo lo que tu papá dice o hace.
No quiere decir que pretendas como que tu relación con tu papá es perfecta si no lo es.
No quiere decir que ser parte de una familia no va a tener sus dificultades.

Sí quiere decir que intencionalmente reconoces que tú papá jugó un papel vital en tu existencia. ¡No estarías aquí si no fuera por él! Honrar a tu papá también quiere decir que prestes atención al hecho de que la paternidad es una posición digna creada por Dios. Aquí hay unas ideas específicas de cómo puedes honrar a tu papá:

Niégate a usar tus palabras para destruirlo. Di cosas que lo animen (Ef. 4:29).
Escribe cosas que él haya hecho por las que estás agradecida. Si puedes, comparte esa lista con él.
Ora por él frecuentemente.

3. Todas las niñas tienen un papá que las ama.

Sin importar cómo sea tu padre terrenal, tienes razones para celebrar este Día del Padre porque tienes un Padre celestial quien te ama. Eres la niña de sus ojos (Salmo 17:8).

Aunque esté empañado por el pecado, el diseño de Dios para las familias nos puede ayudar a entender un amor más profundo, más eterno – el amor de Dios por nosotras. Somos Sus niñas, adoptadas en Su familia (Ef. 5:1) y herederas a Su reino (Rom. 8:17). Así como el ADN nos hace parecernos a nuestros padres, llevamos la imagen de Dios el Padre (Gen. 1:27). ¡Somos Suyas!

Esta verdad de la Palabra de Dios es más dulce que cualquier mensaje en una tarjeta de Hallmark.

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo el que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿O qué hombre hay entre vosotros que si su hijo le pide pan, le dará una piedra, o si le pide un pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que le piden?” (Matt. 7:7–11).

¿Cómo planeas honrar a tu papá en este Día del Padre? ¿Cómo puedes celebrar también a tu Padre Celestial en esta temporada?

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Erin Davis

Erin Davis

Erin ama a las mujeres jóvenes. Fundó Ministerios Graffiti en respuesta a su exposición a las niñas adolescentes que luchan en las áreas de la identidad, la autoestima, y la verdadera belleza. Erin es la autora de varios libros que aplican la verdad de Dios a grandes temas como la belleza, la pureza y la maternidad. Erin y Jason son padres de dos niños adorables, Eli and Noble.

Artículos relacionados

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión