¿Necesito amarme más?

¡Hola! Me alegra que tus ojos se estén deslizando por estas líneas. ¡Cuánto quisiera cruzar por la pantalla para darte un abrazo fuerte! ¿Ya escuchaste el podcast de esta semana? Tenemos una invitada que responde a la pregunta «¿es bíblico el amor propio?» https://www.avivanuestroscorazones.com/podcast/joven-verdadera/es-biblico-el-amor-propio-preguntas-y-respuestas/Escúchalo aquí. Para continuar con la conversación, Bethany Beal nos trae tres recomendaciones para esos momentos en los que pensamos que mejorar nuestra autoestima es la solución a nuestros problemas. Me encantaría conversar contigo, deja tu aporte al tema o testimonio en la sección de comentarios al final de esta publicación. –Betsy Gómez

Se paró en el lavamanos, se miró en el espejo y comenzó a recitar su mantra matutino. 

«¡Soy increíble!»

«¡Soy asombrosa!» 

«¡Yo soy la mejor!»

«¡Puedo hacer cualquier cosa!»

Con una mirada de confianza y una sonrisa para sí misma a través del reflejo, continuó con su día. La mamá de esta niña subió el video a las redes sociales y se volvió viral. Personas de todo el mundo elogiaron este video ciertamente adorable y comentaron cuánto podríamos aprender de este entusiasta niña de seis años. 

Cientos de videos similares de «tú puedes» son tendencia todo el tiempo. De hecho, no son solo los vídeos de niñas dando charlas motivacionales los que son tendencia, también de pastores que hacen que sus congregaciones pronuncien palabras de amor propio sobre sí mismos. Los libros y las revistas proclaman la importancia de mirar hacia adentro, encontrar su verdad y amarse más a sí mismo. 

En la superficie, estas prácticas parecen una buena idea. ¿No es importante el amor propio? ¿No necesitamos animarnos más? En un mundo rebosante de negatividad, ¿no es esta una solución positiva y combativa? Con las epidemias de baja autoestima, ¿no deberíamos centrarnos en valorarnos a nosotras mismas tanto como sea posible?

No lo creo. 

De hecho, creo que estas soluciones para la autoestima y la confianza solo harán más daño que bien a largo plazo. Este tipo de ánimo no dura mucho. 

  • ¿Qué sucede cuando en realidad no eres genial
  • ¿Cuándo realmente decepcionas a alguien? 
  • ¿Cuándo alguien te decepciona? 
  • ¿Cuándo te miras al espejo y dices: «Soy increíble», pero en el fondo sabes que no lo eres?

¿Qué pasa cuando la vida es demasiado difícil y amarte más a ti misma no es suficiente? 

La solución que propongo para encontrar la verdadera confianza, el valor, la identidad, el propósito y la vida no tiene nada que ver con mirarnos en un espejo y animarnos. No tiene nada que ver con mirar hacia adentro y pronunciar un mantra de autoayuda en nuestros corazones. No tiene nada que ver con ser mejor, más inteligente o más asombrosa. 

3 Soluciones para vivir con confianza y seguridad. . . Incluso en tus peores días: 

  1. Empieza por admitir que no eres suficiente. 

No tienes que ser suficiente. (¡Respira! Suelta la presión. No tienes que ser suficiente.) Nunca serás ni tendrás suficiente. Somos pecadores que necesitamos desesperadamente un Salvador. Esta correcta comprensión de quiénes somos nos ayudará a comprender mejor quién es Dios. 

Somos pecadores de nacimiento, y por eso no podemos hacer el bien para agradar a Dios en nuestro estado natural, o en la carne: «Los que viven en la carne no pueden agradar a Dios» (Rom. 8:8). 

Estábamos muertos en nuestros pecados antes de que Cristo nos resucitara a la vida espiritual (Efesios 2:1). Carecemos de cualquier bien espiritual en nosotras mismas. 

Sin Jesús, nos quedamos cortas

Admitir que nunca seremos suficientes es realmente liberador. 

  1. Recuerda que Dios no nos manda que nos amemos más a nosotras mismas. 

En ninguna parte de las Escrituras Dios nos ordena que nos amemos más a nosotras mismas. ¿Por qué? El amor propio ya es nuestro defecto natural. Pensar en nosotros mismos (ya sea en forma positiva o negativa) es algo que todo ser humano en la tierra hace con gran facilidad. A menudo escuchamos las palabras «baja autoestima» y pensamos que debemos estimarnos más a nosotros mismas. En cambio, necesitamos estimar más a Dios. Cuanto más estimamos al que es digno, más veremos cuán amadas y valoradas somos como Sus hijas redimidas. 

Ninguna cantidad de amor propio o autoestima puede darnos la satisfacción que estamos buscando. Eso debe venir de Alguien más grande. Alguien que pueda mirarnos y decirnos quiénes somos realmente. Amo lo que Pablo dice en Efesios 1:3-14, acerca de quiénes Dios dice que somos como Sus hijos. Aquí están algunas de las palabras que Él usa para describirnos: 

  • Elegida 
  • Adoptada 
  • Perdonada 
  • Redimida
  • Sellada 
  • Heredera
  • Para alabanza de Su gloria 

Me encanta esta canción que habla de quién es Dios y quiénes somos nosotros. Escúchalo.

  1. Elige creer que Jesús es suficiente y que, como su hija redimida, tienes todo lo que necesitas.

Jesús es suficiente. Nunca tenemos que ser suficientes. En Él, tenemos cada gramo de amor, valor y propósito del que podríamos haber soñado o soñado. Piénsalo. Dios no envió a Jesús a esta tierra para enseñarnos cómo animarnos y encontrar valor dentro de nosotras mismas. Vino a darnos Su vida porque nunca podríamos ser suficientes. Nunca podríamos salvarnos a nosotras mismas. Nunca podríamos hacer lo que solo un Dios perfecto podría hacer. Él dio vida y redención a un pueblo perdido y quebrantado. Esas somos nosotras. ¡Somos tú y yo! 

Pero a todos los que lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios, es decir, a los que creen en Su nombre. (Juan 1:12)

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron, ahora han sido hechas nuevas. (2 Cor. 5:17) 

Reclamemos nuestra identidad como hijas redimidas de Dios y seamos definidas por Él. Elijamos enfocarnos en amar a nuestro asombroso Salvador en lugar de amarnos a nosotras mismas. Cuanto más nos enfoquemos en Cristo y entendamos todo lo que Él hizo por nosotros, más encontraremos ese amor pleno que ansiamos tan desesperadamente. 

Entonces, cuando te sientas triste...

La próxima vez que te sientas triste o necesites «que te levanten la estima», te animo a que abras tu Biblia y leas Efesios 1:3-14. Encuentra el poder y la esperanza que necesitas para ese día en la verdad de la Palabra de Dios.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Bethany Beal

Bethany Beal

Después de una breve experiencia en la industria del modelaje, los ojos de Bethany se abrieron a cómo su generación esta perdiéndose. Ella y su hermana mayor se inspiraron para comenzar un blog (www.GirlDefined.com) y están en el proceso de escribir un libro titulado "Se buscan modelos": La belleza física no es necesaria. Su pasión es ayudar a las niñas a encontrar la verdad de Dios sobre la belleza y la feminidad y la libertad que viene de vivir una vida radicalmente diferente para Cristo.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la conversación