Puedes cultivar el dominio propio

¿Tienes algún hábito recurrente o pecaminoso, algún área de esclavitud en tu vida; algún área en la cual no tienes libertad? ¿Áreas en las cuales cada vez que Satanás te lanza el cordón vienes corriendo... Cada vez que toca el timbre, tú corres a abrirle…?

  • ¿Estás esclavizada, adicta a algo que no es santo, sano o saludable?
  • ¿Tienes control sobre tu lengua, tus palabras, tu estado de ánimo, y sobre tus emociones?
  • ¿Tienes control sobre tu cuerpo, lo que comes, lo que tomas, y cómo tratas tu cuerpo?
  • ¿Tienes control sobre tu tiempo, tus entretenimientos, pasatiempos, y tus hábitos?
  • ¿Tienes dominio propio sobre tus gastos?
  • ¿Y qué tal en lo relativo al sexo? ¿Tienes dominio propio? ¿Dispones de tu cuerpo en todo honor y pureza?
  • Y ¿qué de tu teléfono y el Internet? ¿Estás bajo esclavitud, bajo el control de estas cosas?

Hoy te animamos a escuchar a Nancy DeMoss Wolgemuth, ella nos ofrece pasos prácticos para desarrollar esa capacidad tan escurridiza y aparentemente tan difícil de alcanzar, que es el dominio propio.

¡Haz click aquí!

Nos encantaría saber cómo esta enseñanza te ha edificado, comparte con nosotras en la sección de comentarios.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.