Vlog: ¿Qué hago con mis emociones?

Hay un momento en el que tienes detenerte a pensar ¿qué voy a hacer con mis emociones?

Es una pregunta que va a definir quien esta en control de tu vida. Muchas de nosotras hemos sido entrenadas a pensar que lo que sentimos puede definir la manera en la que actuamos. Y eso es una mentira que el mundo ha insertado en nuestra cabeza. Nuestras emociones no están sentadas en el panel de control de nuestro cerebro (como vemos en las películas).

Hay muchas definiciones de lo que son las emociones pero en el plano mas sencillo en toda la Biblia vemos que Dios le ha dado al hombre emociones, la felicidad, tristeza, enojo, temor… son solo algunas de los instrumentos que Dios nos ha otorgado para que podamos disfrutarle y glorificarle.

Las emociones en sí mismas no son malas, lo que es malo y defectuoso es nuestro corazón, es nuestro pecado que invita a las emociones a dirigir nuestras vidas, sentándolas en el trono que sólo Cristo y su verdad merecen.

Si estás cansada que tus emociones te lleven en una montaña rusa que sube y baja, si la ira te consume por una falta que no puedes perdonar, si el miedo te paraliza y te roba la seguridad que tienes en Cristo o si la tristeza por situaciones que no puedes cambiar tiene tu alma enferma… entonces es hora de que comiences a entrar tus sentidos para usar tus emociones de una manera bíblica que te traerá libertad.


La Palabra de Dios nos dice como lidiar con este asunto en 1 Pedro 1:13

1. Ceñid vuestro entendimiento para la acción | preparen su mente para actuar

En la forma mas literal posible, lo que esta frase quiere decir es: amárrate a la cintura toda la ropa que te cuelga porque te enfrentarás a la acción. Lo puedo comparar cuando un karateca se amarra su cinturón porque está listo para pelear.

Lo primero que necesitas hacer es disponerte a estar alerta, ponerte en pie y hacerle frente a tus emociones. No es fácil cuando te despiertas y quieres quedarte ahí sintiendo que el mundo te viene encima, en lo mas profundo de tu ser quieres crees que te hace sentir bien quedarte ahí a tener pena de ti misma. PERO NO! En ese momento te levantas y preparas tu mente para actuar.

Tus emociones ya no están en el mando, tu las pones en su lugar. Tu informas a tus emociones con la Palabra de Dios y le dices a tu corazón qué es lo que va a sentir.

2. Sed sobrios en espíritu | Ejerciten el control propio

No te emborraches de pensamientos que te van a convertir en una persona tonta, el problema de una persona que está bajo los efectos de una droga o del alcohol es que esta ve las cosas totalmente distorsionadas, se le bajan las defensas ante el peligro.

¿Cuales son las cosas que necesitas dejar de “beber” para mantenerte sobria? Piensa en esas cosas que te intoxican la mente y el alma, conversaciones pecaminosas con tus amigas, series de televisión con alto contenido inmoral, novelas, películas, CANCIONES, tiempo a solas con tu novio o quizás pornografía…

Aléjate de todo lo que adormezca tus sentidos y haga dormir tu dominio propio.

3. Poned vuestra esperanza completamente en la gracia que se os traerá en la revelación de Jesucristo.

Ya que te preparaste para actuar, que tienes dominio propio, ahora necesitas informar tus emociones con la Palabra de Dios. Hacer el ejercicio de poner tu mirada en la obra de Cristo por ti, hará que cada sentimiento pueda servir para glorificar a Dios.

Fijar tu corazón en la esperanza gloriosa de que un día estarás con tu Salvador, la esperanza de que llegará ese momento en el que todos tus anhelos sean satisfechos, donde no habrá mas tristeza, ni lagrimas sino gozo por toda la eternidad, pone en perspectiva nuestra tristeza, evapora nuestros miedos.

Porque ya no hay ansiedades porque no estaremos enfocadas en las cosas que son tan temporales y pasajeras como si una amiga te traicionó, o si tu papá no te demuestra amor… nada de eso podrá superar el gozo supremo de la esperanza que nos aguarda.

¿Eso significa que no vamos a silenciar todas nuestras emociones? Claro que no, pero si van a estar en el lugar correcto, siendo instrumentos para disfrutar a Dios en vez de piedras de tropiezo para una relación abundante con Él.

¿Qué vas a partir de hoy?

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Betsy Gómez

Betsy Gómez

Hija y sierva de Dios por gracia, esposa de Moisés, madre de Josué y Samuel, portadora de un ferviente anhelo por llevar el evangelio a las siguientes generaciones. Forma parte del ministerio para mujeres Aviva Nuestros Corazones, administrando los blogs Mujer Verdadera y Joven Verdadera. Además supervisa el área de Media. Actualmente está cursando un M.A. en Ministerio a Mujeres en el Southeastern Baptist Theological Seminary. Escribe en Aviva Nuestros Corazones, en su blog personal y contribuye en Coalición por el Evangelio.

Artículos relacionados

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión