¿Qué tan lejos es demasiado lejos?

Del Equipo de JovenVerdadera.com: Recientemente una lectora nos escribió confesando que había ido “demasiado” lejos en su relación con su novio. ¡Qué chica tan valiente! Sabemos que no es fácil arrastrar el pecado sexual de la oscuridad hacia la luz. ¿Qué tan lejos es demasiado lejos? ¿Cuáles son los límites que Dios traza en Su Palabra para la intimidad física antes del matrimonio? Hemos sacado esta publicación de los archivos para abordar esas difíciles preguntas.

Conozco este grupo de lectoras bastante bien como para saber que ustedes valoran la pureza. Entienden que Dios pide guardar el sexo hasta su día de bodas, pero si estas en una relación, te das cuenta que el sexo no es la única línea que considerar.

Algunas de ustedes han decidido no besarse hasta el matrimonio y otras piensan que besarse esta bien. Algunas han dicho que solo se tomaran de las manos. Otras escogen una línea diferente. Algunas se han dado cuenta que han ido demasiado lejos físicamente hasta después de que el daño ha sido hecho. Es por eso que creo que es sabio considerar los límites de Dios, y los tuyos, mucho antes de siquiera tener la oportunidad de actuar.

Considera estos principios en el camino a la pureza. Si el nivel de actividad física en tu relación te permite apegarte a estos principios, tienes los límites firmes en su lugar. Si el nivel de contacto físico en tu relación viola siquiera uno de estos principios, probablemente has ido demasiado lejos.

¡Todo!

Filipenses 4:8 nos da una lista de metas “todo” para enfocarnos y somos animadas a pensar en:  

  •   todo lo que es verdadero
  •   todo lo digno
  •   todo lo justo
  •   todo lo puro
  •   todo lo amable
  •   todo lo honorable
  •   todo lo que tenga alguna virtud
  •   todo lo que merece elogio

En lugar de preguntarnos, “¿Qué tan lejos podemos ir sin meternos en problemas?” considera, “¿Que podemos hacer para pensar en cosas que son puras y honorables?”

¿Pueden agarrarse las manos y tener pensamientos que son puros y honorables? ¿Pueden abrazarse y tener pensamientos puros? ¿Qué de besarse? ¿Qué de tocarse sexualmente? Claramente existe un punto en donde tus acciones van a causar que tus pensamientos también de lo que es puro, honorable y verdadero a un deseo de mayor contacto sexual. No decidas dónde está tu línea después que tus pensamientos hayan cambiado a lo impuro. Decide por adelantado qué tan lejos puedes ir y con el fin de guardar tus pensamientos en Dios. Este es un gran estándar para platicar con tus padres y/o pastor de jóvenes o adulto confiable.

Ni aun se nombre

Efesios 5:3 dice, “Entre ustedes ni siquiera debe mencionarse la inmoralidad sexual, ni ninguna clase de impureza o de avaricia, porque eso no es propio del pueblo santo de Dios” (NVI).

La Palabra de Dios no sugiere que nos acerquemos lo más posible a la línea de pecado sexual. Nos pide hacer lo contrario. Como pueblo de Dios, debemos evitar coquetear (o insinuar) con el pecado sexual. ¿Por qué? Porque el fuego de pasión sexual arden tan caliente, que es imposible jugar con él. Dentro del matrimonio, este es un regalo hermoso. Pero fuera del matrimonio, se te acercas demasiado al fuego, vas a quemarte.

¿Estás insinuándote al pecado sexual cuando pasas horas besándote apasionadamente en el sofá con tu novio? ¿Estas insinuando al pecado sexual cuando se abrazan por prolongados periodos, dejándose el uno al otro deseando más y más contacto físico? No coquetees con el fuego.

No empujes

Si la pureza es tu meta, haz un compromiso de nunca causar que otra persona quiera cruzar la línea. En todo tiempo considera si tus acciones pudieran causar que tu novio quiera involucrarse más físicamente. Eso incluye lo que ves en tus citas (películas, videos, programas de TV), qué haces cuando están juntos, cómo se relacionan el otro con el otro, cómo tocas, lo que escuchas… ¡todo lo que haces!

Mientras cada una de nosotras somos responsables en nuestras decisiones de pecado y buscar la pureza, debemos ser  sabias al impulsar a otros hacia la justicia en lugar de tentarlos a comprometer sus valores.

Por consiguiente, ya no nos juzguemos los unos a los otros, sino más bien decidid esto: no poner obstáculo o piedra de tropiezo al hermano. . . . Así que procuremos lo que contribuye a la paz y a la edificación mutua (Romanos 14:13,19).

Ninguna línea en la arena

Pudiera parecer más fácil si Dios dibujara una línea sobre la arena y dijera, “No pasen de este punto mientras estén en una relación”, pero no estoy convencida de que eso nos hubiera mantenido bajo control. Si Dios dibujara una línea exacta dividiendo el contacto físico aceptable del inaceptable, correriamos  directo a esa línea y luego la empujaríamos “solo un poquito más” hacia adelante. Es nuestra naturaleza humana pecar y empujar contra la autoridad. Si la Biblia nos diera un montón de reglas, encontraríamos alguna forma de sacarles la vuelta. En Su sabiduría, Dios no nos dio una lista en Su Palabra para el comportamiento físico antes del matrimonio. El hizo algo mejor al darnos principios en Su Palabra que podemos aplicar a nuestras relaciones.

No puedo decirte exactamente qué tan lejos es demasiado lejos, pero puedo animarte a comenzar a hacerte preguntas diferentes. Comienza con estas cuatro:

  1. ¿Son mis pensamientos puros cuando tengo contacto físico con mi novio?
  2. ¿El nivel de nuestro contacto físico insinúa sexo?
  3. ¿Qué tanto puedo guardar para mi futuro esposo?

 

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Erin Davis

Erin Davis

Erin Davis es una autora, bloguera y oradora popular a la que le encanta ver a mujeres de todas las edades correr hacia el pozo profundo de la Palabra de Dios. Es autora de muchos libros y estudios bíblicos, incluidos Connected, Beautiful Encounters y la serie My Name Is Erin. Ella sirve en el equipo del ministerio de Aviva Nuestros Corazones. Cuando no está escribiendo, puedes encontrar a Erin persiguiendo pollos y niños en su pequeña granja en el Medio Oeste.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión