¿Quién es confiable para contarle?

Del equipo de Joven Verdadera: Sabemos que su generación, ahora más que nunca, está siendo bombardeada con mensajes distorisionados sobre sexualidad. Queremos señalarlas cuidadosa y valientemente hacia la verdad de Dios sobre estas cuestiones, así que hemos reclutado la ayuda de una amiga del blog, Laurie Krieg. Laurie tiene una conexión personal, específicamente con esta lucha y un corazón por ver a las jóvenes mujeres elegir la verdad y escoger vivir en libertad. Si no la leíste, echa un vistazo a la publicación de ayer sobre qué hacer si eres tentada con AMS (atracción hacia el mismo sexo). Asegúrate de regresar mañana al blog para la conclusión de estas series. 

Estás luchando con la tentación sexual, específicamente con la atracción por alguien del mismo sexo y sientes que no hay ni una sola alma a la que le puedas contar. Las luchas sexuales se pueden sentir solitarias y llenas de vergüenza. Los amigos y mentores pueden ayudarte a salir del odio a ti misma y de la vergüenza, y dirigirte hacia el amor verdadero. 

Como prometí, aquí hay unos cuantos indicadores para saber si es seguro contarle a alguien. Lo que queremos decir con «seguro» es, que sea alguien que cumpla con el criterio de responder a tus luchas con el balance correcto de compasión y verdad. Esta persona puede dirigirte hacia la Palabra de Dios y a buscar traer tus tentaciones bajo la autoridad de Cristo. Esto no es una garantía. Si ves estos cuatro indicadores en alguien, ora, ora, y ora un poco más para que su corazón sea receptivo a ti antes de compartir tus más profundas luchas.

1.  Las personas seguras aman a Dios y producen fruto.

Las personas seguras aman a Dios y a las personas. Sabes que es amor sincero si puedes ver el fruto de esto en sus vidas.

«Por sus frutos los conoceréis» (Mat. 7:16).

El «fruto» al que se hace referencia en este versículo es el fruto del Espíritu Santo y este incluye amor, gozo, paz, paciencia y benignidad (Gal. 5:2223). Las personas seguras no tienen que llevar perfectamente este fruto cada minuto, pero puedes ver la evidencia del amor de Dios en ellas en la forma en que las personas son atraídas hacia ellas y cómo después de estar con ellas todos son más amorosos, pacíficos, pacientes y bondadosos.

2. Las personas seguras saben que son débiles y necesitan a Jesús.

Sé que alguien es seguro si conoce su propia debilidad y está pidiéndole a Dios que lo transforme. Siempre estoy nerviosa alrededor de personas que piensan que «ya lo lograron». Pablo, el escritor de gran parte del Nuevo Testamento, se llamaba a sí mismo el peor de los pecadores (1 Tim. 1:15). Quiero que mis mentores y amigos estén conscientes de su debilidad de la misma manera.

3. Las personas seguras hablan verdad sin condenación.

Necesitamos personas que estén dispuestas a decirnos lo que necesitamos escuchar: verdad bíblica empapada en amor sincero. «Esto no quiere decir que ellos no nos aceptan, más bien quiere decir que nos aceptan y son honestos sobre nuestras faltas sin condenarnos», dicen Henry Cloud y John Townsend en un artículo relacionado con este tema.

Condenación y convicción son completamente diferentes. Convicción es cuando Dios señala un área específica en la que puedo confesar. Condenación (frecuentemente acompañada por montones de vergüenza) es como si alguien tomara tu cara y la aplastara contra la banqueta.

La convicción dice, «esto, específicamente, está equivocado»; la condenación dice, «toda tu persona está en un error». «No hay ahora condenación para los que están en Cristo Jesús» (Rom. 8:1). Si alguien habla verdad con condenación, no es una persona segura.

4. Las personas seguras hablan con compasión sobre personas LGBTQ+/SSA (lesbianas, gay, bisexuales, transgénero, homosexuales o questioning «plus» o atraídas hacia el mismo sexo).

El pecado es pecado. Todos somos pecadores. Las personas entienden esto. El pecado sexual sí tiene consecuencias más devastadoras que digamos, chismear sobre tu maestro de matemáticas (1 Cor. 6:18), pero todo pecado nos separa de Dios. Si alguien dice que este es el pecado supremo, entonces está completamente equivocado.

La palabra «abominación» utilizada en Levítico para describir el comportamiento entre personas del mismo sexo, también es utilizada en Proverbios para describir una lengua mentirosa y pies que corren a hacer el mal (Prov. 6:1618).  Además, la Biblia jamás llama a la lucha con las tentaciones del mismo sexo, pecado; solo el comportamiento. Esto incluye comportamiento interior que nadie conoce sino tú, tal como complacer pensamientos de lujuria (1 Cor. 6:9; Lev. 18:22; Rom. 1:27). 

Si escuchas que ella ve algunos pecados en una categoría diferente de otros, entonces esta persona no sería la mejor para hablar en este momento. Tal vez algún día pero hoy no.

Estas cuatro cualidades son indicadores de que alguien es seguro, pero no es una garantía. Como lo hago cada vez que comparto mi historia y mis luchas, ora por quien va a recibir tus palabras. «Dios, por favor prepara su corazón. Sé que me podría rechazar, ¿pero Tú me rechazas?»

¿Su respuesta? ¡De ninguna manera!

«¡Igual de improbable es que anule las leyes de la naturaleza como que rechace a mi pueblo Israel!» dice Dios en Jeremías 31:36 (NTV). La última vez que chequeé, la gravedad aun funcionaba. Dios no ha rechazado la naturaleza, y mientras tú lo busques, Él no te va a rechazar.

Antes de terminar estas series, voy a compartir una publicación más sobre qué hacer si eres echada a un lado por las personas. ¿Nos vemos mañana? 

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión