Renueva tu mente

Hace unos días mientras estaba en clases, una compañera entró al salón con una serpiente, los niños por curiosidad (no mi caso) se acercaron a saludar y a tocar la visitante sorpresa. Personalmente estos reptiles no me llaman para nada la atención, pero creo que juntas hoy podremos aprender mucho sobre ellos.

Los lagartos y las serpientes mudan su piel, pero a diferencia de los lagartos quienes hacen este proceso en trozos tarda varios días, las serpientes lo hacen de una vez desde la punta de su nariz hasta la cola. Este proceso de mudez es cada mes. Lo hacen para renovar las escamas viejas, deshacerse de parásitos y curarse las heridas. Algunos piensan que el mudar la piel periódicamente es un indicio de buena salud.

Las serpientes tienen la piel distensible (expansible) y totalmente recubierta por escamas que les sirve como protección para el cuerpo, ya que se encuentran constantemente expuestas al roce con las irregularidades del terreno.

¿Qué similitud tiene toda esto con nosotras?

A la luz de la Palabra tenemos el llamado de despojarnos de nuestro Yo y a vestirnos de una nueva vida en Cristo. En la carta a los Efesios, Pablo les exhorta a que no anden como los otros gentiles, quienes tienen sus pensamientos y mentes oscuros por el pecado de la ignorancia y por un corazón de piedra. (Lagartos)

Efesios 4:17-19

17 Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente,

  1. teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón;
  2. los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza.

Amadas, nuestra mente debe ser como la piel de las serpientes, ser distensible para ser transformada, renovada, y la única forma posible, es por medio del conocimiento de la verdad que está en Cristo. Una mente renovada por la transformación que opera Su Palabra, nos protegerá contra los ataques de la cultura y el mundo, evitaran que nuestra fe será lacerada, o enfermiza y será de refrigerio en los momentos de sequedad espiritual. En la medida que “mudemos” nuestra mente seremos saturadas y renovadas gozando de buena salud Espiritual.

Efesios 4: 20 y 21

  1. Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo,
  2. si en verdad le habéis oído, y habéis sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús.

Fíjate que esta modificación de las serpientes no ocurre solo una vez, es MENSUAL, yo diría que en nuestro caso debemos renovar nuestras mentes cada día, pues somos llamadas a una vida de santidad.

Para empezar con este cambio de mente, analicemos las tres fases de la muda de la piel por los que atraviesa la serpiente:

1era. Fase Preecdisis

En esta fase inicia el proceso de mudanza, la principal característica es que la serpiente deja de alimentarse, y busca refugio donde pasar unos días. Este sacrificio es con un fin mayor, no estropear el proceso de muda de la piel.

¿Tenemos nuestra meta clara o por el contrario está difusa? ¿Consideramos los sacrificios de una vida de piedad, tan grandes que no estamos dispuestas hacerlo? ¿Es más importante una dieta cargada de azúcar, sodas, comida rápida (redes sociales, cultura, mundo, filosofías de hombres, lectura no provechosa), que nuestra meta de ser transformada a la imagen de Cristo?, ¿Buscas refugio en la Palabra de Dios (con una dieta rica en nutrientes), y recursos que te motive a vivir una vida piadosa? Medita en tu respuesta.

2da. Fase Ecdisis

En este periodo la serpiente secreta una sustancia lechosa entre la piel vieja y la nueva, ayudando esto al mudado de la piel.

Efesios 4: 22-24:

  1. En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos,
  2. y renovaos en el espíritu de vuestra mente,
  3. y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.

La sustancia lechosa que separa el viejo hombre del nuevo, es el Espíritu Santo de Dios quien mora en nosotros, si hemos creído en Cristo como único y suficiente salvador. Su rol de perfeccionador va separando el viejo hombre del nuevo, pero sucede que en muchas ocasiones lo dejamos en la banca, y no le damos la oportunidad de obrar en nuestras vidas, en nuestras mentes. No contaminemos nuestra mente con la propaganda del mundo y el pecado. Corramos hacia la santidad.

3era. Fase

La piel parece que ha mudado por completo. La serpiente necesita rozar su hocico con cualquier elemento que le permita quitarse lo viejo. Amada, no podrás dejar lo viejo por ti misma, no te engañes. Necesitamos exponer nuestras mentes a lo verdadero, necesitamos el filo de las Escrituras, el auxilio del Espíritu Santo, y vestirnos de la justicia de Cristo. Finalmente,

Filipenses 4:8

Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

¿A cuáles cosas estás exponiendo tu mente últimamente? Sigamos la conversación en la sección de comentarios.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Yanoret Genao

Yanoret Genao

Hija redimida, sierva por amor. Esposa y madre de tres tesoros hermosos. Con una pasión por enseñar y guiar a las adolescentes y jóvenes a atender el llamado de Dios para el cual fueron creadas.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.