Si alguna vez has pensado que Dios es anti romance…

Si pudiera resumir en una palabra el mensaje que oí a menudo sobre el romance cuanto estaba joven, sería la siguiente:

¡Espera!

Mi pastor de jóvenes me dijo que esperara. Mis padres me dijeron que esperara. Los libros cristianos, sobre el amor, que había leído decían que esperara. Y en algún punto de la historia, empecé a pensar que lo mejor que Dios quería para el romance, el amor y el sexo era que se mantuvieran fuera de mi alcance.

Por favor, no malinterpreten mis palabras como una especie de escultura de globo de San Valentín. Ciertamente, parte de la entrega de nuestras vidas a Cristo es darle la propiedad de todo, incluso la parte del amor. A menudo, esto significa que debemos esperar el tiempo perfecto de Dios para el romance. También significa que ninguna historia de amor humano nos puede satisfacer más que nuestra relación con Cristo. Además, Dios diseñó el sexo como un regalo reservado para el matrimonio. (Hablaremos más sobre el plan de Dios para el sexo mañana) Pero eso no quiere decir que Dios es anti-romance o que el amor romántico esté fuera de los límites de las chicas que aman a Jesús. De hecho, la Biblia enseña todo lo contrario.

El romance fue idea de Dios

En Génesis, justo después de la creación de Adán, encontramos a Dios como el primer casamentero.

Entonces el Señor Dios dijo: " No es bueno que el hombre esté solo; le haré una ayuda idónea…Y de la costilla que el Señor Dios había tomado del hombre, formó una mujer y la trajo al hombre. (Génesis 2: 18-22).

Dios ya había dado a Adán muchas cosas, una hermosa casa para vivir, animales que amar y cuidar, la intimidad con Él mismo. Y sin embargo, Dios se dio cuenta de que la pieza del rompecabezas que faltaba era el amor romántico entre un hombre y una mujer. Mucho antes de Match.com, ¡el romance fue idea de Dios!

Y en caso de que te hayas convencido de que la visión del amor romántico de Dios es totalmente antiromántica. . .

Por tanto el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.(Génesis 2:24).

Todo el tiempo, el plan de Dios fue la relación entre un hombre y una mujer que cambie al mundo y cambie vidas.

Dios es el dador del romance

Toda buena dádiva y todo don perfecto viene de lo alto, desciende del Padre de las luces, con el cual no hay cambio ni sombra de variación (Santiago 1:17).

Todas las cosas buenas en nuestras vidas, incluyendo el amor, el romance y el sexo, son regalos dados a nosotros por un Dios que nos ama. Puesto que Él nos ha creado y crea los regalos, Él puede decidir la mejor forma en que son utilizados, y puedes confiar en él en este proceso porque…

Dios ama dar cosas buenas

Al igual que un San Valentín que no puede esperar ver a su amor desenvolver el regalo perfecto, Dios se complace en darte cosas buenas.

" Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que le piden?" (Mateo 7:11).

Sean cual sean los regalos que Dios te da a desenvolver en este aspecto, incluyendo:

  • Matrimonio
  • Soltería
  • Enamorarse en este momento
  • Ningún chico a la vista.

Puedes confiar en que el regalo es bueno y el Dador es bueno.

Nadie es más romántico que Dios

Repasa rápidamente el Salmo 107. Ve si notas un tema.

Seis veces en un solo capítulo una palabra se utiliza para describir el amor de Dios por nosotros- firme. Su amor por ti es intenso, constante y fiel. Me encanta cómo el libro de la Biblia describe el amor de Dios "que no se detiene nunca, nunca se rinde, nunca se rompe, amor siempre y para siempre."

Él le persiguió cuando no deseabas ser perseguida (Rom. 5: 8). Él te amó cuando no le amabas (1 Juan 4:19). Él te corteja con amor (Jer. 31: 3). Él no va a cambiar de opinión acerca de ti(Núm. 23:19).

No se puede dar más que Dios, y no se le puede dejar de amar. Él no es anti-romance. ¡Él es la norma para el amor!

(Si todavía no estás segura de que es cierto, me gustaría que leas Cantares y Óseas. Ambos libros están repletos del lenguaje romántico sobre el amor de Dios por ti)

Si alguna vez has recibido el mensaje de que Dios es anti-romance o que Su plan es mantener el amor más allá de tu alcance, piénsalo de nuevo. El romance fue su idea, y Él es el más romántico.

Sigamos leyendo

Para más información sobre el plan de Dios para el romance, echa un vistazo a estos mensajes de nuestros archivos.

Sigamos hablando

Me encantaría saber de ti. Si pudieras resumir el mensaje que has escuchado con mayor frecuencia acerca de Dios y el romance en una sola palabra, ¿cuál sería? ¿Ves a Dios como anti-romance?

PS: Asegúrate de volver mañana. Voy a responder a la pregunta: "¿Es Dios anti-sexo?" (Oh la-la!)

Compartir el Amor

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Erin Davis

Erin Davis

Erin ama a las mujeres jóvenes. Fundó Ministerios Graffiti en respuesta a su exposición a las niñas adolescentes que luchan en las áreas de la identidad, la autoestima, y la verdadera belleza. Erin es la autora de varios libros que aplican la verdad de Dios a grandes temas como la belleza, la pureza y la maternidad. Erin y Jason son padres de dos niños adorables, Eli and Noble.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión