¡Únete al movimiento Joven Verdadera!

Joven Verdadera llama a las jóvenes hispanas a abrazar la Verdad que las hará libres de las mentiras del mundo, de la cultura y de la sociedad; a atesorar a Cristo sobre todas las cosas y a vivir de forma que el Evangelio luzca hermoso ante quienes le rodean.

Una Joven Verdadera renueva su mente y conforma su andar a la Palabra de Dios, ella es su deleite y meditación.

Y no os adaptéis a este mundo , sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto. Romanos 12:2

¡Cuánto amo tu ley! Todo el día es ella mi meditación. Salmos 119:97

 

Reconoce que Dios es su suprema autoridad por lo tanto la sumisión es la marca distintiva en todas sus relaciones.

Porque así dice el Señor que creó los cielos

(El es el Dios que formó la tierra y la hizo,

El la estableció y no la hizo un lugar desolado,

sino que la formó para ser habitada):

Yo soy el Señor y no hay ningún otro.

Isaías 45:18

Asimismo, vosotros los más jóvenes, estad sujetos a los mayores; y todos, revestíos de humildad en vuestro trato mutuo, porque Dios resiste a los soberbios, pero da gracia a los humildes. 1 Pedro 5:5

Acepta con gozo su diseño, y se rinde de manera voluntaria a los propósitos de Dios para su vida.

Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Génesis 1:31

Por consiguiente, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo y santo, aceptable a Dios, que es vuestro culto racional. Romanos 12:1

Ha sido limpiada de la suciedad del pecado y encuentra en el Evangelio el poder para vivir en pureza y santidad.

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas. 2 Corintios 5:17

Porque no me avergüenzo del evangelio, pues es el poder de Dios para la salvación de todo el que cree; del judío primeramente y también del griego. Romanos 1:16

Tiene su mirada en las cosas de arriba donde está Cristo y toda su esperanza se encuentra en el gozo eterno que Él ha prometido.

Si habéis, pues, resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Colosenses 1:1-3

¡Únete a este movimiento! Sé una Joven Verdadera y llama a otras a la libertad, la  plenitud y la abundancia que solo se encuentran en Cristo. Dínos en la sección de comentarios por qué deseas ser una Joven Verdadera.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Betsy Gómez

Betsy Gómez

Hija y sierva de Dios por gracia, esposa de Moisés, madre de Josué y Samuel, portadora de un ferviente anhelo por llevar el evangelio a las siguientes generaciones. Forma parte del ministerio para mujeres Aviva Nuestros Corazones, administrando los blogs Mujer Verdadera y Joven Verdadera. Además supervisa el área de Media. Actualmente está cursando un M.A. en Ministerio a Mujeres en el Southeastern Baptist Theological Seminary. Escribe en Aviva Nuestros Corazones, en su blog personal y contribuye en Coalición por el Evangelio.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión