¿Vives lo que crees? Freebie

Al inicio de año siempre escribimos nuestras resoluciones y nos disponemos a crecer, pero, ¿has evaluado cómo estás caminando con Cristo? ¿Has identificado esas áreas que necesitas abonar con la Palabra de Dios?

Hoy queremos compartirte estas preguntas formuladas por Nancy DeMoss Wolgemuth. Es un auto-análisis basado en 2 Pedro 1:5-7 que nos ayudará a evaluar dónde necesitamos poner más empeño en nuestro andar con Dios. Toma un cuaderno y un lápiz y siéntate a contestarlas con sinceridad y con una actitud de arrepentimiento y oración.

Fe

  • ¿Tienes una fe genuina en Cristo?
  • ¿En quién o qué estás confiando para tu salvación eterna?
  • ¿Qué evidencias hay de que tienes una fe verdadera: que has creído y en qué se coloca tu fe en Cristo? (La fe sin obras está muerta.)

Virtud

  • ¿Está tu vida caracterizada por la excelencia moral?
  • ¿Eliges pensar, leer, mirar y ser entretenida por lo que es virtuoso y excelente?
  • ¿Es tu carácter (tu forma de hablar, tus acciones y decisiones) moralmente excelente?
  • ¿Tienes un corazón y el apetito por las cosas que son excelentes, buenas y puras?
  • ¿Tienes una fe enérgica y vigorosa? ¿Es activa, viva y está en crecimiento?
  • ¿Estás cumpliendo el propósito con el cual fuiste creada? ¿Qué refleja tu vida a otros de la naturaleza y del carácter de Dios?

Conocimiento

  • ¿Estás creciendo en el conocimiento de la Palabra de Dios y de sus caminos?
  • ¿Estás creciendo en el conocimiento de Dios, en una relación íntima con Él?
  • ¿Qué haces para nutrir tu relación con Él, y para llegar a conocerlo mejor?
  • ¿Está invirtiendo tiempo consistente en busca de conocerlo a través del estudio de su Palabra y la oración?
  • ¿Acerca de qué cosas estás más motivada e interesada en aprender?
  • ¿Eres capaz de tomar la Palabra de Dios y aplicarla a tus circunstancias de vida y utilizarla para ministrar a las necesidades de los demás?

Dominio Propio

  • ¿Tienes algún hábito pecaminoso o alguna área en las que te sientes atada por un patrón recurrente de pecado?
  • ¿Estás esclavizada o eres adicta a algo?
  • ¿Ejercitas el dominio propio?
    • con tu lengua y tus palabras
    • en tus estados de ánimo y emociones
    • con tu cuerpo: comida y bebida
    • con tu tiempo: entretenimiento, pasatiempos y hábitos
    • en tus gastos
    • sexualmente
    • con tu computadora e Internet
  • ¿Hay alguna área en la que con frecuencia y habitualmente cedes a los deseos pecaminosos, carnales o en tus pasiones?

Perseverancia

  • ¿Permanece firme tu fe? ¿Soportas ante las presión y la prueba?
  • ¿Te mantienes confiando, amando y obedeciendo a Dios aún cuando su providencia y sus caminos no fueran los que tú elegirías?
  • Cuando vienen tiempos difíciles, ¿tiras la toalla y te dejas vencer por el desánimo, el miedo o resentimiento?
  • ¿Qué pruebas o aflicciones estás enfrentando en este momento? ¿Estás soportándolas con paciencia o te has cansado ​​y desanimado?
  • ¿Estás respondiendo a estas pruebas con gozo?

Piedad

  • ¿Es la orientación e inclinación de tu corazón hacia las cosas de Dios?
  • ¿Está tu corazón consagrado a Dios?
  • ¿Está centrada tu vida en Dios? Es lo que piensas, lo que meditas y lo que persigues centrado en Dios?
  • ¿Es tu vida orientada hacia Dios y hacia el cielo? ¿O es egocéntrica y terrenal? ¿Es temporal o eterna?
  • ¿Estás entrenándote para ser piadosa? ¿Qué estás haciendo?

Afecto fraternal

  • ¿Te importa genuinamente el pueblo de Dios? ¿Tienes una afinidad con ellos?
  • ¿Te gusta su compañía? ¿Estás cultivando amistades profundas con otros creyentes?
  • ¿Los ves a ellos como tus hermanos y hermanas?
  • ¿Eres amable y considerada con tus hermanos en la fe?
  • ¿Asumes lo mejor de otros creyentes?
  • ¿Tienes un buen corazón hacia ellos?
  • ¿Buscas maneras de alentarlos y bendecirlos?
  • ¿Les tratas con honor, respeto y buena voluntad?
  • ¿Hablas bien de otros creyentes?
  • ¿Eres rápida para servir y atender a sus necesidades siempre que te sea posible?
  • ¿Eres hospitalaria? ¿Le das la bienvenida al pueblo de Dios en tu hogar?
  • ¿Recibes otros como Cristo te ha recibido?

Amor (1 Corintios 13)

  • ¿Está tu vida caracterizada por un amor desinteresado, sacrificial y servicial?
  • ¿Buscas el Reino de Dios y los intereses de los demás por encima del tuyo?
  • ¿Amas a Dios (evidenciado por obedecer sus mandamientos)?
  • ¿Amas a tu familia?
  • ¿Amas a los perdidos?

Si entiendes que has reprobado en este examen, tengo buenas noticias para ti: ¡Dios te ha concedido todo lo que necesitas para vivir a la luz de Su llamado! Los recursos del cielo para hacer la voluntad, son ilimitados para todo aquel que ha depositado su confianza en la obra de Cristo. Corre a tu Salvador en busca de gracia y esfuérzate cada día en el poder del Espíritu Santo.

Sigue la conversación en la sección de comentarios, y compártenos en cuál área has obtenido más victoria y en cuál necesitas esforzarte más.

Puedes descargar los freebies con las preguntas aquí:

Compartir el Amor

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Betsy Gómez

Betsy Gómez

Hija y sierva de Dios por gracia, esposa de Moisés, madre de Josué y Samuel, portadora de un ferviente anhelo por llevar el evangelio a las siguientes generaciones. Forma parte del ministerio para mujeres Aviva Nuestros Corazones, administrando los blogs Mujer Verdadera y Joven Verdadera. Además supervisa el área de Media. Actualmente está cursando un M.A. en Ministerio a Mujeres en el Southeastern Baptist Theological Seminary. Escribe en Aviva Nuestros Corazones, en su blog personal y contribuye en Coalición por el Evangelio.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión