Amigas en la iglesia, ¿Es posible?

«Mirad cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos habiten juntos en armonía»- Sal. 133:1 

Cuando hablamos de la palabra «Amistad» necesitamos enfocarnos, en primer lugar, hacia su significado. Dios nos ha hecho diferentes a cada una de nosotras, por lo mismo, cada una puede tener un concepto distinto de lo que significa «amistad» y lo que consideramos es una «amiga verdadera».

En Éxodo 33:11 podemos ver que El Señor acostumbraba a hablar con Moisés cara a cara, como habla un hombre con su amigo. Este pasaje nos muestra que la amistad es una relación, donde la comunicación es permanente y Dios sabe el significado de la expresión «amigo».

Amistad se puede considerar una relación duradera, que surge del contacto frecuente con una persona en donde existen intereses y actividades comunes. Las amistades se eligen libremente.

Propósito de la amistad

Debemos saber que dice la Biblia acerca del propósito de la amistad, porque la idea de amistad que tiene Dios es generalmente diferente a nuestro concepto de amistad. ¿Por qué? Porque hemos crecido pensando que una amiga es aquella que llenará nuestra vida. Nos acostumbramos a creer que una amiga verdadera es aquella con la que comparto horas hablando en el teléfono o con quien puedo salir a tomar un café; es la primera a quién acudo a contarle las cosas que me pasan y siempre estará ahí cuando la necesito. 

Pero la idea de amistad de Dios es diferente. El propósito de El Señor en la amistad lo encontramos en Proverbios 27:17 que me enseña: «así como el hierro se afila con el hierro Dios usa nuestros amigos para afilarnos, pulirnos, perfeccionarnos».

Cuando Dios usa a una «amiga» para afilar nuestro carácter o pulirnos, pocas veces nos gusta y reaccionamos separandonos o acabando la amistad, porque no es lo que nosotras deseamos. Nos incomoda que nos marquen nuestro pecado o expongan a la luz lo peor de nuestras vidas.

Dios quiere usar nuestras amistades para perfeccionarnos y hacernos más como Jesús. 

¿Traicionada por amigas? Jesús te entiende

Me llama la atención cómo Jesús le llamó «amigo» a Judas, y le dió este título, en uno de los momentos más difíciles que una persona puede tener sobre la tierra; a punto de ser «traicionado». Mateo 26:50 «Y Jesús le dijo: Amigo, haz lo que viniste a hacer. Entonces ellos se acercaron, echaron mano a Jesús y le prendieron». 

¿Te has sentido traicionada por tu «amiga»? ¡Jesús te entiende! Y aún Jesús sabiendo que Judas lo traicionaría le llamo «amigo». 

Siendo esposa de pastor ¿Podré encontrar una amiga?

Siendo esposa de pastor, puedes tener muy buenas amistades y el tiempo mostrará si eran amigas verdaderas. Muchas circunstancias mostrarán si la amistad era tan sólida como pensabas. Por ejemplo, me ha pasado, que considero a alguien mi amiga pero cuando mi esposo exhorta a su esposo, a ella no le gusta; reacciona alejándose y deja de ser mi amiga. Igualmente, sucede cuando mi esposo llama la atención como pastor a sus hijos y a mi amiga no le gusta; deja de ser mi amiga. O cuando por algún motivo he tenido que exhortar bíblicamente a una amiga, se enoja y no quiere mi amistad.

Estas situaciones me han llevado a estar prevenida y poner una barrera anti-amigas; pero esto no es lo que Dios quiere. Él quiere que me rinda, elimine la barrera y actúe bíblicamente amando, orando y dando como «para El Señor». Como dice Colosenses 3:23 «que todo lo que haga lo debo hacer de corazón como para El y no para los hombres».

¡Cuidado! No Seas Una Fuente De Información

Lamentablemente, en algún momento de tu vida se acercará alguna mujer queriendo ser tu amiga para que seas su fuente de información; en cuanto a lo que pasa en la «casa del pastor», «la vida de los hijos del pastor» o los «problemas que están pasando en la iglesia». Ora, que Dios te de sabiduría en cuanto a lo que compartes con tus amigas, que en ningún caso debería ser información confidencial que ella no debe manejar.

Disfruta la amistad con las expectativas correctas

Yo te animo a disfrutar la amistad con tus hermanas de la iglesia, sin buscar una «mejor amiga» que llene tu vida. Solo Cristo puede saciar tu vida; solo en El estarás completa (Colosenses 2:10). No busques en una persona lo que Jesús te quiere dar. Que sea a Él a quien deseas salir corriendo a contarle tus problemas, tus alegrías tus angustias; no a una amiga quien está limitada a ayudarte, solo Él lo quiere y puede hacer correctamente.

Mira a las mujeres de tu iglesia con una visión correcta; todas somos pecadoras, todas en algún momento vamos a defraudar. La comunión verdadera, el compañerismo y el estar juntas en armonía es una bendición. Disfruta de la verdad del Salmo 133:1 «Mirad cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos habiten juntos en armonía».

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Maestra Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Consuelo Catalán

Consuelo Catalán

Consuelo es originaria de Bogotá, Colombia. Está casada con Joaquín y tienen dos hijos, Laura y Nicolás. Junto a su esposo han servido al Señor tiempo completo desde 1993 cuando se casaron. Estuvieron como misioneros en Chile y Colombia durante 17 años. A partir del año 2009 Joaquín, su esposo, ha sido pastor de la Iglesia Bautista de Pontevedra en Bogotá.

Consuelo ama enseñar a las mujeres acerca de las verdades Bíblicas que las hacen libres y apoya en consejería de mujeres, discipulado y el grupo de alabanza de su iglesia.