¿Cómo elegir el estudio bíblico adecuado?

«¿Considerarías orar acerca de la posibilidad de iniciar un ministerio dirigido a las mujeres de nuestra iglesia?» 

Recuerdo que me sorprendió un poco cuando nuestros pastores se reunieron conmigo en el 2001 para hacer esa pregunta. Nuestra joven familia se mudaba cada dos años debido a transferencias de trabajo de mi esposo, y mi compromiso con el ministerio de mujeres hasta este momento había sido el de dirigir clubes de libros y estudios bíblicos de alcance comunitario en mi hogar.

Respondí: «Si el objetivo principal es hacer que las mujeres vayan a la Palabra, ¡cuenten conmigo!»

Eso fue hace casi veinte años, cuando parecía haber un nuevo despertar en Su Iglesia y el deseo de profundizar en Su Palabra en comunidad. Las mujeres que enseñaban a otras mujeres clamaban por maneras de capacitar a las mujeres para enseñar y estudiar Su Palabra juntas. Gracias a Dios, se publicaron excelentes estudios bíblicos que motivaban a las mujeres a ir a la Palabra diariamente. El Espíritu Santo utilizó esos estudios en mi propio caminar para crear una nueva hambre y sed por Su Palabra.

Hoy en día hay tantos estudios bíblicos para mujeres entre los que elegir, muchos de ellos con currículos en video presentados por autores y expositores reconocidos, que a menudo es difícil determinar qué estudios seleccionar para los estudios que supervisas dentro de tu ministerio. Tener tantas opciones puede parecer algo abrumador. Si sirves en un ministerio de mujeres en una iglesia, asumo que tú y tu equipo de enseñanza han luchado con estas preguntas (y más):

  • ¿Debemos ofrecer estudios de seis, ocho o diez semanas?
  • ¿Las mujeres prefieren versículo por versículo o estudios temáticos?
  • ¿Qué estudios son mejores para las mileniales, las mamás jóvenes o la generación de la posguerra (baby boomers)? 
  • ¿Nos estamos volviendo demasiado dependientes de los estudios guiados por video?

Recientemente, le pedí a una autora de estudios bíblicos que compartiera cómo ella y su equipo seleccionan el currículo para los estudios de mujeres en su iglesia. Este es el sabio consejo de Crickett Keeth, directora del ministerio de mujeres de la Primera Iglesia Evangélica de Memphis:

«Una de mis responsabilidades... es decidir qué estudios bíblicos usamos cada año. Con tantos para elegir, quiero asegurarme de que estoy eligiendo uno que equipe a las mujeres para profundizar en la Palabra de Dios por su cuenta, en lugar de simplemente leer el comentario de otra persona sobre los pasajes. El hecho de que sea un estudio popular no significa necesariamente que sea el adecuado para nuestras mujeres».

Para ayudar a determinar qué estudio bíblico utilizar con nuestro Ministerio de Mujeres, nos hacemos estas cinco preguntas:

  1. ¿Es doctrinalmente sólido?

¿El estudio las dirige constantemente a la Biblia? ¿Se mantiene fiel a la Palabra o usa la cultura de hoy para interpretar el significado? Investiga sobre el autor y el editor para asegurarte de que su doctrina esté alineada con la de tu iglesia.

  1. ¿Es demasiado informativo?

He descubierto que a mis mujeres les gusta que las guíen a pensar por su cuenta en lugar de solo leer las respuestas de la autora en el siguiente párrafo. Quieren una guía que las dirija a través del estudio de la Palabra de Dios por sí mismas, no un libro que haga el estudio por ellas.

  1. ¿Las motiva a pensar?

¿Las preguntas las llevan a involucrarse con las Escrituras o simplemente le ofrecen las respuestas? Necesitamos preguntas de observación, pero también necesitamos preguntas que nos hagan pensar y que promuevan una discusión rica en grupos pequeños.

  1. ¿Es el enfoque y formato correcto?

¿Es el nivel de dificultad correcto, la cantidad correcta de tarea cada día, la duración correcta? ¿Fomentará la consistencia diaria en la Palabra?

  1. ¿Es práctico?

Es importante profundizar en la Palabra y estudiar el significado de un pasaje, pero necesitamos más que simple conocimiento intelectual. ¿El estudio las guía a aplicar las Escrituras a la vida diaria?

¡Me hubiera gustado tener acceso a la lista de Crickett hace años cuando comencé a servir en el ministerio de mujeres, y estaba a cargo de seleccionar nuestro currículo de estudio bíblico cada semestre en mi iglesia! Además de su lista, me gustaría ofrecer algunas sugerencias a la hora de seleccionar el currículo de estudio bíblico adecuado para tu ministerio:

Toma la decisión en oración

Asegúrate de llevar todo el proceso de selección en oración antes de tomar tu decisión final sobre qué estudios ofrecer. Recuerdo un verano cuando elegí yo sola un estudio de mujeres, en parte porque nuestra comunidad estaba en medio de recuperarse de los incendios que devastaron muchos de los vecindarios donde vivían nuestros pastores y líderes. Mientras me recuperaba del impacto de ese desastre, tuve que tomar una decisión rápida para iniciar a tiempo nuestros estudios de otoño. 

El estudio recién publicado que elegí terminó siendo muy decepcionante para todas nosotras. Era impulsado por la personalidad y distaba mucho de ser un estudio profundo en la Palabra. Es importante cumplir con los plazos para promover estudios, pero si la decisión no es tomada en oración y la apresuras, puedes encontrarte en una situación similar.

Busca otras voces

Incluye a tu equipo de enseñanza en el proceso de toma de decisiones o forma un nuevo equipo de mujeres en tu iglesia para ayudar a seleccionar el plan de estudios. Conozco a varias mujeres que sirven en ministerios de mujeres que les piden a sus equipos que hagan el estudio juntas primero para determinar si desean ofrecerlo a todas las mujeres en sus estudios bíblicos más grandes o grupos en los hogares.

Haz una encuesta a las mujeres en los estudios 

Es aconsejable encuestar a las mujeres que asisten a los estudios al menos una o dos veces al año para aprender más sobre tu «audiencia». Puedes personalizar la encuesta para recopilar información sobre sus características demográficas (edad, etapa de la vida, etc.) y para aprender más sobre el tipo de estudios que buscan. Encontramos esto particularmente útil a medida que nuestro ministerio comenzó a crecer y atraer a las mujeres más jóvenes, incluidas mamás jóvenes y nuevos creyentes.

Querida maestra, mi oración es que la voz de Dios sea la más fuerte para ti y para tu equipo a la hora de elegir estudios bíblicos para su ministerio. Es importante que la decisión sea dirigida por el Espíritu y no por el consumidor. Como líder de mujeres vas a oír muchas voces y opiniones. Recuerda que nuestro Dios es fiel y que va delante de ti y detrás de ti mientras buscas Su guía para discipular a las mujeres a las que sirves. 

Aquí te compartimos algunas herramientas que te pueden ser útiles:

El método de estudio bíblico A-E-I-O-U

Método Inductivo de estudio bíblico 101

Método inductivo de estudio bíblico 201

Abigail: estudio bíblico

Compartir el Amor

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Maestra Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Judy Dunagan

Judy Dunagan

Judy Dunagan sirvió como líder de ministerio de mujeres por veinte años antes de unirse a Moody Publishers en el año 2014 como editora de adquisiciones, supervisando la línea de libros para mujeres y recursos de discipulado. Una mujer que busca conocer a Dios y Su Palabra, le apasiona discipular a las mujeres y hacer que la Palabra de Dios se haga vida cada día. Judy y su esposo, Rick, aman sus años del nido vacío en las montañas de Colorado. 

Únete a la discusión