10 ocasiones en que es sabio controlar la lengua

Hablo mucho, mucho, mucho. Pero Dios se ha comprometido en enseñarme cuándo debo controlar mi lengua. Teniendo eso en mente, permítanme compartirles 10 situaciones en las cuales estoy aprendiendo que es mejor refrenarme que hablar:

 

1. Cuando no tienes idea de qué decir.

“Aun el necio, cuando calla, es tenido por sabio, cuando cierra los labios, por prudente. Proverbios 17:28

2. Cuando se te acusa erróneamente.

 

“[…] quien cuando le ultrajaban, no respondía ultrajando; cuando padecía, no amenazaba, sino

que se encomendaba a aquel que juzga con justicia". 1ª Pedro 2:23

“Fue oprimido y afligido, pero no abrió su boca; como cordero que es llevado al matadero,
y como oveja que ante sus trasquiladores permanece muda, no abrió El su boca”. Is. 53:7

3. Cuando estás enojada

“Como ciudad invadida y sin murallas es el hombre que no domina su espíritu". Proverbios 25:28

4. Cuando estás confundida con la vida

 

“Bueno es el Señor para los que en El esperan, para el alma que le busca. Bueno es esperar en silencio la salvación del Señor. Bueno es para el hombre llevar el yugo en su juventud. Que se siente solo y en silencio ya que Él se lo ha impuesto". Lamentaciones 3:25–28

 

5. Cuando no quieres que nadie descubra que lo dijiste

 

“Por lo cual, todo lo que habéis dicho en la oscuridad se oirá a la luz, y lo que habéis susurrado en las habitaciones interiores, será proclamado desde las azoteas”. Lucas 12:3

 

 

 

6. Cuando en realidad no quieres decir eso

 

“No digas a tu prójimo: Ve y vuelve, y mañana te lo daré, cuando lo tienes contigo." Proverbios 3:28

7. Cuando no puedes evitar anhelar los días buenos del pasado

No digas: ¿Por qué fueron los días pasados mejores que éstos?
Pues no es sabio que preguntes sobre esto. Eclesiastés 7:10

 

8. Cuando tienes muchas cosas qué hacer que no te gustan

“Haced todas las cosas sin murmuraciones ni discusiones." Filipenses 2:14

 

9. Cuando no es el momento apropiado.

 

Como manzanas de oro en engastes de plata es la palabra dicha a su tiempo”. Proverbios 25:11

 

10. Cuando no tienes alguna palabra de gracia qué decir.

 

“No salga de vuestra boca ninguna palabra mala, sino sólo la que sea buena para edificación, según la necesidad del momento, para que imparta gracia a los que escuchan”. Efesios 4:29

¿Tienes otras ideas que podríamos poner en práctica para refrenarnos cuando hablamos? ¡Compártelas con nosotras!

----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Lina Abujamra

Lina Abujamra

Lina es doctora pediatrica en sala de emergencias en Chicago y directora del ministerio de mujeres en su iglesia, Harvest Bible Chapel, Rolling Meadows Campus. Ella es la autora de LivingWithPower.org donde proporciona verdades bíblicas para la vida cotidiana.