5 maneras de influenciar en un mundo que no es agradecido

“...y sed agradecidos”. Colosenses 3:15b

Debido a la frialdad y falta de afecto del mundo en que vivimos, sin darnos cuenta o voluntariamente, nuestras actitudes se van ajustando a los ideales de la sociedad y al intentar ser amables y de alguna manera mostrar admiración por lo que otros hacen, nos vamos cansando a medida que vemos la apatía de las personas. Por esto es tan necesario recordar las palabras del apóstol Pablo cuando dijo: “No se cansen de hacer el bien…” Gá. 6:9

Muchas veces ignoramos que cosas aparentemente “sencillas” como el hecho de ser agradecidas, que más de mostrar buena cortesía, son actitudes piadosas que deben adornar nuestras vidas como cristianas.

Uno de los ejemplos más hermosos de agradecimiento nos lo relata 1ª Samuel 30, cuando David peleó en contra de los amalecitas al ellos llevarse cautivo a todo el pueblo e incluyendo a las mujeres de David. Al David derrotarlos y liberar a su pueblo, de todo lo que su ejército tomó del botín de Amalec, él envió presentes a los ancianos de Judá, sus amigos y a todas las ciudades donde él había estado con sus hombres buscando refugio mientras huía de Saúl. ¡Qué grandiosa muestra de agradecimiento! Observa lo que dice el texto:

Cuando llegó a Siclag, David envió parte del botín a los ancianos de Judá, quienes eran sus amigos. «Esto es un regalo para ustedes —les dijo David—, tomado de los enemigos del Señor».

Los regalos fueron enviados a la gente de las siguientes ciudades que David había visitado: Betel, Ramot-neguev, Jatir,  Aroer, Sifmot, Estemoa, Racal,  las ciudades de Jerameel, las ciudades de los ceneos, Horma, Corasán, Atac, Hebrón, y a todos los demás lugares que David había visitado con sus hombres.

1 Samuel 30:26-31

Dios nos manda por medio de las Escrituras a ser agradecidas, por lo que debemos procurar fomentar la gratitud diariamente. Por lo tanto, hoy me gustaría que compartiéramos juntas, “5 maneras de influenciar en un mundo que no es agradecido”:

~ 1. Da las gracias por los favores y servicios que recibes a diario, aún estés pagando por recibirlos.

~ 2. Si no recibes las gracias por el favor que hayas hecho, busca algún motivo para tú, dar las gracias.

~ 3. Rebusca en tu mente algún motivo por el cual se te olvidó dar las gracias en el preciso momento y llama o escribe una nota a esa persona señalando porqué le quieres expresar gratitud (no importa los días o años que hayan pasado).

~ 4. Cuando te envuelves en conversaciones que están llenas de quejas, interrumpe con algún agradecimiento.

~ 5. Contagia tu espíritu de gratitud compartiendo con otros, razones por las que agradeces, ¡resalta lo mejor de cada situación, aunque aparente mala!

¿Rebosa en este día tu corazón de agradecimiento para con Dios y para con tu prójimo? ¡Compártelo con nosotras!

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Rosanna Ramírez de Rosario

Rosanna Ramírez de Rosario

Rosanna Ramírez de Rosario es esposa de Smaily Rosario. Residen en la ciudad de La Romana. Está convencida de la inmensa capacidad con la que Dios ha dotado a la mujer para desempeñar la función que El le asignó en Su Creación, pero también está consciente de las consecuencias que el desconocimiento de Su Plan pudiera acarrearnos, por eso sirve al Señor discipulando mujeres de diferentes edades para guiarlas en sus primeros pasos en la fe;  y ayuda a su esposo en el Ministerio de Jóvenes en la Iglesia Bíblica Cristiana Ebenezer de San Pedro de Macorís.