Conferencia Mujer Verdadera 17 | Nueva experiencia de la gracia y misericordia de Dios

En la mañana del viernes, 24 de marzo, desde las 7:00 de la mañana, una larga fila de mujeres, más de 4,000, se había formado en la parte exterior del Auditorio Josefa Ortiz de la ciudad de Querétaro, México, a la espera de que se abrieran las puertas. La misma escena se repitió el sábado, 25. A las 9:00 de la mañana se daba inicio a la conferencia Mujer Verdadera 2017, En busca de Dios.

A pesar de que se podía observar mucho orden, sabemos que los corazones de esas mujeres estaban agitados, latiendo con un ritmo inusual. Y eso sucede cuando estamos hambrientas, sedientas. Yo he experimentado eso.

La maravillosa gracia de Dios nos coloca a veces en circunstancias dolorosas, pero luego nos atrae hacia Él, para que al beber del agua de la fuente de vida, nuestra sed y nuestra hambre sean saciadas. (Parafraseando Juan 4:14).

Puedo “adivinar” algunos de los deseos del corazón de las mujeres que participaron en la conferencia MV17:

  • Tener un encuentro con Dios.
  • Conocer más sobre el diseño de Dios para la mujer.
  • Escuchar Su voz.
  • Conocer al Señor más profundamente.
  • Determinación de obedecerle y agradarle

Podemos afirmar que el Señor inició una obra en el corazón de muchas mujeres a través de las plenarias, de los testimonios, de la adoración, las oraciones… –sobre todo-. El Señor tocó la vida de las mujeres de diferentes maneras. Escuchamos de algunas que experimentaron el perdonar a aquellos que les habían hecho daño, otras que sintieron convicción de pecado y arrepentimiento, y algunas nos expresaron sentir haber nacido de nuevo…; y es que la Palabra de Dios es:

“…útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, equipado para toda buena obra” (2ª Ti. 3: 16-17).

¡Tenemos motivos para estar gozosas y agradecidas! Al Señor la gloria, la alabanza y la honra.  ¡Dios ha sido bueno!

Todas las que asistimos a la conferencia tuvimos que dejar algo atrás, algo que sacrificar.  Unas dejamos esposos, hijos…, algunas tuvieron que pedir permisos en sus lugares de trabajo, y otras -y otros (porque había hombres sirviendo en el evento)- nos vimos afectados por la altura o por el cambio de alimentación; todas tuvimos que invertir dinero –en mayor o menor medida-, desplegar esfuerzo físico, emocional…, salir de nuestra “zona de confort”.  Las oraciones –desde meses antes de la conferencia-, los ayunos, todo valió la pena.

  • Convicción de pecado
  • Quebrantamiento
  • Arrepentimiento
  • Rendición
  • Confesión
  • Liberación
  • Avivamiento

¿Qué nos queda hacer ahora? Recordemos lo que expresó Nancy DeMoss de Wolgemuth en un programa anterior de Aviva Nuestro Corazones:

“¿Sabías que cada vez que escuchas la Palabra de Dios —ya sea en tu devocional, a través de Aviva Nuestros Corazones o en otro programa cristiano en el radio, o en la predicación de tu pastor— que siempre que oigas la Palabra de Dios, tendrás que hacer algo respecto a lo que escuchaste?

¿Cada vez que no haces algo respecto a lo que escuchaste, sabes lo que estás haciendo? Estás haciendo un camino en tu corazón donde la semilla no penetrará fácilmente la próxima vez, estás endureciendo tu corazón.”

Has escuchado la Palabra de Dios en la Conferencia Mujer Verdadera 2017, En busca de Dios. Quiero hacerte una pregunta: ¿Qué vas a hacer para que tu corazón no se enfríe, para mantener vivo el fuego que recientemente se ha encendido en ti?

En mi próximo blog voy a compartir contigo algunas prácticas que a mí me han ayudado.

Finalmente, si estuviste en la conferencia, o la escuchaste a través del internet, nos gustaría conocer cuál fue tu experiencia. Puedes escribirnos aquí mismo en nuestra página web, o puedes escribirnos a nuestro correo electrónico a Info@AvivaNuestrosCorazones.com.

¡Dios te bendiga abundantemente!

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3