¿Confiarás en Dios al límite este año?

¿Has escuchado la canción "Oceans"? Una de sus frases consiste en esta petición: "Espíritu condúceme al lugar donde mi confianza no tenga límites”. He escuchado esa canción repetidas veces y he pensado en esa frase “no tenga límites”.  

Ése es el tipo de confianza que quisiera cultivar este año, confiar al límite; pero ésta solo se adquiere cuando enfrentamos aquellas situaciones que he denominado “Momentos del Mar Rojo”.

Resulta muy fácil entonar la canción, una hermosa narrativa de la caminata de Pedro hacia Jesús sobre las aguas, pero cuando somos presionadas a vivir con ese tipo de confianza es difícil.

Confianza al límite

"Confianza al límite" significa que suelto todo control; tomar la difícil decisión de obedecer aun cuando parezca que podría ahogarme; dar el paso hasta ese lugar desconocido que me atemoriza —hacia el gran misterio de la soberanía de Dios y el sufrimiento.

Cuando Jesús invitó a Pedro a venir a Él sobre las aguas, Pedro salió del bote.  Obedeció de inmediato. Estaba deseoso de seguir y no dudar, pero su confianza estaba limitada. Los vientos que pulverizaban la barca se convirtieron en limitaciones a su fe.

Rápidamente se dio cuenta que estaba intentando lo imposible y el temor arropó su corazón más de lo que lo hizo la fe. Por tanto, en la medida en que pensamos en confiar en Dios en el nuevo año, aprendamos tres lecciones de esta historia:

  1. Los límites de mi fe pueden estrecharse cuando las circunstancias de mi vida se vuelven difíciles.

Créeme—no digo que yo hubiera reaccionado de manera diferente a Pedro. Quizás ni siquiera hubiera salido de la barca. Dar un paso hacia lo desconocido es atemorizante. Puede ser costoso y doloroso, pero te pondrá en la posición de confiar en Dios como nunca antes—y eso es necesario para alcanzar el lugar donde tengamos una “confianza al límite”.

  1. Los únicos límites de nuestra confianza deben ser los parámetros claros de las Escrituras.

Confiar en Dios y caminar por fe no significa que tomaremos decisiones insensatas y apresuradas esperando que Dios nos rescate. No significa que practiquemos una fe ciega. Las decisiones sabias deben estar basadas en la Palabra de Dios y conducidas por Su Espíritu.

  1. No todo “salto de fe” es una invitación de Dios a que salgamos de la barca.

¿Recuerdas como el enemigo tentó a Jesús a probar que Él era el Hijo de Dios? Él quería que Jesús se lanzara del pináculo del templo y confiara en que Él sería rescatado. Jesús rechazó esa invitación y le dio como respuesta, la verdad de las Escrituras.  

No se trataba de que Jesús tuviera poca fe, pues Él daría un salto de fe, pero no desde lo alto del templo sino en un jardín, rindiéndose. Cuando tuvo que enfrentar la copa que recibiría del Padre, Jesús supo que la cruz era más horrible que todo lo que tuviera que experimentar. Pudo haber rechazado el beber esa copa; y, por el contrario, se dirigió hacia la oscuridad de ese gran misterio en el cual Dios experimentaría sufrimiento.

Jesús se colocó en ese lugar secreto de “confianza al límite” cuando se levantó de orar y se dirigió con firmeza hacia la cruz. Confianza al límite es a lo que Él nos invita cuando nos dice “Vengan a mí…tomen mi yugo…síganme…”.

Con regularidad, Sus invitaciones no incluyen un plan exhaustivo que nos provee todos los detalles que necesitamos saber para enfrentar el camino, pero sí incluyen la promesa de que "grande es Su misericordia para con nosotros" y la verdad de que "la fidelidad del Señor es eterna”. - Sal. 117:2

El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién temeré? El Señor es la fortaleza de mi vida;
¿de quién tendré temor? – Salmo 27:1

¿Has recibido una invitación a dar el paso hacia el gran misterio de lo desconocido?

¿Te sientes temerosa frente a circunstancias que parecen imposibles?

Puedes descansar segura en que no estás sola. Permítele a Él que estire tu nivel de confianza más allá de donde has estado hasta ahora.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Kimberly Wagner

Kimberly Wagner

La pasión de Kimberly Wagner es Cristo, y ella desea encender la búsqueda de la gloria de Dios por parte de las mujeres. Es autora de, y es una invitada frecuente al programa de radio de Revive Our Hearts, así como colaboradora habitual del blog de True Woman. A ella le gusta compartir con las mujeres y escuchar lo que Dios está haciendo en sus vidas.

Únete a la discusión