Consejos de Elisabeth Elliot sobre el tiempo devocional

¿Notaste que durante todos los lunes del mes de enero estuvimos hablando de la vida devocional en el blog Mujer Verdadera? Queremos empezar el año firmes sobre la Roca que es Cristo y qué mejor manera que correr a Él cada mañana. Con esta publicación cerramos esta pequeña serie de blogs sobre la vida devocional y qué gozo es poder contarles que ya está disponible en español el libro de devocionales escrito por Nancy DeMoss Wolgemuth titulado “El lugar apacible”.

Un término expresión que me encanta de Nancy es “devocionales sin devoción”. ¿Y quién de nosotras no se ha encontrado ahí, teniendo tiempo devocional porque hay que hacerlo y no por el deseo de estar con el Señor? Aunque suene extraño estando ahí estás en una mejor posición de la que te imaginas. Es mucho más fácil mejorar una hábito que instaurarlo.

Puede que no sientas que tienes los mejores devocionales del mundo pero si estás orando a Dios y profundizando en el conocimiento de Él a través de Su Palabra, ¡no estás perdiendo el tiempo! Jon Bloom lo dice de esta manera:

“Tu tiempo devocional puede parecerte ordinario hoy pero Dios está haciendo algo extraordinario a través de él”.

Ya sea que seas nueva en la fe o que tengas años, es bueno escuchar consejos de aquellos que han caminado fielmente con el Señor hasta el final sobre cómo hacer algunas cosas. Elisabeth Elliot partió a la presencia del Señor el año pasado, pero gracias a que escribió una gran cantidad de libros podemos hoy leer sus consejos sobre la vida devocional. Me encontré con estos puntos en el capítulo “Disciplina del tiempo” de su libro “Disciplina” (solamente disponible en inglés) unas semanas atrás y aquí les comparto estos 5 puntos prácticos que ella menciona.

1. Que sea un tiempo regular: Por lo menos cinco días a la semana ten un tiempo a solas y en silencio. Si nunca lo has hecho antes, comienza con 10 minutos. Te sorprenderás de lo rápido que pasa el tiempo y pronto necesitarás más.

2. Ten un lugar especial. Cualquier lugar donde puedas estar sola incluso si tiene se ser un clóset, un baño o dentro del carro.

3. Que tus oraciones incluyan adoración, acción de gracias, confesión de pecados, petición (incluyendo pedirle a Dios que te hable durante tu tiempo de quietud) e intercesión (oraciones por otros). Tener listas de personas por las que orar puede ser de gran ayuda para nosotras.

4. Lleva un diario espiritual, anota las leccionesque vas aprendiendo. Porciones de las Escrituras que aplican a una necesidad particular, oraciones contestadas. Esto es un gran estímulo para la fe.

5. Lee una porción de la Biblia en alguna secuencia ordenada. Tres capítulos por día y 5 los domingos harán que lees la Biblia completa en un año. A algunas personas les gusta leer dos capítulos del Antiguo Testamento y uno del Nuevo cada día. Billy Graham lee además una parte del libro de Salmos y otro del de Proverbios además de su lectura diaria de las Escrituras. (Aquí una lista de planes de lectura de la Biblia que puedes utilizar).

En lo personal han sido de bastante utilidad para mí. Muchas de nosotras sabemos “qué” debemos hacer pero no “cómo”. Qué gozo es poder contar con mujeres que van delante de nosotras y que pueden ayudarnos a cultivar hábitos piadosos. Tener tiempo a solas con Dios es la mejor y más sabia forma de iniciar nuestros días. ¿Tienes alguna idea o experiencia que quieras compartir con nosotras? Déjala abajo en la sección de comentarios y animémonos las unas a las otras y seguir firmes en la carrera de la fe.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie vive en Santo Domingo, República Dominicana, por la gracia del Señor le sirve a tiempo completo. Trabaja en Aviva Nuestros Corazones como editora, analista de contenido y administradora de la página web. Sirve al Señor enseñado a mujeres a usar su creatividad a la hora de estudiar la Palabra en un ministerio llamado Diario Bíblico. Es parte del ministerio de Escuela Dominical en su iglesia. 

 

Artículos relacionados