Cultivando la modestia en un mundo inmodesto

A pesar de su importancia, la modestia en el vestir es un tema del que no se habla todo el tiempo, quizás por lo controversial.  Esta se aplica a todas las edades y etapas de la vida.

´´Asimismo, que las mujeres se vistan con ropa decorosa, con pudor y modestia, no con peinado ostentoso, no con oro, o perlas, o vestidos costosos´´ (1 Timoteo 2:9)

Como cristianas somos llamadas a llevar un estilo de vida donde se vea reflejada la modestia. Nuestras elecciones sabias o insensatas en esta área, influyen en los demás. Si somos sabias les bendeciremos, pero si insensatas, les haremos pecar.

Frente a la modestia, la mentalidad relativista del mundo actual dice “para ti esto puede ser inapropiado, pero para mí no lo es”. Esta declaración demuestra un desinterés en cómo afecta a los demás la manera en que me visto, busca la satisfacción personal y sentirse bien, ser provocativa o llamar la atención de los demás, entre otras cosas.

La modestia bíblica por otro lado, tiene un enfoque totalmente diferente. Encontré una definición que me gustó mucho, porque abarca ampliamente su verdadero significado. “La modestia es honrar a Dios, respetándome a mí misma y respetando a los demás en la manera en que me visto”.

La Palabra de Dios debe guiar a nuestras vidas y acciones, en lugar de lo que nosotras pensemos de manera personal.

¿Cómo podemos saber lo que dice Dios acerca de nuestra manera de vestir?

Orar, para que el Espíritu Santo nos dé convicción y nos muestre aquellas áreas en las cuales no estoy honrando a Dios.

Estudiar la Biblia, esto nos permite conocer a Dios, y darnos cuenta que Él es un Dios Santo, Puro, lleno de Rectitud, Justicia y Verdad.

Y luego preguntarme, ¿la manera en que me visto refleja el carácter de Dios?

Si en mi corazón hay temor a Dios, buscaré la santidad en todas las áreas de mi vida, y en cuanto a la modestia, y mi manera de vestir, habrá un sentir (i) de querer proteger a los hombres tanto solteros como casados no provocándoles pensamientos pecaminosos, (ii) de guardarme para mi futuro esposo, (ii) de respetarme a mí misma y a los demás y lo más importante, tendré el deseo de dar gloria y honra a Dios en todo.

“Entonces, ya sea que comáis, que bebáis, o que hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios”. (1 Corintios 10:31)

Mi forma de vestir debe ser la misma en todos los lugares, reflejando que soy una hija de Dios. Algo que puede ayudarnos es pensar antes de salir a algún lugar, ¿cuáles son las motivaciones de mi corazón al usar esto? ¿Quiero que todos me vean? ¿Quiero verme atractiva? ¿Quiero sentirme deseada? Estos son solo algunos ejemplos de motivaciones incorrectas, que no vienen del Espíritu sino de la carne. (Gálatas 5:16-25)

Cuando soy modesta estoy predicando a Cristo sin decir ninguna palabra, estoy mostrando el amor de Dios, y estoy reflejando lo que es ser una mujer prudente y piadosa.

Podemos cultivar la modestia aconsejándonos en amor y ayudándonos unas a otras.

¿Tienes algunas ideas de cómo promover y enseñar a las mujeres a ser modestas? Compártelas con nosotras.

----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Albelina  Reyes Gómez

Albelina Reyes Gómez

Albelina disfruta de dar consejos a través de la Palabra de Dios a adolescentes y jóvenes. Es voluntaria de varias organizaciones que promueven las misiones, y dar a conocer a Cristo en su país, Republica dominicana. Le encanta escribir, anécdotas y sobre las cosas que aprende a través de las circunstancias y el día a día, en su tiempo libre, le gusta pintar y tocar guitarra. Es su deseo que toda mujer pueda experimentar y conocer el amor y los grandes propósitos de Dios para sus vidas.

Artículos relacionados