Dando la vuelta en ‘U’ | De regreso al arrepentimiento

Cuando te diriges hacia un sitio desconocido, algún sistema de navegación te impedirá virar hacia la dirección equivocada. ¿Qué sucedería si tu sistema GPS te enviara una señal de alerta para que te devuelvas y te dirijas en dirección opuesta, pero tú ignoraras las advertencias y te mantuvieras viajando en la misma dirección? No hay manera de saber dónde terminarías, ¡pero seguramente no sería el destino adonde querías llegar!

Lo mismo sucede cuando ignoramos la dirección que nos da la Palabra de Dios. Y para poder dar esa vuelta de 180 grados en reversa–volver a Dios y huir del pecado- debemos pedir al Señor que escudriñe nuestro corazón y estar de acuerdo con lo que el Espíritu nos revele.

Antes que podamos ¡Clamar! A favor de naciones y comunidades, debemos comenzar con el tipo de arrepentimiento que David nos ejemplifica en el Salmo 51:

Lávame por completo de mi maldad, y límpiame de mi pecado,

Porque yo reconozco mis transgresiones,

Y mi pecado está siempre delante de mí. (Sal. 51:2-3)

¿Tendría algún sentido pedir a Dios que cambie un pecado cultural o nacional si no estamos tratando honesta y específicamente con nuestro propio pecado?

Cuando le pedimos perdón a Dios, no debemos tener temor. ¡Él no está esperando darnos martillazos por todo el mal que hemos hecho! Nuestro Dios es bondadoso y se deleita en liberarnos del pecado porque Él nos ama y tiene pensamientos de bien para nosotras.  Aunque el pecado lleva sus consecuencias naturales, Dios promete derramar misericordia y restauración cuando nos arrepentimos sinceramente (1ª Juan 1:9).

Inicio de oración personal: “Señor, por favor perdóname. Uno mi voz a la de David que rogaba por un corazón limpio y un espíritu renovado.  El anhelo de mi corazón es traerte gloria, por tanto, me aparto de mis pecados de…”

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Artículos relacionados