De pie y firme en tu vida cristiana

“… El gozo del Señor es nuestra fortaleza… En ti están todas mis fuentes de gozo.” (Sal 87:7; Neh. 8:10b)

El que me conoce sabe que me encanta leer. Tengo estantes llenos de libros—todavía no me acostumbro a los libros digitales. Aunque estos son tan convenientes y fáciles de llevar a todos lados, aun disfruto tener los libros físicos para marcarlos y escribir en ellos.  Pero todo el que tiene muchos libros sabe que para mantenerlos en pie en el estante hace falta tener buenos sujeta libros a cada lado, de lo contrario se deslizan y se caen.

Organizando mis libros recientemente meditaba, ¿qué es lo que hace al cristiano permanecer de pie y firme (Ef. 6:13)? ¿Cuáles son esos ‘sujeta libros’ que nos ayudan a mantenernos firmes en medio de los altibajos y las diversas etapas que Dios en Su plan perfecto tiene para cada uno de nosotras? Sabemos que Dios nos llama a regocijarnos en todo tiempo y que mucha de nuestra fortaleza se deriva del gozo con que enfrentemos cada día y cada circunstancia. Pero ¿qué necesito para que esto sea una realidad en mi vida? Que necesito para permanecer de pie?

Primer sujeta libros: GRATITUD

La palabra de Dios nos manda a ser agradecidas en todo tiempo; independientemente de las circunstancias (1 Ts 5:18). Como hijas de Dios, tenemos dos razones fundamentales para tener corazones agradecidos:

a. Gratitud por Su salvación. Dios ha derramado Su gracia sobre nosotros, nos ha perdonado en Cristo y nos ha llamado para vivir eternamente a su lado.

b. Gratitud por las bendiciones diarias. La fidelidad de Dios es evidente en nuestra vida y solo tenemos que abrir los ojos para verla.  Como Padre bondadoso y lleno de amor, Él hace llover sobre nosotros misericordias nuevas cada mañana y suple todas nuestras necesidades. En ocasiones he puesto mis ojos en lo que no tengo y se me olvida contar mis bendiciones, pero cuando vuelvo a enfocarme en ellas, mi corazón rebosa de agradecimiento.

Segundo sujeta libros: ESPERANZA

Dios, en su sabiduría, no permite que sus hijos sean satisfechos con cosas terrenales. Él sabe que fácilmente pudiéramos ser distraídos y desviados a buscar satisfacción en cosas que no pueden darnos la plenitud que solo Él nos puede ofrecer. Por eso en ocasiones nos hace pasar por pruebas y desiertos para que corrijamos la fuente y el fundamento de nuestra esperanza. ¿Y dónde debe radicar nuestra esperanza?

a. Esperanza en Sus promesas para nuestra vida aquí y ahora. Dios no nos ha dejado solas y sin esperanza en medio de nuestro peregrinar. Él nos ha dejado cientos de promesas en Su Palabra; promesas que son certeras y garantizadas por Aquél que es todopoderoso para cumplirlas. Cuando mi corazón desfallece, lleno mi mente y mi corazón de  esas promesas que me devuelven la esperanza, aun en las situaciones más confusas e inciertas.

b. Esperanza en la gracia venidera. Vivimos en un mundo caído y Dios no nos ha garantizado una vida libre de dificultades. Pero algo que si nos ha garantizado es un futuro eterno a Su lado, disfrutando de delicias para siempre en compañía de Él. Un mundo donde no habrá mas lágrimas ni dolor; un mundo donde el pecado ya no tendrá victoria sobre nosotros ni donde Satanás podrá alcanzarnos. ¡Esa es nuestra más grande esperanza! ¡Nos espera un gran futuro a Su lado!

¿Te sientes fortalecida con Su gozo o te sientes descorazonada?  ¿Estás de pie y firme o te sientes como un barco en alta mar llevado de aquí para allá?

¿Cómo está tu nivel de gratitud? ¿Dónde radica tu esperanza?

¿Tienes estos sujeta libros en su lugar?

¿Qué cambios en perspectiva necesitas hacer para mantenerte de pie y firme en tu vida cristiana?

----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Laura González de Chávez

Laura González de Chávez

Laura vive en Oklahoma City, Estados Unidos. Es esposa de Fausto. Su pasión es discipular a las mujeres de todas las edades con el fundamento sólido de la Palabra de Dios y ayudarlas a vivir de acuerdo a la fe que han abrazado. Laura es consejera bíblica en su iglesia y mentora de muchas mujeres jóvenes. Actualmente dirige el ministerio de Aviva Nuestros Corazones, una labor que le ha ayudado a alcanzar a las mujeres de su generación con el mensaje del Evangelio y de la feminidad bíblica. También produce, junto a su esposo, el programa radial semanal "Un Hogar Sobre la Roca", que busca contribuir a redimir el diseño de Dios para la familia. Laura tiene una hija, Sarah, casada con Jonathan, y cuatro hermosos nietos, Zoë, Noah, Joy y Levi.