Día 9 | Elige la verdad.

Sola. Abandonada. Asustada. Enojada. Estas son emociones que se apoderaron del corazón de Noemí (Rut 1-4) después de las trágicas muertes de su esposo y sus dos hijos, mientras vivía como extranjera en Moab. Su vida, una vez llena de esperanza y promesas, ahora se sentía vacía y condenada. En una crisis de fe, se amargó tanto contra Dios que se apodó "Mara", que significa amarga.

La historia de Noemí revela cómo el pecado puede salirse de control cuando una mujer rechaza la Verdad y comienza a dudar de la bondad y la provisión de Dios.

Noemí no se percató que las mismas cosas que creía que Dios estaba usando contra ella eran en realidad las cosas que Él estaba usando para bendecirla. Dios no le había dado la espalda a Noemí; se estaba volviendo hacia Noemí para darle un futuro, un legado y una herencia. Simplemente no era la forma en que ella lo hubiera escrito. Dios no solo redimió a Noemí a través del nacimiento de su nieto Obed (el abuelo del Rey David), sino que redimió a todo el pueblo de Dios. ¡No podría haber imaginado que, a partir de su dolor devastador y su difícil situación, nacería el Salvador del mundo! (Rut 4:13-17)

Dios usa el dolor del mundo para darse a conocer y para llevarnos a un lugar de libertad. Pero al igual que Noemí, a veces no creemos que podemos confiar en que Dios escriba nuestra historia, y huimos de las cosas que Él quiere transformar para nuestra bendición. Piensa cómo se transformarían nuestras mentes si optamos por rechazar las mentiras y permitir que el dolor nos empuje hacia Jesús.

Cada vez que el enemigo nos bombardea con mentiras, debemos correr hacia Dios en busca de gracia para actuar conforme a la verdad, independientemente de lo que nos digan nuestros sentimientos o el razonamiento humano. La Verdad de Dios es capaz de calmar las emociones más turbulentas, es capaz de restaurar un corazón agitado y de devolver a la cordura, los pensamientos incontrolados e incrédulos.

Solo Dios conoce el gran alcance de Sus planes eternos. Él siempre está escribiendo una historia más grande, y no todo es acerca de nosotros. Y podemos confiar en que resultará correcto y bueno en el capítulo final, al igual que lo hizo con Noemí. Un día, miraremos hacia atrás y veremos que Dios hizo todas las cosas bien.

Hazlo personal:

Nuestro Dios redentor está haciendo todas las cosas nuevas. Ora, "Señor, Tu Palabra es Verdad; ayúdame a someterme a lo que dices. Me guste o no, esté de acuerdo o no, tenga sentido o no; elijo poner mi vida bajo la autoridad de Tu Palabra y creer que eres bueno ".

La verdad de hoy:

Salmo 119: 29-30: "Aparta caminos falsos lejos de mí y gentilmente enséñame tu ley". He elegido el camino de la fidelidad; Establecí tus reglas delante de mí ".

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Aviva Nuestros Corazones

Aviva Nuestros Corazones

Creemos que Dios desea producir un avivamiento y una reforma generalizada entre las mujeres del mundo mientras las llamamos a la libertad, plenitud y abundancia en Cristo. También confiamos que Dios continuará avivando corazones, llevando a las mujeres a abrazar … leer más …

Únete a la conversación