¿Dónde están los padres de Diego y Dora?

Ella vigila la marcha de su casa. Proverbios 31:27a

Conocí a Dora y a su primo Diego cuando mi hijo Josué tenía casi un año de edad, niños mexicanos en unos dibujos animados interactivos y bilingües que estimulan el lenguaje y enseñan conceptos básicos de matemáticas y geometría… Siempre  que obviáramos los capítulos con contenido alusivo a la magia y las brujas estaba bien. Cuando Josué cumplió 2 años perdió el interés por ver estos muñequitos, pero ahora 2 años y medio más tarde Dora y Diego han aparecido de nuevo…

Antes me sentaba a mirarlos con un corazón de madre ausente, pero ahora que mi maternidad ha sido redimida, puedo ver cosas de las que antes ni me percataba. La primera pregunta que me surgió fue: ¿Dónde están los padres de Diego y Dora? Tomando en cuenta que son sólo niños, es increíble que se enfrenten a tantas aventuras, desafíos y peligros contando con la compañía de un mono o de un jaguar bebé y otros animales. Diego tiene la ventaja de tener a una hermana mayor, pero casi siempre se queda en el centro de control y no lo acompaña.

Creo que Dora y Diego son un simple retrato de la realidad de muchos de los niños de esta generación, niños que tienen que buscar aventuras fuera de su hogar. Sus padres están presentes para fechas especiales, cumpleaños, días festivos, graduaciones, pero en la vida real los entregan al cuidado de otros. En el momento en que estos niños se encuentran perdidos, tienen que buscar su propio mapa para encontrar su rumbo y si el ladrón quiere robarle sus cosas tienen que defenderse ellos mismos, porque están realmente desprotegidos ante cocodrilos y animales salvajes. ¿Qué sucederá cuando Dora tenga preguntas que un mono no pueda responder? ¿O cuando Diego experimente cambios que un Jaguar no le pueda explicar?

¿Dónde estás? ¿Dónde están tus hijos? ¿Qué tan cerca estás de ellos? Dios nos ha llamado a velar por sus vidas, cuidar y nutrir sus corazones.

A pesar del lugar dónde te encuentres, hoy tienes a tu disposición el glorioso evangelio que además de redimirte, puede acercar tu corazón al de tus hijos.

Lucas 1:17  E irá delante de El en el espíritu y poder de Elías para hacer volver los corazones de los padres a los hijos, y a los desobedientes a la actitud de los justos, a fin de preparar para el Señor un pueblo bien dispuesto.

Quizás nunca sepamos dónde están los padres de Diego y Dora, pero hoy podemos decidir, donde estaremos nosotras.

                                           ----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----
 
Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad  al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor. Queda prohibida toda reproducción con fines comerciales

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Betsy Gómez

Betsy Gómez

Hija y sierva de Dios por gracia, esposa de Moisés, madre de Josué y Samuel, portadora de un ferviente anhelo por llevar el evangelio a las siguientes generaciones. Forma parte del ministerio para mujeres Aviva Nuestros Corazones, administrando los blogs Mujer Verdadera y Joven Verdadera. Además supervisa el área de Media. Actualmente está cursando un M.A. en Ministerio a Mujeres en el Southeastern Baptist Theological Seminary. Escribe en Aviva Nuestros Corazones, en su blog personal y contribuye en Coalición por el Evangelio.

Únete a la discusión